LA LEY DE DIOS

Just another WordPress.com site

LA LEY (TORÁ) DE DIOS.

CRISTO ES EL UNICO PARA LLEGAR AL PADRE

CRISTO ES EL UNICO CAMINO PARA LLEGAR AL PADRE

Introducción General.

     La creación de este libro, se debe a la pregunta que una vez le hice a un hermano en Cristo acerca de: ¿sí ahora en nuestro tiempo que estamos viviendo, que es el de la era de la gracia, debíamos cumplir la ley? y él de una forma despectiva me dijo: que la ley ya no era para éste tiempo y que ya no la teníamos que cumplir o vivir. Esta respuesta no me gustó y de esto yo decidí realizar un estudio pequeño acerca de la ley, del cual nació, bajo una profecía que Dios me dió en el retiro del año de la expansión, mucho tiempo después, éste libro llamado: “La Leyde Dios”. A través de este estudio me di cuenta que la ley de Dios, no es para que se aplique en ciertos tiempos específicos, sino que es inmutable (permanente, fija, perpetua), desde el momento en que Dios comenzó a crear. Los únicos que viven sin ley son: el [1]inicuo o el anticristo (2 Ts 2.8-9), Satanás y todos aquellos seres celestiales que se rebelaron contra Dios.

     El punto central de éste libro es “La justificación por medio de la ley”. Este es un punto muy difícil de exponer, ya que enla Bibliaencontramos que el apóstol Pablo dijo que el hombre no se podía justificar por medio de la ley (Gá 3.11), y con estas palabras como que él hubiera cerrado con llave la puerta que lleva al acceso de cualquier intento de escrutinio (investigación… estudio) relacionado con el tema la justificación por medio de la ley.

     El propósito de este libro, es el de aclarar con los suficientes textos bíblicos, este punto tan controversial de la ley (la justificación), que se hace posible por medio de los puntos doctrinales de la ley que el apóstol Pablo aportó en las cartas y epístolas, que él le escribe a las iglesias de Dios de aquel entonces y que también es para nosotros.

     Lo que el apóstol hizo es que fue dejando espigas acerca de la ley en la mayoría de las cartas y epístolas que él escribió, en las que él muestra el perfil negativo de la ley o sea las cosas en contra de la ley y por otro lado en otros textos muestra el perfil positivo de la misma, o las cosas a favor de la ley, por ejemplo el apóstol Pablo les escribió acerca de la ley a los Romanos, a los Corintios, a los Gálatas, a los Efesios, a los Filipenses, y a Tito. Esto no lo hizo con el propósito de confundir a nadie, ya que él pudo haber dado su opinión completa en un solo capítulo de la Biblia, por ejemplo en la carta a los Romanos, o en la carta a los Efesios; pero él lo hizo de esta manera guiado por Dios, ya que Él es el que inspiró todos los textos de Biblia. 2 Timoteo 3.16 dice: …Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia… (RVA 60). Esto lo hizo Dios de esta manera, a través del apóstol Pablo para que nosotros en nuestro tiempo, descubriéramos esta gran verdad acerca de la ley de Dios (sobre la justificación a través de ella).

     Dentro del desarrollo del libro usted encontrará notas especiales, que dan conclusiones preliminares del punto a tocar, y al final encontrará una serie de conclusiones del tema a forma de resumen de los principales puntos de este libro, espero que sea de bendición para usted, ya que de eso se trata.

     Introducción.

 Quiero hacer la siguiente aclaración. En este libro voy a tocar algunos puntos muy complejos (complicados, difíciles, confusos) acerca de la ley, como el de la justificación que hay en ella y el de su vigencia dentro de la gracia, cosas que harán creer que yo estoy de acuerdo con cumplir la ley o aún más que yo soy judaizante, pero gracias a Dios, eso no es así.  Lo que si sostengo, como hijo de Dios (Maestro de la palabra), es que yo si estoy del lado de los que apoyan y aman la ley de Dios (Sal 119.165).

El propósito de este (pequeño libro) no es el de confundir y perder a alguien, trastocando malévolamente (con mala intención) la palabra de Dios, manipulando este tema, valiéndome de la misma Biblia. Tampoco se trata de hacer que alguien regrese al tiempo de la ley (como un sistema religioso, legalista), ya que esto no es bíblico, debido a que ya no estamos viviendo en la era de la ley (Ro 6.14) (para el pueblo de Israel), sino bajo la gracia (para la iglesia), en la que El Hijo de Dios, no abolió la ley (Torá: o instrucción – Su base la ley Real o del Reino – Mateo 5.17, Santiago 2.8: Primer y más grande mandamiento: Amar a Dios y el segundo: amar al prójimo ) sino que la cumplió, pero no de la forma como muchos piensan, cumpliendo o llenando la Torá (contiene 613 preceptos bíblicos) y un sin número de reglamentos inventados por los eruditos en materia de religión de aquel entonces, sino de la forma establecida por Dios.

En la carta a los hebreos dice que tarde o temprano tendría que haber un cambio del sacerdocio israelita a otro pueblo o nación sacerdotal, y que también tenía que efectuarse el cambio de la ley, de los israelitas al verdadero Israel de Dios (He 7. 12). Es evidente que la ley que Dios había designado para que se implementara en el tiempo de los israelitas, tendría un fin y a la vez sufriría un cambio o transferencia. Esto no quiere decir que la ley de Dios (Torá en Hebreo –  Nómos en griego) tendría que desaparecer totalmente y, allí es donde muchos hijos de Dios yerran al creer que ya no tienen que preocuparse por amar y vivir la ley de Dios. Conforme nos adentremos en el tema, iremos comprendiendo el verdadero significado del fin de la ley y del cambio o traspaso de la ley de Dios. (Este punto sobre Hebreos 7.12 se explicará más adelante).

Ahora bien. El mismo Señor Jesucristo predicando, dijo que la ley para los Israelitas tenía un fin, o un límite que no podía cruzar, luego esta misma ley reformada por el Señor Jesucristo sería transferida o trasladada a las manos de los nuevos ministros del nuevo pacto que Él levantaría (Ef 4.11, 2 Co 3.6) para que ellos la trasladaran a la iglesia de Cristo, la Biblia dice: …La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él… (Lc 16.16). En el evangelio de Mateo se enfatiza este punto. …Porque todos los Profetas y la Ley profetizaron hasta Juan… (Mt 11.13). El apóstol Pablo afirma que el fin de la ley es Cristo (Ro 10.4). Otra cosa muy importante, es que la ley formaba parte del primer pacto, y enla Biblia encontramos que el primer pacto estaba envejeciendo, y que tarde o temprano desaparecería y junto a este pacto, lo haría la ley para los israelitas. Hebreos 8.13 dice lo siguiente: …Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer… El primer pacto tenía que desaparecer, porque tenía defecto, vivir bajo este régimen no era una garantía, en  Hebreos 8.7 dice: …Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo…

Tampoco se trata de estar hablando de herejías que no van al caso, o de apreciaciones personales (comentarios, juicios, opiniones) que no edifican a nadie, ya que pueden confundir y destruir. Tito 3.9 dice: Pero evita las contiendas necias, las genealogías, las controversias y los debates acerca de la ley; porque de nada aprovechan y son vanos…

El propósito de este libro es, que comprendamos que la ley que salió de la mente y corazón de Dios, en primer lugar no es mala, y que no fue creada por Dios con un mal propósito, ya que muchos interpretan mal la doctrina que predicó el apóstol Pablo, cuando él inspirado por el Espíritu Santo dice: …Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro,  la cual había de perecer… (2 Co 3.7). Esta es la escritura bíblica, donde mucho pueblo de Dios desacierta (yerra, se equivoca, confunde, se desorienta) cuando leen “el ministerio de muerte” y dicen “huy la ley mataba”, y no es así, la ley Torá daba la instrucción y si el ciudadano infringía la Torá (El ayo, o maestro, Gá 3.24-25) se encontraba con la otra sección de la ley de Dios denominada Mishppát, que daba el veredicto y la sentencia, pero el que mataba o por decirlo así el verdugo, la mayoría de veces fue el mismo pueblo; ¿quién daba muerte a los adúlteros? Respuesta: el mismo pueblo….

El pueblo de Dios en general cree que la ley era como un asesino a sueldo, que ejecutaba sin motivo alguno, de una manera violenta y sin misericordia a todo aquel que encontraba en su camino. Esto no es así. El apóstol Pablo tuvo un motivo para decir esto: “El ministerio de muerte”. (Esto lo veremos más adelante, en el desarrollo del tema).

Desarrollo.

 Ahora Bien. El problema que presenta la Ley dada a Moisés en el monte Sinaí, es que sin un conocimiento bíblico amplio y exacto sobre este tema, no se puede establecer fielmente la función omisa (relegada, Omitida, sobreentendida) dela Leydentro del primer pacto que hizo Dios con el pueblo de Israel, en cuanto si la ley justificaba al hombre o no. La función omisa de la ley, precisamente era esa, la de salvar a los hombres (justificarlos ante Dios), ese era el propósito fundamental de la creación de la Torá, a continuación se incluyen dos textos bíblicos, que respaldan y confirman lo dicho:

Veamos el Salmo 19:7 en varias versiones dela Biblia:

(RV60)…La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo…

(RVA1989)La ley de Jehová es perfecta; restaura el alma. El testimonio de Jehová es fiel; hace sabio al ingenuo…

(NVI)…La ley del Señor es perfecta: infunde nuevo aliento. El mandato del Señor es digno de confianza: da sabiduría al sencillo…

(DHH)…La enseñanza del Señor es perfecta, porque da nueva vida.  El mandato del Señor es fiel, porque hace sabio al hombre sencillo…

Nota: resumiendo el contenido de estas cuatro versiones de la Biblia, podemos decir, que la ley de Jehová es perfecta y, fue promulgada para: convertir, restaurar, dar nuevo aliento (espíritu), para dar nueva vida.

Veamos el Salmo 71.3:

(RVA 60)…Sé para mí una roca de refugio, adonde recurra yo continuamente. Tú has dado mandamiento para [2]salvarme, Porque tú eres mi roca y mi fortaleza.

Nota: en el idioma hebreo, la palabra salvarme significa: “Salvador, rescatar, libertador”. Hay más significados, pero incluí solo estos tres para establecer, que no se trata de salvar a alguien de algún peligro o de algo o de alguien, sino de una salvación mayor, de la salvación integral de la persona, que se logra solamente a través de la redención de un alma, o libertando a alguien pagando un precio por su rescate. Interpretando el verso se lee: “Jehová, tú has dado mandamiento para redimir mi alma, comprándola con un precio y eso te hace mi salvador personal”.

Además de esto, en este libro se aclaran algunas supuestas paradojas, digo supuestas porque no lo son, ya que el mismo Señor Jesucristo dijo: que la ley era hasta Juan, en Lucas 16.16 dice: …La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él…   De este verso se podría entender que la ley terminó en Juan y que de allí en adelante ya no habría mas ley; y por otro lado afirmó categóricamente, que Él no venía al mundo a abrogar o abolir la ley y los profetas, en Mateo 5.17 leemos: …No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir… dando a entender que la ley (Real o del Reino) seguiría vigente… ¡estas palabras son del mismo Señor, no son mías!

Por otro lado también encontramos las supuestas paradojas del apóstol Pablo, pero no lo son, donde él dice: que por medio de la ley y por medio de las obras de la ley, ningún hombre se podía justificar con Dios (ser inocente, ser salvo), en Gálatas 3.11 dice así: (RV60)…Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá… y en el siguiente texto se habla de las obras de la ley. Gálatas 2.16 dice así: (RV60)…sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado… y por otro lado él dice, a la justicia que es en la ley, soy irreprensible, dando a entender que él había alcanzado en un tiempo la justificación por medio de la Torá, Filipenses 3.6 dice: …en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. Sí usted busca el significado de la palabra [3]“Justicia” en el “Diccionario Strong de palabras griegas del Nuevo Testamento”, se dará cuenta que esta palabra significa: justificación. Esta palabra a su vez procede de otra palabra griega que significa: inocente, santo, justo. Esto da a entender que el apóstol Pablo estaba afirmando que la ley no lo podía culpar de nada malo, y por eso era tomado como inocente, y salvo de cualquier condenación.

Además de las citas de los salmos que se incluyeron anteriormente, unas líneas atrás, daremos los siguientes ejemplos bíblicos que también nos hablan de la justificación que alcanzaron algunas personas a través de su forma de vida, delante de Dios y no de los hombres, por ejemplo uno de ellos es Zacarías y su esposa Elizabet. Lucas 1.6 dice: …Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor Otro es Ananías. Hechos 22.12 dice: …Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban… (Biblia BLS) dice: …Allí había un hombre llamado Ananías, que amaba a Dios y obedecía la ley de Moisés. La gente de Damasco hablaba muy bien de él…

Nota: a lo largo de este libro, usted verá como se desenmaraña (desenreda) esta aparente paradoja, por medio de la palabra de Dios.  Otra cosa muy importante que debo de decir en este punto, es que de ninguna manera quiero hacer ver mal al apóstol Pablo, con los comentarios que hice sobre la doctrina, donde establecimos que él dio dos diferentes opiniones acerca de la justificación.  Esto lo hizo el apóstol Pablo guiado por el Espíritu Santo, y cada uno de estos puntos tiene un significado que debe ser explicado y trasmitido al pueblo de Dios. Más adelante se explicaran ciertos detalles.             

 Primera Parte

“La perpetuidad de la ley de Dios”

1.) La perpetuidad de la ley de Dios.

Al decir que la ley de Dios es [4]perpetua, se da a entender que Dios al ser eterno siempre estará legislando o creando leyes para gobernar a sus creaciones, por toda la eternidad, ya que Dios es eternamente creador. Ahora bien. La ley prescrita para el hombre y que fue otorgada a Moisés, está dentro de las leyes que Dios ha emitido dentro de la perpetuidad de la ley, o dentro de muchas leyes prescritas para diferentes creaturas de Dios en los distintos sectores del universo; pero en sí, la ley dada a la humanidad tiene vigencia mientras la tierra exista, luego desaparecerá. Mateo 5.18 dice: …Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas… Esto quiere decir que la ley dada al hombre tiene un final aquí en la tierra, o sea que no es perpetua; pero ésta sí forma parte de la legislación perpetua que Dios estará haciendo eternamente.

A.) La creación de las leyes humanas y la creación de las leyes divinas.

 A.1) [5]Leyes de un país.

Las preguntas que surgen sobre este tema son:

¿Quiénes pueden crear leyes? ¿Bajo que condiciones se pueden prescribir leyes en un lugar? ¿Con qué fin se prescriben las leyes en un país?

A continuación se darán las respuestas a estas preguntas, a través de este breve estudio de la creación de las leyes humanas. Es necesario describir cómo se han originado las leyes, con qué condiciones, y cómo estas leyes contribuyen a formar una adecuada comunidad política. Cómo se han constituido las leyes en cada país y cómo dicha constitución depende de las condiciones naturales y sociales, que hacen de cada país una comunidad propia. Ley, término que posee una gama plural de significados, como lo demuestra su frecuente uso en las ciencias experimentales (ley de la gravedad, leyes químicas, entre otros ejemplos) y en tantos otros órdenes (leyes religiosas o morales, leyes económicas) para designar toda norma o regla a la que deben someterse o ajustarse los hechos de que trata su objeto. Ni siquiera en Derecho el vocablo ley posee un significado único. En un sentido amplio, equivale a norma jurídica, ya derive de los órganos del Estado, de la costumbre, o de cualquier otra fuente a la que el ordenamiento jurídico atribuya poder de dictar o crear normas. En sentido material, ley significa norma jurídica escrita emanada de aquellos órganos a los que el Estado atribuye fuerza normativa creadora. Desde este punto de vista, es también ley la norma que dicta desde un determinado ministerio u órgano del gobierno o del poder ejecutivo, hasta un ayuntamiento o municipalidad (a través de los reglamentos u ordenanzas municipales). No lo es en cambio la costumbre, que emana de forma directa y con un impulso espontáneo del pueblo.

El poder ejecutivo, concibe y ejecuta políticas generales de acuerdo con las cuales las leyes tienen que ser aplicadas, representa a la nación en sus relaciones diplomáticas, sostiene a las Fuerzas Armadas y en ocasiones aconseja con respecto a la legislación. En la actualidad, en los estados democráticos, el poder ejecutivo está considerado como administrador y ejecutor de la voluntad popular a la cual representa y de la que debe ser su más firme garante, tal y como se expresa en las actas de los Parlamentos representativos. La misión ejecutiva de un Estado totalitario, en cambio, es ejercida al margen de limitaciones legales o jurídicas. En sentido estricto y formal, sólo es ley la norma jurídica escrita que emana del poder legislativo. De esta forma, no son leyes todas y cada una de las normas que se dictan en un Estado, sino sólo las promulgadas por los órganos a los que cada constitución otorga la competencia para crearlas, que, en los sistemas democráticos, no son otros que los parlamentos.

Poder legislativo, una de las tres facultades y funciones primordiales del Estado (las otras dos son el ejercicio del poder ejecutivo y del poder judicial) y que, según la teoría del constitucionalismo moderno, consiste en redactar, reformar y derogar las leyes. Para comprender el alcance del concepto “poder legislativo” es preciso situarlo en el contexto del que emerge, que no es otro que la doctrina de la separación de poderes. Cada uno de los tres poderes que configuran el Estado de Derecho es atribuido, según la doctrina clásica, a titulares diversos: gobierno o rey (ejecutivo), tribunales (judicial) y Parlamento (legislativo). Y a cada uno se le encomiendan funciones distintas. Poder judicial, una de las tres facultades y funciones primordiales del Estado (junto con el poder ejecutivo y el poder legislativo). El poder judicial designa el complejo institucional (integrado por jueces y magistrados fundamentalmente) a los que se otorga la potestad de administrar justicia en un Estado. Hace respetar las leyes. Lo que caracteriza al poder judicial es la potestad jurisdiccional, entendida ésta como la capacidad de resolver litigios y todo tipo de procesos (juzgar y hacer ejecutar lo juzgado). En el plano práctico esto se traduce en las siguientes funciones: a) ejecutar y aplicar imparcialmente las normas que expresan la voluntad popular; b) someter a todos los poderes públicos al cumplimiento de la ley; C) controlar la legalidad de la actuación administrativa; Y d) ofrecer a todas las personas la tutela efectiva en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos. Como características generales de la ley, se puede decir que son normas de carácter general y abstracto que regulan una serie de supuestos o relaciones indefinidas, conteniendo un efecto jurídico concreto para todos y cada uno de los supuestos a los que la propia ley se refiere; son normas escritas que para tener eficacia deben ser promulgadas, publicadas en el boletín diario, gaceta o periódico oficial que existe al efecto (Boletín Oficial del Estado, Gaceta Oficial), y aprobadas con arreglo al procedimiento formal de elaboración previsto para ello (principio de legalidad). Según la tradición se entendía que un requisito de la ley, para que pueda cumplir su finalidad debe ir dirigida al bien común es el de su justicia interna, pero se trata más de una tendencia deseable que de un requisito inexcusable, pues de lo contrario las leyes injustas no serían leyes. En la tipología o conjunto de leyes de un Estado debe observarse el principio de jerarquía normativa: así, una ley no puede oponerse a lo que dice la constitución, entendida ésta como ley suprema, ni un reglamento debe contradecir lo que dispone una ley, por tener ésta un rango superior.

Estado, denominación que reciben las entidades políticas soberanas sobre un determinado territorio, su conjunto de organizaciones de gobierno y por extensión, su propio territorio. La característica distintiva del Estado moderno es la soberanía, reconocimiento efectivo, tanto dentro del propio Estado como por parte de los demás, de que su autoridad gubernativa es suprema. Soberanía, poder o autoridad que posee una persona o un grupo de personas con derecho a tomar decisiones y a resolver conflictos en el seno de una jerarquía política. El hecho de poder tomar estas decisiones implica independencia de los poderes externos y autoridad máxima sobre los grupos internos. En el campo de las relaciones internacionales, un Estado soberano es igual a los demás: puede gobernar su propio territorio, declarar la guerra, o regular su estructura política, por ejemplo. El Derecho internacional contemporáneo y los tratados que vinculan a las naciones han modificado, sin embargo, la libre soberanía absoluta concebida hace cuatro siglos.

Rehaciendo las preguntas:

¿Quiénes pueden crear leyes?

Solamente un país libre, soberano e independiente puede redactar, reformar y derogar leyes y las normas jurídicas, por medio de los órganos pertinentes del estado.  Este debe ser reconocido por los demás países como un Estado que tenga un gobierno. El Estado tiene tres facultades y funciones primordiales que son: el poder legislativo, el judicial y el ejecutivo.

¿Qué quiero dar a entender con esto? Que no pueden existir leyes en un país sí este no tiene un estado reconocido mundialmente, con estas tres funciones primordiales y no solamente la legislativa que consiste en redactar, reformar y derogar las leyes.

Resumiendo podemos decir que el propósito de las leyes en un país, son para el bien común de los ciudadanos que consiste en guardar la integridad física y moral de las personas y para hacer justicia a aquellos que infringen la ley y para contribuir a formar una adecuada comunidad política.

A.2) Las Leyes de Dios:

Escrito está. (RV60)…La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo… (Sal 19.7)

 La razón por la cual se agregó el tema la creación de las  leyes humanas, es para que nos demos cuenta de la relevancia (importancia) de la creación y existencia de las leyes, en un país, ya que sin ellas, hay anarquía (desgobierno, ilegalidad, caos, revolución, desorganización) en un pueblo, y se carece de seguridad y bienestar. Sí el hombre con sus limitaciones intelectuales creó leyes para el bien común, cuanto no más Dios, que es la fuente de toda sabiduría y de todo conocimiento y, como lo dice el salmo 19.7, “la ley (Torá y Mishppát) de Jehová es perfecta”.

Las preguntas que surgen son estas:

¿Quién ejecuta las leyes en los cielos? ¿Quién es el encargado de redactar las leyes en los cielos? ¿Quién hace cumplir las leyes en los cielos?

En primer lugar, la Bibliadice que las leyes las crea Dios, Él es el único que puede hacerlo. Santiago 4.12 dice: (RV89)…Hay un solo Dador de la ley y Juez, quien es poderoso para salvar y destruir. Pero ¿quién eres tú que juzgas a tu prójimo?… La Biblia (Nacar-Colunga) dice: …Uno solo es el legislador y el juez, que puede salvar y perder. Pero tú, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo?

Las leyes que Dios creó y promulgó, para que pudieran cumplir con su finalidad debían estar dirigidas al bien común, ya que esto forma parte de la justicia interna del gobierno de Dios Padre. En los cielos hay una Patria (He 11.14) en la que nosotros los hijos de Dios tenemos nuestra ciudadanía (Fl 3.20). Esta patria celestial tiene una forma de gobierno (estado) dirigido no por un rey terrenal, ni mucho menos por un presidente de carne y sangre, ni por un parlamento, ni por un congreso terrenal o humano, sino por el mismo Dios del cielo.La Bibliadice que en el cielo hay principados, gobernadores, potestades, huestes o ejércitos de maldad en las regiones celestes (Ef 6.12) y millones de millones de ángeles que le sirven (Dn 7.10). A estos seres Dios los gobierna por medio de leyes.

En esa Patria celestial, el Estado está gobernado por Dios Padre, Él es el que integra el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. Dios de alguna forma delegó el poder legislativo (autoridad para crear y redactar leyes) a algunos seres de tipo angélico. Enla Bibliaencontramos que la ley dada a Moisés fue promulgada por medio de un ministerio angélico, esto lo encontramos en  Hechos 7.53.  Leamos varias versiones dela Bibliasobre el texto:

Escrito está. …los que recibisteis la Leypor ministerio de ángeles y no la guardasteis… (La sagrada Biblia del (NT Ediciones EUNSA).

Escrito está. …ustedes, que recibieron la ley promulgada por medio de ángeles y no la han obedecido… (NVI). Dentro de los sinónimos de la palabra promulgar están: decretar, revelar, publicar, anunciar.

Escrito está. …vosotros que recibisteis la ley por [6]disposición de ángeles,  y no la guardasteis… (RV60). Dentro de los sinónimos de la palabra disposición están: mandato, orden, precepto, prescripción, regla, ley, decreto.

Ahora bien. Cuando comparamos el significado de la palabra disposición (Diatagé en el idioma griego) con los sinónimos de la palabra promulgar, y con los sinónimos de la palabra disposición en nuestro idioma, nos podemos dar cuenta de la coincidencia mutua, y con esto podemos establecer fielmente, que hay ministerios angélicos delegados por Dios con el poder legislativo, cuyo poder y autoridad consiste en Promulgar o sea decretar o prescribir leyes (legislar), esto consiste en crear reglamentos; también tiene la autoridad para publicar y anunciar la ley (Torá) de Dios. Luego de haber investigado el significado de las palabras promulgar y disposición, nos damos cuenta que Dios delegó ministerios angelicales con el poder legislativo, y estos quedaron como los encargados de crear leyes y de anunciarlas. Los ángeles  prescribieron leyes para los humanos que Dios iba a gobernar. ¿Por qué Dios hizo esto a través de ángeles? Dentro de los significados de la palabra promulgar tenemos: decretar, publicar, anunciar y revelar. La tarea de estos ministerios angélicos, no consistía solamente en crear y dictaminar leyes, sino que también incluía el anuncio de estas leyes al pueblo de Dios, que no sabía nada de su existencia, y en esto cabe la palabra revelación. Los ministerios angélicos fueron los encargados de descubrir o destapar las leyes que ellos mismos crearon, por voluntad y mandato de Dios, pero el que las anunció públicamente fue Moisés. Recordemos que en nuestro hábitat humano para que las normas escritas tengan eficacia deben ser publicadas en el boletín diario, gaceta o periódico oficial que existe al efecto (Boletín Oficial del Estado, Gaceta Oficial), y aprobadas con arreglo al procedimiento formal de elaboración previsto para ello (principio de legalidad). Es por eso que Dios, cuando creó las leyes para el pueblo israelita, no solo se las dio a Moisés en forma audible, sino que se las dio en las tablas de piedra para que se las enseñara al pueblo, y en esto consiste la promulgación de las leyes. En los boletines oficiales del estado, las leyes, están respaldadas por las firmas de las autoridades máximas y por sellos de dicho órgano; en el caso de las leyes dadas a Moisés, la firma de Dios estaba grabada (impresa, editada) en las mismas tablas de la ley, ya que habían sido escritas con el dedo de Dios. Éxodo 31.18 dice: (RV89)…Y cuando acabó de hablar con él en el monte Sinaí, dio a Moisés dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios… A la conclusión que se llega es que el ministerio de Moisés y el ministerio angélico actuaron en forma paralela, simultánea, sincrónicamente; unos legislando y el otro promulgando o anunciando las leyes. El trabajo de los ángeles era el de ayudar o ministrar a los hijos de Dios que estaban recibiendo estas leyes, aunque ellos y su líder Moisés no los pudieran ver literalmente.  Hebreos 1.14 dice: (RV89)… ¿Acaso no son todos espíritus servidores, enviados para ministrar a favor de los que han de heredar la salvación?…

La Bibliahabla sobre estos ministerios angélicos, delegados por Dios en las esferas celestiales, en comisiones especiales, según la tarea que Él había establecido para cada ministerio angélico. A continuaciónla Bibliadestaca un ministerio delegado desde sus inicios para alabar y adorar a Dios.

El ministerio de alabanza en los cielos.

Ezequiel 28.13

Varias versiones dela Biblia:

(Biblia Al día) dice: Tus joyas y encajes estaban cubiertos de oro, y especialmente preparados para ti desde el día de tu creación…

(Biblia Jerusalén) dice: …en oro estaban labrados los aretes y pinjantes que llevabas, aderezados desde el día de tu creación… (Los sinónimos de pinjantes son: aretes, pendientes, colgantes, joyas)…

(Biblia RV95) dice: …Los primores de tus tamboriles y flautas fueron preparados para ti en el día de tu creación…

En la (RVA del 95) dice esto: …¡Los [7]primores de tus tamboriles y flautas! fueron preparados para ti en el día de tu creación…

El capitulo 28 del libro del profeta Ezequiel, habla sobre uno de los personajes celestiales que se rebeló contra Dios, y su nombre es Luzbel, a quien se le dio el nombre de Lucifer o Satanás. En este verso del capitulo 28 de Ezequiel,la Bibliadice que los primores de tus tamboriles y flautas, fueron preparados para ti en el día de tu creación. La palabra hebrea primores encierra un misterio, que a la luz de palabra es revelado.

Con este ejemplo podemos respaldar lo que estamos escudriñando acerca de la función de los ministerios angélicos, con autoridad delegada por Dios, para ejercer legalmente las funciones del poder ejecutivo, legislativo y judicial. En este caso a Luzbell, Dios le había otorgado un ministerio de adoración y alabanza.

Los primores de tus tamboriles y flautas significa: que Dios había delegado a Luzbell para que fuera su alabador, adorador, representante o embajador ante aquellas creaciones que se habían rebelado contrala Deidad. Haymás que decir, pero este no es el tema. Solo diré que los aretes en el ámbito espiritual tienen buen sentido, ya que son el símbolo de distinción de un alabador.  Esto se debe tomar desde el punto de vista espiritual y no se debe tomar literalmente, ya que alguien podría decir, el hermano está diciendo que es correcto que los hombres usen aretes.  A Luzbell le quitaron los aretes y se los pusieron a la iglesia, ya que a tales adoradores busca el Padre (Jn 4.13-24). Nota: Ahora, podemos entender por qué la mayoría de los cantantes de música rock, usan aretes.

Siguiendo con el tema de Moisés y la ley.  Lo que hizo el Señor en el tiempo de Moisés fue trasladar del cielo a la tierra el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial, por ejemplo, en la Biblia Americanade San Jerónimo dice en (Éx 21.1) dice: …Éstas son las leyes judiciales (en hebreo se trata dela Mishppát) que les pondrás…

Como ya lo vimos anteriormente, dichas leyes judiciales no salieron de la mente de un grupo de personas dentro de un órgano de estado terrenal, sino que salieron de un congreso angélico, abalado e instituido por Dios, y que fueron transmitidas a Moisés para que luego él las ministrara a los humanos. Por un tiempo Dios permitió que las leyes divinas descendieran a la tierra para el bien común de la nación y pueblo hebreo. El poder ejecutivo y judicial se lo delegó a Moisés, el poder legislativo también, junto con los sumos sacerdotes, sacerdotes, y levitas.  Por decirlo de esta manera, el pueblo israelita gozaba de las plenas facultades de un Estado legítimo y constitucional, no terrenal, sino celestial, pero dentro de un marco terrenal y humano, evidencia de esto era que la vida del pueblo israelita era muy diferente a las de las naciones vecinas, y esto estaba marcado por sus propias leyes de Estado, que estaban dirigidas a apartarlos del pecado, mientras que las demás naciones no. Moisés fue delegado por Dios como encargado del conjunto de organizaciones del gobierno espiritual de su pueblo en la tierra.

Dios Padre pudo prescribir las leyes, primeramente por que Él es Dios y como Dios tiene la plena autoridad para hacerlo, pero en su soberanía Él decidió delegar o despachar a cierto grupo de ángeles. Segundo, porque Él tiene un reino (un estado) legítimo donde existen estos tres tipos de poderes, ejecutados por él mismo, y por aquellos seres celestiales y humanos a los que él había escogido, levantó y delegó como sus ayudas.

El estudio breve que presenté sobre la creación de las leyes humanas, era solo para poder dar un ejemplo claro de lo que trato de transmitir en este punto, que es la creación de las leyes divinas. El ejemplo es este; el hombre se dio cuenta que no podía crear leyes así por así, primero tuvo que poner un orden jerárquico dentro de la sociedad, levantando o eligiendo reyes, presidentes, o jefes de estado, que estuvieran rodeados de una cúpula de gobierno que pudiera establecer un estado soberano, libre e independiente, capaz de ejecutar las leyes, capaz de legislar o de crear leyes, y que tuviera el poder y autoridad para hacer cumplir las leyes.

B.) La universalidad de las leyes de Dios.

Universalidad significa, calidad de universal. El término universal significa, que pertenece o se extiende a todo el mundo, a todos los países, a todos los tiempos, también abarca las cosas del cielo y las de la tierra. Universal significa que es para todos.

Universal también significa, lo que por naturaleza es apto para ser predicado de muchos, y las leyes y mandamientos de Dios deben de ser predicadas desde los púlpitos donde Dios levante ministros del Espíritu, no como una ley a la que hay que regresar, sino como enseñanzas básicas, que lleven al hijo de Dios a conocer el verdadero temor de Dios.

Las leyes de Dios siempre han existido, aún desde antes de la fundación del mundo y de la creación del hombre; lo que hay que entender es que Dios prescribió las leyes de acuerdo al hábitat y a la condición o naturaleza donde Él mismo instalaría a cada una de sus creaturas, ya sean de tipo angélico, humano o de otro tipo.  Por ejemplo, Dios le dijo al hombre,…no cometerás adulterio… (Éx 20.14). ¿Por qué? Porque Dios sabía, que el hombre por naturaleza iba a ser prolífero (fecundo, fértil, prolífico) y que tenía la capacidad de reproducirse en todo tiempo mientras viviera y, que si esto no se controlaba, llevaría al hombre a ser promiscuo. Para esto, Dios creo ciertas leyes que restringían (delimitaban, limitaban) este tipo de activad  normal en la vida del hombre, con una sola mujer. Por ejemplo, además de la ley en contra del adulterio que mencionamos de (Éx 20.14), también está la ley judicial (Mishppát) para aquellos que infringían esta ley.  Levítico 20.10 dice: …Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos…  Y la sentencia en contra de ellos, era ser apedreados hasta la muerte. Lea también Deuteronomio 22.22 al 24. En el libro del profeta Ezequiel en el capitulo 16 y verso 38, y Ezequiel 23.45, se menciona la ley de las adúlteras.

C.) La ley de Dios en los cielos desde la preexistencia.

 Esto es complemento de la ley universal de Dios. Las primeras leyes que Dios creó fueron las leyes dirigidas a los seres de corte o tipo celestial.La Bibliadice que los ángeles que le sirven son millones de millones.  Daniel 7.10 dice: (RV89)…Un río de fuego procedía y salía de delante de Él. Miles de miles le servían, y millones de millones estaban de pie delante de él. “El tribunal se sentó, y los libros fueron abiertos…

Dios creo serafines, querubines, arcángeles, ángeles y otros tipos de criaturas que aún no conocemos, y al crearlos les dio libre albedrío, o la libertad de escoger su propio estilo de vida, en el que ellos podían decidir serle fieles a Dios o rebelarse contra él. Enla Bibliaencontramos que un grupo de estos seres celestiales, entre ellos Luzbell, decidió rebelarse contra su Dios y de esa forma perdieron todo aquello que Dios les había dado, y todo aquello que Dios les iba a dar.

En la nota siguiente, vamos a ver que Dios mismo halló errores en sus ángeles, que también se puede traducir como perversidad o locura.

Nota especial: la Biblia dice que Dios halla errores aún en los ángeles. Job 4.18 dice: (RV89)…Si Dios no se fía ni de sus siervos y aún en sus ángeles halla errores… Enla Biblia Americana de San Jerónimo dice que en sus ángeles halló desorden y un comentario de la misma Biblia al pié de la página dice, que halló “perversidad o locura”.La Vulgata dice: …aún los mismos que le sirven, no son estables; en sus ángeles halló desorden… Perversidad o locura…

En el idioma hebreo el nombre de lucero de la mañana ([8]Luzbell) tiene los siguientes significados: “Loco, insensato, arrogante”. Estos nombres vinieron luego de su caída, antes se le conoció con el nombre de “Alabanza” y con los otros que nos dio el diccionario Strong del idioma hebreo.

Este querubín fue uno de los que al verse lleno de esplendor, se llenó de maldad y se rebeló contra su creador, y evidenció la perversidad que poco a poco fue saliendo de su corazón, que también se entiende o traduce como “Locura”.

Estos personajes celestiales infringieron la ley de Dios. Veamos el ejemplo.

La Biblia dice en Judas 1.6: (RV89)…También a los ángeles que no guardaron su primer estado sino que abandonaron su propia morada, los ha reservado bajo tinieblas en prisiones eternas para el juicio del gran día… Dios castigó a este tipo de ángeles de acuerdo a una ley que se había emitido con anticipación, en la que se les prohibía salir de los límites que se les había trazado, para que no incursionaran en ámbitos o esferas espirituales que no eran de su dominio. Dios es un Dios de orden y no de desorden, por eso colocó a cada una de sus creaturas en su hábitat correspondiente, para que cada una se pudiera desarrollar con libertad.

Nadie puede ser llevado a un tribunal para ser juzgado, si antes no infringió una ley, y esto pasó con este tipo de seres celestiales. Juan 16.11 dice: (RV89)…y en cuanto a juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido juzgado… La palabra dice que Satanás fue juzgado y fue hallado culpable. El veredicto o condena para este querubín, es ser quemado en el fuego eterno, el cual fue preparado para él y para los ángeles que se rebelaron contra Dios y de esto también participaran todos aquellos hombres que no aceptaron el plan de salvación, en Cristo. Mateo 25.41 dice: …Entonces dirá también a los de su izquierda: apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles…

La Bibliadice que Dios no socorrió a los ángeles. Hebreos 2.16 dice: (RV60)…Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham… Todo aquel ser celestial que infringía la ley inmediatamente era capturado para ser enjuiciado y luego condenado, en algunos casos dicela Biblia, que eran encarcelados (Jd 1.6). Dios dejó libres a algunos personajes de este tipo, con un propósito, pero tarde o temprano los capturarán y luego los echarán al lago de fuego. Satanás ya fue juzgado y condenado, solamente se está esperando su captura para ser echado al lago de fuego y azufre. La Biblia dice que el último enemigo de Dios para ser capturado es la muerte (1 Co 15.26).

D.) La ley de Dios en el huerto del Edén, dada a Luzbell.

Escrito está. (RV60)…En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisolito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación.  Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas… (Ez 28.13-14)

(Biblia San Jerónimo…) dice así: …Estabas en el Edén, el jardín de Dios. Tu vestidura era de toda clase de piedras preciosas: rubí, topacio, diamante, crisolito, ónice, jaspe, zafiro, turquesa y berilo. Y de oro era la hechura de tus encajes y de tus engastes. En el día que fuiste creado fueron preparadas. Cuando fuiste ungido, yo te puse junto con los querubines protectores. Estabas en el santo monte de Dios, y andabas en medio de piedras de fuego… (Ez 28.13-14)

Esto nos da a entender que el lugar de habitación o el lugar donde se encontraba el santuario de Luzbell era el mismo Edén, antes de que Adán fuera puesto allí. Esto lo dice la misma Biblia. Leamos estos dos fragmentos de estos dos versículos: Ezequiel 28.13 dice: Estabas en el Edén, el jardín de Dios… y Ezequiel 28.18 dice: …Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario

En este lugar (el Edén) Luzbell estuvo bajo las leyes de Dios, ya que como consecuencia de haberse rebelado contra la Deidad, fue expulsado de la presencia de Dios y tarde o temprano será echado al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Satanás ya fue juzgado, pero hay un gran grupo de estos personajes que no lo ha sido, y la Bibliadice que serán  juzgados en el trono blanco, que es el del Padre, para recibir el pago de su pecado que es la muerte segunda (Ap 19.20; 20.10; 20.14; 20.15; 21.8). Ahora bien. Para que alguien sea juzgado, tiene que haber un tribunal con un juez, con un acusado, y con un abogado, en este caso del trono blanco ya no lo hay, ya que es un tribunal donde solamente reciben la sentencia acusadora para muerte, por haber infringido la ley de Dios. A nadie se le puede hallar culpable de un delito, si no hay una ley que le señale dicha falta y que lo acuse. Estos seres serán jugados de acuerdo a ley de su época, ya que infringieron la ley de Dios.

E.) La ley de Dios en el huerto del Edén, dada a Adán.

Dios creó a Adán del polvo de la tierra. Adán fue el primogénito de Dios sobre la faz de la tierra y de él Dios poblaría la tierra con su propia descendencia.La Bibliareconoce a Adán como hijo de Dios. Lucas 3.38 dice: (RV60)…hijo de Enós,  hijo de Set,  hijo de Adán,  hijo de Dios…

Adán llegó a ser un hijo de Dios, luego de que fue formado en su totalidad, pero también era un habitante de la tierra y miembro de una sociedad y como tal tenía que ser gobernado por medio de leyes, él y toda su prole, para esto Dios prescribió leyes de acuerdo al tiempo y situación que estaba viviendo Adán.

Una de las leyes que más se conoce es esta.

Escrito está. (RV89)…Tomó, pues, Jehová Dios al hombre y lo puso en el jardín de Edén, para que lo cultivase y lo guardase. Y Jehová Dios mandó al hombre diciendo: “Puedes comer de todos los árboles del jardín; pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él, ciertamente morirás… (Gn 2.15 al 17).

Esta es una de las leyes dentro de muchas que Adán debe de haber recibido de parte de su Padre Dios.

F.) La ley de Dios desde Adán hasta Moisés.

Esta ley no era una ley como la que recibió Moisés, escrita en piedra o en algún otro material, pero sí era una ley que se podía entender con la mente y guardarla en el corazón, con la cual se podía agradar a Dios; entre los hombres que podemos encontrar enla Bibliaque agradaron a Dios de esta forma están, Noé, Enoc, y Abraham; han de haber existido más, pero para dar un ejemplo mencionamos solo a estos tres hombres de Dios. En este período de tiempo encontramos que los hijos de Dios (ángeles) viendo que las hijas de los hombres eran bellas tomaron para sí mujeres y de ese tipo de relación les nacieron hijos, a los quela Bibliallama Guibbor (Guiborín) o los valientes de la antigüedad (Gn 6.1-2).  A los de esta generación, Dios los destruye porque hicieron lo malo delante de sus ojos, o pecaron, quebrantando de esta forma las leyes divinas y todos los de esa generación, menos Noé y su familia, recibieron el pago de su pecado, que fue la muerte en el diluvio o juicio de agua.

Antes de Moisés, Dios había reveladola Torá(enseñanza – instrucción de las leyes) a algunos cuantos; el ejemplo de este punto es Abraham. Génesis 26.5 dice en varias versiones dela Biblia:

(RV60)…por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis [9]leyes

(Biblia Al día)…porque Abraham me obedeció y cumplió mis preceptos y mis mandamientos, mis normas y mis enseñanzas

(Biblia RV89)…porque Abraham obedeció mi voz y guardó mi ordenanza, mis mandamientos, mis estatutos y mis instrucciones

Comparando lo que dicen estas tres versiones dela Biblia, con el significado de la palabra hebrea Torá, nos podemos dar cuenta que ambas coinciden en quela Torábásicamente es una enseñanza e instrucción que viene de Dios.

Muchos piensan quela Toráhizo su aparición por primera vez en el monte Sinaí, con la ley dada a Moisés y eso no es así, ya que aunque la ley en el tiempo de Abraham y antes de él no estuviera escrita en piedras, había algunos como él que la llevaban en sus mentes y en sus corazones. Abraham y otros ya cumplían con los preceptos, estatutos, especialmente el decálogo o diez mandamientos de Dios, aunque no lo estuvieran viendo esculpido en una piedra.  Estos hombres de Dios, tenían la enseñanza o instrucción de la ley en su mente y corazón de forma revelada.

La ley escrita en tablas de piedra fue dada a Moisés 430 años después que Dios le dio la promesa a Abraham. Gálatas 3.17 dice: (RV60)…Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa…   Cotejar (comparar, comprobar, verificar, examinar) esta cita, con Éxodo 12.40-41.

Moisés y Cristo.

Por medio de la palabra de Dios nos podemos dar cuenta que el que recibió las leyes (promulgó) de parte de Dios fue Moisés no Aarón su hermano el sumo sacerdote; Dios había levantado a Moisés para que fuera libertador del pueblo de Israel, convirtiéndolo de esta forma en el primer mediador entre Dios y el pueblo israelita.

Luego Dios levanta a Aarón como sumo sacerdote y le entrega la ley del culto por manos de Moisés, ¿Por qué menciono esto? Porque ahora en la era de la gracia Dios levantó a Jesucristo como libertador o salvador del mundo (Jn 1.29) y no solo del pueblo israelita, luego Cristo por medio de los padecimientos llegó a ser sumo sacerdote (He 5.7-10).  Lo que trato de decir es que no era necesario que Cristo fuera sumo sacerdote para poder legislar, el único requisito que tenía que llenar el Hijo de Dios para poder reformar la ley era el de ser el salvador del mundo, luego el señor pondría esa ley modificada y reformada en manos de los cinco ministerios o nuevo sacerdocio según la orden de Melquisedec para edificar al cuerpo de Cristo (Ef 4. 11-12). En este caso Moisés es figura de Cristo como el salvador del mundo y Aarón es figura del hijo de Dios como sumo sacerdote.

G.) La ley de Dios desde Moisés hasta Cristo.

Escrito está. (RV60)…Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles… (Éx 24.12).  Nota: al final de este texto dice que la ley, y los mandamientos fueron diseñados para la “enseñanza” del pueblo.

Para los judíos la ley se dividía en los siguientes grupos: (A) Los diez mandamientos o la ley llamada moral, el decálogo. (B) Los cinco primeros libros de la Biblia o del antiguo testamento, que también son conocidos con el nombre de Pentateuco. Comprenden: Desde el libro de Génesis, Éxodo, Levítico, Números, hasta el libro de Deuteronomio. Para los judíos esta era la ley por excelencia y la parte más importante de las escrituras. En el Pentateuco están comprendidas la ley de carácter: (B.1) civil o para el pueblo en general. (B.2) cúltico. (C) La ley y los profetas. (D) La ley oral, o de los escribas. Esto será desarrollado en la segunda parte del libro, donde se tocará el punto llamado, “La ley vista desde la óptica judía”.

La transferencia de la ley.

A continuación, daremos un breve comentario sobre el traspaso o transferencia de la ley. Más adelante, daremos una explicación mucho más amplia de este tema tan importante y crucial (delicado, trascendental, concluyente) en la vida cristiana.

Escrito esta. …Porque [10]cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también [11]cambio de ley… (He 7.12)

 Dentro de este período se da un acontecimiento sumamente importante, pero a la vez imperceptible para algunos,  y es el cambio de la ley, que no es más que la transferencia de la ley del sacerdocio Aarónico, al sacerdocio de Melquisedec. En el verso bíblico de Hebreos 7.12 aparecen las palabras cambiar y cambio y ambas oportunidades cada una de las palabras significa algo diferente.

La palabra que nos interesa indagar es “Cambio” de la ley o Metádsesis. Esto no es más que la transferencia (Trasposición, desestablecer algunas leyes, remoción de otras, cambiar la ley o modificarla para reformarla) de la ley, que consiste en la entrega dela Torá(reformada) de parte de un sistema muerto conocido como la era de la ley, a un sistema nuevo llamado la era de la gracia; es la entrega de la ley de manos de un grupo de sacerdotes que servían a Dios, basados en la enseñanza que les impartíala Toráy que aplicabala Mishppát, a un grupo nuevo de sacerdotes a los que Dios los llama ministros competentes del nuevo pacto (2 Co 3.6) y del Espíritu (2 Co 3.8).  Este grupo compacto de ministros, esta formado por 5 ministerios, estos son: los apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y los maestros (Ef 4.11).

La transferencia de la ley también implicaba el desestablecimiento, remoción o cambio de algunas de las leyes y no de todas como lo piensan algunos, a esto se le llama en términos legales “Reformar la ley”. Por ejemplo el mismo Señor dijo que Él no vino a este mundo para abrogar la ley o la Torá. (RV60)…No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir… (Mt 5.17)

  Recordemos que el poder legislativo, es una de las tres facultades y funciones primordiales del Estado y que según la teoría del constitucionalismo moderno, consiste en redactar, reformar y derogar las leyes. La siguiente nota es de mucha importancia: En esto consistía el “cambio de la ley”. Dios tenía que hacer un cambio integral (formal, completo, exhaustivo, general, total, sistemático, armónico) de la ley, para que funcionara correctamente dentro del marco espiritual que él mismo iba a generar en el período llamado “La gracia de Dios” y este cambio integral consistía, en redactar nuevas leyes, reformar algunas de ellas ya que se encontraban inconclusas (no habían sido terminadas, eran imperfectas) y derogar las que ya no iban a funcionar en la otra era.

La transferencia del sacerdocio consiste en el traslado del servicio para Dios, de un grupo de hombres consagrados que le sirvieron en la era de la ley, dentro de un tabernáculo hecho por manos de hombres, a otro grupo de sacerdotes conocidos como ministros competentes de un nuevo pacto (2 Co 3.6) o ministros del espíritu (2 Co 3.8) que le están sirviendo a Dios en la era de la gracia y que ellos mismos son el templo de Dios (1 Co 3.16).

Conclusión del tema.

Una de las cosas interesantes y a la vez imperceptible que surgen en este tema, es que la ley si cumplió con el cometido de Dios, ya que la ley, no le robó el lugar que le pertenece al Hijo de Dios, sino que le dio su lugar, siempre dándole la preeminencia en todo, y cumplió con su tarea de un verdadero ayo o tutor, que le preparó el camino al Hijo de Dios (Gá 3.24-25).

ü    Cristo mismo lo reconoce. …Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos… (Lc 24.44).

ü    Los mismos judíos dan testimonio de esto. …Le respondió la gente: Nosotros hemos oído de la ley, que el Cristo permanece para siempre. ¿Cómo, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado?  ¿Quién es este Hijo del Hombre?… (Jn 12.34).

 En la sexta parte del libro ampliaremos más este punto sobre la transferencia de la ley y del sacerdocio; de la era de la ley a la era de la gracia.

H.) La ley de Dios desde Cristo hasta estos tiempos que son postreros.

Escrito está. (RV89)…”No penséis que he venido para [12]abrogar la Ley o los Profetas. No he venido para abrogar, sino para cumplir. (Mt 5.17).

Algo que los hijos de Dios debemos de entender en este tiempo, es que Cristo no vino a la tierra a abrogar la ley que había recibido Moisés de parte de Dios por medio de ángeles.  En este punto me refiero a la ley escrita en tablas de piedra, o la ley moral como la llaman algunos.

Con esto nos podemos dar cuenta que el Señor no vino a la tierra para soltar la ley, o para desintegrarla, para demolerla, para derribarla, para deshacerla, para desvanecerla, sino que Él vino al mundo para cumplir la ley, para reformar o desestablecer aquellas leyes que ya no iban a servir en el nuevo orden espiritual que Dios estaba implantando a través de su Hijo Jesucristo. En el evangelio de Mateo encontramos varios ejemplos de la reforma y remoción de algunas leyes. Mateo 5.38-42 dice así: (RV60)…Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida,  dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses…

En la frase…pero yo os digo… el Hijo de Dios legislando (Dios mismo) está reformando la ley. Veamos si es cierto lo de la redacción, reforma y derogación de la ley en este pasaje corto. PRIMERO: Jesucristo (Dios) redactó nuevas leyes, ya que él añadió lo siguiente a la ley ya existente: …Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra, etc. SEGUNDO: Jesucristo (Dios) derogó la ley del ojo por ojo, y en lugar de eso pidió la misericordia, humillación y el amor al prójimo. TERCERO: Jesucristo (Dios) reformó (modificó, trasformó, alteró, cambió, permutó, evolucionó, corrigió) la ley, cuando le dio un nuevo sentido (significado, expresión, interpretación) a la ley existente.

Con esto, el Señor Jesucristo demostró fehacientemente (indudablemente, incuestionablemente, evidentemente, obviamente) que él es Dios, ya que solo Dios puede hacerle cambios a la ley para mejorarla (Stg 4.12) y, para acondicionarla a la nueva era de la gracia, en la que se está implementando.

La pregunta que surge es: ¿por qué se tuvo que cambiar la ley y el sacerdocio?

Por tres razones básicas:

1.) Una es que el primer pacto del que formaba parte la ley había envejecido y pronto desaparecería.

Hebreos 8.13 dice lo siguiente: (RV60)…Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer… (Biblia Jerusalén) dice: …Al decir nueva, declaró anticuada la primera; y lo anticuado y viejo está a punto de cesar…

 Del tiempo de Moisés al de Cristo se calcula que hay casi 2,000 años. La existencia de la ley o el límite de tiempo para la existencia de la ley estipulado por Dios, fue de 2,000 años.

2.) La segunda es que el primer pacto tenía un defecto, y era que la ley culpaba en lugar de defender al acusado.

Hebreos 8.7 dice: (RV60)…Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto,  ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo…

3.) La tercera es que el Hijo de Dios le vino a dar fin a la ley.

 Escrito está. Romanos 10:4 dice: …porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree…

 La ley tenía trazado un límite que no podía cruzar y ese límite de existencia estaba demarcado con la aparición del Hijo de Dios en esta tierra. La ley tenía un tiempo de vida y existencia marcado exactamente por la palabra profética, y el que le preparó el camino al Señor jugó un papel importantísimo dentro del plan perfecto de Dios, actuando como la segundera del reloj de Dios, y este es Juan el bautista. Leamos Malaquías 3.1: …He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos…

Nota preliminar: Una de las cosas que debemos tomar muy en cuenta los hijos de Dios, y que es de mucha importancia para Dios y no se si para el pueblo cristiano en general, es que debido a la naturaleza de la ley, muchos de nosotros no enfocamos nuestro interés personal y particular en que “La Torási cumplió con su propósito”, el cual era el de llevarnos a Cristo, como el tutor, maestro o ayo que nos enseñaría el camino verdadero que llevaba a Cristo y al padre (Gá 3.24).  Podemos concluir diciendo que la ley no le robó su lugar al Hijo de Dios, y que desapareció (en parte) habiendo sacado a luz la verdad absoluta de Dios, que se encuentra solamente en su Hijo Amado.

 ¿Con qué autoridad legisló  (cambio – Reformó la ley)  Jesucristo?

El único que puede poner, quitar y modificar leyes es Dios (St 4.12) por lo tanto en los textos que vamos a ver, Jesucristo deja bien claro que él es Dios, y solamente Dios puede hacer esto, solamente él tiene el poder y autoridad (exousia) para legislar o reformar leyes.

Ejemplos:

Escrito está. …Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para [13]codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón… (Mt 5.27-28).

En este verso de Mateo, vemos que el Señor Jesucristo no anuló el adulterio (Éx 20.14) sino que él añade, que ya no es adulterio solamente el que se consuma, y le adhiere la intención del corazón; en esto precisamente consiste [14]cumplir la ley, en completar la ley, o añadirle la parte que le faltaba. Una de las tantas tareas que Cristo vino a realizar a la tierra, fue precisamente esa, la de cumplir la ley, o de completarla, según una de las interpretaciones aceptables de dicho término, también se puede decir que vino para mejorar la ley, para terminar lo que se inicio en el tiempo de Moisés, de acabar la ley o perfeccionarla. A la ley le hacía falta un toque y ese toque se lo vino a dar Cristo, cuando a la ley prescrita en tablas, le añadió la intención del corazón, ya que en el antiguo pacto para que un adulterio fuera reconocido como tal, se tenía que descubrir físicamente por medio de dos o tres testigos y si se descubría que esto era cierto, la persona tenía que morir irremisiblemente (sin remedio) (He 10.28).

Con esto nos damos cuenta que la tarea que el Padre le había delegado a Jesucristo no solo era la de cumplirla Ley, aunque él fue el único que la pudo cumplir a cabalidad, pero si abrimos nuestra mente para comprenderlo absolutamente, nos daremos cuenta que el Señor hizo más que cumplir la ley (hizo más que cumplir un sin número de normas y preceptos jurídicos), por ejemplo uno de los significados de la palabra Pleroo es verificar y coincidir con una profecía,la Bibliadice que Jesucristo nacería de una virgen en el antiguo testamento y en el nuevo testamento se cumple, ya que Jesús nació de María. Las profecías dicen que nacería en Belén y así fue; otro significado es llenar un hueco o espacio, y esto va de la mano con lo anterior donde dijimos que la vida del Señor coincidió con las profecías del antiguo testamento, lo que quiero decir es que las profecías dadas respecto al Mesías dejaban una vacante, lugar o espacio que alguien tenia que llenar y el único que lo podía hacer era el Hijo Unigénito y primogénito de Dios, Jesucristo; por otro lado la palabra Pleroo significa ejercer un oficio, y el Señor cuando estuvo en la tierra fue apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro, y también dicela Bibliaque cuando fue perfeccionado por medio del sufrimiento llegó a ser sumo sacerdote (He 5.7-9) y como tal terminó su tarea y con eso le dio fin a un período llamado “el período de la ley” y con él vino el “período de la gracia”.

Lo [15]heterogéneo entre la ley y la gracia, es que en la era de la ley se cumplía la ley por obligación teniendo que llenar cierta cantidad de requisitos rituales que la ley exigía; en cambio en la era de la gracia ya no se tiene que cumplir en el marco legalista que la ley exigía, ahora en la gracia la ley se cumple de estas formas: (1) Amando. Romanos 13.10 dice: …El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor…  Romanos 13.8 dice: … No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley…  (2) Haciendo la palabra de Dios. Santiago 1.22 dice: …Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos…

En síntesis podemos decir, que las leyes morales de Dios son las mismas, solo que la forma en que las tenemos que tomar para vivirlas, es diferente, ya no como legalismos, sino por amor a nuestro Dios, ya que el cumplimiento de la ley es el amor. Romanos 13.9-10 dice: …Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el amor es el cumplimiento de la ley…

   Además de este grupo de leyes actualizadas hay otras cuatro que se tienen que tomar en cuenta y que ya mencionamos anteriormente, y estas son: 1.) La Nómos (Torá: instrucción) del Espíritu. Romanos 8.2. 2.) La Nómos (Torá: instrucción) de la fe. Ro 3.27. 3.) La Nómos (Torá: instrucción) de la libertad. St 1.25. 4.) La Nómos (Torá: instrucción) de Cristo. 1 Co 9.21.

Todo lo referente acerca del cumplimiento de la ley, se ampliará más en la cuarta parte del libro, donde se explica a la luz de la palabra el verdadero significado de cómo el Hijo de Dios vino a la tierra a cumplir la ley, ya que algunas doctrinas falsas trastocan y manipulan a su antojo el significado de la palabra “Cumplir” (palabra Griega – 4137: Pleroo) demostrando con esto que yerran ignorando las escrituras y establecen [16]erróneamente que como el Hijo de Dios cumplió la ley, entonces todos aquellos cristianos seguidores de Cristo también lo deben de hacer, y esto no es así, ya que el significado básico de cumplir la ley, es rellenar o completar la ley, que es algo muy diferente y que se explicará detenidamente en la cuarta parte del libro.

Segunda Parte

“La ley vista desde la óptica judía”

1.) La ley vista desde la óptica judía.

 Para los judíos la ley estaba dividida en cuatro grandes grupos. Estos son:

A.)    Los diez mandamientos o la ley llamada moral.

B.)    Los cinco primeros libros de la Biblia o del antiguo testamento, que también son conocidos con el nombre de Pentateuco. (Comprenden: Desde el libro de Génesis, Éxodo, Levítico, Números, hasta el libro de Deuteronomio). Para los judíos esta era la ley por excelencia y la parte más importante de las escrituras. En el Pentateuco están comprendidas la ley de tipo: (B.1) civil o para el pueblo en general y las de carácter: (B.2)  cúltico.

C.)    La ley y los profetas.

D.)    La ley oral, o de los escribas.

A continuación se explica que significa cada una de estos grupos de leyes.

A.) La ley escrita en tablas de piedra. (Llamada la ley moral o los diez mandamientos).

Ejemplo bíblico: Éxodo 20.1-17

Esta ley fue la que Dios escribió en tablas de piedra, y es más conocida como los diez mandamientos. Los diez mandamientos fueron dados por Dios para regular o normar la conducta de las creaturas a las que él había tomado como hijos. Estos mandamientos fueron prescritos para agradar a Dios con todo su ser, con su espíritu, alma y cuerpo, con su mente y su corazón.

A continuación incluiremos algunas de las leyes morales que prescribió Dios al pueblo de Israel:

Escrito está. (RV89)…Y Dios habló todas estas palabras, diciendo: “Yo soy Jehová tu Dios que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud: “No tendrás otros dioses delante de mí. “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás ante ellas ni les rendirás culto, porque yo soy Jehová tu Dios, un Dios celoso que castigo la maldad de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y sobre la cuarta generación de los que me aborrecen. (Éx 20.1-5).

B.) La ley que está contenida en el Pentateuco.

Estos mandamientos eran de carácter moral, civil y de orden cúltico o religioso. A continuación se tocarán los puntos que hablan sobre las leyes de carácter civil y los de carácter religioso o cúltico.

B.1) La ley civil.

A continuación mencionaremos algunas leyes civiles que Dios prescribió al pueblo de Israel:

  • Ley sobre el trabajo.

Escrito está. (Biblia Torá)…Moisés reunió a toda la comunidad de los israelitas y les dijo: “Esto es lo que Adonai ha mandado hacer… (Éx 35.1).

  • Ley sobre no consultar a encantadores y adivinos.

Escrito está. (RVA 60)…No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis,  contaminándoos con ellos. Yo Jehová vuestro Dios… (Lv 19.31).

  • Ley sobre el adulterio.

Escrito está. (RVA 60)…Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos… (Lv 20.10).

  • Ley sobre el diezmo.

Escrito está. (RV60)…Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tú Dios todos los días. Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas,  por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia. Y no desampararás al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo… (Dt 14.22-27).

  • Ley sobre la vestimenta del hombre y de la mujer.

Escrito está.  (RVA 60)…No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace… (Dt 22.5).

  • Ley sobre la siembra en la viña.

Escrito está. (RVA 60)…No sembrarás tu viña con semillas diversas, no sea que se pierda todo, tanto la semilla que sembraste como el fruto de la viña… (Dt 22.9).

  • Ley sobre lo que no se debía ofrendar en la casa de Jehová.

Escrito está. (RVA 60)…No haya ramera de entre las hijas de Israel, ni haya sodomita de entre los hijos de Israel. No traerás la paga de una ramera ni el precio de un perro a la casa de Jehová tu Dios por ningún voto; porque abominación es a Jehová tu Dios tanto lo uno como lo otro… (Dt 23.17-18).

  • Ley sobre el cobro de interés por préstamo  de dinero.

Escrito está. (RVA 60)…No exigirás de tu hermano interés de dinero, ni interés de comestibles, ni de cosa alguna de que se suele exigir interés. Del extraño podrás exigir interés, mas de tu hermano no lo exigirás, para que te bendiga Jehová tu Dios en toda obra de tus manos en la tierra adonde vas para tomar posesión de ella… (Dt 23.19-20).

  • Ley sobre la rectitud y honradez en los negocios.

Escrito está. (Biblia Torá)…No tendrás en tu bolsa pesa y pesa, una grande y otra pequeña. No tendrás en tu casa medida y medida, una grande y otra pequeña. Has de tener un peso cabal y exacto, e igualmente una medida cabal y exacta, para que se prolonguen tus días en el suelo que Adonai tu Dios te da. Porque todo el que hace estas cosas, todo el que comete fraude, es una abominación para Adonai tu Dios… (Dt 25.13-16).

B.2.) La ley de tipo religioso o cúltico.

Estas leyes eran de carácter cúltico y estaban diseñadas para orientar a los sacerdotes y al pueblo para que realizaran el servicio de adoración a Dios en el templo en forma correcta, que en el idioma hebreo se le denomina Mishkan, ya los israelitas iban al templo a adorar a Dios.

A continuación incluiremos algunas de las leyes de culto que Dios prescribió al pueblo de Israel:

  • La ley para hacer las vestiduras sagradas para Aarón.

Escrito está. (RVA 60)…Del azul, púrpura y carmesí hicieron las vestiduras del ministerio para ministrar en el santuario, y asimismo hicieron las vestiduras sagradas para Aarón,  como Jehová lo había mandado a Moisés… (Éx 39.1).

  • Ley sobre el Efod. (Éx 39.2).
  • Ley sobre las piedras que llevaban los nombres de cada una de las tribus de Israel. (Ex 39.6-7).
  • Ley sobre el pectoral. (Éx 39.8-21).
  • Ley sobre el manto del Efod. (Éx 39.22-26).
  • Ley de cómo se debía realizar el holocausto. (Lv 6.8-13).
  • Ley para el sumo sacerdote. (Lv 21.10-15).
  • Ley para los sacerdotes. Para poder ministrar dentro del templo, no tenían que tener defectos físicos. (Lv 21.16-24).
  • La ley del sacrificio expiatorio. (Lv 6.25-30).
  • La ley del sacrificio por la culpa. (Lv 7.1-6).

Nota: de estos tres tipos de leyes (moral, civil y la de culto) hay muchas más. Se incluyeron estas solamente para establecer la diferencia que existe entre ellas.

C.)  La  ley  y  los profetas.

 En este tema, tocaremos el punto sobre la ley en boca de los profetas.  Es interesante observar como Dios utilizó la ley en diferente forma, en diferentes épocas y con diferentes hombres de Dios. En el tiempo de Moisés la ley fue transmitida en forma de enseñanza. Por ejemplo, el señor le dijo a Moisés: (RV60)…Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles… (Éx 24.12). Recordemos que la Torá es la enseñanza de las leyes de Dios. Por el otro lado estaba la otra parte de la ley, que llevaba al tribunal a los que infringían la ley (Torá) y que recibía el nombre de Mishppát. Dios le dijo a Moisés: (Biblia Americana de San Jerónimo)…estas son las leyes judiciales que les pondrás… (Éx 21.1). Dentro de los sinónimos de la palabra judiciales tenemos: legales, procesales, sumariales, legislativas, y reglamentarias. La (RV60) dice así: …Estas son las leyes que les propondrás… Sí usted busca, la procedencia de la palabra ley mencionada en este texto del libro del Éxodo, en la concordancia Strong, usted la encontrara en el diccionario de palabras hebreas con el número (4941) con el nombre de Mishppát. Esta es la sección o parte omisa (olvidada, no mencionada) de la ley. Esta sección de la ley es muy poco conocida y muy poco mencionada por su nombre en los púlpitos, y es necesario saber su significado y el papel que jugaba dentro de la sociedad hebrea, para comprender cual era su función. Otra cosa de importancia, es saber qué lugar ocupa esta ley dentro del cambio de las leyes de Dios (He 7.12) ya que ésta, es la sección de la ley a la que el Hijo de Dios, sí le dió fin (Ro 10.4) y que sí derogó y de lo que se puede interpretar lo siguiente, que “ésta es la parte de la ley sí fue abolida” porque en esta sección de la ley radicaba el defecto de la misma (He 8.7). Este punto se ampliará más, en el tema “La ley forma parte del antiguo pacto” o punto # 3 del libro, precisamente en el tema donde se habla de los 15 tipos de leyes.

Luego de la muerte de Moisés, vemos que la ley pasa a manos de muchas personas, bajo el gobierno de diferentes líderes, como veremos a continuación, el sucesor de Moisés fue Josué. Este hombre demostró su amor a Dios y a la ley.  Este hombre de Dios dedicó su vida a la enseñanza y la instrucción. Leamos estos textos que nos hablan de la enseñanza de Josué al pueblo: (RV60)…Entonces Josué edificó un altar a Jehová Dios de Israel en el monte Ebal, como Moisés siervo de Jehová lo había mandado a los hijos de Israel, como está escrito en el libro de la ley de Moisés, un altar de piedras enteras sobre las cuales nadie alzó hierro; y ofrecieron sobre él holocaustos a Jehová, y sacrificaron ofrendas de paz. También escribió allí sobre las piedras una copia de la ley de Moisés, la cual escribió delante de los hijos de Israel. Y todo Israel, con sus ancianos, oficiales y jueces,  estaba de pie a uno y otro lado del arca, en presencia de los sacerdotes levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová, así los extranjeros como los naturales. La mitad de ellos estaba hacia el monte Gerizim, y la otra mitad hacia el monte Ebal, de la manera que Moisés,  siervo de Jehová, lo había mandado antes,  para que bendijesen primeramente al pueblo de Israel. Después de esto, leyó todas las palabras de la ley, las bendiciones y las maldiciones,  conforme a todo lo que está escrito en el libro de la ley. No hubo palabra alguna de todo cuanto mandó Moisés, que Josué no hiciese leer delante de toda la congregación de Israel, y de las mujeres, de los niños, y de los extranjeros que moraban entre ellos… (Js 8.30-35).

En la palabra de Dios encontramos que Josué, aplica la ley. En el caso de Acán, Josué toma la determinación de cumplir la ley al pie de la letra y corrige a Acán de la manera que lo demanda la ley, porque Acán había tomado anatema en medio de la guerra.  Jehová había dicho: (RV60)…Y será la ciudad anatema a Jehová, con todas las cosas que están en ella; solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estén en casa con ella, por cuanto escondió a los mensajeros que enviamos… (Js 6.17). En esto consiste la ley del anatema (Dt 7.21-26).  Algo más sobre el anatema: (Dt 13.12-18).

Luego, del tiempo de  Josué, la ley pasa al tiempo de los jueces. Dentro de ellos tenemos a Otoniel, Débora, Barac, Tola, Jair, Sansón y otros; en este tiempo vemos que se menciona a un solo profeta, el cual amonesta al pueblo con estas palabras: …Jehová envió a los hijos de Israel un varón profeta, el cual les dijo: Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Yo os hice salir de Egipto, y os saqué de la casa de servidumbre. Os libré de mano de los egipcios,  y de mano de todos los que os afligieron, a los cuales eché de delante de vosotros, y os di su tierra; y os dije: Yo soy Jehová vuestro Dios; no temáis a los dioses de los amorreos, en cuya tierra habitáis; pero no habéis obedecido a mi voz… (Js 6.8-10).

En ese tiempo, los jueces eran los encargados de gobernar, y eran los encargados de aplicar la ley llamada Mishppát, para dar un ejemplo, leamos la cita de Jueces 4.4-5 que dice así: …Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio… Al final de este texto aparece la palabra “juicio”. Esta palabra que procede del número (4941 – Diccionario Strong de palabras hebreas del Antiguo Testamento) y su nombre es “Mishppát” o “ley”. Otro trabajo de estos jueces, era que debían de participar activamente en las guerras, pero su trabajo primordial, era el de juzgar (Mishppát) todos los casos de infracción a la ley, que se daban en la vida cotidiana de los ciudadanos del pueblo de  Israel.

Los jueces también fueron salvadores y libertadores del pueblo de Israel. (Biblia al día) dice: …Después de Abimélec surgió un hombre de Isacar para salvar a Israel. Se llamaba Tola, y era hijo de Fuvá y nieto de Dodó. Vivía en Samir, en la región montañosa de Efraín… (Jc 10.1). Otro juez fue Jair, el cual gobernó y juzgó a Israel y en él vemos hasta donde se expandía el trabajo y función de los jueces, ya que su familia cubría alrededor de 30 ciudades. Jueces 10.3-5 dice: …Tras él se levantó Jair galaadita, el cual juzgó a Israel veintidós años. Este tuvo treinta hijos, que cabalgaban sobre treinta asnos; y tenían treinta ciudades,  que se llaman las ciudades de Jair hasta hoy,  las cuales están en la tierra de Galaad. Y murió Jair, y fue sepultado en Camón… Cada uno de sus hijos gobernaba y juzgaba cada ciudad, esto lo vemos en el verso número 4; en la (Biblia al día) dice esto: …Tuvo treinta hijos, cada uno de los cuales montaba su propio asno y gobernaba su propia ciudad en Galaad. Hasta el día de hoy estas ciudades se conocen como «los poblados de Jair»…

Isaías nos aporta el ejemplo claro de la ley en la boca de los profetas.

 Cita. Isaías 1.10 dice: …Príncipes de Sodoma, oíd la palabra de Jehová; escuchad la ley de nuestro Dios, pueblo de Gomorra… La palabra ley, en este verso dela Biblia, viene de la palabra con el número (8451 – Diccionario Strong de palabras hebreas del Antiguo Testamento) que aparece con el nombre de Torá. Esta aclaración se hace, para establecer que la ley de que estamos hablando esla Torá y no otra ley, ya que en la cultura hebrea hay 15 tipos de leyes. A continuación, nos daremos cuenta a través de la palabra de Dios, como Jehová proclamaba la ley por medio de los profetas, e Isaías nos da un ejemplo claro de esto. El profeta Isaías se convierte en portavoz de la ley de Dios.  En el pasado fueron los líderes como Moisés, Aarón, Josué, los sacerdotes y levitas del pueblo de Israel, pero debido al tiempo que se vivía, esto cambia, y  los profetas se convierten en predicadores de la palabra de Dios. Mucho tiempo antes del profeta Isaías, Jehová Dios había prometido por medio de Moisés, levantar profetas dentro del pueblo de Dios,la Biblia dice: …Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare… (Dt 18.18).  El mismo Señor aclara en la forma que se les aparecerá: …Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él… (Nm 12.6).

Esto es lo que anuncia  el profeta Isaías concerniente a la ley.

Del verso 11 al 15, el profeta Isaías les dice, ustedes conocen la ley y las obras que ella demanda, como lo son los sacrificios por el pecado, matan carneros, animales gordos, bueyes, ovejas, machos cabríos, también me queman incienso, guardan los días de luna nueva, y día de reposo, convocan asambleas, y luego de mencionarles todo esto el profeta les dice, que  lo único que hacen es hollar los atrios de la casa de Dios, sus ofrendas son abominación delante de sus ojos, y sus fiestas no son más que iniquidad. En el verso número 12, el señor les dice lo siguiente, en forma de pregunta a través del profeta Isaías: …¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentarlos delante de mí para hollar mis atrios?…La Biblia(NVI) dice: … ¿Por qué vienen a presentarse ante mí? ¿Quién les mandó traer animales para que pisotearan mis atrios?… El Señor a través del profeta Isaías les dice, yo no les he pedido nada de lo que me traen. ¿Quién les pidió algo? Y si me lo traen, háganlo no solo como lo demanda la ley, sino que también consagren sus vidas y apártense del pecado.

En sinopsis (síntesis, resumen, compendio) podemos decir, que el profeta proclamaba la ley de Dios de una forma diferente de cómo lo hacían en el tiempo de Moisés, Josué y otros, ya que en el caso de Isaías muestra misericordia para el pueblo y le da la oportunidad de arrepentimiento y conversión del pecado y los llama a la santidad, a consagrase para Dios y en caso extremo de que el pueblo no obedeciera la palabra salida de la boca de Jehová Dios, el profeta anunciaba destrucción y muerte, sino se convertían.

D.) La ley oral, o de los escribas.

 A esta ley es a la que el señor se opuso rotundamente, la desafió y la dejó de cumplir en repetidas ocasiones, ya que esta ley no fue prescrita y establecida por Dios, sino que la estableció un grupo de hombres llamados los escribas. Los más importantes entre ellos recibían el título de Rabí.

[17]Los Escribas.

 Para los judíos lo más sagrado e importante en el mundo erala Torá, la ley. Aquella persona que opina quela Toráno proviene de Dios, dicen ellos, no tendrá parte en el mundo venidero. El que dice que Moisés escribió siquiera una sola de las palabras dela Torápor su propio conocimiento o sabiduría es un blasfemo que niega la palabra de Dios. Ahora bien. Síla Torá, es hasta tal punto divina, se siguen dos consecuencias necesarias, según el pensamiento de ellos. En primer lugar, debe hacérsele objeto del estudio más cuidadoso y meticuloso posible. En segundo lugar,la Toráse expresa en términos muy amplios, en principios generales; pero si su instrucción tiene que ver con la totalidad de la vida, debe hacerse explícito lo que en ella está contenido de manera implícita.  Todas estas grandes leyes deben traducirse en reglas y normas concretas. Decían ellos. Para dicho trabajo, surgió dentro de los judíos un grupo de hombres estudiosos. Estos estudiosos eran los escribas, los expertos de la ley. Los escribas debían cumplir con tres deberes.

(1) De los grandes principios morales dela Torá debían extraer un sistema de normas y reglamentaciones que cubrieran todas las situaciones que pudieran presentarse en la vida. Esto implicaba, la reducción de los principios divinos a miles de reglas y reglamentos. Esto empezó como una religión y terminó como legalismo.

(2) La otra tarea era, transmitir y enseñar esa ley y sus desarrollos completamente adulterados.  Las reglas menores, deducidas y extraídas de las principales normas generales de la ley jamás fueron puestas por escrito; se las conocía como la ley oral. Pero aunque nunca fueron consignadas por escrito; se las consideraba más obligatorias aún que la ley escrita. Durante generaciones y generaciones de escribas se la había enseñado y conservado en la memoria. El buen estudiante debía tener una memoria como una cisterna bien revestida de arcilla, que no pierde ni una sola gota de agua que se guarda en ella. La religión llegó a ser nada más que una simple obediencia de reglas.

(3) Su deber también consistía en juzgar en casos individuales; y por naturaleza de las cosas, prácticamente cada caso individual debe haber originado una nueva ley.

Nota: el escriba era el encargado de elaborar estas normas y los fariseos eran los que se separaban de toda actividad ordinaria para dedicarse a observar todas estas reglamentaciones y estatutos.  Fariseo significa: “Los separados”.

Examinemos algunos ejemplos claros del trabajo de estos hombres:

Toquemos el punto del sábado.

 La ley establecía que el día sábado debía ser santificado, y que durante sus veinticuatro horas nadie puede hacer trabajo alguno. Este es un gran principio y para extraer una definición  de este punto, se hacían la siguiente pregunta: ¿que es trabajo? Y de esto se hicieron largas listas de actividades que debían considerarse trabajos. Por ejemplo, llevar una carga es un trabajo, y por lo tanto no debían llevarse cargas en ese día. Pero entonces se hacía necesario definir que era una carga. De modo que la ley de los escribas establece que “carga” es “Una cantidad de comida equivalente en peso a un higo seco, suficiente vino como para llenar una copa, leche como para un trago, miel como para cubrir una herida, la cantidad de aceite que insumiría el ungimiento de algunas de las partes más pequeñas del cuerpo, agua suficiente como para humedecer un párpado, papel como para redactar en él una declaración de aduana, la tinta que puede requerir la escritura de dos letras del alfabeto, y una caña con la cual pueda hacerse una pluma de escribir” y así sucesivamente hasta el infinito. De esta forma, pasaban todo el día discutiendo si se podía levantar una lámpara par cambiarla de lugar, en día sábado, o si el sastre pecaba al llevar por descuido una aguja pinchada en su túnica, si una mujer podía llevar un prendedor, o una peluca, y hasta si podían usarse en día sábado, o si podía alzar a un niño. Su religión era un legalismo de reglas y normas ridículamente detallistas.

En día sábado no se podía escribir.

Pero era necesario definir qué debía considerarse escritura. La definición de escritura que pusieron era: “el que escribe dos letras del alfabeto, con su mano derecha o con su mano izquierda, sean del mismo tipo o de dos tipos diferentes, con diferentes tintas o en idiomas diferentes, siendo sábado, es culpable de pecado. Aunque escriba esas dos letras por descuido, también peca, las haya escrito con tinta, tiza roja, pintura, vitriolo, o cualquier cosa que deje una marca permanente. También peca quien escribe en un rincón de dos paredes, o en dos tabletas de su libro de cuentas, si las dos letras pueden leerse juntas. Pero si escribe con fluido oscuro, con jugo de frutas, o sobre el polvo del camino, en la arena o utilizando cualquier otro elemento de escritura que no produzca una marca permanente, no es pecado.  Si se escribe una letra en el piso y otra en la pared de la casa, o en dos páginas diferentes de un libro, de tal manera que no se puedan leer juntas, no es pecado. Este es un pasaje típico de la ley de los escribas; y esto es lo que para el judío ortodoxo de la época de Jesús constituía la verdadera religión y el verdadero servicio a Dios.

 Curar era un trabajo.

 Por lo tanto no se lo podía hacer en día sábado. Pero, evidentemente, esto debía definirse con mayor exactitud. Se permitía curar cuando la vida del enfermo corría peligro, y especialmente cuando el problema afectaba los oídos, la nariz o la garganta. Sin embargo, aún en estos casos, solamente podía hacerse aquello que impidiera el empeoramiento del paciente. No podía hacerse nada para que mejorase. Podía vendarse una herida, pero no colocarle ungüento alguno; podía taponearse un oído inflamado, pero sin agregarle medicina laguna.

Durante muchas generaciones la ley de los escribas se transmitió de manera oral; se la conservaba en la memoria de generaciones tras generaciones de escribas. Hacia mediados del siglo III d. C., se puso por escrito y codificó un resumen de esta tradición oral. Este resumen se conoce con el nombre de la “Mishnah”; contiene sesenta y tres tratados sobre distintos temas relacionados con la ley, y en nuestros idiomas constituye un volumen de unas ochocientas páginas. La erudición judía posterior se ocupó de escribir comentarios ala Mishnah. Estosse conocen como talmudes. El Talmud de Jerusalén está contenido en doce volúmenes, y el Talmud de Babilonia alcanza, en su versión impresa, los sesenta volúmenes.

Al principio de este tema, sobre la ley de los escribas, hablamos de que el señor Jesucristo se opuso a este tipo de enseñanza y que en muchas oportunidades no cumplió con la ley de estos hombres. Uno de los ejemplos que menciona la Bibliaes el lavado de las manos. Marcos 7.1-4 dice de esta forma: …Se juntaron a Jesús los fariseos, y algunos de los escribas, que habían venido de Jerusalén; los cuales, viendo a algunos de los discípulos de Jesús comer pan con manos inmundas, esto es, no lavadas, los condenaban. Porque los fariseos y todos los judíos, aferrándose a la tradición de los ancianos, si muchas veces no se lavan las manos, no comen. Y volviendo de la plaza, si no se lavan,  no comen. Y otras muchas cosas hay que tomaron para guardar, como los lavamientos de los vasos de beber, y de los jarros, y de los utensilios de metal.

      El Lavado De Manos.

      Había reglas rígidas y definidas para el lavado de manos. Nótese, sin embargo, que este lavado no tenía nada que ver con la higiene; se trataba de una limpieza ceremonial. Antes de cada comida, y entre un plato y otro, había que lavarse las manos, y eso debía hacerse de cierta manera previamente establecida. Para empezar, las manos debían estar limpias de toda capa de arena o mortero (mezcla, argamasa, arena, grava, cascajo, amasijo), o cualquier cosa por el estilo. El agua para el lavado debía guardarse en grandes cántaros especiales de piedra, de modo que ella misma estuviera limpia en sentido ceremonial, y de modo que existiera la seguridad de que no se emplearía para ningún otro propósito, y que no había caído nada en ella ni se había mezclado con nada. Primero, las manos debían colocarse con las puntas de los dedos señalando hacia arriba; el agua se vertía sobre los dedos de modo que se deslizara al menos hasta la muñeca; la cantidad mínima de agua era un cuarto de log, que equivale a una media cáscara de huevo llena. Mientras las manos estaban aún mojadas, cada una debía ser restregada con el puño de la otra; se restregaba el puño de una mano contra la palma y el dorso de la otra. Esto significaba que en esa etapa las manos estaban mojadas; pero esa agua en sí misma era impura por haber tocado manos sucias. Así que, en segundo lugar, las manos debían colocarse con los dedos apuntando hacia abajo y verterles agua desde la muñeca, para que corriera hasta las puntas de los dedos. Después de hecho todo esto, las manos estaban limpias. El eludir esta actividad, no los hacía culpables de malas maneras, ni estar sucios físicamente, sino de ser impuros a los ojos de Dios. Según ellos, aquel que comía con las manos sin lavar estaba sujeto a los ataques de un demonio llamado “Shibta”. También se exponía a la pobreza y la destrucción. El pan comido con manos impuras no era mejor que excrementos.  Un rabí que una vez omitió la ceremonia fue sepultado en excomunión. Otro rabí, encarcelado por los romanos, usó el agua que le daban para estos lavados en lugar de beberla y al final casi pereció de sed, pues estaba decidido a observar las reglas para el lavamiento de las manos antes de saciar su sed.

Nota: Todo esto lo condenó enérgicamente el señor Jesucristo. (Mr 7.5-13).

 Tercera Parte

“La ley formaba parte del Antiguo Pacto”

1.) La ley formaba parte del antiguo pacto. (Testamento).

A.) Moisés yla Ley.

     Todo comienza con el llamado que Dios le hace a un hombre llamado Abram y lo llama en la tierra de Ur (Ur sig: Llama, este o región de la luz, luz, fuego) de los caldeos y le dice: …deja a tu tierra, a tu parentela y vete a la tierra que te mostraré… (Gn 12.1-2, 11.28-31, 15.7). Mas adelante, Dios ve la determinación de Abram y hace un pacto con él y le dice que lo hará padre de muchas naciones (Gn 17.6, 16) y le cambia el nombre a Abraham (Abraham Significa: Padre de una multitud) y le promete como heredad una tierra donde fluye leche y miel, que es Canaán y le promete que de él saldrán los reyes como David, Salomón, y también las familias de los sacerdotes. (Gn 17.4, 8).

Luego Dios traslada su voluntad a Abraham y le dice que su descendencia morará en tierra ajena y que allí sería esclavizada y oprimida por un período de 400 años.  De Abraham nacen un Ismael y un Isaac; de Isaac nacen Esaú y Jacob, de Jacob nacen doce hombres de los cuales Dios levanta doce tribus y dentro de los hijos de Jacob encontramos a un José que llegó a ser segundo en el reino de Faraón rey de Egipto. Los que llegaron con Jacob a Egipto fueron 70 personas (Éx 1.1-5). Estas 70 personas se multiplicaron de tal manera que (Biblia Vulgata) dice que crecieron como la hierba del campo, robustecidos en gran manera, llenaron la tierra. Pero tanto Jacob, como José, sus hermanos, y toda la generación que allí moraba, murieron (Éx 1.7) y a la generación que vino después de ellos fue a la que esclavizó el rey de Egipto. Luego de esto los israelitas se multiplicaron de tal manera que el faraón al ver que eran muchísimos, decidió esclavizarlos (Éx 1.8-21) y con esto se cumpliría la palabra que Dios le había dado con antelación a Abraham. Génesis 5.13 dice: (RV60)…Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años…

Pasados los 400 años de esclavitud, Dios levanta a un israelita llamado Moisés como libertador del pueblo hebreo y con él nace la ley conocida como la ley mosaica, de la que estamos hablando en este tema.

La Bibliadice que la ley vino 430 años después de la promesa hecha a Abraham y el apóstol Pablo aclara que esta ley no anula el pacto que Dios había ratificado con su siervo Abraham. Gálatas 3.17 dice: …Esto, pues, digo: El pacto confirmado antes por Dios no lo abroga la ley, que vino 430 años después, para invalidar la promesa…

Según lo escrito por el apóstol Pablo la ley solo era el ayo que nos llevaría a Cristo. La ley era tomada como el instructor o maestro encargado de la enseñanza. Gálatas 3.24 dice: …De manera que la ley ha sido nuestro tutor para llevarnos a Cristo, para que seamos justificados por la fe… Para los hebreos el término ley tiene varias aplicaciones según el caso en que se use y quién la emita. En el idioma hebreo, se utilizan 15 palabras que significan ley.

B.) Los 15 tipos de leyes.

Veamos las diferentes clases de leyes:

1.)     La ley Torá.

Ley. En el idioma hebreo se escribe: Torá. Procede de la palabra (Hebrea – 8451). Su significado es: Enseñanza. Ley. Dirección. Derecho. Precepto o estatuto. Espec. El decálogo o Pentateuco.

Citas bíblicas: (Éx 12.49, 13.9, 16.4, 16.28, 18.16, 18.20, 24.12, Lv 6.9, 6.14, 6.25, 7.1, 7.7, 7.12, 7.31). Sobre la ley Torá hay más textos bíblicos, sí usted tiene una concordancia Strong y busca los encontrará.

La ley Torá consistía en la instrucción de las leyes de Dios. Éxodo 24.12 dice: (RV60)…Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá,  y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles

Abraham obedecióla Torá, tiempo antes de Moisés.

Cita bíblica: Génesis 26.5. Varias versiones dela Biblia:

(Biblia RVA 60)…por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes… La (LBA) también menciona “Leyes”.

(Biblia RVA)…porque Abraham obedeció mi voz y guardó mi ordenanza, mis mandamientos, mis estatutos y mis instrucciones

(Biblia Al día)…porque Abraham me obedeció y cumplió mis preceptos y mis mandamientos, mis normas y mis enseñanzas

En este punto fueron incluidas estas tres versiones dela Biblia, para que comprendamos quela Toráera en sí la instrucción y enseñanza de los reglamentos de Dios.

La palabra “leyes” en este pasaje de génesis, viene de la palabra hebrea Torá. Esto es muy revelador, porque muchos piensan quela Torá surgió en el monte Sinaí con la ley dada a Moisés por Dios con intervención de un ministerio angélico, y eso no es así, este verso demuestra que aunquela Torá (ley) en el tiempo de Abraham no estuviera escrita en piedras, había algunos que la llevaban en sus mentes y en sus corazones. Abraham y otros ya obedecían con los preceptos, estatutos, especialmente el decálogo o diez mandamientos de Dios, aunque no los estuvieran viendo esculpidos en una piedra, ellos  tenían una enseñanza o instrucción de la ley en su mente y corazón.

 2.)     La ley Mishppát.

Ley. En el idioma hebreo se escribe: Mishppát. Procede de la palabra (Hebrea – 4941). Su significado es: Prop. Veredicto (favorable o desfavorable) pronunciado judicialmente. Especialmente, sentencia o decreto formal (humano o de la ley divina, del participante, ind. O colct.) Inclusive el acto, el lugar, la demanda, el crimen, y la pena. Abs. Justicia, Inc. El derecho o privilegio del participante (estatutario o acostumbrado). Estatuto, juicio.  Juzgar. Mandato. Condenar. Decreto.  Delito.  Precepto. Sentenciar. Tribunal.

Citas bíblicas: (Éx 21.1, 24.3, Nm 29,6, 28.18, 21, 24, 27, 30, 33, 37).

La ley Mishppát consistía en la aplicación del castigo a aquella persona que infringía la ley (Nm 35.24-25).

La pascua se tenía que celebrar según las leyes Mishppát el 14 de Nisán (Nm 9.3-14).

A continuación aclararemos un poco más lo de las leyes judiciales que aparecen en la cita de Éxodo 21.1, que no son más que las leyes Mishppát; para que nos podamos dar cuenta la diferencia entre la ley Torá y la ley Mishppát, aunque las dos formaron parte de la ley de Dios. En este caso la ley Torá es la encargada de enseñar e instruir al individuo por medio de los leyes de Dios, que estaban incluidas en el decálogo o diez mandamientos, y el Pentateuco; y la ley [18]Mishppát servía para corregir al pueblo y era la encargada de aplicar la justicia o castigo por infringir la ley Torá. La palabra Mishppát viene de la palabra Shafát, que era la que pronunciaba la sentencia a favor o en contra de la persona acusada; mostrando el lado equitativo y bueno de la ley, en algunos casos vindicaba a la persona y en otros casos la exponía al castigo. Jehová Dios, por medio de la Mishppát (Shafát) gobernaba al pueblo de Israel, lo llevaba delante de un juez para [19]litigar.     

 Veamos el ejemplo claro acerca de la ley Mishppát:

Moisés recibela Mishppátdirectamente de Dios:

Cita: Éxodo 24.3 dice: …Y Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras de Jehová,  y todas las leyes; y todo el pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho… En este texto aparece la palabra leyes, que en este ejemplo se refiere a la ley llamada Mishppát. Sí usted se da cuenta en este texto, dice: y todas las leyes… dando a entender que eran varias y no solo una.

 ¿A qué leyes se refiere este verso?

 Veamos uno de los ejemplos que mencionala Biblia:

Cita: Ezequiel 16.38 dice así: …Y yo te juzgaré por las leyes de las adúlteras, y de las que derraman sangre; y traeré sobre ti sangre de ira y de celos…

En este ejemplo dela Bibliala palabra leyes viene de la palabra hebrea Mishppát y se refiere específicamente a las leyes con la que se juzgaba a la mujer adultera, y el Señor pone el ejemplo de Jerusalén (Ezequiel 16.1-3) a la que Él mismo la juzgó con ese tipo de ley. Lea (Ezequiel 16.1-37) para entender un poco más porque Jehová decidió hacer este tipo de juicio sobre Jerusalén.

¿Cuál era la ley de las adulteras?

Veamos varias citas bíblicas respecto a la aplicación de la ley Mishppát:

Cita: Levítico 20.10 dice así: … Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos…

Cita: Deuteronomio 22.22-24 dice así: …Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también; así quitarás el mal de Israel. Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella; entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad, y los apedrearéis, y morirán; la joven porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo; así quitarás el mal de en medio de ti…

La Mishppátpara las adúlteras consistía en la sentencia en contra de ella o él, y su pena o castigo consistía en morir apedreado.

Otros ejemplos sobre la ley Mishppát:

Levítico 20.9, 11-21.

Levítico 20.9 dice así: …Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá; a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él…

Levítico 20.11 dice así: …Cualquiera que yaciere con la mujer de su padre, la desnudez de su padre descubrió; ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos…

Levítico 20.12 dice así: …Si alguno durmiere con su nuera, ambos han de morir;  cometieron grave perversión; su sangre será sobre ellos…

Levítico 20.13 dice así: …Si alguno se ayuntare con varón como con mujer,  abominación hicieron;  ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre…

Levítico 20.14 dice así: …El que tomare mujer y a la madre de ella, comete vileza;  quemarán con fuego a él y a ellas, para que no haya vileza entre vosotros…

Levítico 20.15 dice así: …Cualquiera que tuviere cópula con bestia, ha de ser muerto, y mataréis a la bestia…

Levítico 20.16 dice así: …Y si una mujer se llegare a algún animal para ayuntarse con él, a la mujer y al animal matarás; morirán indefectiblemente; su sangre será sobre ellos…

Levítico 20.17 dice así: …Si alguno tomare a su hermana, hija de su padre o hija de su madre, y viere su desnudez, y ella viere la suya, es cosa execrable; por tanto serán muertos a ojos de los hijos de su pueblo; descubrió la desnudez de su hermana; su pecado llevará…

Levítico 20.18 dice así: …Cualquiera que durmiere con mujer menstruosa, y descubriere su desnudez, su fuente descubrió, y ella descubrió la fuente de su sangre; ambos serán cortados de entre su pueblo…

Levítico 20.19 dice así: …La desnudez de la hermana de tu madre, o de la hermana de tu padre, no descubrirás; porque al descubrir la desnudez de su parienta, su iniquidad llevarán…

Levítico 20.20 dice así: …Cualquiera que durmiere con la mujer del hermano de su padre, la desnudez del hermano de su padre descubrió; su pecado llevarán; morirán sin hijos…

Levítico 20.21 dice así: …Y el que tomare la mujer de su hermano, comete inmundicia;  la desnudez de su hermano descubrió;  sin hijos serán…

Otros textos relacionados con la ley Mishppát: (Éx 24.3, Nm 9.3, 9.14, 29.6, 29.18, 21, 24, 27, 30, 33,37, Nm 35.24, Js 24.25, 1 S 10.25, 30.25, 2 R 17.26, 17.27, Is 58.2, Ez 5.7, 5.7, 16.38, 20.18, 23.24, 23.45, 23.45, Mal 4.4).

Nota: se incluyeron todas estas citas, porque casi no se conoce este tipo de ley, y esto es para que el pueblo de Dios se relacione con ella y la conozca. Hay más citas y ejemplos bíblicos sobrela Mishppát.

La Equidadque perseguíala Mishppát.

En esta parte se aclarara que la ley de Dios no era un asesino a sueldo o un verdugo ciego, que mataba a diestra y a siniestra, sin juzgar las circunstancias, ya que el propósito de la ley (Torá y Mishppát) era el proteger al inocente y darle la muerte al culpable.  Esto se hacía de esta forma para quitar lo malo dentro del pueblo de Israel y para causar temor dentro del pueblo de Dios. Dicho temor consiste en que la persona a través de este tipo de juicio fuera asustada, amedrentada, atemorizada presenciando una situación terrible, en la que tenía que contemplar personalmente el castigo y muerte de una persona. Este tipo de actos inyectaban temor o reverencia a Dios en el pueblo. Deuteronomio 24.7 dice así: …Cuando fuere hallado alguno que hubiere hurtado a uno de sus hermanos los hijos de Israel, y le hubiere esclavizado, o le hubiere vendido, morirá el tal ladrón, y quitarás el mal de en medio de ti Deuteronomio 21.21 dice así: …Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá,  y [20]temerá

El ejemplo claro de la equidad de la ley, lo tenemos en la creación de las ciudades de refugio a donde el homicida sin intención podía acudir, para que el vengador de la sangre no lo matara. Números 35.9-15 dice así: …Habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando hayáis pasado al otro lado del Jordán a la tierra de Canaán, os señalaréis ciudades,  ciudades de refugio tendréis, donde huya el homicida que hiriere a alguno de muerte sin intención. Y os serán aquellas ciudades para refugiarse del vengador, y no morirá el homicida hasta que entre en juicio delante de la congregación. De las ciudades, pues, que daréis,  tendréis seis ciudades de refugio. Tres ciudades daréis a este lado del Jordán, y tres ciudades daréis en la tierra de Canaán, las cuales serán ciudades de refugio. Estas seis ciudades serán de refugio para los hijos de Israel, y para el extranjero y el que more entre ellos, para que huya allá cualquiera que hiriere de muerte a otro sin intención…

Nota: en estos textos señalamos con una línea la palabra “juicio”. La palabra correspondiente, si usted la busca en el diccionario strong de palabras del Antiguo Testamento, encontrará que su nombre es “Ley Mishppát”.

 Lo que sigue es el complemento de lo que estamos viendo:

Números 35.22-25 dice así: …Mas si casualmente lo empujó sin enemistades, o echó sobre él cualquier instrumento sin asechanzas, o bien, sin verlo hizo caer sobre él alguna piedra que pudo matarlo, y muriere, y él no era su enemigo, ni procuraba su mal; entonces la congregación juzgará entre el que causó la muerte y el vengador de la sangre conforme a estas leyes; y la congregación librará al homicida de mano del vengador de la sangre,  y la congregación lo hará volver a su ciudad de refugio,  en la cual se había refugiado;  y morará en ella hasta que muera el sumo sacerdote,  el cual fue ungido con el aceite santo…

Nota: en estos textos señalamos con una línea la palabra “juzgar”. La palabra correspondiente, si usted la busca en el diccionario strong de palabras del Antiguo Testamento, encontrará que su nombre es “Ley Shafát” que es la raíz primitiva de donde se deriva la palabra Mishppát.

Nota: en estos textos también señalamos con una línea la palabra “leyes”. La palabra correspondiente, si usted la busca en el diccionario strong de palabras del Antiguo Testamento, encontrará que su nombre es “Ley Mishppát”. (Nm 35.24).

La otra parte de la ley (Mishppát) para el homicida sin intención, era que tenía que quedarse viviendo en la ciudad de refugio hasta que el sumo sacerdote en funciones moría y si este abandonaba la ciudad de refugio antes de esto, el vengador lo podía matar. Números 35.26-28 dice: …Mas si el homicida saliere fuera de los límites de su ciudad de refugio, en la cual se refugió, y el vengador de la sangre le hallare fuera del límite de la ciudad de su refugio, y el vengador de la sangre matare al homicida, no se le culpará por ello; pues en su ciudad de refugio deberá aquél habitar hasta que muera el sumo sacerdote; y después que haya muerto el sumo sacerdote, el homicida volverá a la tierra de su posesión… La ley Mishppát en sí era la ley judicial que se encargaba de dar la sentencia al acusado y de la aplicación del castigo que merecía según la ley (Torá),la Toráfuncionaba como el maestro instructor (Gá 3.24).

Sí se descubría que el homicida lo había actuado con mala intención, era entregado al vengador para que le diera muerte. (Nm 35.16-21). Para poder darle muerte a la persona se necesitaban a dos testigos. Números 35.30 dice así: …Cualquiera que diere muerte a alguno, por dicho de testigos morirá el homicida; mas un solo testigo no hará fe contra una persona para que muera…

En esto consistía la equidad de la ley, al inocente lo premiaba con la libertad, y al culpable le caía todo el peso de la ley. Dios es justo según la ley y la ley es buena, no es mala, solo cumplió con la función específica que Dios le estipuló.

La ley de Moisés servía de regulación mediante la idea de orden prescriptiva (prescriptiva significa: Como orden, mandato, regla, decreto, ordenanza, ley).  La ley Torá era para enseñar, instruir y dirigir al pueblo; era un precepto, un estatuto, por medio del cual Dios probaba a su pueblo, sí la cumplía o no.  Un ejemplo de esto, es cuando Dios les dio el maná, les dio una ley de la cantidad que tenían que comer y cuando la tenían que comer. Éxodo 16.4-5 dice: (RV89)…Entonces Jehová dijo a Moisés: He aquí, yo haré llover para vosotros pan del cielo. El pueblo saldrá y recogerá diariamente la porción de cada día; así lo pondré a prueba, si anda en mi ley o no. Pero en el sexto día prepararán lo que han de llevar, que será el doble de lo que recogen cada día… En esta frase, “si anda en mi ley”. La palabra ley viene de la palabra hebrea Mishppát, y es un pronunciamiento judicial, también es un veredicto favorable o en contra, especialmente una sentencia o decreto formal, humano o venido de Dios para uno.

Las ordenes en cuanto al maná eran explicitas. La cantidad de maná que se tenía que recoger, era de acuerdo al número de personas que integraban la familia. Éxodo 16.16 dice: …Esto es lo que Jehová ha mandado: “Recoged de ello cada uno según lo que necesite para comer: un gomer por persona. Cada uno recogerá según el número de las personas que están en su tienda…  El maná se recogía todos los días y no se tenía que guardar nada para el día siguiente. Éxodo 16.19 dice: …Y Moisés les dijo: Ninguno guarde nada de ello hasta el día siguiente…  Si desobedecían, le salían gusanos al maná. Éxodo 16.20 dice: …Pero no obedecieron a Moisés, sino que algunos guardaron algo para el día siguiente; pero crió gusanos y hedió. Y Moisés se enojó contra ellos…  El único día que se podía guardar el maná para el día siguiente, era el que se comía el día sábado. Un día antes del sábado podían recoger doble porción. Éxodo 16.22, 24 dice así: …En el sexto día recogieron doble porción de comida: dos gomeres para cada uno. Todos los principales de la congregación fueron a Moisés y se lo hicieron saber. (V.24)…Ellos lo guardaron para la mañana, según lo había mandado Moisés, y no hedió ni crió gusanos…  El maná que se comía el día sábado, se tenía que preparar un día antes. Éxodo 16.23 dice: …Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehová: “Mañana es sábado de reposo, el sábado consagrado a Jehová. Lo que tengáis que cocer al horno, cocedlo hoy; y lo que tengáis que cocinar, cocinadlo. Y todo lo que sobre, dejadlo a un lado y guardadlo para la mañana…

 A continuación citaremos en forma breve las demás leyes que aparecen en el antiguo testamento:

3.) La ley Dabár. Palabra (Hebrea – 1697). Su significado es: palabra. Por implicación materia como de lo que se habla. Acta. Acuerdo. Acusación. Crónica. Decreto. Edicto. Mandamiento. Palabra. Precepto. Sentencia. Adv. Una causa. Esta palabra tiene más significados, solamente se incluyeron estos, por ser los más importantes.   Única  cita bíblica: (Dt 32.47).  La ley Dabár era en sí, un acuerdo entre Dios y su pueblo, que consistía en que sí el pueblo de Israel cumplía lo que Dios mandaba, entrarían a la tierra de Canaán para poseerla por largo tiempo (Dt 32.47).

4.) La ley Dat. Palabra (Hebrea – 1881). Su significado es: Edicto o estatuto real. Ley. Mandamiento. Decreto. Despacho.  Citas bíblicas: (Est 1.8, 13, 15, 19).  La ley Dat es un edicto real que se convertía en una ley para el pueblo, ejemplo, cuando el rey Asuero celebró la fiesta a la que no quiso asistir su esposa la reina Vasti. Otro ejemplo de esta ley, es la de las mujeres que debían ser presentadas al rey de acuerdo a este tipo de ley (Est 2.12).

 5.) La ley Dat. Palabra (Hebrea – 1882). Su significado es: Edicto.  Ley.  Sentencia. Citas bíblicas: (Esd 7.12, 14, 21, 25, 26).  Esta ley no es la misma que la anterior aunque lleva el mismo nombre. Esta ley Dat consistía en el edicto, ley o sentencia escrita por un escriba diligente enla Dat y enla Torá. Estas citas son respecto a la ley Torá (Esd 3.2, 7.7, 7.10).

 6.) La ley Mitsvá. Palabra (Hebrea – 4687). Su significado es: Mandato, sea humano o divino. Colectivamente la ley. Orden. Palabra. Precepto. Estatuto. Ley. Mandato. Mensaje.  Única cita bíblica: (Neh 10.32-33).  La ley Mitsvá está relacionada con un mandato humano, en Nehemías 10.32 dice que al pueblo le impusieron por ley, (Mitsvá) que todo el pueblo tenía que dar todos los años la tercera parte de un ciclo para la fabricación del santuario, para los panes de la proposición, para el sacrificio perpetuo, para el holocausto perpetuo, sacrificios de comunión, etc.

 7.) La ley Kjoc. Palabra (Hebrea – 2706). Su significado es: Promulgación, de aquí, cita, nombramiento, (de tiempo, espacio, cantidad, trabajo o uso). Estatuto. Ley.  Límite. Costumbre. Decreto. Norma. Ordenación. Plazo. Ración. Tarea.  Citas bíblicas: (Gn 47.26, Job 28.26, Sal 50.16, 94.20, Jer 31.36, Mal 3.7).La Ley Kjoc consistía en la promulgación de leyes que establecían que cantidad de dinero se debía de dar en forma de tributo a un rey (Gn 47.26).  Esta ley también se podía aplicar al trabajo. Esta ley fue la que Dios le dio a la lluvia (Job 28.26).

 8.) La ley Kjacác. Palabra (Hebrea – 2710). Su significado es: Prop: Tajar, es decir grabar (ser escribano sencillamente) por implicación, poner leyes siendo cortadas en piedra, o tablillas de metal en tiempos primitivos. Generalmente prescribir, escribir. Esculpir. Jefe. Legislador. Ley. Dictar. Registrar.  Cita bíblica: Proverbios 31.5.

9.) La ley Kjequec. Palabra (Hebrea – 2711). Su significado es: Imposición.  Resolución.  Ley.  Única cita (Is 10.1). La ley Kjequec consistía en las leyes injustas que prescribían algunos, para oprimir a los pobres, para hacer presa de las viudas y saquear a los huérfanos.

10.) La ley Tushiyá. Palabra (Hebrea – 8454). Su significado es: Substanciar. Respaldar, Apoyar, o por implicación capacidad, es dice ayuda directa. Acometer algo a propósito. Comprensión intelectual. Juicio. Ley. Sabio. Inteligencia. Bueno.  Única cita (Pr 3.21). La ley Tushiyá consistía en la comprensión intelectual de la ley, lo que convertía a un hombre, en un sabio, inteligente y con juicio.

 11.) La ley Kjuccá. Palabra (Hebrea – 2708). Su significado es: Establecer. Estatuto. Ley.  Mandamiento.  Costumbre.  Decreto. Derecho. Descripción. Ordenamiento. Práctica. Regla. Rito. Citas bíblicas: (Jr 31.35, 33.25). La ley Kjuccá consistía en las leyes para el cielo, la luna.

 12.) La ley Mifcád. Palabra (Hebrea – 4662). Su significado es: Nombramiento, es decir mandato. Concretamente lugar designado. Especialmente censo. Ley. Mandamiento. Única cita (Ez 43.21). La ley Mifcád consistía en designar los lugares para el sacrificio según la ley.

 13.) La Ley Teém. Palabra (Hebrea – 2942). Su significado es: Prop. Sabor. Juicio tanto subjetivo como objetivo.  Cuenta tanto subjetiva como objetiva. Canciller. Decretar. Juez. Ley. Mandar. Ordenamiento. Sabiamente.  Única cita (Dn 3.10).  La ley Teém consistía en la orden de Nabucodonosor de adorar a la estatua.

 14.) La ley Mishméret. Palabra (Hebrea – 4931). Su significado es: Objetivamente preservación. Concretamente seguro. Figuradamente observancia, es decir abstractamente deber; u objetivamente uso o partido.  Cargo. Cuidado Custodia.  Deber. Grupo. Guardia. Ley. Ministerio. Ordenamiento. Precepto. Servicio. Velar. Vigilia.  Única cita (Mal 3.14).  La ley Mishméret consistía en la observancia de la ley para preservación, seguridad.

 15.) La ley Abár. Palabra (Hebrea – 5674). Su significado es: Ley. Pregón. Pregonar. (Esta palabra tiene más significados). Única cita (Gn 23.16). La ley Abár era la ley de pago entre los mercaderes.

Nota: Pueda ser que existan más leyes, si usted las encuentra, añádalas para enriquecer aún más este tema.

El apóstol Pablo le da dos títulos a la ley de Dios.

 C.) El Ministerio de muerte grabado en piedras.

Escrito está. 2 Corintios 3.9 dice: …Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer…  El apóstol Pablo lo llama “el ministerio de muerte”….

¿Por qué le dió este nombre a la ley, el apóstol Pablo? Para entender este punto [21]enigmático, leamos el siguiente verso de la palabra de Dios.

 Hebreos 10.28, en varias versiones dela Biblia:

 (RV89)…El que ha desechado la ley de Moisés ha de morir sin compasión por el testimonio de dos o tres testigos…

(Biblia Lenguaje sencillo)…Si en un juicio dos testigos dijeran que alguien ha desobedecido la ley de Moisés, los jueces no tendrían compasión y ordenarían la muerte de esa persona…

En la carta a los hebreos se aclara que la muerte llegaba a la persona solamente por medio de dos o tres testigos, que realmente hubieran presenciado la desobediencia a la ley de Moisés y que se atrevieran a dar testimonio en su contra, delante de las autoridades correspondientes, que en este caso eran los sacerdotes o los ancianos que Dios había delegado. Uno de los ejemplos claros sobre este tema, es el del adulterio; no lo vamos a mencionar nuevamente ya que se incluyó en el tema de la ley llamada Mishppát. En este caso, vamos a dar otro ejemplo que también esta relacionado, con el ministerio de la muerte.  Veamos este ejemplo que aporta la palabra de Dios en cuanto a las leyes dentro del mismo hogar. Deuteronomio 21.18-23 dice: …Si un hombre tiene un hijo obstinado y rebelde, que no escucha a su padre ni a su madre, ni los obedece cuando lo disciplinan, su padre y su madre lo llevarán a la puerta de la ciudad y lo presentarán ante los ancianos. Y dirán los padres a los ancianos: Este hijo nuestro es obstinado y rebelde, libertino y borracho. No nos obedece. Entonces todos los hombres de la ciudad lo apedrearán hasta matarlo. Así extirparás el mal que haya en medio de ti. Y todos en Israel lo sabrán, y tendrán temor

En este caso los testigos acusadores eran los mismos padres en contra de un hijo. Esto se hacía segúnla Bibliapara extirpar el mal en medio del pueblo, pero han de haber sido muy pocos los que hicieron esto.

El siguiente comentario, es uno de los puntos clave de este libro, “La ley de Dios”, y le quita el estigma que lleva la Torá a causa de la Mishppát.

Ahora bien. Sí alguien cometía un pecado y nadie se daba cuenta para poder dar testimonio en su contra, él tal no moría; la ley (Mishppát) funcionaba solamente en caso de que se presentaran dos o tres testigos para acusar a alguien. Para que la ley (Mishppát) pudiera intervenir sobre el pecador, necesitaba el factor humano que descubriera o sacará a la luz el pecado de la persona, de lo contrario no se podía aplicar la ley (Mishppát) y no tenía eficacia. De esto podemos hacer el siguiente comentario. La ley (Torá) no era un asesino que andaba suelto por las calles, viendo quien se le ponía enfrente, para quitarle la vida sin ningún motivo. La ley (Mishppát) actuaba (daba sentencia de muerte) cuando se comprobaba que la persona realmente había cometido un infracción a la ley. La ley (Mishppát) daba su sentencia (mataba) a causa de la falta de un individuo. La ley (Mishppát) no tenía voluntad (autorización, permiso, consentimiento, anuencia) propia, dependía de otros agentes externos y ajenos a ella para poder obrar.

D.) El ministerio de la condenación.

Escrito está. 2 Corintios 3.9 dice: …Porque si el ministerio de [22]condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación…

El apóstol Pablo podía distinguir claramente la diferencia entre la ley y la gracia, porque él por misericordia de Dios había sido transformado en su forma de pensar y lo habían rescatado de las garras de la ley, ya que en la carta a los Filipenses 3.5 dice: …el fue fariseo, en cuanto a la ley… El apóstol Pablo podía decir con solvencia que la ley (Mishppát) mata, no tiene misericordia con el pecador, lo sentencia adversamente, lo condena, lo acusa, declara en su contra, porque él mismo había estado presente cuando se juzgaron muchos casos. Recordemos que el apóstol Pablo, estuvo presente cuando le dieron muerte a Esteban, solo que en ese tiempo no se llamaba Pablo, sino que llevaba el nombre de Saulo. El apóstol Pablo (Saulo) estuvo presente cuando juzgaron a Esteban y lo sentenciaron, no según la ley de Dios, sino según la ley de los hombres. Hechos 7.58 dice: (RV89)… Le echaron fuera de la ciudad y le apedrearon. Los testigos dejaron sus vestidos a los pies de un joven que se llamaba Saulo…  Por otra parte. El podía decir, ahora yo he conocido la gracia que viene de Dios, la cual me perdonó y me está trasformando, no me acusa ni me condena, sino que me perdona y me cambia.

Por otra parte el apóstol Pablo también les trataba de enseñar el equilibrio que debían de tener en cuanto a la ley (Torá) que consistía en no olvidar el lado positivo de la ley, o las cosas a favor de la ley; el apóstol Pablo les decía, la ley mata o da sentencia de muerte (por su naturaleza) por testimonio de dos o tres, porque para eso fue creada, esa es su función, pero mata por la culpa del que pecó y por el valor que manifiestan los testigos que se presentan a declarar en su contra, si no hubiera sido descubierto su pecado no lo hubiera sentenciado a muerte. Recordemos que la ley es santa, así como el mandamiento es santo, justo y bueno, no olvidemos que la ley que salió del corazón de Dios es perfecta (Sal 19.7), y fue creada para convertir el alma.

El ministerio de la condenación se divide en los siguientes puntos:

D.1) El defecto del Primer Pacto.  (Involucra directamente a la Ley llamada Mishppát)

 Escrito está. …Porque si aquel primero hubiera sido sin [23]defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo… (He 8.7)

La palabra “defecto” en nuestro idioma español, tiene los siguientes significados (sinónimos): deficiencia, tacha, daño, lesión, anormalidad y otros más… En el idioma griego tiene el siguiente significado: Irreprochable, Irreprensible, Sin defecto.  Echar la culpa. Inculpar. Culpar. Condenar. ¿Por qué se hace está aclaración? Esto es para que no nos desviemos de la verdadera interpretación que se le debe dar a este texto. Por ejemplo: A.) En nuestro idioma le daríamos el siguiente significado: el defecto consiste en tener una deficiencia, daño, lesión, anormalidad física, que en si es una tacha o falla en la persona, que lo marca y lo aparta de ciertas atenciones y privilegios dentro de la sociedad. En el antiguo testamento dice, según las leyes de los sacrificios, que no se podía ofrecer animal con defecto.  Levítico 1:3 dice: …Si su ofrenda fuere holocausto vacuno, macho sin defecto lo ofrecerá;  de su voluntad lo ofrecerá a la puerta del tabernáculo de reunión delante de Jehová… Otro ejemplo, es el de los sacerdotes que tenían defecto. Estos no podían servir en el templo a causa de llevar defectos físicos y la Biblia claramente describe cuales son los defectos. Levítico 21.18-19 dice: … Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego,  o cojo, o mutilado, o sobrado, o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano, o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado… Ahora bien. B.) En el idioma griego tiene el siguiente significado e interpretación: la palabra defecto significa, “Culpar, condenar, irreprochable, irreprensible, sin defecto”. Establezcamos ahora la diferencia, para no confundirnos y para no dar una mala interpretación al texto que leímos en hebreos 8.7. La Biblia dice que el primer pacto tenía defecto, pero este defecto no radica en un característica física, como un daño, deficiencia, lesión, anomalía, deformidad de la ley, sino que está íntimamente ligado a lo legal o con la parte legislativa de la ley Mishppát, que condenaba y sentenciaba a muerte a los infractores.

Descifrando el texto podemos entender lo siguiente: “si el primer pacto no condenara al adorador, si el primer pacto fuera sin defecto, sino culpara, si no condenara, si tan solo ayudara en algo al pecador, no se hubiera dado lugar al segundo”. La pregunta que surge es: ¿cuál es el defecto real del antiguo pacto, y que relación tiene la ley con eso?

Dentro de los puntos que se tocaron en este tema, está el de los 15 tipos de leyes, de los cuales destacamos a dos, aunque no son dos realmente, sino una sola ley, que presenta dos lados o perfiles; por un lado mencionamos la primera parte de la ley ola Toráy en segundo lugar mencionamos la segunda parte de la ley ola Mishppát. Enesos puntos explicamos claramente la diferencia marcada entrela Toráyla Mishppát; por un lado se dijo quela Toráera básicamente la enseñanza e instrucción de las leyes; yla Mishppátera la ley (judicial) que juzgaba al israelita que violaba la ley (Torá) de Dios. El defecto que presentaba la ley (Mishppát) era que no mostraba misericordia al acusado, sino que lo condenaba, empeorando su situación; la naturaleza de la Mishppát no podía librar del castigo al infractor.

Ahora podemos distinguir claramente cuál es el defecto de la ley. El defecto de la ley consistía en que la prescripción de la ley, estaba elaborada con el fin de castigar al culpable y de dar libertad al inocente y a la persona que había cometido un crimen sin mala intención, o por casualidad. La ley tenía su lado equitativo (justo, recto, ecuánime, honesto, incorruptible). Por ejemplo en Números 35.11  dice: …os señalaréis ciudades, ciudades de refugio tendréis, donde huya el homicida que hiriere a alguno de muerte sin intención… Y la misma Biblia da el siguiente ejemplo: …Y este es el caso del homicida que huirá allí, y vivirá: aquel que hiriere a su prójimo sin intención y sin haber tenido enemistad con él anteriormente; como el que fuere con su prójimo al monte a cortar leña, y al dar su mano el golpe con el hacha para cortar algún leño, saltare el hierro del cabo, y diere contra su prójimo y éste muriere; aquél huirá a una de estas ciudades, y vivirá… (Dt 19.4-5). El propósito de la ley, era extirpar el mal de Israel (Dt 17.8-13).

NOTA PRELIMINAR: De lo anterior podemos establecer que el “defecto” del primer pacto, radicaba en una parte de la ley, no en la Torásino en la Mishppát, y a ese “defecto” o sección de la ley que acusaba y no perdonaba (Mishppát) es a la que Cristo sí le dió fin, ya que el apóstol Pablo escribe a las siguientes palabras a los romanos: …porque el fin de la ley (Mishppát) es Cristo, para justicia a todo aquel que cree… (Ro 10.4). Ahora conociendo este punto de vista bíblico, podemos decir que el apóstol Pablo de ninguna manera podía anular las palabras del Señor Jesucristo, cuando él dijo: “que no venía a la tierra a abrogar la ley o los profetas (Mt 5.17). Queda claro que la ley que no abrogó Cristo, fue la Torá reformada o la instrucción del Padre para la iglesia, pero si abolió esa parte de la ley que ya no pasaría a la era de la gracia, o sea la Mishppát y con esto el Señor estaba acabando la ley, terminando la ley o perfeccionándola.

De lo anterior vale destacar el siguiente punto. Cristo reformóla Torápara la nueva era en la que iba a funcionar, que es la de la gracia, y le quitó la parte que ya no se iba a funcionar en este tiempo, que es la ley Mishppát o que condenaba sin misericordia a la persona. Cristo anuló por completo la ley llamada Mishppát y, en su lugar instaló la misericordia y el perdón de los pecados por gracia; muestra de esto es que ahora todo aquel que confiese sus pecados alcanzará perdón.La Bibliadice: …Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo… (1 Jn 2.1-2). Y es más, Dios quiere que nosotros los hijos de Dios aprendamos a perdonar. Mateo 18.21-22 dice: …Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí?  ¿Hasta siete?… Jesús le dijo: No te digo hasta siete,  sino aún hasta setenta veces siete…

Ahora nosotros, los hijos de Dios, los nacidos de nuevo, no de carne, sino de voluntad de Dios, tenemos y estamos gozando de una nueva ley (Torá reformada) “Sin Defecto”, de una ley perfecta, de una ley que sigue siendo buena y que salió del corazón de alguien perfecto, y que la humanidad lo conoce con el nombre de “DIOS”. En la mente de muchos hijos de Dios, choca la idea de que hoy en día nosotros los hijos de Dios o “Iglesia de Cristo” tengamos una ley llamada “Torá Reformada” como le pude llamar, porque no le encontré otro nombre, esto nos distingue de los demás pueblos, como los verdaderos israelitas.

D.2) La ley contenía figura y sombra de las cosas celestiales.

Escrito está. …Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote,  habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es [24]figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte… (He 8.4-5).

 Uno de los significados de jupódeigma es, exhibición para imitación o advertencia, que no es más que ejemplificar por medio de la instrucción y de la enseñanza, las cosas que se hacían en el templo.  El trabajo de los sacerdotes era el de enseñarle a sus sucesores (hijos) la forma en que se debía servir en el templo, y la manera más fácil y sencilla para hacer esto, era en su propio hogar. Por ejemplo, Dios había determinado que de la tribu de Aarón se levantaran los sacerdotes que tenían que ministrar en el templo, y a los levitas que eran los encargados de llevar sobre sus hombros todos los utensilios del templo. Era totalmente normal que los hijos de los sacerdotes vieran continuamente a sus padres vistiéndose de sacerdotes para el servicio, y de cómo se preparaban en sus casas antes de hacer las cosas en el templo, esto fue una escuela temprana para los hijos de los sacerdotes donde los niños aprendían a hacer las cosas por imitación.  El servicio era solamente un modelo que los hijos de los sacerdotes tenían que imitar de generación en generación.La Bibliamisma nos habla de estas cosas claramente, por ejemplo enla Bibliaencontramos estos pasajes relacionados con la enseñanza y la instrucción. Deuteronomio 11.19 dice: …Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa,  cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes… Otro ejemplo es este: …Por tanto,  guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida;  antes bien, las enseñarás  a tus hijos, y a los hijos de tus hijos… (Dt 4.9). Todo aquello que se realizaba en el templo era un modelo para ser imitado, ya sea la manera de ofrendar, de diezmar, de servir dentro del templo y fuera de él.

Escrito está. …Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote,  habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es figura y [25]sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte… (He 8.4-5).

¿Qué es una sombra?  Sombra tiene el siguiente significado:

A.)       La sombra causada por la interceptación de Luz.

Una sombra por lo general es de color oscuro, provocada o proyectada por un cuerpo que se coloca (antepone) entre la luz del sol y el suelo, como lo puede ser una pared, un árbol, un automóvil, un edificio o cualquier otro objeto o cuerpo material que se interponga. Lo interesante de este punto es que el cuerpo que proyecta la sombra impide que la luz del sol, llegue a su destino. La aplicación espiritual de lo anterior es esta. El sistema legalista (y no la ley en si, ya que es buena dice Pablo) que implantaron los lideres religiosos de Israel era el cuerpo que se interponía entre los israelitas y Dios, y era lo que impedía que la luz de Dios llegará a su destino, o a este mundo, pero cuando el sistema legalista desapareció, entonces el mundo pudo ver la verdadera luz del padre, y esa “Luz es el Hijo de Dios”; unos creen en él y otros no.  En la palabra de Dios encontramos que la luz representa o es una figura del mismo Hijo de Dios.  Juan 8.12 dice: …Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida…

La Bibliadice que la ley contenía sombras, y no que la ley es una sombra; esto hay que entenderlo bien, para enseñarlo correctamente.

Ahora bien. La ley (se refiere al sistema religioso gobernado por hombres, su propio sistema de justicia – no la ley real o del Reino: Torá) representa a ese cuerpo que se anteponía entre los israelitas y Dios, y no permitía que la luz (Cristo) llegara hasta ellos, es por eso que el pueblo israelita no pudo aceptar que Jesucristo era  y es el Hijo Unigénito del Padre que está en los cielos. Pero la ley contenía luz. Proverbios 6.23 dice: (RV60)…Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen…  La luz de la que hablamos es la enseñanza particular que contenía la ley. Escrito está. (RV60)…Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles… (Éx 24.12). Con esto quiero establecer lo siguiente: que la ley o Torá, si tenía luz o enseñanza, ya que la palabra Torá significa básicamente eso, enseñanza; pero a pesar de que sí cumplió con esa función educadora, los receptores de esa enseñanza no fueron beneficiados completamente, ya que sus lideres, les enseñaron a  atender y dedicarse más a las obras que enseñaba esa ley, y no a Dios (Ro 10.3). La verdadera enseñanza de la ley o Torá, consistía en anunciar al pueblo de Dios, que el Hijo del Padre tarde o temprano vendría a la tierra, y que se prepararan para recibirlo.  La Torá era la encargada de dar este mensaje de parte de Dios, por medio de la enseñanza e instrucción y esta fue la luz que los líderes del pueblo de Israel, omitieron y se dedicaron a transmitir la otra parte de la luz que consistía en la instrucción de la ley y las obras de la ley. Ahora podemos entender por qué la palabra griega Skía (definición de la concordancia Strong) significa, Tinieblas de error, presagio, sombra. Dentro de los sinónimos de la palabra error tenemos, equivocación, omisión o exclusión, descuido, desacierto. Leamos parte del texto para entender esta parte: …habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales… Esto quiere decir, que las ofrendas según la ley, son una sombra o una Skía, o una tiniebla de error, que se traduce como tiniebla de equivocación o de omisión, dando a entender que la enseñanza que se basaba solamente en estar ofreciéndole a Dios las obras que la ley exigía era un error, donde se estaba omitiendo o excluyendo lo más importante de la ley, que era el de anunciar al Hijo de Dios como único salvador. De esto podemos sacar la siguiente conclusión: las obras de la ley eran una sombra o Skía, y que literalmente se puede definir como tiniebla de error, esto quiere decir que la ley y los líderes que la usaron mal, llevaron al  pueblo de Israel  a vivir bajo la cobertura de esa tiniebla de error, los llevaron a vivir en tinieblas. Las tinieblas no solo representan al mal, y a la región donde no hay luz, sino que también representa la ausencia de una enseñanza verdadera de las escrituras divinas. La verdadera enseñanza o luz dela Torá no llegó a su destino con todo su esplendor, porque la ley y los líderes de Israel se interpusieron entre Dios y el pueblo.

La sombra… Presagio.

La palabra Presagio significa: predicción, pronóstico, anuncio, adelanto, vaticinio. Esto quiere decir, que las ofrendas según la ley, son una sombra o una Skía, un presagio, pronostico, predicción, un anuncio o adelanto, de las cosas que el Hijo de Dios realizaría cuando se presentara en este mundo. Esta era la otra parte del objetivo de realizar los sacrificios por el pecado, que era el de predecir al pueblo que el Hijo de Dios vendría a este mundo a ocupar el lugar que estaban tomando esos miles de animalitos que se sacrifican para cubrir el pecado de los israelitas, pero el pueblo de Israel no se quiso dar cuenta de esto, ya que omitieron esta parte y se la saltaron, y se dedicaron solamente a sacrificar los animales, como una costumbre más de esta nación.

B.)      Sombra es una imagen lanzada por un objeto y representando la forma de ese objeto.

Una sombra por lo general se mueve de acuerdo al movimiento del sol y del cuerpo que produce la sombra. Por ejemplo un árbol produce una sombra constante ya que el árbol no se mueve, solamente el sol; pero en el caso de un objeto móvil como un carro, una persona o un animal, no solamente el sol está en continuo movimiento sino también el objeto. En este caso los israelitas se dedicaban a hacer literalmente lo que la ley y sus líderes les decían que hicieran, se movían y actuaban delante de Dios como se les ordenaba y en algunos casos lo hacían de forma equivocada, ya que se les enseñaba solo una parte dela Toráy la otra parte se omitía. En chapín se dice, bailaban al son que les tocaban. “Gracias a Dios esto no sucede en el tiempo de la ley, porque el Espíritu Santo es nuestro guía”.

Una sombra aparece (nace) y desaparece cada día (muere). Cuando el sol sale se crea una sombra, pero cuando el sol se oculta sobre el horizonte la sombra desaparece (muere). La vida y existencia de la sombra, se debe al sol, para que se entienda lo diremos de esta manera, la vida y existencia de esos sacrificios que la ley demandaba, dependían de la determinación de Dios y no de los lideres de Israel o de la ley, el que decidía cuando se iban a acabar estos sacrificios era Dios y no el hombre, ni la ley. La vida de los israelitas consistía en cumplir día a día todas las normas que la ley demandaba, desde que se despertaban hasta que se acostaban. En el caso de Israel, Dios quien  representa al sol (Sal 84.11) fue el que dio vida a ley, ya que él es el dador de la ley (Stg 4.12).

La sombra, representa la forma del objeto.   El tamaño y forma de la sombra depende del cuerpo que la proyecta; si el cuerpo que proyecta la sombra es pequeño, así será la sombra, y si el cuerpo es grande, así lo será la sombra. La sombra representa la forma del objeto de forma distorsionada, por ejemplo, vasta ver la sombra de nuestro cuerpo reflejado en el suelo, para que nos demos cuenta que a pesar de que es nuestra sombra, lo muestra con dimensiones y tamaños desproporcionados a los naturales. Así mismo eran los sacrificios que demandaba la ley, ya que tenían que reflejar la forma o naturaleza dela Torá.  Estoconlleva la idea de la exhibición constante y brutal de la muerte de miles de animalitos inocentes, que demandaba la ley de acuerdo a la conducta de los israelitas. La intervención de la muerte de los animales se debía al pecado constante de las personas. Si las personas pecaban poco, pues pocos eran los sacrificios, y si pecaban mucho, pues los sacrificios tenían que ser muchos. Esto lo vemos en la sombra; a veces nuestra sombra se ve pequeña y a veces se ve grande, de acuerdo a la posición de nuestro cuerpo en dirección del sol.

Cuarta Parte

“Cristo vino a la tierra a cumplir la ley”

     4. Cristo vino a la tierra a cumplir la ley.

Escrito esta. Mateo 5.17 dice: …“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar,  sino para [26]cumplir”…

Uno de los tantos trabajos que el Señor Jesús vino a realizar a la tierra fue el de “Cumplir la ley”, pero no de la manera como se imaginan algunos, como lo es el de cumplir con un sin número de reglamentos y estatutos que contenía la ley (en total 613 preceptos) sino que vino a “Cumplir la ley Real, del Reino, la ley suprema”, demostrando su fruto en la cruz del calvario, el amor. Santiago 2.8 dice: (RVA 60)…Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis… (NBLH)…Si en verdad ustedes cumplen la ley real (del Reino) conforme a la Escritura: “AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO,” bien hacen. (NVI)…Hacen muy bien si de veras cumplen la ley suprema de la Escritura: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”… Cristo cumplió toda la ley amándonos (613 preceptos), ya que amando es como se cumple toda la ley dice el apóstol Pablo (Gá 5.14, Ro 13.8, 10)

El Señor Jesucristo cumplió la ley en las 5 formas siguientes:

 A.) Hacer repleto, atiborrar una red. (El Señor vino a hacer repleta la ley como cuando una red está atiborrada de peces).

B.) Rellenar un hueco. (El Señor Jesús vino a rellenar un hueco que tenía la ley).

C.) Proveer, imbuir o influir, persuadir, convencer; también difundir, ejercer un oficio. (El Señor Jesús vino a convencer ejerciendo un Oficio).

D.) Terminar un periodo o tarea. (El Señor Jesucristo Vino a Terminar Un Período (la ley) o Tarea).

E.) Verificar, o coincidir con una predicción. (El señor Jesucristo vino a verificar (efectuar) o coincidir con una predicción (concordar con una profecía dada en el tiempo de la ley).

A continuación estudiaremos detenidamente cada uno de estos puntos:

 A.) Hacer repleto, atiborrar una red. (El Señor vino a hacer repleta la ley como cuando una red está atiborrada de peces).

 Esto es fácil de entender. Cuando el pescador lanza la red al mar, ésta se encuentra vacía, pero al echarla a la mar poco a poco se va llenando de peces, hasta ya no poder. Los peces entran de uno en uno a la red hasta que la red se llena, hasta estar repleta, colmada, rellena; por decirlo así, la red tiene un límite o cantidad de peces con que se llena según su tamaño y al estar llena el pescador la saca.

La interpretación es esta: el pescador es Cristo (Dios), la red en sí representa su vida personal y ministerial que realizó en sus treinta y tres años en esta tierra, las profecías representan a los peces que el Hijo de Dios vino a pescar al mundo, para que la ley fuera  cumplida (pescada) en él.  Lo que Cristo hizo, es que vino a la tierra para llenarse de cada una de las profecías que se escribieron acerca de Él, hasta que su vida (la red) quedó llena al límite. Más adelante se darán algunos ejemplos de esto.

Cuando el Hijo de Dios fue pescando o tomando cada una de las profecías que se dieron en cuanto a él, fue llenando la ley, hasta que atiborró la red y luego el Padre la levantó y nos rescató, por medio del que se hizo maldición en la cruz del calvario. Cristo no podía abandonar el mundo, hasta que cumpliera o recogiera la última de las profecías que se dieron respecto a él, como el Hijo de Dios, cordero de Dios, siervo de Dios; ya que también hay profecías sobre él que también se tienen que cumplir, pero que son con respecto a su venida al mundo como rey de reyes.

Para que el plan de salvación se llevara acabo, Jesús tenía que llenar la red, o sea que tenía que llenar la ley. La señal más grande que el Hijo de Dios pudo darles a los religiosos de aquel tiempo (en esta parte me refiero a los escribas, fariseos, doctores de la ley, ancianos, sacerdotes y sumos sacerdotes, si se me olvidó alguno añádalo) fue el repletar la ley, llenar, pescar o tomar cada una de las profecías que hablaban acerca del Hijo de Dios. Esta gente, se dio cuenta como poco a poco el Señor, aparentemente sin preparación o instrucción, ya que era el hijo de un carpintero, fue llenando perfectamente todo lo que se decía concerniente al Cristo y esto era lo que no podían entender, lo que les faltó a muchos de ellos fue agregarle fe a lo que estaban viendo y a lo que sabían.

Para dar un breve ejemplo de cómo atiborrar la red o de cómo pescar las profecías, mencionaremos la profecía que se pronunció en el libro de Isaías y de cómo se cumplió en los tiempos del Señor. El cumplimiento de esta profecía quedó escrito en el evangelio de Lucas, para esto cotejemos (comparar, cerciorar, demostrar) las siguientes citas bíblicas:

&      Isaías 61.1-2 dice: …El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados…

 &      Con Lucas 4.17-21 dice: …Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros… Con esta frase: …Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros…  el señor Jesucristo estaba dando a entender, hoy pesque una de las profecías que se dieron en cuanto a mí. Lucas 24.44 dice: … Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.

B.) Rellenar un hueco. (El Señor Jesús vino a rellenar un hueco que tenía la ley, para perfeccionarla y terminarla).

El Hijo de Dios – El Lógos del Padre vino a completar la ley: Un hueco es un hoyo que se empezó a llenar, pero que no se llenó a toda su capacidad. La ley tenía un espacio que aún se tenía que llenar, no estaba completa; Dios empezó a llenar ese espacio (dictar leyes) en los días de Moisés y la terminó de rellenar (reformar) en el tiempo de Jesús. La ley tenía una vacante (lugar disponible) que solo Cristo podía llenar, ya que él como Dios, tiene la facultad de redactar o crear nuevas leyes, de reformar algunas y de derogar otras.

La Bibliadice que cambiado el sacerdocio es necesario llevar a cabo un cambio o transferencia de la ley, esto implica que si se cambia la ley se debe cambiar al que legisla, en el caso de Israel fue Dios quien prescribió la ley y Moisés la promulgó en las tablas de piedra, con intervención de un ministerio angélico, ahora en el tiempo del Hijo de Dios tenía que haber un intermediario (legislador) mayor que Moisés y este sería Jesucristo el Hijo de Dios.

Lo que pasó es que el cambio o transferencia de la ley permitió que la ley escrita por Moisés pasara a manos del Señor, para que él llenara la vacante que tenía, y que completara la parte que le hacía falta, para perfeccionarla. Esta ley (Torá) después que el Hijo de Dios ascendió al cielo, quedó en manos de los 5 ministerios que el Señor está levantando desde entonces, para que estos la enseñen a la iglesia. En el pasado la ley era para todos los israelitas, pero en especial para el pueblo en general, para los civiles; ahora en nuestros días la ley de Dios (una de ellas es la ley de la libertad), es para la iglesia, que esta conformada por personas de todas las naciones.

Vamos a ver algunos ejemplos acerca de rellenar o completar la ley.

El primero y el más importante.

&      Deuteronomio 6.4-5 dice: …Escucha, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tú Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas…

&      En Marcos 12.29-31 dice: …Jesús le respondió: El primero es: Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos dos… En estos textos que leímos de Mateo, el Señor añade algo, que no aparece unido a amarás a Jehová tú Dios, en la cita de Deuteronomio 6.4-5, y es que en Mateo aparece la frase: …amarás a tu prójimo como a sí mismo… El Señor Jesús rellenó (completo, perfeccionó y terminó) la ley al añadirle esta frase al texto ya existente.

Otros ejemplos:

&    Mateo 5.27-30 dice: Oísteis que fue dicho: No adulterarás: Mas yo os digo, que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te fuere ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti: que mejor te es que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te fuere ocasión de caer, córtala, y échala de ti: que mejor te es que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea echado al infierno…

&    Mateo 5.31-32 dice: …También fue dicho: Cualquiera que repudiare a su mujer, déle carta de divorcio: Mas yo os digo, que el que repudiare a su mujer, fuera de causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casare con la repudiada, comete adulterio…

&    Mateo 5.38-42 dice: …Oísteis que fue dicho a los antiguos: Ojo por ojo, y diente por diente.  Mas yo os digo: No resistáis al mal; antes a cualquiera que te hiriere en tu mejilla diestra, vuélvele también la otra;  Y al que quisiere ponerte a pleito y tomarte tu ropa, déjale también la capa; Y a cualquiera que te cargare por una milla, ve con él dos.  Al que te pidiere, dale; y al que quisiere tomar de ti prestado, no se lo rehúses…

 Cuando usted lee estos textos se da cuenta que el Señor lo que hizo fue completar o rellenar la ley, le agregó precisamente la parte que hacía falta para poderlo enseñar en el período de la gracia.

Conclusión del tema.

Con esto podemos decir que la ley para el pueblo de Israel, tenía que ser redactada en dos tiempos o eras diferentes y distantes; en el primer pacto, la ley sería dada por Dios a Moisés delegando un ministerio angélico para que le ayudaran a promulgar la ley, en tablas de piedra; pero que no sería toda, esta sería la primera parte de la redacción o legislación; luego cuando apareciera Jesucristo aquí en la tierra, él mismo prescribiría la parte de la ley que hacía falta, que no era para la era de la ley, sino para la era de la gracia. La diferencia bien marcada es que ésta ley ahora en nuestros tiempos está siendo sellada o grabada en las mentes y está siendo escrita en los corazones de las personas. La siguiente cita de hebreos dice que Dios pondrá las leyes en la mente y las escribirá en sus corazones. Hebreos 8.10 dice: …Por lo cual, éste es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré…  La siguiente cita de hebreos dice que pondrá las leyes en los corazones y en las mentes las escribirá. Hebreos 10.16 dice: …Éste es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré…  Esto no es una paradoja (contradicción). Lo que Dios trata de decir que Él está sellando o escribiendo las leyes en la mente y en el corazón, y que Él es el que las pone, ya que Él las creó (Stg 4.12).

     De esa forma el Señor completó la ley, la perfeccionó y la terminó. Por decirlo así para que la ley fuera perfecta, se le tenía que agregar el ingrediente o parte que le faltaba, y esa sección de la ley la traía el mismo Hijo de Dios en su corazón y mente. Además de este grupo de leyes que emitió el Señor, hay otras que surgieron con la aparición de Cristo en la tierra, entre ellas están las siguientes: (1) La ley del Espíritu. Romanos 8.2. (2) La ley de la fe. Romanos 3.27. (3) La ley de la libertad. Santiago 1.25. (4) La ley de Cristo. 1 Co 9.21.

 C.) El Señor Jesús vino a ejercer un [27]Oficio.

Para que este inciso o nota se entienda correctamente, se tiene que incluir el texto de la palabra de Dios, que nos ayudará mucho y nos da un panorama más amplio y profundo de este tema, el versículo es Mateo 5.17 dice: …No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir

La explicación es esta:”Que el Hijo de Dios, en lugar de venir a la tierra para abrogar, derogar, abolir, destruir o deshacer la ley (ya que como Dios tenía toda la autoridad para hacerlo, Stg 4.12, 1 Jn 5.20), vino a este planeta a desarrollar o a ejercer un “Ministerio” u oficio, mediante el cual Él mismo reformaría la ley Torá, aboliendo o eliminando gran parte de la Torá, pero no toda. Él Hijo de Dios vino a esta tierra para restaurar la ley a reconstruir la ley, su ministerio fue predestinado por el Padre para que completara la ley, para que la acabara o la retocara (modificar, transformar, restaurar, corregir) también vino para terminar la ley, que no es más que concluir, finalizar, o clausurar el sistema legalista que se apoderó de la ley (Torá) de Dios, el cual se basaba fundamentalmente en poner en práctica su propio sistema de justicia y dejaban por un lado el sistema de justicia de Dios (Ro 10.3 – Romanos 9.30 al 33).

En la Bibliaencontramos que Jesucristo desarrolló varios oficios (ministerios) cuando estuvo aquí en la tierra y, estos son conocidos con el nombre de los cinco ministerios primarios, que son: apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro (Ef 4.11). Estos cinco ministerios son conocidos con el nombre de la mano poderosa de Dios (1 Pe 5.6). Además de estos 5 ministerios, Jesucristo también desempeñó el cargo, oficio o ministerio de “Sumo Sacerdote”, en Hebreos 3.1 leemos: …Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús… Ahora bien. Según el libro de Hebreos, este ministerio lo comenzó a desarrollar después que pasó por padecimientos, en Hebreos 5.7-10 se lee de esta manera: (V.7)…Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente…(V.8)…Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia…(V.9)…y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen…(V.10)…y fue declarado por Dios [28]sumo sacerdote según el orden de Melquisedec. En la carta a los hebreos encontramos que el Señor Jesucristo llegaría a ser declarado “Sumo sacerdote”, luego de pasar por el sufrimiento, el cual lo iba a preparar para que llegara a ser el sumo sacerdote, que llevara la sangre del cordero de Dios al tabernáculo que está en los cielos, en el cual no Participó mano humana en su construcción, sino que fue construido por el mismo Dios (Heb 9.11, 12, 14, 24, 25).

En la cruz.

La crucifixión era la muerte más temida, más terrible, y más cruel imaginada en aquellos tiempos, y era para vengarse de su prójimo. Cicerón la llamó “la tortura más cruel y horrible”. Tácito la llamo “una tortura sólo digna de esclavos”. Este tipo de castigo estaba reservado sólo para los rebeldes, los esclavos que escapaban y la clase de criminales más baja de  Roma. De hecho, era ilegal infligir (condenar, castigar, penar, sancionar) este tipo de castigo a un ciudadano romano.

La crucifixión se originó en Persia, ellos elevaban al criminal para que no se manchara con su sangre la tierra que era propiedad de su dios Hormus. De Persia pasó a Cartago en el norte de África. Roma la copió de Cartago.

Cuando los romanos crucificaban según su costumbre, dejaban que la víctima muriera en la cruz aunque tardara días en hacerlo. Podía estar colgado días enteros en el calor del sol de medio día y el frió de la noche, torturado por la sed, los bichos, las moscas que se le metían en las heridas de la espalda causadas por los azotes. Muy a menudo la gente moría enloquecida en la cruz. Los romanos tampoco enterraban a los crucificados. Se limitaban a tirarlos, y dejaban que las aves de rapiña, los cuervos, y los perros se ocuparan de los cadáveres. La ley judía era diferente, por ejemplo, Deuteronomio 21.22-23 dice: …Si alguien ha cometido algún crimen digno de muerte, y lo hacéis morir colgado en un madero, no dejaréis que su cuerpo pase la noche sobre el madero; sin falta lo enterrarás el mismo día, porque maldito por Dios es el colgado. Así no contaminarás la tierra que Jehová, tu Dios, te da como heredad…

A veces los crucificados pendían allí por una semana, muriendo de hambre y sed, sufriendo hasta perder la razón. Muchos de ellos morían en los azotes. El azote romano era algo terrible. El reo era atado y doblado de tal manera que quedaba expuesta la espalda. El azote era una larga tira de cuero, tachonada (cubierta, adornada) cada tanto de trozos aguzados de plomo y pedazos de hueso. Con él literalmente se hacía tiras la espalda. A veces se le sacaba un ojo. Algunos morían bajo los azotes. Otros se volvían locos. Pocos eran los que soportaban sin desmayarse. Se empleaba un método muy nefasto para deshacerse de los criminales que no morían enseguida. Se les golpeaban las piernas hasta que morían.

CRISTO…. SUMO SACERDOTE.

A continuación, haremos un breve comentario acerca del oficio o ministerio de sumo sacerdote que alcanzó el Hijo de Dios. La pregunta que surge es: ¿en qué momento, Jesucristo inicio el oficio de Sumo Sacerdote? La Biblia dice que lo hizo después de haber atravesado el sufrimiento que lo perfeccionó o preparó para realizar dicha tarea (Hebreos 5.7-10).

La Bibliarevela en Hebreos, que el Hijo de Dios es el sumo sacerdote que nos convenía, santo, irreprensible en todo, sin pecado, perfecto (He 7.26). Se nos ha enseñado que en el holocausto que el Hijo de Dios realizó a favor nuestro, cumplió con la función del cordero de Dios. En ese tema tan impresionante (holocausto de Cristo), encontramos que el Hijo de Dios murió dos veces, la primera muerte: es la de la cruz del calvario, y la segunda: es la que consuma en el lago de fuego. En la cruz vemos que él derrama toda su sangre, la cual tendría que ser llevada por el sumo sacerdote (Jesús – Cristo) al santuario que está en el cielo. (Jn 10.17-18, Lc 23.46, Ap 20.14, 20.6).

Lo Celestial y Lo Divino, En Una Sola Persona ALa Vez.

Para que el plan de salvación se pudiera llevar a cabo, Dios (Altísimo) decidió unir en un cuerpo (celestial), a dos personas con naturaleza y origen diferentes. Una de ellas es El Verbo de Dios (El Lógos – Dios mismo…Jn 1.14) que representa (encarna, incorpora, une, anexa) a la naturaleza divina, y la otra persona es Jesús (el hombre – celestial 1 Co 15.47-48… Dios mismo 1 Jn 5.20) que representa a la parte humana con naturaleza celestial.

Note esto, Jesús fue el único que pudo contener en él al Verbo (Lógos) de Dios mientras estuvo en esta tierra, la palabra de Dios dice, que en Cristo habita corporalmente la plenitud de la deidad, Colosenses 2.8-9 dice: (V.8)…Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo…(V.9)… Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad

Cuando el Hijo de Dios expira (fallecer, morir) en la cruz del calvario, y encomienda su espíritu al Padre, estas dos naturalezas que un día fueron unidas por Dios, se separan momentáneamente, para luego unirse más adelante, cuando el Señor resucita o sale del lago de fuego vivo.

Veamos estos textos que aclaran lo que se está exponiendo:

  • Ø El  [29]Lógos (Verbo de Dios). Juan 1.14 dice: …Y aquel Lógos (Verbo) fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad… En esta cita, yo agregué la palabra Lógos.
  • Ø Jesús (El hombre celestial). 1 Corintios 15.47-48 dice: El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo. Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales… (RV60).

El libro de Hebreos dice que él (Jesús) se hizo semejante a sus hermanos con un propósito (Hebreos 2.11-18) y para cumplir con dicha voluntad participó de un cuerpo con todas las características humanas, pero que en naturaleza y esencia era diferente al de los demás hombres, ya que es un cuerpo celestial y no totalmente humano. En este cuerpo, el Hijo de Dios, sí llevó una vida totalmente humana. Filipenses 2.5 al 8 dice: …Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz… (RV60. La palabra de Dios asevera que Jesús (su cuerpo) fue engendrado por el espíritu santo. Lucas 1.35 dice: …Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios… En Mateo se aclara lo que se expone en Lucas, acerca de que el Espíritu Santo posó sobre María para cubrirla, con el fin de engendrar a Jesús en su vientre, Mateo 1:20 dice: …Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

¿Por qué sucedió esto y de esta forma?

En la cruz del calvario sucedió algo imperceptible a los sentidos humanos. En el momento en que Jesús entregó su espíritu (Lc 23.46) la deidad misma (Verbo de Dios) dejó o abandonó a Jesús (el hombre celestial – el salvador – el cordero).

De esto surgen las siguientes preguntas:

Acerca de la separación de las dos personas: ¿Adónde fuela Deidad, Verbo de Dios? Y ¿A dónde fue el espíritu de Jesús, el alma de Jesús y el cuerpo de Jesús?

La respuesta es, que en ese momento se llevó a cabo la disolución (separación) momentánea entre la naturaleza divina y la persona celestial, que no iba a perdurar, sino que se tenía que hacer de esta forma para que Jesús – Cristo, y el Verbo de Dios, pudieran cada uno cumplir con el  siguiente paso de su misión por separado. En primer lugar, diremos que el espíritu de Jesucristo volvió al Padre, ya que en la cruz del calvario, Él dijo: …Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu…(Lc 23.46). En segundo lugar, el alma de Jesús fue al juicio delante del trono blanco a causa de nuestros pecados, ya que en la Biblia dice: …que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio… (Heb 9.27, Ro 3.23, Ro 6.23, Ez 18.4). En ese juicio (litigio, proceso penal, caso) se le halló culpable de pecado, no de pecados personales, sino de pecados ajenos, porque él mismo los tomó por nosotros, la Biblia dice: …quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados…(1 Pe 2.24). Con este acto de misericordia el mismo Señor se hizo acreedor voluntariamente de cargar con nuestra condena, que consistía en sufrir en carne propia la muerte segunda (Ez 18.4, Ap 20.11). En tercer lugar, el cuerpo de Jesucristo fue a la tumba, ya que la palabra de Dios dice: que un hombre rico llamado José de Arimatea tomo el cuerpo de Jesucristo, lo puso en una sabana nueva y lo llevó a un sepulcro nuevo, que había labrado en la peña, luego él mismo hace rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro y, se fue (Mt 27.57-60). Luego de haber sido hallado culpable en el trono blanco del Padre, el Señor descendió al lago de fuego integralmente, para realizar el holocausto, por medio del cual nos justificaría delante del Padre. En ese lugar (lago de fuego) Dios mismo lo levanta de las cenizas o lo resucita. Ya integrado nuevamente, espíritu, alma y cuerpo. En cuarto lugar,  diremos que [30]Jesús – Cristo, en calidad de sumo sacerdote  cumplió con su oficio o función ministerial, y luego de haberse ofrecido como el cordero de Dios, ya resucitado y en la
calidad de sumo sacerdote traspasa los cielos, en Hebreos 4.14 dice: …Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión… Y la palabra de Dios añade, que traspasó los cielos llevando su propia sangre y no sangre ajena, entrando al lugar santísimo, Hebreos 9.11-12 dice: (11)…Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación…(12)…y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención…

Ahora en este momento el Señor está sentado a la diestra del Padre, oficiando como sumo sacerdote, ya que es el ministro del santuario que no fue hecho con manos humanas. Hebreos 8.1-2 dice: …En resumen, lo que venimos diciendo es esto: Tenemos tal sumo sacerdote que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, ministro del lugar santísimo y del verdadero tabernáculo que levantó el Señor y no el hombre… Él (El Señor Jesucristo) ahora es mediador de un nuevo pacto y esto lo alcanzó por medio del esfuerzo y el sufrimiento personal. El Señor tuvo que hacer un esfuerzo propio para ganárselo y para ser digno de ello, en Hebreos 8.6 dice: …Pero ahora Jesús ha alcanzado un ministerio sacerdotal tanto más excelente por cuanto él es mediador de un pacto superior, que ha sido establecido sobre promesas superiores…La Biblia dice : que solo hay un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo Hombre (1 Ti 2.5) el cual está sentado a la diestra de Dios en los cielos (Heb 12.2) donde el intercede por nosotros, abogando por nuestra causa (1 Jn 2.1).

D.) El Señor Jesucristo vino a terminar un período o tarea.

Cristo vino a la tierra a cumplir la voluntad del Padre y él mismo dijo, hágase tu voluntad como en el cielo, así en la tierra (Mt 6.10). El Señor también dijo, mi comida es hacer la voluntad del que me envió (Jn 4.34) y para hacer esa voluntad participó de un cuerpo semejante al nuestro, de carne y sangre (He 2.11-14) y cumplió  el plan del Padre, muriendo en la cruz por los pecadores (Mt 26.42).

Con su sacrificio perfecto le dio fin al antiguo orden o sistema religioso que estableció su propio sistema de justicia dentro del pueblo de Dios, el cual uso y modificó la ley (Torá) a su antojo y para su propio provecho. El antiguo orden religioso sacerdotal, terminó o caducó en Cristo, ya que el trabajo de la ley era el de llevarnos a Cristo. Para el apóstol Pablo la ley y el Hijo de Dios formaban un equipo dentro de los planes del Padre, donde los dos dependían uno del otro; Cristo no podía aparecer en la tierra si la ley no venía antes que Él y anunciaba su venida (Hch 7.52) y la ley no podía existir si el Hijo de Dios no iba hacer acto de presencia en la tierra. En la ley no se podía profetizar que Cristo vendría un día a la tierra, si en verdad no existiera, y Cristo no podía venir al mundo sin que nadie lo anunciara.

Cristo venía a la tierra a cambiar el antiguo orden ministerial, dentro del cual se encontraba la ley Torá, por el nuevo orden, el de la gracia, al que el apóstol Pablo llama el ministerio del Espíritu (2 Co 3.6-8) debido a que el primer orden tenía defecto (He 8.7). La Biblia dice, que ya estaba viejo y le tenía que ceder su lugar al nuevo pacto, esto involucra su desaparición o funcionamiento (He 8.13) y cambiado el orden implica automáticamente cambio de sacerdocio y cambio de la ley (He 7.12).

E.) El señor Jesucristo vino a [31]verificar (O coincidir con una predicción) una profecía…

Una predicción en sí, es una profecía, ya que el [32]profeta es un orador inspirado que predice, profetiza, anuncia, pronostica, prevé, anticipa, acierta, revela muchas cosas de forma sobrenatural. En el antiguo testamento encontramos muchas cosas que se profetizaron en cuanto a la aparición del Hijo de Dios en la tierra. Algunas de ellas se refieren al lugar de su nacimiento, otras con respecto de la condición de su madre, otras con respecto a sus padecimientos en la cruz del calvario, otras con respecto a que él sería el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, y en todas ellas coincidió, encajó, concordó, casó, ajustó, realizó, hizo, ejecutó, efectuó o cumplió, llevó a cabo, comprobó, confirmó el Señor, veamos algunas de ellas:

Esta profecía es con respecto a la madre de Jesús.

Isaías 7.14 con Mateo 1.18-23 y Lucas 2.6 al 7.

Isaías 7.14 dice: …Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel…

Mateo 1.23 dice: …He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emmanuel, que traducido es: Dios con nosotros…

Lucas 2.6 al 7 dice: …Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón…

Esta profecía es del lugar donde nacería el Hijo de Dios.

Miqueas 5.2 con Mateo 2.1-6

Miqueas 5.2 dice: …Pero tú,  Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel;  y sus salidas son desde el principio, desde los  días de la eternidad…

Mateo 2.1 dice: …Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes,  vinieron del oriente a Jerusalén unos magos…

En esta profecía se anuncia la manifestación del hijo de Dios en Zabulón y Neftalí.

Isaías 9.1-2 con Mateo 4.12-16

Isaías 9.1-2 dice: …Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia,  tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos…

Mateo 4.12-16 dice: …Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea; y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció…

Esta profecía anuncia la entrada del Hijo de Dios a Jerusalén, montado en un pollino hijo de asna.

Zacarías 9.9 con Mateo 21.1-5

Zacarías 9:9 dice: …Alégrate mucho, hija de Sión; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno,  sobre un pollino hijo de asna. Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos, diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego Hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos. Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Decid a la hija de Sión: He aquí, tu Rey viene a ti, Manso, y sentado sobre una asna, Sobre un pollino, hijo de animal de carga…

Mateo 21.1-5 dice: …Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos, diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos. Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Decid a la hija de Sión: He aquí,  tu Rey viene a ti, Manso, y sentado sobre una asna…

Esta profecía anuncia la traición de uno de los discípulos del Señor.

Salmo 41.9 con Juan 13.18-21

Salmo 41.9 dice: …Hasta mi mejor amigo, en quien yo confiaba y que compartía el pan conmigo, me ha puesto la zancadilla…

Juan 13.18-21 dice: …No me refiero a todos vosotros; yo sé a quiénes he escogido. Pero esto es para que se cumplala Escritura: “El que comparte el pan conmigo me ha puesto la zancadilla.” »Os digo esto ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis que yo soy. Ciertamente os aseguro que el que recibe al que yo envío me recibe a mí, y el que me recibe a mí recibe al que me envió. Dicho esto, Jesús se angustió profundamente y declaró: —Ciertamente os aseguro que uno de vosotros me va a traicionar…

Conclusión: con estos textos bíblicos que se incluyeron sobre Jesucristo, para explicar que es lo que significa realmente cumplir la ley (Pág. 60) o verificar o coincidir con una profecía, podemos comprobar que no se está hablando de cumplir con 613 preceptos o reglamentos legales, que fueron redactados para regular el comportamiento de una persona, sino que básicamente se trata de que las profecías estaban hablando acerca de la aparición del Hijo de Dios en esta tierra y que Jesús cuando vino a este planeta comprobó y confirmó que estas predicciones o profecías predicaban de él, ya que su vida coincidió o concordó exactamente con lo profetizado por los profetas. De esta manera el Señor Jesucristo cumplió la ley, o con lo que se dijo con anterioridad sobre él en la ley y en los profetas, aunque la gente de ese entonces y la de hoy no lo crea, pero nosotros si somos de los que creemos que el Hijo de Dios cumplió la ley de esta forma…

Quinta Parte.

“CRISTO LE DIÓ FIN A LA LEY”

5) El fin de la ley es Cristo.

Escrito esta. Romanos 10.4 dice: …“Porque el [33]fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree”.

Para el apóstol Pablo el fin de la ley consistía en las siguientes cosas:

A.) El fin de la ley es Cristo. (Fijar fuera por un punto definido o meta. Propiamente el punto al que se apunta como límite). (Extremo).

B.) El fin de la ley es Cristo. La conclusión de un acto o estado. (Terminación).

C.) El fin de la ley es Cristo. Resultado (inmediato, último o profético).

A continuación, entraremos al desarrollo de los siguientes puntos:

A.) El fin de la ley es Cristo. (Fijar fuera por un punto definido o meta. Propiamente el punto al que se apunta como límite). (Extremo).

A.1)  Fijar fuera por un punto definido o meta. (Cristo como propósito, objeto, finalidad).

 Cristo el [34]extremo. Dios trazó un punto definido o meta, al cual debería llegar su pueblo escogido Israel. Para llegar a la meta, al propósito, objetivo, finalidad, el cual era Cristo y no la ley como lo asumieron los fariseos y otros líderes religiosos de ese tiempo; Dios proveyó la ley (Torá) para que mientras que apareciera Cristo, ellos tuvieran un maestro personal que los instruyera, ya que esta era la función básica dela Torá. La meta no se encuentra en el principio, sino al final, la meta no era lo primero, la meta era lo que iba a hacer su aparición tarde o temprano; la meta no era la ley, la meta era Cristo. La ley Torá) le enseñó al pueblo de Israel el camino por el cual debían transitar para poder llegar a la meta, pero no lo quisieron recorrer, y perdieron el premio, que ahora otro pueblo que no era el pueblo de Dios, si lo está recorriendo, y ese camino es el Hijo de Dios.

A.2.) Fijar fuera por un punto definido o meta.  (Cristo como extremo, límite, frontera, punta, final, extremidad).

Cristo el extremo. Para llegar de un extremo al otro o de una punta a otra punta, es necesario hacer un recorrido, el cual depende de la distancia que separa a ambas puntas, esta distancia puede ser corta o puede ser larga.

En el orden que había establecido Dios, la ley tenía que hacer  primero su aparición en la tierra (primer extremo – punta) y, luego Cristo (segundo extremo – punta). En este caso Cristo era el otro extremo de la ley, era lo más distante, lo más lejos, lo segundo, o el punto al que se apunta, la otra punta y lo que está lejos o distante a veces no se puede ver ni contemplar, por lo tanto ¿por qué creer en algo que no se ve (Cristo)? Es mejor creer en lo que se ve (la ley).  En este error cayeron los israelitas, y no esperaron con fe, el tiempo de la manifestación del Hijo de Dios y por eso dieron lugar al siguiente pensamiento: “Es mejor creer en la ley que vemos, que en alguien que nunca aparece, de todos modos en la ley hay justificación”. De esta manera cayeron en error y trataron de imponer su propio sistema de justificación. Romanos 10.3 dice: …Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios…

Para el apóstol Pablo la ley estaba en un extremo y Cristo en el otro, no como antagonistas, sino como dos colaboradores, ayudantes, o servidores de Dios, inclusive, uno de los dos (la ley) llevaría a los pecadores hacia la verdadera meta o fin, ya no como un fin o termino, sino como un objetivo, meta, o fin, de su salvación de la muerte segunda.

El apóstol Pablo sabía que la ley tarde o temprano le tenía que pasar la estafeta a Cristo Jesús, el fin del antiguo orden al que pertenecía la ley y que solamente contenía figuras y sombras de lo real, era Cristo. La ley vivía esperando la aparición del Hijo de Dios, la ley sabía bien que el único motivo de su vida era el de esperar la manifestación gloriosa del Hijo de Dios en este mundo, para luego desaparecer, tarde o temprano se acabarían los miles de sacrificios de animalitos por los pecados, y con un solo sacrificio sería perdonado el adorador de Dios (He 9.26, 10.12)

La LEY_____________________mitad_____________________CRISTO

EXTREMO                                                                                     EXTREMO

PRIMERO                                                                                          ULTIMO

Principio                                                                                              FIN

El otro extremo o punta, es lo segundo, es lo que sigue, lo que toca, a donde se tiene que llegar, lo que esperó por mucho tiempo para hacer su aparición, lo que fue oculto a alguno y fue revelado a otros, porque aún no se había visto, lo que fue preparado con antelación con un buen propósito, lo que fue provisto de antemano pero que hay que esperar para poderlo alcanzar o tomar (1 Pe 1.18-20).

A.3) En último caso, si no hay otra solución.

Cristo el extremo.  Dios en su infinita misericordia trató por todos los medios de ayudar a los israelitas para que alcanzaran la salvación y para ello les dio un libertador llamado Moisés, les dio la ley, les dio en heredad la tierra de Canaán, les dio jueces, les dio reyes, les dio profetas, pero en lugar de apreciarlos, los mataban. Mateo 23.37 dice: …”¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, así como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste!…   Dios en su gran misericordia, después de haber tratado por todos los medios posibles de ayudar a los judíos, en último caso, como ya no había otra solución y llegando a al extremo de todos sus recursos, decide enviarles a su propio Hijo, su Unigénito y Primogénito al cual también rechazan y le dan muerte. Mateo 12.6 al 8 dice: …Por último, teniendo aún un hijo suyo, amado, lo envió también a ellos, diciendo: Tendrán respeto a mi hijo. Mas aquellos labradores dijeron entre sí: Éste es el heredero; venid, matémosle, y la heredad será nuestra. Y tomándole, le mataron, y le echaron fuera de la viña…

B.) El fin de la ley es Cristo. La conclusión de un acto o estado. ([35]Terminación).

El fin de la ley, el ocaso de la ley, la conclusión de la ley, la muerte de la ley fue Cristo. Recordemos que la ley es una, solo que estaba dividida en dos secciones: la primera y la más importante erala Torá, que era la que se utilizaba para enseñar e instruir al pueblo; la segunda sección de la ley era la que se aplicaba para condenar o sentenciar al pecador, y se llamaba Mishppát. A la ley que le dio fin Cristo, fue a la Mishppát, ya que Mateo 5.17 dice: que él no vino para abrogar la ley (Torá).

Cristo hizo su aparición en la tierra cuando el sistema legalista y religioso al que pertenecía la ley había envejecido y estaba a punto de morir, para luego darle su lugar a Cristo. La ley (dentro de ese sistema) ya había caducado y estaba fuera de orden. La ley ya no tenía razón de ser, su existencia ya no tenía ningún motivo, ya que la ley se basaba en el sacerdocio de hombres imperfectos que antes de ofrecer el sacrificio por los pecados del pueblo, lo tenían que hacer por los de ellos mismos, en la práctica del sacrificio de los corderos y otros tipos de animales que la ley exigía, pero con el único sacrificio del cordero de Dios, se le dio fin al primer pacto y a la ley de los sacrificios. Hebreos 8.13 dice: …Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer….

EL SACERDOCIO IMPERFECTO

     El problema o defecto que presentaba la ley era que los sacrificios de los animales no quitaban el pecado, Hebreos 10.4 dice: …porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados… Y los sumos sacerdotes y sacerdotes que oficiaban a favor el pueblo eran imperfectos y con pecados. Hebreos 5.1 dice: …Pues todo sumo sacerdote que es tomado de entre los hombres es constituido para servicio a favor de los hombres delante de Dios, para que ofrezca ofrendas y sacrificios por los pecados… Hebreos 5.1-3 dice: …Pues todo sumo sacerdote que es tomado de entre los hombres es constituido para servicio a favor de los hombres delante de Dios, para que ofrezca ofrendas y sacrificios por los pecados. El puede sentir compasión de los ignorantes y de los extraviados, ya que él también está rodeado de debilidad. Y por causa de esta debilidad debe ofrecer sacrificio, tanto por sus propios pecados como por los del pueblo…

EL SUMO SACERDOTE PERFECTO

     Cristo le dio fin al sistema al que pertenecía la ley y dio paso a la nueva ley reformada con un sacerdocio más excelente y perfecto, con un único sacrificio, realizado por él mismo. Hebreos 2.17 dice: …Por tanto, era preciso que en todo fuese hecho semejante a sus hermanos, a fin de ser un sumo sacerdote  misericordioso y fiel en el servicio delante de Dios, para expiar los pecados del pueblo… Hebreos 7.27 dice: …El no tiene cada día la necesidad, como los otros sumos sacerdotes, de ofrecer sacrificios, primero por sus propios pecados y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo… Hebreos 4.15 dice: …Porque no tenemos un sumo sacerdote que no puede compadecerse de nuestras debilidades, pues él fue tentado en todo igual que nosotros, pero sin pecado…  1 Pedro 2.22 añade: …El no cometió pecado, ni fue hallado engaño en su boca…  Hebreos 7.26 dice: …Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, puro, apartado de los pecadores y exaltado más allá de los cielos…

 CRISTO, SUMO SACERDOTE TRASPASA LOS CIELOS PARA HACER EL SACRIFICIO POR LOS PECADOS

     El sumo sacerdote Aarón entraba una vez al año al lugar santísimo del tabernáculo (Mishkan) hecho por manos humanas para hacer la ofrenda por el pecado del pueblo, esto era solo una sombra y figura de lo que el Hijo de Dios haría por nosotros, ya que él como sumo sacerdote entró una sola vez y para siempre en el lugar santísimo del templo que no fue construido por manos humanas sino por Dios mismo, para lograr la redención definitiva de todo aquel que se acoja al plan de salvación, por medio del único camino que existe, que es Cristo Jesús.

A continuación incluiré algunas citas concernientes al tema:

Hebreos 4.14 dice: …Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que ha traspasado los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra confesión… Hebreos 6.19-20 dice: … Tenemos la esperanza como ancla del alma, segura y firme, y que penetra aún dentro del velo, donde entró Jesús por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec… Hebreos 9:24 dice: …Porque Cristo no entró en un lugar santísimo hecho de manos, figura del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora delante de Dios a nuestro favor. Tampoco entró para ofrecerse muchas veces a sí mismo, como entra cada año el sumo sacerdote en el lugar santísimo con sangre ajena…

 EL SACRIFICIO UNICO Y PERFECTO

     La perfección del sacrificio del Hijo de Dios, como el cordero que “si” quita el pecado del mundo, radicaba en la “pureza y Santidad” absoluta de Jesucristo, como un hombre apartado del pecado, aunque vivía en medio de pecadores y que nunca tuvo ningún tipo de relación con el pecado, ya que él no tenía nada de las tinieblas en su ser. Juan 14.30 dice: …No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí…

El propósito verdadero de la existencia de la ley era este, el de llevar a los pecadores (israelitas pueblo de Dios) al que los podía perdonar verdaderamente por medio de un ministerio perfecto y con un sacrificio perfecto y mayor, ya que consistía en el sacrificio del cordero de Dios que (sí) quita el pecado del mundo.

Los siguientes textos bíblicos nos hablan del sacrifico del Hijo de Dios:

Hebreos 10.12 dice: …Pero éste, habiendo ofrecido un solo sacrificio por los pecados, se sentó para siempre a la diestra de Dios…

Hebreos 9.26 dice: …De otra manera, le habría sido necesario padecer muchas veces desde la fundación del mundo. Pero ahora, él se ha presentado una vez para siempre en la consumación de los siglos, para quitar el pecado mediante el sacrificio de sí mismo…

Hebreos 9.28 dice: …así también Cristo fue ofrecido una sola vez para quitar los pecados de muchos. La segunda vez, ya sin relación con el pecado, aparecerá para salvación a los que le esperan…

Cristo, con su sacrificio perfecto permitió que los pecados de las personas fueran realmente perdonados, y con esto le dio fin al sacrificio de los corderos, machos cabríos, etc., esto quiere decir que desde el sacrifico Cristo en adelante ya no se deben de hacer más ofrendas por el pecado, el sacerdocio Aarónico quedo clausurado.

Hebreos 10.18 dice: …Pues donde hay perdón de pecados, no hay más ofrenda por el pecado…

Conclusión: El fin de la ley (Mishppát) consistía, en que si el sistema al que pertenecía la ley (Torá) desaparecía, las leyes de tipo judicial, también lo tendrían que hacer. ¿Cómo desaparecería ese sistema? Ese sistema desaparecería, cuando apareciera alguien aquí en la tierra que tuviera la capacidad de hacer justos a los pecadores, con un único y solo sacrifico por el pecado, ya que los millares de sacrificios de los animales no lo podían hacer, y como Cristo con su único sacrificio por el pecado, si lo logró, la ley (Mishppát) forzosamente tubo que desaparecer, pero no así, la ley real o del reino, que incluye los mandamientos de tipo moral como los 10 mandamientos y otros.

C.) El fin de la ley es Cristo. Resultado (inmediato, último o profético).

El fin o propósito de la ley y los profetas era el de avisarle al pueblo de Israel y a la raza humana que el Hijo de Dios tarde o temprano haría su aparición aquí en la tierra, para cumplir todas las cosas que se habían profetizado acerca de él, este era su propósito, su fin.

El ánimo o intención de la ley:La Bibliaen la carta a los Gálatas 3.24 dice: …De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe… Para el apóstol Pablo la ley era la encargada de hacer sobresalir al Hijo de Dios en todo, para que él únicamente tuviera la preeminencia sobre todas las cosas. El trabajo de la ley era el de poner al Mesías hijo de Dios como el primero o el más importante de todala Biblia.

El propósito de la ley no era el de mantener al hombre esclavizado por siempre cumpliendo un sin número de preceptos, sino el de anunciar que Cristo venía pronto a la tierra, para que se prepararan para recibirlo y que por medio de Cristo se lograría la mejor justificación del hombre ante Dios. En sí, el propósito de la ley era el de señalar al Hijo del Padre como la mejor y única ofrenda por el pecado. El motivo primordial de la prescripción de la ley era el de darle una esperanza real de salvación al mundo, por medio de una ley escrita, que no era mala en cuanto al propósito e intención de Dios.

El fin de la ley, se debe a que ésta tuvo un éxito rotundo, al cumplir con su función de “anunciador” de la salvación o justificación a través del Hijo de Dios. El éxito de la ley, se debe a que tuvo una consecuencia positiva sobre un grupo de personas que no eramos el pueblo de Dios, ya que la Biblia dice, que él se manifestó a los que no preguntaban por él, cosa que fue profetizada en el antiguo testamento. La ley dio su fruto o producto al llevar a un sin número de personas al único camino que existe, para llegar al Padre. El éxito de la ley, es que si tuvo trascendencia o influencia sobre toda la humanidad, ya que hasta la fecha hay muchas personas que encuentran el camino de salvación, en la transcripción de la Biblia que Dios permitió que llegara a nuestras manos.

Conclusión: el resultado inmediato ultimo profético, en la vida Cristo significa: que aunque Cristo era el otro extremo o punta de la ley, o que era el segundo o lo más distante, su aparición iba a ser inmediata; ese tarde o temprano se cumpliría en un cerrar y abrir de ojos; lo que estaba escrito en el antiguo testamento acerca de la venida al mundo del Hijo de Dios, se tenía que cumplir en un abrir y cerrar de ojos.

Sexta Parte.

“El cambio de la ley y el cambio del sacerdocio.”

6.) El cambio de la ley y el cambio del sacerdocio.

Hebreos 7.12 dice: …Porque de haber [36]cambio de sacerdocio, es necesario que también se haga cambio de ley

En este texto dirigido a los hebreos, se establece que sí existió un cambio de sacerdocio, y cambio de ley. Este cambio de sacerdocio y cambio de ley, en parte se debe, a que el pueblo de Israel desechado el conocimiento, y por esto Dios los echó del sacerdocio, en Oseas 4.6 dice: …Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. Este es uno de los puntos difíciles a tratar en el libro, pero con la ayuda del Espíritu Santo lo podré explicar.

El primer pacto tuvo sus propios ministros o sacerdotes, dentro de ellos está un Aarón como sumo sacerdote y sus hijos Nadab, Abiu, Eleazar e Itamar (1 Cr 6.3) los cuales, servían en el templo como sacerdotes y, también están los levitas o los hijos de Leví, Gerson, Coat y Merari (Gn 46.11), que eran los encargados de llevar el templo portátil (movible, manual) a través del desierto (Nm cap. 4). El nuevo pacto necesitaría un nuevo orden de sacerdotes o ministros a los que Dios les delegaría tareas preparadas desde antes de la fundación del mundo (Ef 4.11, Ef 2.10) solo que estos ministros ya no serían ministros de la letra que mata, sino del Espíritu  que vivifica (2 Co 3.6).

El apóstol Pablo dice que el ministerio del antiguo pacto tuvo gloria y la gloria consistía en que eran portavoces de la ley de Dios, ellos eran los representantes de Dios en la tierra, y no de un simple rey terrenal (2 Co 3.7, 9) y que el ministerio del nuevo pacto también tiene (2 Co 3.8, 9) solo que la gloria del nuevo, era una gloria diferente. La versión Dios habla hoy en 2 Corintios 3.9 dice así: …Es decir, que si fue tan gloriosa la promulgación de una ley que sirvió para condenarnos, ¡cuánto más glorioso será el anuncio de que Dios nos hace justos!…  La gloria del nuevo ministerio consiste en que no nos jactamos de ser los portavoces oficiales de la ley, sino que la gloria consiste en que nosotros podemos testificar públicamente que Dios nos justificó por medio de la sangre de su Hijo Jesucristo, ya que su sangre, fue derramada para establecer el nuevo pacto.  La gloria consiste en contarle a las personas que Dios nos está cambiando y transformando en nuevas creaturas, la gloria es decirle a la gente, miren soy una nueva persona, porque la palabra de Dios si cambia y no solo es letra que mata.

Este nuevo ministerio dice el apóstol Pablo que permanecerá. 2 Corintios 3.11 dice así: …Y si fue glorioso lo que había de terminar por desaparecer, mucho más glorioso será lo que permanece para siempre… Y este ministerio será el encargado de predicar en el futuro eterno, las maravillas de Dios. Efesios 3.10 dice así: …Todo esto es para que ahora sea dada a conocer, por medio de la iglesia, la multiforme sabiduría de Dios a los principados y las autoridades en los lugares celestiales….

Esta evolución (cambio, reforma, renovación) del sacerdocio efectuado por Dios, trajo consigo la desaparición del sistema religioso legalista que gobernó al pueblo de Israel por mucho tiempo, y a la vez un nuevo tiempo llamado: la era de la gracia para dejar atrás la era de la ley.

 En el idioma griego, uno de los significados de la palabra “desligasteis” de Cristo es, “quedarse desempleado, ocioso, desocupado, inactivo”. Recordemos que el apóstol Pablo conocía el ataque que satanas había levantado contra los hermanos de la iglesia que se encontraba en Galacia, y les llama la atención y les advierte sobre la doctrina diabólica que impulsaba a las personas a querer buscar la justificación por medio de la ley y de las obras de la ley y, les dice que si rechazan la justificación a través del sacrificio único que Jesucristo hizo por ellos, voluntariamente se están desligando de Cristo. Lo que el apóstol Pablo escribió en este verso para los gálatas, también quedó escrito para todos aquellos hijos de Dios que estamos viviendo los últimos días. Todo aquel hijo de Dios (salvo por gracia) que se quiere justificar por medio de la ley, dice el apóstol que quedó desempleado, desocupado o inactivo y, que legalmente ya no tiene el derecho para poder desarrollar el plan que Dios trazó para él, según su llamado al ministerio que Dios le había confiado, ya sea ministro primario, diacono, etc. Este acto se puede ver como que la misma persona hubiera decidido poner voluntariamente su carta de renuncia, quedando exenta de obligaciones, quedando sin uso ni ejercicio en aquello a que está destinado, es alguien sin fruto, sin provecho, ni sustancia.

Aunque estas personas (los que se quieren justificar por medio de la ley) piensen y digan que están en la verdad y que están en la voluntad de Dios y que lo están agradando con lo que están haciendo, realmente están muy mal, ya que se apartaron o se desviaron de la verdad, que consiste en que la salvación del alma o la justificación con Dios, se consigue únicamente por medio de la única vía de reconciliación autorizada por Dios, que es el único que lleva al Padre y este camino es Jesucristo, Juan 14.6 dice: …Jesús le dijo: -Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se llega al Padre… (Biblia PDT)

Otro significado de la palabra Katargéo es, “destruido”, derribado, arruinado, derrocado, hundido, aniquilado, anulado). Esto quiere decir que el hijo de Dios que volvió a la ley, quiéralo o no, está completamente hundido en un gran problema, ya que con su decisión invalido todo lo que legalmente hizo Jesucristo por él, y es como que si el Padre lo viera en la misma condición que tenía antes de conocer la salvación y aún peor, porque llegó al conocimiento de la verdad de Cristo como su propio salvador. Lo que realmente hacen aquellos que vuelven a la ley, es que anulan o hacen a un lado el sacrificio de Cristo, para establecer su propio sistema de justicia a través del sacrificio de animales que no quitan el pecado del hombre (Heb 10.4-5). Dios Padre toma esta acción, como una derogación, abolición, que la persona hace de su propia salvación; el mensaje que ellos lanzan es: yo mismo anulo, derogo, abrogo todo aquello que hizo Cristo hizo por mí, no lo quiero…

En este verso encontramos que aquellos que se quieren justificar ante Dios por medio de la ley dentro del período de la gracia, de la [37]GRACIA” han caído. Aquel cristiano que ya no cree que es salvo por gracia, está caído, por haber seguido la ley y, corre el riesgo de perderse totalmente, ya que Satanás por medio de doctrinas de demonios lo “sacó del curso” que llevaba, dejó por un lado sus privilegio, si era ministro, dejó por un lado su ministerio, dejó de bendecir al pueblo y dejó de ser bendecido, pero sobre todo se salió del plan de salvación. Por otro lado, la Biblia dice: que se convirtió en “ineficiente”, o sea, inefectivo, ineficaz, inoperante.

Lo que el apóstol enseña en este verso es, que cada uno tiene que vivir su vida de acuerdo a la era o tiempo que le tocó que vivir; los de la ley que vivieran de acuerdo al período de la ley, y los de la gracia que vivieran de acuerdo al período de la gracia, porque así lo había estipulado Dios. Con este ejemplo que nos da la palabra de Dios, nos damos cuenta, que aquellos cristianos que se quieren justificar por medio de la ley de Dios, se salieron voluntariamente del plan que el Padre diseñó para sus vidas, y dejaron de bendecir al pueblo de Dios con los dones y talentos que el Señor había puesto en sus manos. El cristiano que cae en este error o falla, queda inoperante dentro del cuerpo de Cristo, dejó de ser lo que era.

Respecto al cambio de sacerdocio.

     El cambio del sacerdocio, significa la transferencia del sacerdocio. Es entregar el sacerdocio a otras personas, para darle un nuevo campo de acción. Los israelitas tuvieron que transferir o abandonar el sacerdocio quisieran o no, muestra de esto es que Dios destruyó el templo que estaba en Jerusalén y durante muchísimo tiempo, no se ha ministrado oficialmente en un santuario. El pueblo de Israel perdió parte de su identidad, al haber rechazado la visitación del Hijo de Dios. El Cambio del sacerdocio, también significa transportar el sacerdocio de un lugar a otro, o de un pueblo o nación a otra, recordemos que el sacerdocio era propiedad solamente de los que pertenecían a la nación israelita, pero como ellos le dieron la espalda a Dios y rechazaron al Hijo de Dios como salvador, Dios dispuso adoptar como hijos propios a personas que no eran parte de su pueblo Israel (Ef 1.5) y a los que no eran pueblo, los hizo su propio pueblo (Ro 9.25) y en esos lugares, donde Dios estaba adoptando hijos fue a donde transportó el sacerdocio.

El Cambio del sacerdocio, también significa llevar el sacerdocio de una era a otra, es llevar el sacerdocio de la era de la ley a la de la gracia, ya que desde los días de Juan ya no se vive en la era de la ley (Lc 16.16) sino que se está viviendo en la era de la gracia, en la que se están predicando las buenas nuevas de salvación (Ro 6.14). El cambio del sacerdocio debe entenderse de la siguiente manera para que no nos confundamos.  El cambio de sacerdocio, no quiere decir que a los que Dios los estaba reconociendo como los nuevos sacerdotes, o ministros del nuevo pacto (2 Co 3.5), tenían que ministrar al Señor de la misma forma como lo hicieron los sacerdotes, que sirvieron en el pasado en el templo de Dios (en Hebreo su nombre es Mishkan), vistiéndose según los requerimientos de la ley, matando animales como la ley lo exigía y que eran solamente sombras y no realidades, realizando las 7 fiestas anuales que celebraba el pueblo de Israel, etc. Este nuevo grupo de ministros del espíritu (Ef 4.11-12-13) fueron instituidos por Dios (Ef 4.7-11) y su trabajo es el de predicar el evangelio a toda creatura (Mt 28.19) para hacer discípulos a las naciones. Por otra parte podemos decir que este nuevo grupo de ministros no le predicarían solamente a los del pueblo de Israel sino que su predicación iba a ser dirigida a todo el mundo (Hch 1.8) y de estos que aceptaran el plan de Dios para sus vidas, o el plan de salvación, Dios les daría la potestad de ser hechos hijos de Dios (Jn 1.11-13) a los que el Señor los llama, la “Novia de Cristo” (Ef 5.25-27, Ap 21.2). La tarea de estos 5 ministerios es la de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Ef 4.12). El trabajo de estos nuevos ministros se basa en la oración y en la predicación de la palabra (Romanos 6.4) y cada uno de los 5 ministerios tiene que desarrollar una función diferente y especifica dentro del cuerpo de Cristo.

Respecto al [38]cambio de la ley.

     El cambio implica “Convertir” la ley, que no es más que hacerle reformas a la ley existente, es modificar la ley actual, es regenerar o renovar la ley para hacerla nueva y funcional en beneficio común, es corregir algunos errores de la ley, es enmendar o mejorar la ley, es rectificar o rehacer la ley haciéndole unos pequeños ajustes, que no tiene nada que ver con alterar la ley. Esta ley (Torá) ya reformada o modificada se trasladó a otras personas (del pueblo de Israel a la iglesia), a los nuevos y verdaderos hijos adoptivos de Dios, a los que Él mismo los llama, los verdaderos israelitas (Ro 2.28-29 , y Ro 9.1-9).

Este tema lo dividiremos en los siguientes puntos:

1.) La transposición de la ley.

2.) El desestablecimiento de la ley, remoción, cambio.

3.) Los diferentes significados de la palabra “transposición”.

1.) La [39]transposición de la ley.

Como el sacerdocio Aarónico había terminado de funcionar, el nuevo sacerdocio que Dios iba a levantar, tenía que ser desarrollado en algún lugar, y lo que Dios hizo fue reubicar o introducir el sacerdocio en otro pueblo o nación. Por ejemplo, un empresario “X”, ha tenido tanto éxito, al punto que su empresa sufrió un crecimiento desmesurado (gigantesco, enorme, colosal) por lo que se vio en la necesidad de cambiarse de lugar, ya que en el lugar donde se encuentra su empresa, se quedó pequeño, por lo que el dueño se ve en la necesidad de conseguir un lugar más amplio para establecer su empresa. El empresario trasladó su empresa a otro lado, la ubicó en otro lugar, le dio otro domicilio o residencia,  para que a la hora que los clientes lo quieran buscar, estos tengan una dirección donde encontrar la empresa. Con este ejemplo, queremos dejar en claro, que el nuevo lugar de residencia o domicilio de la ley (Torá), ya no es el pueblo de Israel como nación, sino que es la iglesia de Jesucristo, diseminada por todo el mundo, o el verdadero Israel de Dios (Ro 9.6-8) y los encargados de enseñarla al pueblo de Dios, son los 5 ministerios, dentro de ellos están los apóstoles, los profetas, los evangelistas, los pastores y los maestros. En pocas palabras. Sí alguien quiere saber de la ley [40]real, del reino, de la ley suprema (Stg 2.8-9 varias versiones; y Mt 22.36-40) que como primero y grande mandamiento contiene: amar a Dios, y el segundo: amar al prójimo como a ti mismo. Ahora ya no se tiene que acudir a los sacerdotes que servían en el tabernáculo de Moisés, para que seamos instruidos con la nueva ley reformada de Dios, sino que tienen que acercarse a los 5 ministerios y a la iglesia en general.

2.) Desestablecimiento de una ley, remoción, cambio.

El cambio de la ley significa, el “Desestablecimiento, o remoción” de la ley. Esto es en parte, ya que Jesucristo mismo dijo que él mismo no vino a la tierra a abrogar o derogar la ley (Torá o decálogo, Mt 5.17) pero que sí vino a darle fin a la ley del sacerdocio, ala Mishppát, a algunas leyes de carácter civil o para la ciudadanía en general (Ro 10.4) y a la ley de los hombres, conocida como la ley oral.

La [41]remoción de la ley, en términos legales implica la eliminación, remoción y destitución, de las leyes, por medio de los órganos competentes del estado. Comentario extraído de la creación de las leyes de un país. Poder legislativo, (el congreso de la república) una de las tres facultades y funciones primordiales del Estado (las otras dos son el ejercicio del poder ejecutivo y del poder judicial) y que, según la teoría del constitucionalismo moderno, consiste en redactar, reformar y derogar las leyes.

El cambio dela Toráno necesariamente implica la desaparición total de las leyes, sino que también significa sustituir y reemplazar las leyes que se están eliminando, destituyendo, desencajando por mejores leyes, a esto se le denomina reformar de las leyes de un país.

 3.) Los diferentes significados de la palabra “[42]transposición”.

A continuación, se explicará los diferentes significados de la palabrea transposición:

3.1) El cambio de la ley significa la transposición o “Traducción” de la ley.

La transposición o traducción de la ley significa que Dios proveyó a los hijos que Él estaba adoptando, de la información escrita de dichas leyes. En este caso Dios permitió que a nuestras manos llegara una versión, transcripción, copia, versión, interpretación, paráfrasis o reproducción del antiguo y nuevo testamento, traducido a nuestro idioma, donde se encuentran las buenas nuevas de salvación y las nuevas leyes que tenían que ser incorporadas, ya que el nuevo sacerdocio se desarrollaría en base a la ley que no fue derogada (La Tora: que contenía la ley Reino: Stg 2.8-9, Mt 22.36-40) que son las leyes que el Padre le dio a su pueblo; luego encontramos las leyes que el Hijo de Dios vino a incorporar a la ley que Él no derogó, y también están las leyes del Espíritu Santo.

3.2) El cambio de la ley significa la transposición o “Superposición[43]” de la ley.

El cambio de la ley también significa, no solamente la derogación de ciertas leyes para crear nuevas, sino también la transposición o superposición de las leyes, que no es más que agregar (enmendar, rectificar, modificar, corregir, reformar) cosas nuevas a las leyes ya existentes. No se trata de la creación formal de nuevas leyes, sino de incorporar, intercalar, nuevos párrafos a la ley existente. La palabra “intercalar” (entremeter, entrelazar, interpolar, superponer, insertar, incluir, incrustar, mezclar, combinar). Esta palabra intercalar, significa lo mismo que superponer leyes, ya que dentro de sus significados están insertar, mezclar y combinar nuevas leyes a las existentes. Esto se supone que se hace para mejorar las leyes.

Veamos estos ejemplos que aportala Biblia:

Cita: Mateo 5:43-45 dice así: …Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;  para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos….

En este verso se superpusieron y se intercalaron leyes, ya que el señor dijo: oísteis que fue dicho; esto representa una ley ya existente; y luego dijo, pero yo os digo; esto implica que a una ley existente el señor Jesucristo superpondría e intercalaría algunos párrafos más para perfeccionarla, ya que en esto radica verdaderamente la reforma de las leyes. En estos versos del evangelio de Mateo el señor está hablando del amor. En ningún momento el señor anula o deroga el amor dentro de las leyes, sino que le agrega un ingrediente más y dice, que no solo se debe amar al prójimo, sino que también se debe amar al enemigo. El caso opuesto a este es cuando el señor si anula la ley del ojo por ojo y diente por diente; esto está en el siguiente ejemplo. Un caso parecido al de amar al prójimo y al enemigo, es el del adulterio, al cual el señor tampoco anula o deroga, sino que le añade la intención del corazón, de esta manera perfecciona esta ley y le da su verdadero sentido de justicia y de equidad. Leamos el texto: Mateo 5.27-28 dice: …Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón…

3.3) El Cambio de la LeySignificaLa Transposicióno” [44]Permutación” DeLa Ley.

Por otro lado podemos notar que el cambio de la ley también implica, la transposición o permutar” la ley. La permutación de la ley consiste en substitución total de las leyes, por otras totalmente nuevas.

Veamos esto ejemplo:

Cita: Mateo 5:38-42 dice así: …Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida,  dale  y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses…

En estos versos de Mateo, no solo vemos que hay superposición e intercalación de nuevas leyes a las existentes, sino que también hay una permutación o anulación total de una ley y, en su lugar se pone otra nueva, o sea que se cambia, se sustituye y se modifica totalmente. En este ejemplo de Mateo se anula totalmente lo del ojo por ojo, o la venganza y se introduce el perdón, la misericordia y el amor al prójimo.

  Séptima Parte

“Dios transfirió la ley y el sacerdocio a los verdaderos judíos”

7.)   Dios transfirió la ley y el sacerdocio a los verdaderos Israelitas.

En el punto anterior se explicó como el sacerdocio Aarónico transfirió el sacerdocio, a un nuevo orden de sacerdotes, que no pertenecían a su nación y época, sino que formaban parte de una nación que no era la nación de Dios, un pueblo que no era pueblo de Dios, conocido como el pueblo gentil, de los que nació una nueva orden de sacerdotes, llamados ministros competentes del nuevo pacto (2 Co 3.6). El apóstol Pablo dice que solamente los de la nación israelita poseían las siguientes cosas, las demás naciones y pueblos no. Romanos 9.4-5 dice esto: …que son israelitas, de los cuales son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la ley, el culto y las promesas; de quienes son los patriarcas, y de los cuales,  según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos.  Amén… Nosotros estamos incluidos en ese grupo de personas que estaban excluidas de las bendiciones mencionadas en los textos anteriores, según las palabras del apóstol Pablo, en la carta que él le escribe a los de la iglesia de Efeso. Efesios 2:12 dice: …En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo… Este mensaje no solo es para los habitantes de ese pueblo llamado Éfeso, sino que también es para nosotros.

El cambio o traslado del sacerdocio, no fue voluntario, sino que les fue quitado porque fueron negligentes en el trabajo o ministerio que Dios les había otorgado. Esto lo dice claramente el profeta Óseas, con estas palabras: …Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos… (Ós 4.6). Dios a través del profeta menciona las razones de dicha determinación; la primera es que les faltó conocimiento, la segunda es que rechazaron ese conocimiento, y la tercera es que se olvidaron de la ley de Dios. La consecuencia de esto, es que Dios les dice a los sacerdotes, que Él también se olvidaría de sus hijos.

¿En manos de quién quedó realmente la ley y el sacerdocio?

Sé que la respuesta a esta pregunta, en parte ya se mencionó, y para no redundar en lo mismo, agregaremos algo de mucha importancia y que tal vez, para algunos hasta hoy, había pasado desapercibido, como me pasó a mí. El sacerdocio y la ley pasaron a un pueblo que no era pueblo de Dios, eso lo dice explícitamente el apóstol Pablo, con estas palabras que él le escribe a los romanos, recordando las palabras del profeta Óseas: …Como también en Óseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, Y a la no amada,  amada… (Ro 9.25).La Bibliadice que este pueblo, no buscaba a Dios ni preguntaba por Él, y que a pesar de eso Dios fijó su mirada en ellos para darles el sacerdocio y la ley. Romanos 10.20 dice así: …E Isaías dice resueltamente: Fui hallado de los que no me buscaban; Me manifesté a los que no preguntaban por mí…

Dios a través del apóstol Pablo revela, que como el pueblo escogido por Dios le dio la espalda a su enviado (Su Hijo – Jn 1.11) y no quiso recibir todas las bendiciones que eran para ellos, Dios se escogió otro pueblo y nación, para hacerlos su propio pueblo y nación. Este acto trascendental significaba que Dios para hacerlos su pueblo, los tenía que adoptar como sus propios hijos (Ro 8.15, Gá 4.5), cambiando su naturaleza, permitiendo que a través del sacrificio redentor de su propio Hijo, pasaran de muerte a vida (Ef 2.1). Es por eso, que el apóstol Pablo dice: que los verdaderos hijos de Dios (judíos espirituales – por medio del precio de la adopción), son aquellos que reúnen las siguientes características y, ya no el pueblo o la nación de Israel. Romanos 2.24-29 dice: …Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros. Pues en verdad la circuncisión aprovecha, si guardas la ley;  pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión viene a ser incircuncisión. Si, pues, el incircunciso guardare las ordenanzas de la ley, ¿no será tenida su incircuncisión como circuncisión? Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te condenará a ti, que con la letra de la ley y con la circuncisión eres transgresor de la ley. Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón,  en espíritu,  no en letra;  la alabanza del cual no viene de los hombres,  sino de Dios….

Todo lo que se mencionó anteriormente, da a entender que no todos los que poseen la nacionalidad israelita y, que son dientes de Abraham, son reconocidos como del pueblo de Israel. Dios le reveló esta gran verdad al apóstol Pablo; es por eso que él inspirado por Dios, escribe a los romanos las siguientes palabras: …que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas, ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia. Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes… (Ro 9.6-8).

Ahora bien. La ley de Dios no podía quedar en manos de una nación o pueblo que no fueran sus hijos (Israelitas – judíos), por eso el Señor dentro de su plan, contempló la adopción (que era para los Israelitas – Ro 9.4) de gente sacada de esas naciones gentiles para hacerlos judíos y para que lo adoraran (Ef 1.5, Jn 4.24) a los cuales Él mismo había predestinado, especialmente para que lo alabaran aquí en la tierra (Ef 1.5-6).  El plan de Dios consistía en adoptar a sus propios hijos y hermanos de Cristo, ya que la Bibliadice que el hijo de Dios vino a este mundo a participar de un cuerpo igual al de los hijos de Dios. Hebreos 2.14 dice: …Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo… Como vemos, la ley y el sacerdocio fueron transferidos a los verdaderos israelitas o verdaderos judíos.

Para concluir con este punto, diremos que los verdaderos hijos de Dios o judíos somos tú y yo, a los cuales Dios nos dió la potestad de ser hechos hijos de Dios (Jn 1.13), ya que fuimos engendrados, no de carne, ni de voluntad humana, sino de parte de Dios por el Espíritu Santo, y eso es lo que nos convierte en los hijos verdaderos de Dios, con la verdadera señal en nuestros corazones, que es la circuncisión que no fue hecha con manos, sino la que el Espíritu Santo hizo en nuestros corazones.  Romanos 2.29 dice así: …sino que es judío el que lo es en lo interior,  y la circuncisión es la del corazón,  en espíritu,  no en letra;  la alabanza del cual no viene de los hombres,  sino de Dios…

Nota aclaratoria: recordemos que el pueblo de Israel, no fue desechado totalmente por Dios, ya que a ellos fueron hechas las promesas, de ellos son los pactos, la adopción, la gloria, la promulgación de la ley, el culto (Ro 9.4 al 5). Dios de ninguna manera ha desechado al pueblo israelita (Ro 11.1) reservando para sí, un remanente por gracia (Ro 11.5). Por su idolatría y rebelión contra Dios, el pueblo de Israel, está bajo un trato especial de Dios (Dt 32.16, 21), algunos de ellos fueron desgajados del olivo natural (Ro 11.17) y nosotros fuimos injertados en él (Ro 11.17), y Dios que es misericordioso los puede volver a injertar en el olivo natural (Ro 11.23) si dejan la incredulidad por un lado. El trato global para el pueblo de Israel, terminará cuando hayan entrado todos los gentiles. Romanos 11.25 dice: …Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles… Entonces el pueblo de Israel dirá: …Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor… (Mt 23.39).

Octava Parte

“Cosas a favor de la ley, y cosas en contra de la ley”

8.) Cosas a favor de la ley y cosas en contra de la ley.

Este punto hace énfasis en los dos perfiles (caras) de la ley; por un lado aparece el perfil negativo o COSAS EN CONTRA DE LA LEY y por otro aparece el perfil positivo o COSAS A FAVOR DE LA LEY. No se está hablando de dos leyes, sino de una ley, que presenta dualidad, o que presenta dos caracteres en ella.

Veamos el perfil negativo de la ley. (O cosas que la hacen ver mal).

 Por medio de la ley nadie se justifica para con Dios. (Gá 3.11).

  • Por medio de las obras de la ley, no se alcanza la justificación. (Gá 2.16).
  • La ley tenía defecto. (He 8.7).
  • La ley no perfeccionó nada. (He 7.19).
  • La ley no podía vivificar al hombre. (Gá 3.21).
  • La ley tenía marcado un límite o frontera de tiempo que no podía cruzar. (Lc 16.16, He 8.13).
  • Los que estaban bajo la ley, estaban bajo maldición. (Gá 3.10).
  • La ley mata por el testimonio de 2 personas. (He 10.28).
  • La ley tenía un fin. (Ro 10.4).

Veamos el perfil positivo de la ley. (Cosas que la hacen lucir bien).

  • La ley es santa. (Ro 7.12).
  • La ley fue redactada para el bien del alma. (Sal 19.7).
  • La ley es buena. (Ro 7.16).
  • En la ley hay justicia. (Fl 3.6).
  • La ley está vigente, porque hubo cambio o transferencia de sacerdocio y de la ley, del sacerdocio Aaronico, al sacerdocio de Melquisedec. (He 7.12).
  • La ley contiene elementos básicos que le dan justificación al hombre ante Dios, como la justicia, la misericordia y la fe. (Mt 23.23).

A continuación escudriñaremos los dos perfiles de la ley (Torá):

 A.) El perfil negativo de la ley.

Alguien podría pensar, que al decir que la ley (de Dios) tiene un lado o perfil negativo, se está diciendo que la ley de Dios no es perfecta, y según la Biblia, la ley de Dios si es perfecta, leamos nuevamente lo que dice el Salmo 19.7: …La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo… (RVA 60).

A.1) La ley y los profetas eran hasta Juan.

Antes de entrar de lleno a analizar el punto de vista del apóstol Pablo en cuanto a la ley, veremos qué dijo Jesucristo acerca de la ley y los profetas. Escrito está: …La Ley y los Profetas fueron hasta Juan. A partir de entonces son anunciadas las buenas nuevas del reino de Dios, y todos se esfuerzan por entrar en él. (Lc 16.16).  Y seguido en el verso 17 dice esto acerca de la ley (nómos que es la Torá en el idioma griego): …Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se caiga una tilde de la ley….

En estos dos versos el Señor Jesucristo hace dos aclaraciones de mucha importancia. La primera aclaración es que el Señor está marcando el fin de un período o una era con Juan Bautista, que es conocida como la era del Padre en la que Jehová habló a reyes, sacerdotes, y a su pueblo directamente por medio de los profetas, entre ellos encontramos a Isaías, a Jeremías, a Ezequiel y a otros más.

El mensaje del Señor es este: en el pasado mi Padre les habló por medio de los profetas, pero ahora en estos tiempos, mi Padre les hablará de otra forma, primero les hablará por medio de mi persona (He 1.1-4) y luego les hablará por medio de cinco ministerios guiados por el Espíritu Santo (Ef 4.11-13) los cuales, van a capacitar a los santos para la obra del ministerio, y fueron nombrados para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos alcancen la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios.

La otra aclaración es que el último de los profetas que Dios usó para hablarle directamente al pueblo de Israel en la era de la ley fue Juan. El Señor no estaba descartando o anulando el trabajo de los profetas de allí en adelante, sino que estaba marcando un fin para dicho oficio, de allí en adelante se estarían levantado más profetas (Hch 11.27, Hch 13.1, Hch 15.32, Ef 4.11-13) que formarían parte de un grupo de trabajo con otros ministerios mas. El profeta en nuestros tiempos, que es el de la gracia, tiene que estar rodeado de los otros cuatro ministerios, como el apostólico, evangelístico, el pastoral y el magisterial. Una de las diferencias que se puede notar entre el profeta del antiguo testamento y el del nuevo, es que al del antiguo testamento Dios lo usaba para hablarle exclusivamente a su pueblo, y en algunos casos a reyes de otras naciones, y el del nuevo testamento Dios lo usa para hablarle a personas de cualquier nacionalidad que formen parte del cuerpo de Cristo, en cualquier parte del mundo. Los profetas de nuestros tiempos fueron puestos para la edificación del cuerpo de Cristo alrededor del mundo y no de una sola nación. No penséis que he venido a [45]abrogar la Ley o los Profetas; no he venido a abrogar, sino a cumplir…

En este pasaje de la Bibliael Señor menciona varias cosas interesantes, pero mencionaré solamente  dos: una era que él venía a cumplir con todo lo que los profetas habían dicho de él, y la otra era que él no vino a la tierra para abrogar, destruir, deshacer, desintegrar, derribar, o destruir el ministerio profético. El trabajo que el Señor Jesucristo vino a realizar a la tierra, consistía en mejorar las cosas, no en empeorarlas; es por eso que no es lógico que el Señor viniera anular o a clausurar un ministerio tan necesario e importante (como los otros cuatro) como el ministerio profético. El Señor Jesús vino al mundo para levantar a nuevos profetas que iban a funcionar dentro de un nuevo período. Por ejemplo, la Bibliamenciona claramente a dos profetas que aparecen mucho tiempo después del profeta Juan, al que se le denomina el bautista, y que supuestamente era el último de los profetas. Leamos lo que está escrito en la Biblia: …Y Judas y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y [46]confirmaron a los hermanos con abundancia de palabras… (Hch 15.32). De este texto se pueden sacar algunas espigas acerca de la importancia y función de los profetas; note que los profetas del nuevo testamento son puestos por Dios para consolar a la gente en momentos difíciles, también son puestos para confirmar a las personas y tienen que abundar en palabras. La abundancia de palabras del profeta no consiste en hablar mucho, sino en predicar o profetizar según las necesidades de los hermanos, que son muchas. El resultado de esta palabra será, que muchos hermanos se sentirán respaldados por Dios en momentos de angustia y desesperación, también serán afirmados para que no tropiecen y caigan.

Es evidente que el Señor no vino a la tierra para suprimir, eliminar o descartar a los profetas, sino al contrario, él mismo levantaría a un nuevo grupo de ministros que iban a profetizar de acuerdo a la era en que iban a servirle a Dios y de acuerdo a las necesidades de las personas.

Otra de las cosas que el Señor estaba diciendo era que la ley era hasta Juan el Bautista.  Esto es muy importante, ya que él mismo le está poniendo un límite, frontera o fin a la ley como un sistema o un modo de acercarse a Dios Padre, y en ese tiempo sabemos que el método que se utilizó era el acercarse a Dios por medio de los sacrificios de animales que demandaba la ley, pero en sí el Señor no estaba diciendo que la ley salida de la mente y corazón de Dios había llegado a su fin. En este punto hay mucha confusión, ya que muchos cristianos piensan que la ley escrita en el monte Sinaí (los mandamientos de carácter moral) ya no existe o que no tiene valor, y eso no es así. La ley sigue vigente, solo que ya no se tiene que ver desde la perspectiva israelita o del tiempo de la ley, sino que se tiene que entender desde la perspectiva de la gracia para los gentiles, ya que en el tiempo de los israelitas la ley estaba escrita en tablas de piedra y ahora en nuestros días Dios la está escribiendo en nuestro corazón a través de los 5 ministerios. En este tiempo ya no se tiene que cumplir la ley como una obligación que la ley demandaba dentro de un sin número de normas, estatutos o legalismos, sino que la ley de Dios se tiene que vivir por amor al Dios que nos salvó, por respeto, y reverencia ya que Él es Dios.

La segunda aclaración que el Señor hace es esta: Lucas 16.16 dice: …La Leyy los Profetas fueron hasta Juan. A partir de entonces son anunciadas las buenas nuevas del reino de Dios, y todos se esfuerzan por entrar en él… La Biblia (N-C) da una mejor panorámica de este verso, porque dice: …La Ley y los Profetas llegan hasta Juan; desde entonces se anuncia el Reino de Dios, y cada cual ha de esforzarse para entrar en él.” Y la Biblia (PDT) dice: …”Antes de que Juan el Bautista viniera, Dios quería que la gente viviera de acuerdo a la ley y a los escritos de los profetas. Pero desde que llegó, se han dado a conocer las buenas noticias del reino de Dios y muchos se esfuerzan por entrar en él… Dando a entender que no todos se están esforzando por entrar al reino y que dada uno (cada cual dice la N- C) es responsable de poner de su parte y esforzarse personalmente para entrar al reino de Dios.

Con esto el Señor estaba marcando el inicio de un nuevo tiempo, en el que se anunciarían las buenas nuevas del reino de Dios, que eran las buenas nuevas de salvación ya no por medio de la ley o por las obras de la ley, sino por medio de la gracia (Ef 2.5-8).

La otra cosa que dice el Señor es que todos los que lo recibieran a él de allí en adelante como su salvador se esforzarían por entrar en el reino de Dios. El Señor les estaba diciendo a los israelitas que aunque ellos habían tenido todo en sus manos no se habían esforzado por alcanzar las promesas de Dios, ni mucho menos por entrar en el reino de Dios, pero que después de ellos, se iban a levantar muchos (no todos) que iban a poner todo de su parte para poder entrar en el reino de Dios, ellos iban a buscar el reino de Dios y su justicia antes que las cosas terrenales que de todos modos les iban a llegar como añadiduras.

A.2) Nadie es justificado delante de Dios por la [47]ley.

 Escrito está. …“Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente,  porque: El justo por la fe vivirá”… (Gá 3.11).

A la ley a la que se refiere el apóstol Pablo en este texto, es a la ley con el nombre griego: Nómos, que en el idioma hebreo equivale ala Torá.  ¿Por que razón dijo esto el apóstol Pablo?

El tiempo de vivir bajo la ley Mosaica para Israel había expirado, el sistema legalista que se había impuesto en Israel había terminado, junto al sacerdocio de Aarón y, Dios había dado lugar a otro tiempo y a otro tipo de sacerdocio que ya no se basaría en la ley dada a Israel, que contempla las leyes de tipo moral, civil, de orden religioso; sino que se basaría en la ley real, la ley del reino, la ley suprema (Stg 2.8), que contiene los dos mandamientos más importantes de la ley; el primero y más grande, consiste en amar a Dios sobre todas las cosas y el segundo es semejante, amar al prójimo como a sí mismo (Mt 22.34-40). De estos dos mandamientos depende toda la ley, o sea los otros 611 preceptos bíblicos. Ahora bien. Estos dos mandamientos fueron la base para reformar la nueva ley, que pasó a las manos de la iglesia. El apóstol Pablo dice, el que ahora se quiera justificar delante de Dios, lo tendrá que hacer mediante la “Fe”, por que es evidente añade, “el justo por la fe vivirá”. Esto lo dijo debido a que ya no se estaba viviendo bajo el régimen de la ley, sino bajo el período de la gracia.

A.3) Por las obras de la ley no había justificación.

Escrito está: …Sabiendo que el hombre no es justificado por las [48]obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley,  por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado… (Gá 2.16).

Entre las obras de la ley estaba por ejemplo el sacrificio de los toros, machos cabríos, becerros, y ovejas cuya sangre no quitaba el pecado (He 10.4-5). Otra de las obras de la ley era el trabajo de los sacerdotes y sumos sacerdotes en el templo, estos eran hombres normales que tenían que hacer sacrificios antes de entrar al templo cada año por ellos y por sus familias. Este era un sacerdocio de hombres imperfectos. Hebreos 7.23, 27 dice: (v. 23)…A la verdad, muchos fueron hechos sacerdotes, porque debido a la muerte no podían permanecer… (V. 27) dice: …El no tiene cada día la necesidad, como los otros sumos sacerdotes, de ofrecer sacrificios, primero por sus propios pecados y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo…

A lo que se refiere el apóstol Pablo en este punto, es que el israelita que pretendía justificarse delante de Dios solamente por medio de estos dos tipos de obras, como lo son los sacrificios y el servicio a Dios en el templo, estaba equivocado, dice el apóstol Pablo, debido a que el sacerdocio y la ley sufrieron un cambio y ahora el nuevo sacerdocio, el de Melquisedec está fundamentado en el sacrificio de Jesucristo, y debido a que él fue el cordero que si quitó el pecado del mundo, ya no son necesarios las ofrendas de animales inocentes para quitar el pecado.

El siguiente ejemplo resume el punto a.2), a.3). Un ejemplo habla más que mil palabras dicen por ahí. El ejemplo es el siguiente: supongamos que en el pueblo de Belén habían dos hombres que vivían uno al lado del otro, eran vecinos, uno se llamaba Josué y el otro se llamaba Caifás. Josué llevaba su vida de la siguiente forma. Cada día al levantarse, tenía la costumbre de iniciar su día dándole gracias a Dios por haberle dado un día mas de existencia, le daba gracias por su esposa, por sus hijos, por su trabajo, por poder asistir al templo a adorar a Dios, etc. Luego de desayunar y haber orado con su esposa e hijos se iba con rumbo a sus labores diarias, Josué era un recaudador de impuestos. A Josué constantemente le ofrecían sobornos las personas de Belén, pero él siempre los rechazaba y les decía que hacer eso iba en contra de las leyes de Dios. A Josué constantemente se le ofrecía una mujer del pueblo y él siempre la rechazaba y le decía que el adulterio era una de las cosas que Dios aborrecía. Al salir de sus labores él asistía al templo para dar sus ofrendas y otras cosas más y al regresar a su casa le decía a su familia, prepárense porque hoy es día de asistir juntos a la sinagoga para escuchar la lectura de la ley y luego junto con su familia regresaban a su casa y luego de orarle a Dios todos se acostaban y esa era la forma de vida de Josué día a día. El otro caso es el de su vecino Caifás. Este Caifás, cabe la casualidad que también era recaudador de impuestos y cada día que se levantaba desde que abría sus ojos comenzaba a pensar en cuantos sobornos iba a recibir, no oraba, no daba gracias ni por él mismo, al llegar a su trabajo, recibía todos los sobornos que Josué había rechazado, y a cada mujer que pesaba le tiraba sus piropos, y cuando tenía la oportunidad caía en adulterio. Caifás asistía al templo a la manera del fariseo que a todos los miraba como pecadores y él se creía justo delante de Dios, daba su ofrenda para que lo miraran como un buen judío, ofrecía holocaustos para que Dios le perdonara sus pecados etc, y al regresar a su casa les decía a los de su familia, prepárense porque nos vamos a la sinagoga a escuchar la ley, y la oía pero no ponía en práctica nada. Este breve ejemplo fue añadido, para que se pueda comprender cuando era que la ley se tomaba como un medio de justificación para el adorador judío. Los ejemplos son claros y concisos, donde se muestra que uno se consagraba y el otro no, uno era temeroso de Dios y el otro no, uno tomaba la ley legítimamente y el otro no, uno tenía comunión constante con Dios y el otro no. En el caso de Josué, la ley lo justificaba, porque él a toda su mecánica (mecanismo) de adoración a Dios, que consistía en amar a Dios sobre todas las cosas, amar al prójimo como así mismo, no olvidar la justicia, la misericordia y la fe, al mostrar las obras como resultado de su fe, Josué usaba (cumplía) la ley legítimamente, luego de que le dio a Dios lo que le correspondía, mientras que Caifás basaba su mecanismo de adoración a Dios, o de justicia, solo en sacrificar un cordero para que su pecado fuera perdonado, sin amar a Dios, al prójimo, se olvidaba de la justicia, de la misericordia y de la fe, no tenía obras, etc. Dios no justificaba a nadie solo con la ley y con las obras de la ley, Dios justificaba al verdadero adorador.

EL VERDADERO ADORADOR.

CAIFAZ                                                                   JOSUÉ

                                                                          • AMAR A DIOS

                                                                         • AMAR AL PROJIMO

                                                                         • LA JUSTICIA

• LAY LEY Y OBRA DE LA LEY                • LA MISERICORDIA

               NADA MAS.                                      • LA FE

                                                                         • LAS OBRAS DE LA FE

                                                                          • ZACARIAS, ELIZABET,

                                                                            PUBLICANO, ANANIAS

                                                            • LA LEY Y LAS OBRAS DE LA LEY

A.4) La ley fue añadida a causa de las transgresiones.

Escrito está. …Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue [49]añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa  y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador… (Gá 3.19).

 El apóstol Pablo dice que la ley fue añadida, o fue “colocada [50]adicionalmente”, a causa de los pecados o transgresiones.

El apóstol Pablo da a entender que como Dios conocía muy bien la naturaleza humana y Él sabía muy bien que la humanidad se iba a entregar al pecado (Gá 3.22, Ro 3.23), Él en su gran misericordia para los israelitas, “añadió (anexó) la ley a causa de las transgresiones”. Esto quiere decir, que Dios puso a la ley como un “auxiliar” o subalterno, que tenia la labor de ayudar, socorrer, favorecer, apoyar, proteger, cooperar y ministrar a los pecadores, que en este caso era el pueblo escogido de Dios, Israel. Con esto nos damos cuenta que la ley no era mala, sino al contrario, Dios la había hecho funcional o sea eficaz, práctica, utilizable, útil, positiva, productiva, eficiente, favorable, aprovechable, conveniente, servicial, beneficiosa, utilizable, disponible, conveniente.

¡Para el israelita había misericordia! ¿Por qué digo esto y en que punto doctrinal me baso par decir tal cosa? Recordemos una cosa muy importante. Para que aquel israelita, que había sido encontrado culpable de la infracción a la ley que lo hacía merecedor de la muerte, dos o tres personas tenían que servir de testigos acusadores, en Hebreos 10.28 dice: …El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente… ¿Dónde cabe aquí la misericordia de Dios? Para aclarar este punto daremos este ejemplo: emplacemos a dos personajes ficticios; uno de los dos era un hombre que se llamaba Justo y la otra una mujer se llamaba injusta. Estas dos personas caen en adulterio, “pero nadie los ve”, no hay testigos que los acusen y cada uno regresa a su casa y vuelven a llevar su vida normalmente. Como ambos son israelitas que vivieron en el tiempo de la ley, tenían que asistir a la sinagoga que normalmente visitaban, y Justo oye decir al que estaba leyendo la ley: “el adulterio se castiga con la pena de muerte y tendrá que ser lapidado”. Al volver a su casa, Justo medita sobre lo que le pasó con injusta y se recuerda lo que oyó de la ley y medita sobre el asunto. Al día siguiente injusta lo encuentra y lo incita a adulterar nuevamente, a lo que Justo le responde, que “NO”, y ella le dice: ¿Por qué te niegas, si ayer estuviste conmigo? Y Justo le responde; no quiero participar contigo nuevamente en un adulterio, porque ayer me confrontó la ley y quiero agradar a Dios, ya le pedí perdón y luego de esa conversación justo nunca más volvió a ver a injusta. En este caso la ley sirvió como un auxiliar de Dios que ministró al pecador y lo invitó a reformar su vida. La Biblia dice: Salmo 19.7: …(SSE)…La ley del SEÑOR es perfecta, que convierte el alma; el testimonio del SEÑOR es fiel, que hace sabio al pequeño… Salmo 37:31: …La ley de su Dios está en su corazón; Por tanto, sus pies no resbalarán… Salmo 119:1: …Bienaventurados los perfectos de camino, Los que andan en la ley de Jehová… Salmo 119:72: …Mejor me es la ley de tu boca Que millares de oro y plata… Salmo 119:165: …Mucha paz tienen los que aman tu ley, Y no hay para ellos tropiezo.

En este caso la palabra añadida también significa, “destinar y servir”. Una de las funciones de la ley era servir al pueblo de Dios, porque para eso la había destinado Dios. La Torá, que por supuesto contenía la palabra de Dios, fue asociada o vinculada al hombre desde antes de la fundación del mundo, esto solo lo sabía Dios, y ahora lo sabemos nosotros. Dios en su conocimiento perfecto de todas las cosas, de las cosas pasadas, presentes y futuras, sabía que los hombres aquí en la tierra iban a tocar su voluntad flexible, en la que Dios tendría misericordia de la humanidad, ya que al estar en esta tierra los hombres se entregarían al pecado, y por eso Dios en forma secreta crea la ley, para que cuando ellos habitaran la tierra, la ley les sirviera de un auxiliar que los ministrará y sirviera y las ayudará a reconciliarse con su Dios.

El otro significado es, que fue “destinada para penetrar bien”.La Biblia dice que la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón (He 4.12). La palabra de Dios es la palabra de Dios, no importa si se trata del Antiguo Testamento o el Nuevo Testamento, la palabra de Dios es viva y eficaz y actúa en todo tiempo, ya sea en la era de la ley o en la era de la gracia, con el pueblo de Israel o con la iglesia, ya que algunos pueden pensar que la única palabra es la que Dios dejó en el nuevo testamento.

Nota preliminar: en el texto de Gálatas 3.19 dice, que la ley fue añadida a causa de las transgresiones. La pregunta que surge es: ¿las transgresiones de quién? La respuesta a ésta pregunta es fácil de responder y a la vez nos revela algo sorprendente. Tanto Adán como toda la humanidad, transgredieron la ley de Dios; esto lo demuestra la misma palabra de Dios, por ejemplo: en la cita de Romanos 5.14 se menciona la transgresión de Adán. …No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir… Y en Hebreos 2.2 se menciona la transgresión de la humanidad. …Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución… ¿Por qué se hace esta aclaración? Ahora podemos entender que con la transgresión de Eva y Adán, que fueron los primeros en transgredir la ley, la ley o Torá entró a este mundo, ya que la palabra de Dios dice: que fue añadida o colocada adicionalmente, fue puesta al lado del pecado. Cada individuo tiene acceso personal a la ley de Dios, cuando este transgrede la ley por primera vez en su vida, la ley actúa como un auxiliar, que socorre, protege, ministra, asiste y ayuda al pecador. Inmediatamente después del pecado de Adán, la ley o Torá entró al ámbito humano; Abraham y otros por su relación con Dios, tuvieron conocimiento y relación con ella, pero no la conocieron en forma escrita, esto se llevó cabo mucho tiempo después, en los tiempos de Moisés, siervo de Dios.

A.5) La ley no perfeccionó nada.

Escrito está. …(Pues nada [51]perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios. (He 7.19).

En este Pasaje se lee que la ley no perfeccionó al hombre, no lo completó, no consumo el carácter en él, no lo acabó, no lo llevó la madurez, no le dio un cambio a su vida, no lo ayudó a salir de su vida de pecado, no lo acercó a Dios para que Él le diera el toque que necesitaba para cambiar, pero esto no se debió a la ley, sino al hombre, que no tomó la ley de Dios como ley. Por ejemplo, ahora en estos tiempos tan preciosos, en los que estamos viviendo del período de la gracia, Dios nos metió en un proceso en el cual Él nos irá transformando de gloria en gloria (2 Co
3.18) hasta que lleguemos a ser perfectos, completos o maduros; el mismo Señor Jesucristo prometió terminar la obra en nosotros (Fl. 1.6) y Él lo hará. A lo que se refiere la cita de Hebreos 7.19 acerca de que la ley no perfeccionó nada, es que no pudo terminar el proceso de limpieza y purificación que comenzó en los hombres que se acercaban a ella para encontrar ayuda, y no cumplió con su propósito y no le dio un estado acabado al hombre. La ley no daba una nueva oportunidad cuando el veredicto era muerte.

Ahora la pregunta es, ¿por qué la ley no pudo perfeccionar nada, si era perfecta y fue creada para convertir el alma? (Sal 19.7)

La respuesta es sencilla y fácil de comprender. Dios había autorizado a la ley (Torá) para instruir a la persona, y a la ley (Mishppát) para que juzgara y pusiera el castigo, sí el hombre ya sabiendola Toráo habiendo recibido la instrucción quebrantaba la ley, este caía en manos de la ley Mishppát que era la que daba el castigo, o sea que poco después de haber infringido la ley venía la justicia de Dios y le era aplicada la ley de corrección, que acusaba y lo condenaba y daba su veredicto siempre en contra de la persona y en algunos casos extremos se daba la pena de muerte cuando se presentaban a declarar en su contra dos o tres testigos. Hebreos 10.28 dice: …El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente…

La ley no podía perfeccionar al hombre, ya que no le daba una nueva oportunidad, si era descubierto su pecado, irremisiblemente (no había perdón) tenía que morir, es por eso que la ley no maduró a la persona, tanto mentalmente como moralmente. La ley comenzaba algo en el hombre que no podía terminar, y esto no se debía a la ley, sino a la naturaleza pecaminosa del hombre que se interponía, rebelándose contra Dios y su ley. Esto es como que un fabricante de autos arme un automóvil, lo pinte, le eche gasolina y no le ponga el motor que es el que permitirá que el automóvil camine por la ciudad y por donde quiera que vaya. La ley no le daba la fuerza y esperanza al hombre para poder desarrollar su vida a plenitud, dejando de hacer lo malo ante los ojos de Dios.

El propósito de Dios era que la ley comenzara el trabajo en el hombre, hasta que Cristo hiciera su aparición en la tierra, así cumpliría con su función de auxiliar que ministraba a las personas. Luego cuando Cristo apareciera en la tierra terminaría lo que la ley empezó. Dios pondría a Israel en las manos de la ley, para que esta después de haber instruido al hombre, lo pusiera en las manos del que si podía perfeccionar al hombre, Jesucristo Dios.

Uno de los problemas con los que se enfrentó Israel para poder comprender las cosas de Dios, y dentro de ellas estaba la ley, era que cuando Dios le dio la ley a Israel, (me refiero a la nación en general) este aún era un muchacho o un niño. Óseas 11.1 en dos versiones de la Biblia: (NVI)“Desde que Israel era niño, yo lo amé; de Egipto llamé a mi hijo… (RV60) dice: …Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo…

Recordemos algunas cosas importantes acerca de esto, que nos ayudaran a comprender los problemas del pueblo israelita para poder entender el propósito de Dios. Una es que Dios llama a Abram de Ur de los caldeos, y a él le hace las promesas de bendición, y cuatrocientos treinta años después le da la ley al pueblo de Israel en el monte Sinaí. Dios les da las leyes a los israelitas recién salidos de Egipto, esto quiere decir que el pueblo de Israel era visto por Dios como un niño aunque hubiera pasado 400 años de esclavitud en manos de faraón rey de Egipto y aunque ya era una nación con cuatrocientos años, tenía la estatura de un niño debido a la esclavitud. La introducción de la ley, era precisamente para que el pueblo de Israel creciera y fuera maduro y que por medio del conocimiento llegara a comprender a Dios. La ley fue introducida para hacer crecer al pueblo, de Israel, pero ellos no lo pudieron comprender. Esto lo vemos hoy en día en la iglesia del señor Jesucristo, los que crecen son los que tienen contacto continuo con la palabra de Dios y la viven, pero los que no se acercan a la palabra de Dios, uno los mira siempre con la misma estatura espiritual. ¿Qué quiero establecer con esto? Que a un niño le es muy difícil aprender las cosas debido a la edad en que se encuentra y mucho menos ponerlas en práctica. Sí uno le habla de leyes a un niño, éste las podrá oír en ese momento, pero al dar la vuelta se le va a olvidar todo lo que le dijeron. ¿Dígame si a usted no le pasaba lo mismo, cuando fue niño?

Un niño en lo que piensa es en jugar, ir al colegio, hacer cosas que van de acuerdo a su edad. El niño aún no tiene el crecimiento mental y moral como para adquirir responsabilidades que no van de acuerdo con su edad y eso lo sabía Dios, por eso Dios les mandó la ley y los profetas para que les anunciaran la venida de aquel que los llevaría a la madurez, pero como el pueblo de Israel lo rechazó, el Hijo de Dios fue a anunciar las buenas nuevas de salvación a un pueblo que no era pueblo, y ahora en estos tiempos, el Señor está perfeccionando a la iglesia, la está madurando, le está dando el crecimiento Mental (la mente de Cristo) y moral que llevara a alcanzar aquello que no pudieron alcanzar los judíos.

Algunas personas maduraron y entraron en el proceso de cambio como Ananías (Hch 22.12) porque Dios al ver su intención de cambiar produjo en él y en otros que no menciona la palabra, un cambio de mente para que pudieran comprender que era lo que Dios esperaba de ellos.

A.6) Por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

Escrito está. …Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado… (Ro 3.20).

 El propósito de la ley era que el hombre se diera cuenta de que lo que estaba haciendo era malo y, que no le agradaba a Dios. La ley estaba diseñada para que el hombre se diera cuenta que esas malas cosas que hacía, Dios las veía como transgresiones, pecados, iniquidades. Por ejemplo, si no hay una ley que diga: que tomar las cosas de otra persona sin que ella lo sepa, con la intención de que pasen a ser de la persona, es un “robo”, esto no se conocerá como “robo”, pero si se emite una ley que a esta acción la catalogue tal, esto se conocerá con el nombre de “robo”.

La gente de ese entonces, no sabía que estaba adulterando hasta que salió una ley entre las demás leyes de Dios, que decía que tomar a la mujer del prójimo era adulterio. Éxodo 20.14 dice: …No cometerás adulterio… Es por eso que la palabra de Dios dice: …Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muerto… (Ro 7.8). La Biblia dice que el pecado sin ley está muerto y un muerto no respira, ya no siente, no mira, no come, no se mueve, no hace nada, no tiene vida ni existencia. Así exactamente estaba el pecado, no se podía tomar como tal, ya que no tenía existencia, no se le reconocía con un nombre en particular. El pecado antes de la ley estaba muerto, no tenía identidad, no se le conocía, no se podía reclamar nada en su contra, pero cuando se introdujo la ley y comenzó a dar su veredicto en contra del pecador (que es la muerte) el pecado por tomó nombre. En la escritura de romanos capitulo 7 y verso 8 dice3: …Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda [52]codicia; porque sin la ley el pecado está muerto… (Ro 7.8).

La Bibliadice que el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo: “codicia”. Vale la pena subrayar que el apóstol no está hablando en plural, sino en singular, ya que dice, produjo en mí, y no dice en nosotros. Esto quiere decir que esto (codiciar) no se podía generalizar y hacerlo una regla que se le tenía que aplicar a toda la gente. De cada uno dependía, como iba a tomar la ley y sus mandamientos, a algunos les afectaba de la manera como dice Pablo, al grado que el pecado tomaba tal poder en sus vidas, que los llevaba constantemente a desear lo prohibido, esto debe entenderse como algo que los dominaba al punto que se hacían esclavos de ello. A otros no les afectaba de esta manera, sino que los acercaba a Dios en lugar de alejarlos, por ejemplo, allí tenemos a un Zacarías y a una Elizabet, que eran servidores (levitas) del templo, y eran justos delante de Dios, ya que la manera en que ellos manejaban la ley, permitía que Dios actuara y el beneficio lo recibía su alma, que era restaurada constantemente (Sal 19.7). Por otro lado está Ananías, el cual tenía buen testimonio delante de los judíos (Hch 22.12).

Ahora bien. Aunque esa codicia sobre un pecado en particular, por ejemplo el adulterio, no afectaba a todos, sino que a algunos, la palabra de Dios dice, que el pecado se aprovechó de la ley, usando en contra de la persona afectada ese mandamiento para: despertar en ella toda clase de malos deseos (según Biblia: PDT); o sea que produjo codicia. Esto da a entender que el pecado ejerce poder sobre la persona, con derecho y poder. Es por eso que en 1 Corintios 15.56 dice: …Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el [53]poder del pecado, la ley…

 El poder (Dúnamis), en sí es la potencia o potestad, el imperio, señorío, autoridad, dominio, mando, influencia, permiso, ánimo, y poder que la ley le otorgaba al pecado para que actuara en las personas. El Dúnamis es el poder de dominio absoluto del pecado sobre el hombre. El apóstol Pablo dice: Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muerto. (Ro 7.8) Y ese mandamiento que era para vida me dio la muerte (Ro 7.10) y la paga del pecado es la muerte (Ro 6.23).

La ley vino a habilitar al pecado y sus consecuencias, le dio vía, le abrió el camino, le dio autoridad y poder sobre la humanidad. El que lee estas palabras del apóstol Pablo con una mente carnal y no con una mente espiritual renovada, fácilmente se puede confundir, ya que puede llegar a pensar que Dios creó la ley con una mala motivación y eso no es así.

Una ley en primer lugar es creada para el bien de la persona, por decirlo de esta forma, para que ella se de cuenta de que está haciendo algo malo y que lo deje de hacer. Ahora bien. Esta ley, debido a la naturaleza humana que es de constante hacer el mal, vino a empeorar la condición de las personas, ya que en lugar de ayudarlas, les causó más problemas, pero eso no fue culpa de la ley, sino a las personas y a ley.

Aclarando estos dos puntos: fue debido a la ley, porque su trabajo era el de sancionar y castigar al infractor, y no fue culpa de la ley, porque el que se empeñaba en seguir haciendo lo malo era el hombre, visto de otra forma podemos decir que el hombre no dejaba de hacer lo malo y no se apartaba del pecado, entonces forzosamente tenía que entrar en acción el poder de la ley y del pecado; el de la ley para castigar, y el del pecado para matar (Ro 6.23). A la ley no se le podía echar la culpa de la práctica del pecado de la persona, esa recaía sobre ella misma, y en eso es en lo que los cristianos hoy están confundidos, cuando leen y entienden mal las palabras del apóstol Pablo, cuando: dice el ministerio de la muerte grabado con letras sobre piedras, refiriéndose al ministerio del antiguo pacto (2 Co 3.7) y dicen “HUY” la ley mataba; “sí mataba” pero no era su culpa, la culpa recaía sobre la persona, y del pecado que la tenía esclavizada a voluntad propia. El pecado en sí era ajeno a la ley (Torá), ya que el pecador era el hombre y no la ley, la ley solo cumplía con su función.

En resumen la ley mataba por decirlo así, por la culpa del hombre, si él no acudía a Dios y a la ley de la forma debida, no alcanzaba misericordia y el perdón de Dios, ahí está el rey David, el cual fue perdonado, dentro de este período de tiempo tan estricto y riguroso, luego de cometer semejantes infracciones a la ley de Dios,la Torá.

A.7) La ley no vivifica el hombre.

Escrito está. …¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera;  porque si la ley dada pudiera [54]vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley… (Gá 3.21).

Recordemos que el trabajo de la ley era el de llevar a las personas a Cristo, como aquel ayo, tutor o guía que llevaba al niño a la escuela. Gálatas 3.24 dice: …De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe…

La ley era como aquella madre devota y amorosa que llevaba al hijo enfermo al doctor que no le podía curar el cáncer. La ley no podía vivificar al hombre, la ley no podía darle un giro a la vida de la persona, la ley no podía restaurar al hombre para que dejara de pecar, cuando esta persona se preocupaba solamente en llenar los requisitos externos que la ley exigía, como el sacrifico de animales, visitar el templo para dar su ofrenda y diezmo, y no se preocupa por cumplir los dos mandamientos mas grandes de la ley; cuando se olvida de las cosas más importantes de la ley como lo son la justicia, la misericordia y la fe; cuando esta persona hacía las cosas sin fe; cuando esta persona se acercaba a Dios como el fariseo y no como el publicano; cuando esta persona no usaba la ley legítimamente; cuando la persona no seguía las pisadas del padre de la fe, Abraham; cuando este no llevaba una vida recta delante de Dios y de los hombres, como Ananías.

La ley que incluía los mandamientos santos y justos no fue prescrita con malas intenciones de parte de Dios, ya que aquella persona que apreciaba los mandatos de Dios y no los menospreciaba, sino más bien los atesoraba en su corazón y los guardaba (vivía), amando a Dios como Ananías, recibía su recompensa que consistía en ser libre, vivir en paz, alcanzaba la salvación y su alma resultaba beneficiada. Lea estos versículos (Sal 19.7, 37.31, 50.16, 71.3, 119.45, 119.72, 119.63, 119.65, 119.98, 119.100, 119.166, Pr 10.8, 19.16, Ec 19.16, Am 2.4, Os 4.6).

En la era del Espíritu Santo, que es en la que estamos viviendo hoy día, Dios estableció a su Hijo Unigénito como el encargado de vivificar a las personas. 1 Corintios 15.45 dice: …Así también está escrito: el primer hombre Adán llegó a ser un alma viviente; y el postrer Adán, espíritu vivificante…  El único que tiene el poder para vivificar al hombre o de dar vida es Jesucristo, y la ley tenía el poder de restaurar el alma (Sal 19.7) pero esto dependía de las personas, ellas decidían por si mismas si se sometían a la ley, o si eran rebeldes y vivían una vida desordenada, alejada de Dios y de sus mandamientos.

A.8) Los que están bajo las obras ley están bajo maldición.

Escrito está. …Porque todos los que se basan en las obras de la ley están bajo maldición, pues está escrito: Maldito todo aquel que no permanece en todas las cosas escritas en el libro dela Ley para cumplirlas… Gálatas 3.10

 

Lo peor que podía hacer un israelita era confiar plenamente en las obras de la ley, tales como los sacrificios periódicos que se hacían cada año por el perdón de los pecados del hombre o de los sacrificios diarios que exigía la ley.

Las personas que se querían justificar ante Dios por medio de las obras de la ley estaban bajo maldición, porque estaban obligados todos los días a cumplir todos los preceptos de la ley (Gá 5.3) y como nadie la podía cumplir, por medio de las obras de la ley, estaban condenados a morir sin misericordia (Stg 2.10-11) cuando dos o tres personas testificaban en su contra (He 10.28).

En esta carta el apóstol Pablo hace énfasis en un detalle muy importante, que es el basarse en las obras de la ley
y no ponerle atención a las cosas más importantes de la ley para vivirlas; de las cuales ya hicimos mención de ellas con anterioridad pero que las seguiremos mencionando más adelante, debido a que son los puntos básicos y elementales de los que trata este libro.

Dentro de los puntos más importantes de la ley estaban, la justicia, la misericordia y la fe, y antes de estos están: el amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo; luego de esto seguían las obras de la ley que quedaban en segundo plano y que eran meramente requisitos que se tenía que llenar, ya que la ley lo exigía, el que comprendió esto fue Ananías que amaba a Dios y cumplía la ley. Hechos 22.12 dice: …Allí había un hombre llamado Ananías, que amaba a Dios y obedecía la ley de Moisés. La gente de Damasco hablaba muy bien de él…

El camino que tenían que seguir los israelitas para justificarse delante de Dios, era el del amor, pero ellos no lo quisieron seguir y tomaron el camino más largo, del cual aún no han salido, su propio sistema de justicia (Ro 10.3).La Bibliadice que el que ama a su prójimo, ha cumplido la ley (Ro 13.8, Ro 13.10).

 A.9) La ley produce ira.

 Escrito esta. …Porque la ley produce [55]ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión… (Ro 4.15).

 El apóstol Pablo como conocedor serio de la ley, sabia que lo que producía la aplicación de justicia de la ley en todos era precisamente la “ira”, o el deseo de aplicar la ley en una forma drástica, con pasión violenta, justificada por la naturaleza de la ley, que autorizaba legalmente el castigo, el cual dependía de la falta que la persona había cometido.

La labor de la ley, consistía en hacer que los líderes de la religión judía, anhelaran, codiciaran y desearan aplicar la justicia de la ley en forma enérgica, conveniente y eficaz, pero esto implicaba la aplicación de la justicia (Mishppát) de manera implacable y sin misericordia; el ejemplo claro de lo que estamos hablando es la mujer adúltera. Lo que impulsó a estas personas a hacer tal cosa, era la ira que la ley había despertado en ellos, que consistía en el aborrecimiento justificable del pecado y del pecador y de cumplir la ley tal y como lo había establecido Dios, ya que el adulterio era castigado con la muerte; el aborrecimiento de esas personas manifestado hacia la mujer adúltera era respaldado y justificado por Dios, ya que la ley lo avalaba, lo permitía y lo exigía. Estos hombres le dijeron al señor: (RV60)…Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?… (Juan 8.3 al 5). Por supuesto, todo este show que montaron estas personas, contra dicha mujer fue arreglado de antemano y, era solamente para tentar al Señor, ya que solo presentaron a la mujer y, supuestamente habían encontrado a ambos. Otro ejemplo, es el de la muerte de Esteban, el cual fue apedreado. Este es un ejemplo de cómo el aborrecimiento justificable y la pasión violenta autorizada por Dios, era despertada y manipulada de manera incorrecta y al antojo por los líderes de judíos, en algunas ocasiones, al grado que su ira producida por la defensa partidaria de su propia secta y no por la ira producida por el temor a Dios, o del quebrantamiento de uno de los mandatos de Dios; los llevaba a cometer actos de tal barbarie. Y así encontramos otros ejemplos enla Biblia de cómo el diablo y los líderes judíos, manipulaban los sentimientos de los judíos, solamente con el interés de defender sus propias creencias y doctrinas de hombres, por medio del poder que tenían en Israel.

B) El perfil positivo de la ley.

 B.1) El hijo de Dios no abrogó la ley.

Escrito está. …“No penséis que he venido a [56]abrogarla Ley o los Profetas; no he venido a abrogar,  sino a cumplir”… (Mt 5.17).

¿Qué ley es la que no abrogó el Señor?

Es claro y sumamente evidente que el Señor no vino a la tierra para clausurar o eliminar la ley y a los profetas, sino que al contrario, quitó la parte de la ley que ya no iba a funcionar en la era de la gracia y nos dejó la ley ya reformada, en Mateo 5:17-19 leemos: …(V.17)…No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir…(18)…Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido…(19)…De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

Antes de entrar a desarrollar de lleno el comentario sobre este punto, vamos a hacer un análisis sobre estos versos biblicos que revelan la condición de la ley, desde que el Hijo de Dios estuvo en esta tierra, y después de que él partió de esta tierra para regresar al lado de su Padre.

1.) Sobre Mateo 5.17: …No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir… Es necesario hacer las siguientes preguntas, para darle el verdadero significado a estos versos; la primera pregunta es: ¿a que ley se refiere este texto, ya que existen 16 tipos de leyes en el antiguo testamento? La ley a la que se refiere el Señor en esta cita, es la ley de Dios contenida en dos secciones, que en el idioma griego se escribe NÓMOS y en el idioma hebreo se escribe TORÁ. Las dos secciones de la ley de Dios son: A.) La Torá o la enseñanza. B.) La Mishppát, o la ley judicial que daba la sentencia y el castigo al infractor de la ley Torá.

La siguiente pregunta es: ¿Quién dijo estas palabras? La respuesta es: el mismo Señor Jesucristo. Otra pregunta es: ¿Cuál fue el mensaje fundamental que el mismo Señor pregonó? La respuesta es, que él no vino a este mundo para “ABROGAR” la ley, para derogar la ley, para eliminarla totalmente, como algunos piensan, creen y lo enseñan. Él mismo dijo: que no venía a abrogar la ley, sino a cumplirla, sobre este punto de “CUMPLIR” la ley, ya se hizo un comentario aparte en el punto número 4 del libro pagina 54 en adelante del libro.

Otra pregunta que surge es: ¿por qué razón empezamos la explicación sobre este punto, con estas preguntas? Esto lo hicimos de esta manera, para poder establecer fielmente a la luz de la palabra de Dios, que estas afirmaciones salieron de la boca del Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo, y que no fueron proferidas por alguno de sus discípulos allegados y queridos o por alguna otra persona representante de Dios, como profeta o sumo sacerdote. Partiendo de esta premisa (deducción), podemos establecer basados en la palabra de Dios, que de ninguna forma el Hijo de Dios anuló la ley, no la eliminó o la quito totalmente para poner otra totalmente nueva, ya que unos versos más adelante, el mismo Señor en la calidad de Dios, modifica con solvencia y plena autoridad la ley, ejemplo: en Mateo 5.27-28 dice: …(27)…Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio…(28)…Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón… Sí Cristo, no derogó o abolió la ley como él mismo lo dijo, quiere decir que la ley sigue o está vigente (en uso, en vigor, está reinante) desde los días de Moisés hasta los días de Cristo y en nuestros días. Ahora bien. Vale la pena decir y adelantar que el Señor si le hizo cambios o modificaciones legales a la ley (Torá-Mishppát)  existente, a este proceso legal se le denomina “REFORMA” de la ley y con este acto trascendental el Señor Jesucristo comprobó que Él es Dios (1 Jn 5.20) ya que solo Dios puede prescribir leyes y modificar la ley, que nada tiene que ver con alterar el sentido fundamental de la ley (Stg 4.12).

Otro motivo por el cual se hizo este comentario, se debe a que mucho pueblo de Dios se les ha enseñado, que ahora en nuestros días, ya no estamos bajo la ley, que la ley ya no está vigente, que ya no está en uso, que ya no tiene vigor y esto lo aseveran categóricamente solo por el simple hecho de que estamos viviendo en el tiempo de la gracia y se apoyan en este texto bíblico: Romanos 6:14: …Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia… Y por este verso y otros se atreven decir, que ya no tenemos “LOS PRINCIPIOS FUNFDAMENTALES DE LA LEY” y eso no es así. Todos sabemos que la gracia es el poder que Dios derrama sobre sus hijos para cambiarlos, y que la ley no tenía esa fuerza para lograr tal cosa en el hombre, pero recordemos que la ley no falló, sino que el hombre fue el que no quiso ver la ley como ley legítimamente, y por eso no pudo ser restaurado, vivificado, no recibió nuevo aliento, en el Salmo 19.7 dice: …La enseñanza (LEY) del Señor es perfecta, porque da nueva vida. El mandato del Señor es fiel, porque hace sabio al hombre sencillo… Compare este texto en otras versiones de la Biblia, y usted se dará cuenta, que el propósito de Dios para con su pueblo Israel, al darle su ley, era con el fin de salvar, convertir y restaurar el alma de los israelitas, de darles una oportunidad de salvación y esa ley según este pasaje de la biblia es “PERFECTA”.

Es cierto que la iglesia de Cristo, ya no tiene nada que ver con Israel como nación, ni con el sacerdocio aarónico que Dios levantó en aquel entonces en los días de Moisés, a los cuales les dio y confió la ley, pero esto no quiere decir que la iglesia de Cristo no tenga actualmente una ley actualizada, ya que dentro del nuevo pacto, Dios levanta ministros competentes a los cuales el mismo Señor Jesucristo les transfirió la ley ya reformada y actualizada, ya que como hubo un cambio (traspaso) de sacerdocio, también existió un cambio de la ley, en Hebreos 7.11-12 dice: …(11)…El pueblo de Israel recibió la ley por medio de los sacerdotes levitas, descendientes de Aarón. Ahora bien, si en verdad estos hubieran podido hacer perfectos a los que seguían la ley, no habría sido necesario que apareciera otro sacerdote, ya no de la clase de Aarón sino de la clase de Melquisedec…(12)…Porque al cambiar el sacerdocio se tiene que cambiar también la ley…(DHHe). Este asunto del cambio de la ley, ya se vio en la sexta parte del libro, en la pagina 73 en adelante, donde ya se explico, apoyados en el idioma griego que el cambio de la ley, no es más que el traslado, transferencia o transposición de la ley a la iglesia de Cristo.

Hago la siguiente aclaración: No soy judío ni judaizante. Con este comentario respecto a la ley, no quiero ni espero confundir a nadie, ni espero que nadie piense y quiera regresar a practicar lo que la ley de Moisés demandaba, porque eso ya no es para que la iglesia de Cristo lo practique de esa forma, ya que Cristo con un solo sacrificio, dejó sin funciones al sacerdocio aarónico (Hb 10.12, 9.26). Es claro que hoy en día ya no se tienen que sacrificar corderitos para alcanzar la justicia de Dios, eso fue para el pueblo hebreo, hoy estamos bajo la gracia por el único y suficiente sacrificio que Cristo hizo por todos los pecadores (Jn 3.16).

Con lo que si estoy completamente de acuerdo, es con oír, vivir y practicar lo que la nueva ley de Dios, ya reformada que el mismo Hijo de Dios nos entregó, ya que esta es la ley que Dios determinó que se prescribiera para que funcionara en nuestros días, dentro de esta ley reformada, están incluidas o añadidas algunas que no existían antes, estas son: 1.) la ley de Cristo. 2.) La ley de la fe. 3.) La ley del Espíritu . 4.) La ley de la libertad. La creación de estas leyes nuevas, están contenidas dentro del marco de lo legal, ya que un estado, libre, soberano e independiente tiene la autoridad para: REDACTAR, REFORMAR Y DEROGAR LEYES, esta es una función del poder legislativo de un país. Al leer la biblia usted y yo nos damos cuenta que Cristo hizo específicamente eso: él con su autoridad divina derogó algunas leyes, reformó otras y redacto nuevas leyes. 

B.2) Los dos mandamientos más grandes de la ley.

 El apóstol Pablo la llama “LA LEY REAL”.

Escrito esta. (RVA 60)…Si en verdad cumplís la “ley [57]real”, conforme ala Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis… (RVA 60).

Otras versiones dicen:

Escrito está. …Hacéis muy bien si de veras cumplís la “ley suprema” dela Escritura: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo»… (Biblia al día)

Escrito está. …Vosotros hacéis bien, si de veras obedecéis la “ley del Reino” según la encontramos enla Escritura: “Amarás a tu prójimo como te amas a ti mismo”… (CST-IBS)

Al decir que la ley es Real quiere decir, que pertenece al Soberano Dios, o que proviene de Él. No hay que relacionar la palabra Real con el término verdadero, ya que podríamos estar diciendo, que la única ley verdadera es la que menciona Santiago, y toda la demás ley no. En sí todas las leyes venidas de Dios son “Reales”, porque vienen del Soberano Dios y todas son verdaderas.

Lo siguiente es parte de la “Ley Real” ya que de estas dos leyes dependen los 611 preceptos más:

Escrito está. …Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley? Jesús le dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. De estos dos mandamientos [58]Dependen” toda la Ley y los Profetas… (Mt 22.36-40).

En este verso encontramos algo de suma importancia y que no debe pasar por alto, como lo hizo el pueblo de Israel y es que la ley y los profetas, dependen de estos dos mandamientos.

Lo que el Señor estaba tratando de decir es que de estos dos mandamientos estaba colgada la demás ley (611 preceptos más), como un ahorcado lo está de la horca, al que cuando le quitan la cuerda del cuello, éste se cae. En este caso la ley real o los dos mandamientos más importantes es la cuerda que sostiene a todos los demás mandamientos, sí estos dos llegan a faltar, todos los demás dejan de existir (se caen). Si alguien cumplía todos los demás mandatos que la ley exigía (611), ya sea de culto o de corte civil, pero dejaba estos dos mandamientos por un lado, no lograba nada; pero si la persona comenzaba por estos dos, aunque fallara en el cumplimiento de algunos de los mandatos (ya que nadie podía cumplir toda la ley) que la ley exigía, era justificado por Dios, ya que “el cumplimiento de la ley es el amor”. (Ro 13.8, Ro 13.10).

B.3) Lo más importante de la ley.

Escrito esta. (RVA 1989…”¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque entregáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino; pero habéis omitido lo más importante de la ley, a saber, la justicia, la misericordia y la fe. Era necesario hacer estas cosas sin omitir aquéllas… (Mt 23.23). Esta Biblia dice: que omitieron. La Biblia (Peshita – español) dice: …pero pasan por alto los aspectos más importantes de la ley: la justicia, la compasión y la fe…

El Señor les dice: “Ustedes se saltaron a propósito” las cosas que son más importantes de la ley: y el Señor dice tres, la justicia, la misericordia Y la fe.

La ley funcionaba a favor del hombre cuando este ponía en práctica estas tres cosas, que por decirlo así ayudaban al hombre a justificarse por medio de la ley, ante Dios. Lo que Dios quería era que la persona obrara con amor, justicia, misericordia y fe, sin estarse preocupando por tratar de cumplir un sin número de leyes. Si la persona quería agradar a Dios, que demostrara amor a Dios y amor y misericordia a su prójimo. Óseas 6.6 dice: …Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos… Mateo 9.13 dice: …Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento…

A continuación, se explica en consiste la justicia, la misericordia y la fe:

LA [59]JUSTICIA: Para los fariseos era muy normal que la ley se aplicara a otros, pero cuando se trataba de que se la aplicaran a ellos, no estaban de acuerdo. Ellos siempre estaban buscando un motivo por el cual acusar y condenar a otra persona y muchos de ellos se sentían perfectos ante Dios ajenos y exentos del juicio divino, y todos los demás eran solo un montón de gente inicua y pecadora.  Es por eso que el Señor mismo les enseñó la parábola del fariseo y el publicano, para aclararles que la justificación dependía de Dios y no de los hombres. La palabra dice que el publicano Salió justificado ante Dios y el fariseo no, porquela Biblia dice que el fariseo oraba consigo mismo y no con Dios, mientras que el publicano le oraba a Dios y él lo estaba escuchando.

En el fondo los fariseos, aunque anduvieron por la calle ostentando una vida religiosa, presumiendo que tenían comunión perfecta con Dios y un contacto continuo con Él, siempre estaban eludiendo el acercamiento con la justicia divina y se vestían de religiosidad para ocultar su falta de comunión con Dios, aunque ellos creían que sí la tenían.

Los fariseos podían llevar a otros al juicio o tribunal que la ley establecía pero a ellos nadie los podía acusar de nada, ya que eran los representantes de la ley de Dios. El fariseo se cubría con sus privilegios y creía que él no tenía la necesidad de confesar sus pecados ante Dios. Esto mismo puede estar pasando en las iglesias de hoy, ya que puede haber gente como los fariseos que le están sirviendo a Dios, pero como ellos son los representantes de Dios en la tierra, no se ven en la necesidad de confesar sus faltas y, esas cosas son las que llevan a la ruina a muchas iglesias verdaderas de Dios.

LA [60]MISERICORDIA: Recordemos que en este texto el Señor se está dirigiendo específicamente a los fariseos y el Señor les está diciendo, que con sus acciones están rechazando la gracia divina y están haciendo que muchos no la reciban. El regalo más grande que el Señor vino a darle a la humanidad fue la salvación por gracia y no por las obras (Ef 2.5-10) cosa que les chocaba a los fariseos, porque en su mente tenían metida la idea de que por las obras de la ley llegarían a Dios. Uno de los errores más grandes de los fariseos y de los religiosos de ese tiempo es que ellos pusieron su propio sistema de justicia. Romanos 10.3 dice: …Pues, ignorando la justicia de Dios y procurando establecer su propia justicia, no se han sujetado a la justicia de Dios…

Por su forma de actuar ante Dios, los fariseos se privaron a ellos y a otros de alcanzar la misericordia. Su sistema les decía que recibir la gracia (perdón) de regalado, era una locura y para ellos esto era una aberración, ellos tenían que hacer algo para ganarse el favor de Dios, y allí fue donde se equivocaron y se hundieron junto con una nación completa. Pocos han de haber sido los que alcanzaron justificación (salvación), ya quela Bibliaregistra algunos casos aislados.

Los fariseos no podían ser compasivos en palabra y acción porque ellos nunca lo habían probado. La palabra dice, dad de gracia… lo que de gracia habéis recibido (Mt 10.8). Alguien no puede dar algo sí antes no lo recibió, nosotros podemos dar amor porque Dios nos amó primero. Por eso lo fariseos actuaban tan ásperamente con los demás, porque no habían recibido gracia. El fariseo no tuvo compasión con el publicano porque él no había probado la compasión de Dios, y esto no era culpa de Dios, sino del sistema legalista de aquel entonces y del mismo fariseo, porque si él se hubiera acercado a pedir compasión, el Señor no se la hubiera negado. Por eso nosotros que hemos probado la gracia y el perdón de Dios, no solo lo debemos evidenciar en el rostro, sino que tenemos el compromiso ante Dios de llevarlo a los demás.

LA [61]FE: El Señor también les dice a los escribas y fariseos, ustedes han omitido una de las cosas más importantes de la ley, que es creer en el Hijo de Dios para salvación (La fe), ya que uno de los significados de pístis es, convicción en Cristo especialmente para salvación. El propósito o fin de la ley, era el de enseñar que la única fuente de justificación, era el Hijo de Dios. El Señor les estaba diciendo a estos dos tipos de religiosos, ustedes tienen contacto con las escrituras constantemente, ¿Cómo es que no me reconocen, sí ustedes están viendo en mí, las señales que la palabra, dice acerca del Hijo de Dios?

El Señor les hace la siguiente aclaración, y les dice: lo que pasa es que a ustedes se les ocurrió [62]omitir – (RVA 1989)” la fe, para creer en mí, como lo hicieron con la justicia y la misericordia; ustedes descartaron la fe, la quitaron, la pasaron por alto, se la saltaron, fueron descuidados y negligentes en lo más importante, allí estaba, la vieron y no la quisieron tomar, porque estaban más preocupados en su religión y, en otras cosas, antes que en la fe.

La Biblia King James versión/Strong´s Numbers, en este verso de Mateo 23.23 también dice: …que omitieron la fe… Ahora. La palabra “Omitir” según la versión/Strong´s Numbers, aparece con el número (Griego – 863). Y la palabra correspondiente en el idioma griego se escribe: Afíemi. Uno de los significados que le da la concordancia Thayer es: 1) De un marido que se divorcia a su esposa. Otros significados son: 2) Omitir, el abandono. 3) Para abandonar injustamente. 4) para ir dejando atrás algo lejos. 5) Para dejar uno no tomándolo como un compañero…

En pocas palabras el Señor le estaba replicando (objetar, censurar, criticar, condenar) a los fariseos, que por voluntad propia ellos se habían divorciado de la justicia, de la misericordia y de la fe; la actitud indolente que los fariseos mostraban ante el pueblo de Israel, trascendía y repercutía en su relación con Dios, al grado que sus acciones los llevaban a hacer a un lado la justicia divina, para implantar su propio sistema de justicia, ya que en esto consiste en divorciarse de la justicia. Por otro lado, sus actos declaraban a voz en cuello, que de ninguna manera ellos querían o debían demostrar misericordia a su prójimo, si los israelitas se querían salvar, entonces que cumplieran con las ceremonias que exigía la ley, y no predicaban a un Dios de misericordia que los podía y quería restaurar (Sal 19.7). Estas dos razones anteriores, los llevó al siguiente paso, que es al divorcio con Dios (Jesucristo) ya que la Biblia asevera definitivamente que Él es Dios, en 1 Juan 5.20 dice: (NBLH)…Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos a Aquél que es verdadero; y nosotros estamos en Aquél que es verdadero, en Su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna… En síntesis se puede afirmar, que todo aquel que rechaza la justicia de Dios, la misericordia de Dios, por ultimo terminará rechazando la fe de Dios, que consiste en creer en Jesucristo como la única fuente de justificación ante el Padre de los espíritus. Esto según la Biblia, se toma como el divorcio con Dios y los israelitas llegaron a ese estado debido a su propia elección, rechazando a aquel que vino a este mundo a buscar esposa y, esa esposa pudo haber sido el pueblo israelita… lugar que tomó la iglesia por la gracia y misericordia de Dios (Ef 5.25-26)

El obstáculo más grande que encontraron en su camino los fariseos y que les impidió recibir misericordia, debido a su sistema tan legalista y cuadrado, fue Jesucristo, ya que él es la roca con la que chocaron los edificadores (Ro 9.32-33).

B.4) La ley es santa, el mandamiento es santo, justo y bueno.

Escrito esta. …De manera que la ley ciertamente es [63]santa; y el mandamiento es santo, [64]justo y [65]bueno… (Ro 7.12).

En este pasaje encontramos que el apóstol Pablo le dice a los romanos que la ley Nómos o Torá es santa. Para el apóstol Pablo la ley no perdía su identidad, debido a la función que desarrollaba, que era la de corregir, castigar y en algunos casos extremos de infligir la muerte. Ya sabemos que la ley presentaba defecto (He 8.7) y el defecto consistía en dar un veredicto en contra de la persona.  La función de la ley era condenar, en el caso que se necesitara tal sentencia o dictamen; pero en sí misma la ley era y es hoy en día santa (jágios) pura, perfecta, ya que salió de la mente y corazón de alguien (Dios) santo, puro, sagrado, y perfecto, con un buen motivo.

Además el apóstol añade que el mandamiento es justo. En cuanto a que la ley es equitativa, el apóstol Pablo está diciendo que el trabajo o función de la ley consiste en dar a cada uno lo que se merece, por sus méritos propios o condiciones. Por otra parte la equidad de la ley consiste dice el apóstol en no favorecer en el trato (juicio) a uno perjudicando a otro. Para el apóstol la ley tenía que ser imparcial, la ley no veía títulos, condición social, privilegios dentro de la sociedad, etc. En resumidas cuentas el que infringía la ley se encontraba con el castigo que la ley determina según la falta que había cometido.

El apóstol Pablo dice que el mandamiento es justo o Díkaios. Uno de los significados de la palabra justo es: inocente. El apóstol revela que la ley es inocente. ¿En que sentido? Es inocente, en el sentido que no la pueden acusar como culpable de la muerte de los israelitas que fueron juzgados, por una parte de la ley de Dios, llamada Mishppát. El culpable directamente es el que cometió pecado, y aquella persona que lo invitó a pecar, por el ejemplo: de alguien que fue seducido a cometer adulterio por otra persona particular o por alguien que lo invitó a robar, o por alguien que lo invitó a embriagarse, etc.

Además el apóstol añade que el mandamiento es bueno. Enla Bibliavemos esto: En resumen, la ley en sí misma es santa, y el mandamiento es santo, justo y bueno. Con este comentario el apóstol deja en claro que la ley prescrita por Dios no es mala, sino al contrario, es justa y buena. Eso lo vemos reflejado en las leyes de un país, por ejemplo en el caso de la aplicación de la ley en dos casos diferentes, por ejemplo cuando alguien le dio muerte a 10 personas y cuando una persona sin querer se pasó un alto; en ambos casos la ley se aplica en forma diferente, al que mató a 10 personas probablemente le den cadena perpetua o la pena de muerte, en el otro caso le darán una multa por haber infringido una ley de tránsito. En esto radica la justicia (equidad) de la ley, en que no ponía un castigo más grande, del que debía recibir, si la infracción a la ley no lo ameritaba. El propósito justo (equidad de la ley) de la ley era el de darle a cada cual la pena o castigo exacto que él se merecía; esto es lo que hace buena a la ley.

Otro de los propósitos de la ley era el de salvaguardar a aquellas personas a las que les cometían el delito, por ejemplo si a alguien le robaban un animal, la ley hablaba de restituir lo robado (Éx 22.1, 4, 7). El propósito de la ley era el de mantener en orden al pueblo de Dios, si ellos iban a ser ejemplo para las naciones, Dios tenía que comenzar con poner orden en su propia casa y para eso implantó las leyes, para que aquellos que no querían ser de testimonio para los demás, tenían en algunos casos que llegar inclusive hasta la muerte, ya que por el testimonio de dos o tres personas, la persona que cometía el delito, moría (He 10.28).

El propósito bueno de la ley, era que la persona llegara a conocer el temor de Dios, por medio del castigo. El propósito de la corrección era que la persona se apartara del pecado y que ya no cometiera la misma falta. La ley pretendía que los hombres agradaran a Dios con su forma de ser diariamente, que su conducta, pensamientos, y voluntad fueran agradables a Dios.

B.5) La ley y los ángeles.

Hechos 7.53 dice: en varias versiones dela Biblia:

 (Al día)…vosotros, que recibisteis la ley promulgada por medio de ángeles y no la habéis obedecido…

(CST-IBS)…¡Vosotros, que recibisteis la ley por mediación de ángeles, sois los que deliberadamente la quebrantáis!…

(Las Américas)…vosotros que recibisteis la ley por disposición de ángeles y sin embargo no la guardasteis…

(Vulgata)…ustedes que recibieron la ley por ministerio de ángeles y no la guardaron…

La Bibliaal día dice que uno solo es el legislador y juez (Stg 4.12). Para dar esas leyes al hombre, Dios se valió de un grupo de ángeles a los cuales les delegó un ministerio, para que intervinieran aquí en la tierra, a favor del hombre. Gálatas 3.19 dice así:   (LBA… Las Américas)…Entonces, ¿para qué fue dada la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniera la descendencia a la cual había sido hecha la promesa, ley que fue promulgada mediante ángeles por mano de un mediador…. (Gá 3.19).

Luego que Moisés recibió las leyes de parte de Dios por medio de ángeles, él fue al pueblo y las promulgó. Para que una ley tenga validez, se tiene que promulgar o comunicar al pueblo de alguna forma y Dios levantó a Moisés como su vocero oficial, solo que no lo envió con algo hablado solamente, sino que lo envió con las leyes (legales, oportunas, indicadas) escritas con el dedo  de Dios, en tablas de piedra (Éx 31.18). Comentario sobre las leyes de un país: Para que las leyes de un país tengan validez se tienen que promulgar o comunicar al pueblo por medio de una gaceta o periódico oficial del estado, ya que de lo contrario el pueblo no sabrá qué y cuántas leyes nuevas tiene que cumplir.  Es por eso que Dios las tuvo que hacer visibles, y las imprimió en tablas de piedra, para que tuvieran legalidad.

Luzbel tuvo el privilegio de ser uno de esos seres celestiales que antes de ser creado ya le habían otorgado un ministerio de alabanza y adoración en los cielos, la Bibliadice que los [66]primores” de sus tamboriles y flautas estuvieron preparados para el día de su creación (Ez 28.13). El término primor viene el siguiente significado: “ministerio – delegación”.

La delegación significa que este ser celestial era un representante de Dios en el reino de los cielos, al que Dios le ha de haber confiado comisiones específicas, que involucraban el conocimiento de algunas cosas secretas de Dios. La delegación también significa que este querubín, era un embajador de Dios, al que Dios le delegó misiones específicas dentro de su reino. Este comentario fue incluido para explicar que los ángeles a los que Dios utilizó para promulgar la ley en el tiempo de Moisés, fueron delegados por Dios con un ministerio. La Biblia añade que estos personajes celestiales fueron los encargados de [67]disponer” la ley, esto aparece así en las versiones dela Biblia Reina Valera del 60 y enla Biblia Jerusalén.

La palabra “Disposición” significa: “Prescribir” leyes. Ahora. Prescribir significa: decretar, dictar, determinar, disponer, establecer, fijar, ordenar, mandar. Con esto nos podemos dar cuenta que a estos ángeles Dios los autorizó legalmente para crear nuevas leyes. Otro de los significados de la palabra Melaká es ministerio. De esto podemos entender que Luzbell pertenencia al ministerio de alabanza en los cielos, pero los ángeles que dispusieron la ley para el hombre, pertenecían al ministerio encargado de decretar leyes. En el reino de los cielos habrá más ministerios angélicos como estos, que tienen tareas y delegaciones específicas que cumplir de parte de Dios.

B.6) La ley es buena.

 Romanos 7.16 dice: Varias versiones dela Biblia:

(CST-IBS)…Y si la conciencia me advierte que con mi conducta contradigo lo que tengo por bueno, habré de concluir que es buena la ley que yo quebranto

(Biblia Jerusalén)…Y, si hago lo que no quiero, estoy de acuerdo con la Ley en que es buena

 La ley es buena en el sentido que daba en el blanco. El objeto de la prescripción y promulgación de las leyes, es que cumplan con el propósito para el cual fueron creadas. La ley es buena porque me señala mi falta o pecado dice el apóstol Pablo; la ley es buena porque me señaló mi pecado para que yo corrija mi conducta; la ley es buena porque hace justicia y no muestra parcialidad, castiga al verdadero culpable; la ley es buena porque no hace acepción de personas y juzga desde el rey hasta el más pequeño de un reino; la ley es buena porque pone orden en la sociedad; la ley es buena porque da seguridad al ciudadano y le da cierta libertad dentro del marco de lo legal y de lo que es lícito; la ley es buena pues ayuda a que mis pies no resbalen y me da paz (Sal 37.31, 119.72).

Dios creó la ley con un buen motivo, motivo que el hombre no comprende hasta la fecha. Se falla al creer que Dios creó algo para hacerle mal al hombre, cuando solo pensó en su bien. Pensemos qué sería de un país actualmente sin leyes; ¿qué sería de uno de los países más poderosos del mundo, sin leyes que protegieran al buen ciudadano? Lo que no ha comprendido el hombre, es que la ley de Dios fue creada para proteger a los hijos buenos del reino de Dios, de aquellos que se portan y conducen mal en esta vida.

El apóstol Pablo le dice a los romanos, la ley es espiritual; pero yo (y ustedes, somos) soy carnal (Ro 7.14). Soy un hombre terrenal que nada sabe de las cosas divinas, por eso no puedo entender la ley así como ustedes, pero gracias porque ahora en mi corazón tengo a Cristo y al Espíritu Santo, que son los que me ayudan a comprender de otra forma la ley de Dios, ya que cuando fui fariseo encontré que en la ley hay y existe una justificación pero ésta se debe al esfuerzo propio (Fl 3.6). Ahora puedo comprender, que a pesar que la ley tenía su defecto (He 8.7) que era el de dar una sentencia en contra del acusado, es buena, ¿Por qué? pues porque salió de Dios y de Dios no puede salir nada malo.

Un pueblo sin ley cae en anarquía. La anarquía es en sí desorden y confusión debido a la falta de todo gobierno en un estado, lo que lleva a la perturbación de la vida pública por ausencia de autoridad. Recordemos que las tres funciones del estado radican en el poder ejecutivo, en el poder legislativo y en el judicial; el poder judicial es el que hace que las leyes se cumplan. Si Dios no le hubiera dado las leyes a su pueblo por medio de Moisés, hubieran caído en anarquía. Recordemos que el único que no tiene ley es el anticristo. 2 Tesalonicenses 2.8 dice: …Y entonces se manifestará aquel [68]inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida… (RV60).

A continuación incluiremos algunos textos bíblicos que le ayudarán a cambiar su pensamiento en cuanto a la ley de Dios:

Salmo 19.7 dice: (RVA)…La ley de Jehová es perfecta: convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel: hace sabio al sencillo.

Salmo 50.16 dice: …Pero al malo dijo Dios: ¿Qué tienes tú que hablar de mis leyes  y tomar mi pacto en tu boca?…

Salmo 71.3 dice: …Sé para mí una roca de refugio adonde recurra yo continuamente. Tú has dado mandamiento para salvarme, porque tú eres mi roca y mi fortaleza…

Salmo 119.45 dice: …Y andaré en libertad,  porque busqué tus mandamientos…

Salmo 119.172 dice: …Cante mi lengua tu palabra, porque todos tus mandamientos son justicia…

Proverbios 19.16 dice: …El que guarda el mandamiento guarda su alma, pero el que menosprecia sus caminos morirá…

B.7) En cuanto a la justicia que hay en la ley.

Filipenses 3.6 dice: Varias versiones dela Biblia:

 (Biblia Al día)…en cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la [69]justicia que la ley exige, intachable…

(Biblia RV95)…en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que se basa en la Ley, irreprochable…

En primer lugar el apóstol Pablo como conocedor de la ley en carne propia, ya que él se autodenomina “fariseo temeroso de Dios”, dice que la ley es equitativa. Equidad significa: cualidad que consiste en dar a cada uno lo que merece por méritos o condiciones propias.

El apóstol se reconocía así mismo, como alguien sin tacha o sin falta, al que nadie podía señalarlo de haber infringidito la ley, y esto era de carácter público, ya que él era alguien sumamente conocido, pero sobre todo el apóstol se refería a su conducta y forma de ser en lo íntimo con Dios; el apóstol sabía que los hombres lo estaban viendo, pero también sabía que lo estaba viendo Dios, y a eso se refiere cuando dice en cuanto a la justicia que la ley exige, dando a entender que Dios tenía un buen concepto de él en cuento a la ley. Pablo reconocía que en un tiempo fue un fariseo temeroso de Dios (en ese entonces era Saulo), y no como cualquiera de los otros tipos de fariseos, que hacían de su vida una comedia publica, para que todos los calificaran de buenos fariseos.

El apóstol Pablo en una forma atrevida dice que él era irreprensible en cuanto a la justicia que se basa en la ley. En pocas palabras el apóstol dice, en cuanto a la equidad de la ley, nunca se me pudo acusar de nada malo, es por eso que ante los ojos de Dios soy inocente y santo delante de Él, ya que la ley no me acusa de nada, sino que me justifica.

El apóstol sabía que la ley le daba su merecido al que se portaba mal, y al que se portaba bien lo guardaba y lo protegía. En este caso el apóstol sabía que un día tarde o temprano tendría que dejar de existir y dejar esta tierra para presentarse ante Dios y sabía muy bien que se tendría que presentar ante Dios para que lo juzgaran de acuerdo a la ley (Ro 2.12).  El sabía en su corazón por que su conciencia se lo decía, que Dios lo había visto vivir la ley real o del reino, y eso lo guardaría en el día de su juicio personal. El apóstol no estaba viviendo la ley en forma terrenal sino que iba más allá, porque él conocía y sabía que había alguien que lo miraba constantemente y que cada cosa que él estaba haciendo aquí en la tierra se le estaba tomando en cuenta y a su favor. El apóstol sabía que cuando lo juzgaran no encontrarían pecado para poderlo condenar.

Ahora bien. ¿El apóstol, a esas alturas estaba mintiendo, estaba presumiendo, estaba alardeando o exagerando en cuanto a su condición de santo, justo e inocente  ante Dios? ¿O estaba confundido teniendo un concepto mayor de él mismo, basándose solamente en el conocimiento de la ley (conciencia amplia de Dios) que él tenía? Yo creo que no. A lo que el apóstol se refiere es, que a pesar que aunque en un tiempo cuando aún no había conocido a Cristo como su salvador, llevando el nombre de Saulo, él se consagraba para Dios, le gustaba la santidad y no practicaba el pecado, no por miedo al castigo de la ley, sino que él se apartaba para dedicarse a las cosas que el tiempo que él estaba atravesando le reclamaba (esto es la ley). Para el apóstol la equidad consistía en dejarse guiar por el sentimiento del deber o de la conciencia por amor a Dios y a los de su nación, más bien por el texto terminante de la ley. Por otro lado el apóstol sabía que la ley era la ley y que él como ciudadano de un país, quisiera o no, tendría que cumplir con las leyes establecidas, sino se tendría que enfrentar al castigo.

A continuación se incluye un comentario sobre los 7 tipos de fariseos que existieron:

Los 7 tipos de [70]fariseos.

 Primero. El fariseo exhibicionista. Era meticuloso en su obediencia a la ley, pero siempre estaba exhibiendo sus buenas acciones. Se preocupaba por tener una reputación de pureza y bondad. Es cierto que obedecía la ley, pero lo hacía para que los hombres lo vieran.

 Segundo. El fariseo dilatorio. Era el fariseo que siempre encontraba una excusa perfecta para postergar una buena acción. Profesaba la creencia de los fariseos más estrictos, pero siempre encontraba alguna excusa para lograr que la práctica quedara muy por detrás de los hechos. Hablaba mucho, pero no hacía nada.

 Tercero. El fariseo herido o sangrante. El Talmud hablaba de los fariseos que se lastimaban a sí mismos. Recibían ese nombre por la siguiente razón. Las mujeres ocupaban un lugar muy bajo en Palestina. No se debía ver a ningún maestro estricto y ortodoxo hablando con una mujer en público, aunque se tratara de su propia esposa o hermana. Estos fariseos iban aún más lejos; ni siquiera se permitía ver a una mujer por la calle. Para evitar verlas, cerraban los ojos y en esa forma se golpeaban contra las paredes, edificios y cualquier otro obstáculo. Se lastimaban y herían y esas lastimaduras les proporcionaban una reputación especial de extrema piedad.

 Cuarto. El fariseo a quien se describía como mano de mortero, jorobado o trastabillante. Estos caminaban con una humildad tan ostentosa que iban doblados como la mano dentro de un mortero, o como un jorobado. Eran tan modestos que ni siquiera levantaban los pies del suelo de modo que tropezaban con cualquier obstáculo que encontraban en el camino. Su humildad era una forma de ostentación.

 Quinto. El fariseo que siempre hacía cuentas y listas. Este tipo de fariseo pasaba su vida contando sus buenas acciones, siempre llevaba una hoja de crédito entre él y Dios y creía que cada una de sus buenas obras aumentaba un poco la deuda de Dios hacia él. Para él la religión debía ser analizada como una cuenta de pérdidas y ganancias.

 Sexto. El fariseo tímido o miedoso. Este vivía aterrado por el castigo divino. De manera que pasaba el tiempo limpiando la parte de afuera de la copa y el plato para parecer bueno. Veía la religión en términos de un juicio y la vida como una continua evasión aterrada de ese juicio.

 Séptimo. El fariseo temeroso de Dios. Este era el fariseo que amaba a Dios en forma auténtica y que encontraba su alegría en la obediencia a la ley de Dios, por más dura y difícil que fuera.

El apóstol Pablo se incluye entre el grupo de los fariseos temerosos de Dios, que su deleite era cumplir la ley de Dios, no como un conjunto de normas que estaban puestas en cierto orden, sino, que las cumplían con amor a su Dios, porque ellos llegaron a comprender que las leyes que seguían no eran de este mundo sino que procedían de Jehová Dios Padre. Por eso Pablo dijo: …en cuanto a la leyfariseo; en cuanto a la justicia que es en la ley,  irreprensible. Pero, cuántas cosas eran para mí ganancia,  las he estimado como pérdida por amor de Cristo… (Fl 3.5-7).

B.8) Son Justificados delante de Dios los que Cumplenla Ley.

Escrito está. …Porque no son los oidores de la ley los que son justos delante de Dios, sino que los [71] hacedores de la ley serán justificados… (Ro 2.13).

Este verso dice en su parte final: …sino que los hacedores de la ley serán justificados… Esta justificación no dependía tanto del cumplimiento de un sin número de normas y reglamentos, sino de poner en práctica los dos mandamientos más importantes de los cuales dependía toda la ley (Mt 22.40). Esto es lo que veía Dios primero antes de que las personas hicieran o cumplieran con una ley de culto que consistía en el sacrificio de un animal.  Esto es solo para poner un ejemplo; ya que ello llevaba a la persona a vivir una vida religiosa rodeada de ritos y tradiciones, dejando a Dios a un lado y lo que Dios quería era que las personas tuvieran comunión con Él y que después se dedicaran a cumplir (practicar, ejecutar, establecer)todo aquello que la ley requería.

La ley textual llevada solamente a la mente y al conocimiento era la que no justificaba a la persona, está tenía que ir acompañada de otros elementos para que funcionara, dentro de ellos tenemos el amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo (Mr 12.31), también está la justicia, la misericordia, y la fe (Mt 23.23); también encontramos las obras de la fe y no de la ley (Stg 2.24-26).

Otro detalle muy importante, es que el apóstol Pablo les dice a los de su pueblo, que ellos habiendo tenido la clave para encontrar la justificación ante Dios, no la usaron y los que no la tenían si lo hicieron, y el ejemplo que les da es que los gentiles, que no tienen la ley practican (o sea no cumplen solo por cumplir a la fuerza) por naturaleza el contenido de la ley y entre el contenido de la ley estaba lo más importante, la base de la ley, los dos primeros mandamientos más grandes (Mt 22.36-40).

El apóstol va más allá y les dice a los de su nación, que los gentiles muestran la obra de la ley escrita en sus corazones, y la obra (trabajo número uno) de la ley consistía en amar a Dios y al prójimo, en pocas palabras les dice que los gentiles estaban mostrando un cambio verdadero sin conocer la ley en su más mínima expresión, ya que ellos eran ajenos a los pactos y promesas de Dios (Ro 9.1-5). El apóstol Pablo le estaba enseñando a los romanos que había gentiles que estaban viviendo como Israelitas y que había israelitas que estaban viviendo como gentiles; el apóstol Pablo encontró en la vida tal paradoja (contradicción, discordia, contrariedad), que él inspirado por el Espíritu Santo dice; los verdaderos israelitas ya no son los que llevan ostentosamente la circuncisión en su cuerpo, o los que descienden de las doce tribus de Israel, sino que son aquellos que lo son en lo íntimo y lo evidencian con la circuncisión en su corazón, en Espíritu y no en la letra (de la ley) y añade que la alabanza no proviene de hombres, sino de Dios (Ro 2.23-29).

El concepto anterior nos lleva a pensar entonces, que el cumplir la ley de la forma en que Dios demandaba (comenzar por los dos primeros mandamientos) llevada a la persona a otra dimensión, y su naturaleza era cambiada, por cumplir la ley, el que no era hijo de Dios lo pasa a ser y el que no practicaba la ley como Dios quería dejaba de ser hijo, eso es lo que al menos da a entender Dios a través de Pablo. El ejemplo que da la palabra acerca de este punto, es el de Cornelio, que no siendo israelita creía en Dios, ya que oraba y daba sus limosnas (Hch 10.1-25).

Para el apóstol Pablo, todo se resumía de la manera siguiente. Sí alguien decía que era Israelita o judío, que lo demostrara en cumplir la ley de Dios, ya que las leyes eran para los hijos de Dios (Israel como nación) y no para otros. ¿Qué era lo que distinguía a los judíos de los demás pueblos? La respuesta llana (franca, recta) y sencilla es “su ley”. No había otro pueblo en la tierra con ese tipo de leyes como las del pueblo Israelita, ya que todas las demás leyes de los demás pueblos iban encaminadas más a la forma de gobierno dentro de la ciudadanía, mientras que las leyes de los judíos estaban encaminadas a la santidad del pueblo de Dios, si su Dios era Santo, sus hijos o su pueblo también, basta con mirar los diez mandamientos, las leyes de corte civil y las de tipo religioso. Para el apóstol Pablo el verdadero israelita era aquel que vivía para su Dios, cumpliendo con las leyes todos los días de su vida, teniendo como base el amor, hasta que este conociera la muerte, es por eso que él ante los Filipenses se reconoce como fariseo, y en cuanto a la justicia que hay en la ley, irreprensible, sin ninguna falta que alguien le pudiera señalar.

 B.9) La ley es buena para aquel que la usa legítimamente.

Escrito está. …Pero sabemos que la Leyes buena, si uno la usa [72]legítimamente,  conociendo esto: quela Ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores,  para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina. (1 Ti 1.8-10).

Esto lo sabemos todos, que en todos los países del mundo hay gente que respeta las leyes de su propio país y aún más las conocen, pero hay otros que se burlan de las leyes, no las cumplen y mucho se van a preocupar por aprenderlas.  Aquel que usa legítimamente la ley o que toma la ley como ley, es aquel que ha aprendido a ser un buen ciudadano que ama y respeta a su país y a los de su tierra. Por ejemplo a alguien que le guste conocer las leyes de tránsito, sabe que cuando pase por una zona escolar tendrá que reducir la velocidad hasta parar en algunas ocasiones, cuando los agentes de tránsito del colegio o escuela así se lo indiquen, es más él sabe que hay señales pintadas en la carretera y las que están puestas de forma horizontal, que le advierten del paso escolar. Esta persona esta cumpliendo con las leyes de su país con amor a sus conciudadanos, protegiendo y guardando la vida de todos los niños, porque él se siente identificado con su pueblo, y sabe que una ley es una ley porque su conciencia (conocimiento) se lo está diciendo.

El apóstol Pablo le dice: Timoteo, yo cumplí la ley, de esa forma, amando y protegiendo a los de mi pueblo (en este punto no me refiero a que Pablo persiguió a la iglesia) pero sobre todo amando a mi Dios, aquel que no cumple con las leyes de su país no lo quiere y mucho menos a los de su pueblo. El apóstol le dice a Timoteo yo hice uso de la ley conforme al propósito de Dios y no del hombre, ya que sé que Dios me quiere hacer el bien en todo tiempo y para que no me vaya mal o me pierda me dio su ley.

Cuando el apóstol pablo le habló a los romanos, sobre quien es el verdadero judío, el apóstol les dio a entender que los gentiles que no eran israelitas, eran mas judíos que los propios israelitas, porque amaban la ley de su país y la cumplían, mientras que los israelitas por su conducta ante la ley, daban a entender que no eran israelitas o que no querían ser israelitas. Los gentiles por utilizar la ley legítimamente dice el apóstol Pablo, eran tomados como verdaderos judíos, ya que demostraban que la ley no estaba escrita en piedras, sino que la llevaban en el corazón, escrita por el Espíritu de Dios (Ro 2.23 al 29).

B.10) Amando se cumple la ley.

Escrito está. …No debáis a nadie nada, salvo el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo ha cumplido la ley… (Ro 13.8).

Nadie puede amar al prójimo, si antes no ha conocido el amor de Dios. La Biblia dice que Dios nos amó primero (1 Jn 4.10, 19) y por eso nosotros le amamos a él y ese amor nos da ahora la capacidad para poder amar a nuestro prójimo. Esta era el secreto para todo aquel que quería cumplir la ley, el amar, ya que de estos dos mandamientos dependía toda la ley  (Mt 22.36-40) y por supuesto no olvidar las tres cosas más importantes de la ley, la justicia, la misericordia y la fe (Mt 23.23).  El camino más corto para alcanzar la justificación era por el camino del amor, y el más largo era por medio de la ley y por las obras de la ley. La mayoría de israelitas no seguían esta secuencia, ellos se acercaban primero a la ley y, si se acordaban en última instancia, se acercaban a Dios. Hay una gran diferencia entre cumplir y obedecer. Alguien puede cumplir con la ley, pero tal vez lo está haciendo a la fuerza, y sin estar de acuerdo con ella; pero el que la obedece lo hace por sujeción a las autoridades, y el que se sujeta está manifestando respeto y amor, ya sea a Dios o a su país.

B.11) La ley está vigente.

 Romanos 3.31 dice: Varias versiones dela Biblia:

 (RV95)…Luego, ¿por la fe [73]invalidamos la Ley?¡De ninguna manera!  Más bien, confirmamos la Ley

(Lenguaje sencillo)…Pero si confiamos en Jesús, eso no quiere decir que la ley ya no sirva. Al contrario, si confiamos en él, la ley cobra más valor

(RVA1909)…¿Luego deshacemos la ley por la fe? En ninguna manera; antes establecemos la ley

En nuestros días la ley sigue vigente ya que el mismo Señor Jesucristo dijo que él no venía a este mundo para abrogar la ley o los profetas, sino a cumplir (Mt 5.17). La pregunta que surge es: ¿Qué ley es la que está vigente? Los judíos dividían la ley en tres categorías, estaba la ley de culto, la ley civil y la ley moral; la ley que sigue vigente de estos tres grupos o categorías es la ley real, del reino, la suprema (Stg 2.8) que dentro de su contenido contempla por su puesto el decálogo y otras leyes más que pasaron a esta era, desapareciendo por completo la ley de culto para los israelitas. Es necesario hacer esta división de la ley, para poder comprender qué ley es la quedó vigente y qué ley abrogó el Señor Jesucristo. Otra sección de la ley que derogó por completo el señor es la llamada Mishppát.

En el texto que tomamos de base (Ro 3.31) el apóstol Pablo dice que la fe no invalida la ley, enla RVAde 1909 dice que la fe no deshace la ley, sino al contrario la ley cobra más valor, confirmamos la ley, y la establecemos.

El trabajo de la fe no era el de quitar la ley o de abolirla, sino al contrario, la ley era el tutor encargado de llevarnos a Cristo por medio de la instrucción de esa ley (Torá es la enseñanza e instrucción de la ley) que da el conocimiento, cosa que el pueblo de Israel rechazó y por eso Dios les quitó el sacerdocio. Para Dios es muy importante que el hombre tenga conocimiento de Él y que no sea un ignorante de las cosas de Dios, ya que las personas que quieren agradarlo, lo harán si tienen las bases doctrinales y espirituales para hacerlo. Óseas 4.6 dice: …Mi pueblo es destruido porque carece de conocimiento. Porque tú has rechazado el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque te has olvidado de la ley de tu Dios, yo también me olvidaré de tus hijos…  Es más, Jehová entra en pleito con los habitantes de la tierra porque no quieren saber nada de Dios. Óseas 4.1 dice: …Oíd la palabra de Jehová, oh hijos de Israel: “Jehová tiene pleito con los habitantes de la tierra, porque no hay en la tierra verdad, ni lealtad, ni conocimiento de Dios…  Y a Dios le agrada más el conocimiento que los holocaustos. Óseas 6.6 dice: …Porque misericordia quiero yo, y no sacrificios; y conocimiento de Dios, más que holocaustos…

Otra de las cosas en que ayuda el conocimiento, es que evita que las personas caigan en pecados garrafales debido a la ignorancia, por ejemplo; el apóstol Pablo les dice a los judíos, que ellos mataron al Hijo de Dios debido a su ignorancia. Hechos 3.14-17 dice: …Pero vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diera un homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios resucitó de los muertos,  de lo cual nosotros somos testigos. Por la fe en su nombre, a este, que vosotros veis y conocéis,  lo ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a este esta completa sanidad en presencia de todos vosotros.Pero ahora, hermanos, sé que por ignorancia lo habéis hecho,  como también vuestros gobernantes…

Conclusión de este punto.

La ley está vigente porque aún está vigente el amor, del cual depende toda la ley (Mr 12.28-31, Mt 22.37-40) demostrado por Cristo en la cruz del calvario, ya que por amor murió por nosotros.La Bibliadice que ahora permanecen en nuestra vida tres cosas, la fe, la esperanza y el amor, pero de estas tres cosas; el mayor de ellos es el amor (1 Co 13.13).

El apóstol Pablo deja en claro que la ley no desapareció en su totalidad con la venida de Cristo a la tierra, sino que se confirmó y cobró más valor por el amor de Dios dado a la humanidad con la entrega voluntaria de su propio Hijo a la muerte por nosotros y con estas palabras él está acuñando y respaldando lo que el mismo Señor dijo en (Mt 5.17) que Cristo no venía a la tierra a abrogar la ley y los profetas.

El apóstol dice que si uno cree en Cristo, si uno tiene fe en él, no se invalida o deshace la ley, sino que confirmamos la ley, con esto estamos estableciendo la ley, y la ley cobra más valor.

B.12) La ley se introdujo para que el pecado abundase.

Escrito está. …Pero la ley se [74]introdujo para que el pecado [75]abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia… (Ro 5.20).

 El apóstol dice que la ley fue introducida. Uno de los significados de la palabra introducir es, [76]entremeterse adicionalmente”. Según la interpretación de dicha palabra griega, se puede entender que la ley que estaba destinada para servir a los hijos de Dios, venía al lado del pecado, pero de una forma escondida, nadie la podía ver, pero se encontraba allí. De repente Dios decide evidenciar la ley y de un momento a otro aparece la ley escrita, porque ya existía; el ejemplo claro sobre este punto, se encuentra en la vida de Abraham y Moisés (Gn 26.5).La Biblia dice que Abraham guardó las leyes (Torá) de Dios cuando aún no habían sido escritas en tablas de piedra y Moisés le dio la ley al pueblo de Israel en forma escrita. Esto es para respaldar que la ley ya venía al lado del pecado como a escondidas, pero que en un momento Dios decidió revelarla a sus hijos, y se la entrega en tablas de piedra a Moisés y de un momento a otro el pecado particular de las personas se comienza a revelar, y esto hace que el pecado “abundase”. Dios no es malo, porque en este mismo texto nos podemos dar cuenta, que Dios hizo que el pecado se mostrara como pecado por medio de la ley, para perdonarlo y no para condenar eternamente a las personas a las que les estaba dando la ley.

La Bibliadice que el alma que pecare, esa morirá (Ez 18.4) y que la paga del pecado es la muerte (Ro 6.23) ¿por qué menciono estos dos textos? Porque las personas en el tiempo de Abraham y antes de él, estaban cometiendo pecado y se estaban perdiendo eternamente, y Dios introdujo la ley para que eso terminara y para que la gente no parara en el infierno.

Este texto no quiere decir que Dios mandó la ley al mundo para que el que pecaba, pecara más (pecado abundase) y con licencia, no, sino que cuando no había una ley que mostrara o desenmascarara el pecado de alguien, este pecado se mantuvo oculto a los ojos de la persona que lo practicaba, pero cuando la persona se dio cuenta de su pecado, por medio de la ley, se dio cuenta que estaba infringiendo no una ley, sino un sin número de mandamientos y al añadirlos a los pecados de las demás personas, se encontraron con que el pecado era grande dentro del pueblo de Dios, y en esto radica que la ley hizo que el pecado abundase en cantidad o número, y no como resultado de una provocación de la ley. Sino estaríamos diciendo que Dios era el que estaba promoviendo el pecado dentro de su pueblo.

Cuando vino la ley, sacó a la luz el pecado de la gente, y conforme la gente se daba cuenta de sus pecados, el pecado se multiplicaba, por que la gente se daba cuenta de una cosa nueva y mala en su corazón cada día, y esto era lo que hacía que el pecado abundara, por ejemplo, sí las autoridades de Brasil, dispusieran que los nativos de la selva del amazonas tuvieran que cumplir con las leyes del país de un día para otro, los nativos se encontrarían con el problema de que probablemente están infringiendo un sin fin de reglamentos y estatutos que el estado le impone a ese pueblo; eso pasó con Israel, cuando la gente se encontró con la ley, se dio cuenta que no era capaz de cumplir con las leyes de Dios y que estaba infringiendo sino todas, pues la mayoría de ellas.

Veamos La segunda interpretación sobre este verso:

La ley se introdujo. Escrito está. …Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia… (Ro 5.20).

 Había misericordia de Dios con la introducción de la ley. A la vez que el pecado sobreabundo, dicela Bibliaque sobreabundo la gracia. Vale la pena sobresaltar, que al tiempo que el apóstol Pablo se está refiriendo es al de la ley y no al de la gracia, esto demuestra que la gracia de Dios se movió en esta era; para muestra de esto, tenemos a un David, el cual a pesar de que sus pecados lo hicieron acreedor de la muerte, Dios lo perdonó, dentro del período de la ley, porque David movió el corazón de Dios cuando confesó sus pecados, con un corazón contrito y humillado, y de esa forma alcanzó misericordia.La Bibliadice: (RV60)…El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia… (Pr 28.13)

La misericordia de Dios se vio con la introducción de la ley. La palabra introducción significa: que Dios la envió a la tierra como su auxiliar, como un subordinado, como un ayudador, como uno que socorre, como uno que favorece, que apoya, que protege, que asiste o que ministra el ser de las personas. El Salmo 119.133 dice: (RV60)…Ordena mis pasos con tu palabra, Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí…  Uno de los que descubrió la ley de Dios en esta faceta (subordinado… ayudador) que mencionamos antes, fue el rey David. Él descubrió que la ley lo acercaba a Dios, y que lo socorría en momentos difíciles y delicados, él mismo lo experimentó cuando tomó a Betsabé y mató a Urías. Dios no solo lo perdona, sino que dice que David llegó a tener un corazón conforme al corazón de Dios (1 S 13.14).

Veamos los siguientes textos que nos hablan de la ley:

Salmo 119.92 dice: …Si tu ley no hubiese sido mi delicia, Ya en mí aflicción hubiera perecido…

Salmo 119.97 dice: … ¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación…

Salmo 119.109 dice: …Mi vida está de continuo en peligro, Mas no me he olvidado de tu ley…

Salmo 119.165 dice: …Mucha paz tienen los que aman tu ley, y nada los hace tropezar…

Salmo 71.3 dice: …Sé para mí una roca de refugio, a la cual pueda ir continuamente; tú has dado mandamiento para salvarme, porque tú eres mi roca y mi fortaleza…

B.13) La confinación de la ley.

Escrito está. …Pero antes que viniese la fe, estábamos [77]confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. (Gá 3.23).

 Con este concepto podemos entender un poco más acerca de nuestra relación estrecha con la ley. En este verso, el apóstol Pablo les está hablando a los Gálatas, pero lo que el apóstol está diciendo en este texto es también para nosotros. Con esto podemos entender, que nosotros estábamos encerrados junto con la ley, y que la ley y nosotros estábamos abrazados; el fin o propósito de la ley era el de cuidar y proteger a los hijos de Dios.

Por un lado la ley era la encargada de instruir a las personas. Salmo 94.12 dice: …Bienaventurado el hombre a quien corriges, SEÑOR, y lo instruyes en tu ley… de dar libertad aunque la ley nos tenía encerrados. Salmo 119.45 dice: …Y andaré en libertad, porque busco tus preceptos… de dar consejo y protección. Salmo 119.133 dice: …Ordena mis pasos con tu palabra, Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí…

El confinamiento de la ley no era con un mal propósito, sino que era para reservarnos para Cristo, mientras que nos instruía, dice el apóstol. Por otro lado, a los que se dejaban, la ley no les dejaba que salieran a la libertad para que se desarrollaran, los mantenía cautivos, aburridos, desesperados por estar en el mismo estado, los mantenía en la soledad, en pocas palabras los mantenía metidos en la religiosidad y el legalismo. Uno de los detalles de mucha importancia es que la fe iba a ser revelada, hasta que la ley llegara a su fin o término, hasta que la fe fuese revelada en esta tierra, la ley sería como un ayo o tutor que nos conduciría Cristo, como un guía que conoce los caminos, extravíos, y atajos que nos llevaría hacía la verdadera meta. El error de los israelitas fue el de creer que la ley era la meta o fin para llegar a Dios.

B.14) La ley era un ayo o tutor.

Escrito está. …De manera que la ley ha sido nuestro [78]ayo,  para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe… (Gá 3.24).

Para los judíos la ley estaba contenida en el Pentateuco, en los 10 mandamientos, en la ley (o código de la alianza), en los profetas, en la tradición oral. La ley solo fue el Paidagogós o el líder de un muchacho, el siervo cuyo oficio era llevar al niño Israel a la escuela, para instruirlo con la palabra de Dios y guiar a los israelitas hacia el que sí podía salvar, y no solo enseñar, Jesucristo.  Los israelitas no se dieron cuenta que la ley era solamente un colaborador de Dios al lado de Cristo. El trabajo de la ley era el de trazar el camino para conducir a las personas al único y verdadero salvador, Jesucristo.

El trabajo básico del paidagogós era el de recordarle al muchacho (Israel) todo lo que su maestro (Dios) le había enseñado concerniente al Mesías. La ley era el encargo de recordarle a Israel todas las palabras que Dios le había dado a Moisés y a los profetas durante cientos de años, y describir día a día las características del Hijo de Dios, de cómo iba a ser su venida a este mundo, de quien iba a ser hijo, dónde iba a nacer, a dónde lo llevarían a esconder sus padres, a qué ciudades se iba a presentar para predicar el evangelio, sobre los sufrimientos del Hijo de Dios en la cruz.

Los israelitas en su afán por llegar más rápido a la meta, se olvidaron de Dios y de Cristo, y se ocuparon solo en la ley escrita, y olvidaron las cosas más elementales de la ley, como lo es la justicia, la misericordia y la fe. Por otro lado no cumplían los dos mandamientos más grandes de la ley, como el de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo. De lo que se preocuparon los israelitas fue de la parte ritual de la ley que consistía en el oficio del sacerdote y el sacrificio de los corderos y demás animales que demandaba la ley, y se olvidaron de darle su mente y corazón a Dios.

A continuación, se incluyen los siguientes ejemplos bíblicos de hombres y mujeres que trataron de cumplir la ley legítimamente:

B.15) El joven rico uno de los ejemplos.

Cita: Mateo 19.16-22.

 En estos versos resaltan dos cosas muy importantes.

Una es que cuando el  joven rico le dice al Señor Jesús que él ha cumplido las demandas de la ley, el Señor en ningún momento le dijo que lo que estaba practicando estaba mal, sino que le dijo que esto tenía que ir acompañado de otra cosa más, para que él subiera a otra dimensión, que es a la de “perfecto”.

El Señor en ningún momento omitió la ley o la pasó por alto, sino que él mismo le recordó y le dictó los mandamientos, entre ellos le mencionó el de, no mates, no cometas adulterio, no robes y otros más. Con esto el Señor mismo estaba diciéndonos, sigan viviendo la ley (los dos primeros mandamientos, mas el decálogo) de mi Padre les dió por medio de Moisés en el Monte Sinaí.

Segundo, el Señor lo confrontó con la esencia de la vida. El Señor le dice si quieres ser perfecto, anda, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en los cielos. El joven había cumplido con los mandamientos de la ley hasta con el de amar a Dios y al prójimo, pero cuando Dios le dice que la otra faceta de amar al prójimo (al pobre) consiste en compartir con ellos parte de las riquezas de uno, no estuvo muy de acuerdo y se puso triste porque tenía muchos bienes. En este punto el Señor le da una luz al joven, y le muestra que el amor al prójimo va más allá de lo que él mismo pensaba, y que en realidad él estaba cumpliendo aún los mandamientos más rigurosos como el de amar al prójimo, sobre la base de sus propios conceptos, pero cuando oyó el concepto de Dios, dijo en su corazón yo no puedo hacer eso, porque mi vida y mi futuro depende de lo que tengo. Otra cosa que el Señor le reveló con amor era que no estaba amando a Dios como él creía y que en su corazón tenía todavía el amor al dinero.

B.16) Ananías Varón Piadoso SegúnLa Ley.

Hechos 22.12 dice: En varias versiones dela Biblia.

(Biblia Lenguaje sencillo)…Allí había un hombre llamado Ananías, que amaba a Dios y obedecía la ley de Moisés. La gente de Damasco hablaba muy bien de él…

(RVA89)…Entonces un tal Ananías, hombre piadoso conforme a la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que moraban allí…

Ananías es el ejemplo de la justificación por medio de la ley.

¿Por qué digo esto?

Porque Ananías en primer lugar dice la Biblia, que siguió la secuencia establecida por Dios en la Biblia, que consiste en amar a Dios y al prójimo; nadie podía cumplir con la ley si no ponía en práctica los dos mandamientos más grandes de los que dependía la ley (Mt 22.36.40). De esto surge otra cosa muy importante. Nadie puede decir que ama a Dios si antes no cree que Él existe y que es galardonador de los que le buscan (He 11.6) con esto Ananías estaba demostrando fe, una de las tres cosas más importantes de la ley (Mt 23.23) las otras dos son la justicia y la misericordia, cosas que Ananías ha de haber puesto en práctica porque el que ama a Dios puede tener misericordia de los demás como Dios la tuvo con él, y debe de haber practicado la justicia ya que el que cree en Dios conoce que Dios es imparcial y que ama a todos por igual, media vez se acerquen a él.

Todo esto que vivió Ananías vino a influir en la sociedad donde él vivía ya que la palabra dice que tenía buen testimonio de todos los judíos que vivían allí, y la otra versión (Lenguaje sencillo) dice: que  la gente de Damasco hablaba muy bien de él; pero esto era porque ellos veían en él, algo diferente de los demás y era en que con su testimonio él estaba diciendo antes de cumplir y obedecer la ley, yo me deleito en el amor que Dios me da y yo estoy tratando de devolvérselo por medio de ustedes, amándolos dando buen testimonio y apartándome del pecado, usando la ley legítimamente.

La Bibliadice que Ananías obedecía la ley de Moisés de una manera diferente a los demás. Ananías adoraba primero a Dios con su forma de vida y luego cumplía con todo lo que la ley demandaba tal vez no al 100% pero como amaba a Dios, en esas pequeñas cosas en las que todo hombre podía fallar, el amor que Dios tenía hacía él y el que él tenía hacia Dios, lo cubría todo.

En resumen puedo decir que el que amaba a Dios (fallando en unas pocas cosas de la ley) cumplía las demandas de la ley.

Esta es otra de las conclusiones centrales del tema.

 Ananías es el ejemplo clave con el que sustento claramente que si había justificación por medio de la ley. La justificación no dependía solamente de la ley textual, sino de la actitud de entrega de la persona a Dios. La persona podía cumplir la ley y vivir su vida en pecado; la persona podía cumplir la ley y consagrarse para Dios y dar buen testimonio ante los que lo rodeaban, como el caso de Ananías*.

El joven rico tuvo la oportunidad de hacerlo, pero no pudo porque en su corazón tenía el amor al dinero y dependía de él. Lo que no se ha tomado en cuenta dentro de la ley es la consagración personal. Muchos cristianos creen y piensan que en el tiempo de la ley no existieron personas que se consagraban para Dios, debido a lo estricto de la ley, y eso no es así, pero yo creo que sí han de haber existido más personas como Ananías que rompen este esquema mental que trae la gente, porque en la mente de ellos está la idea de que las personas de aquel tiempo no podían buscar la consagración antes de ir a cumplir con los rituales que la ley exigía y que no los llevaban a ningún lado si primero no vivían los dos mandamientos más importantes de la ley como es el amar a Dios y al prójimo como a sí mismo.

B.17) El Publicano.

El otro ejemplo de la justificación es el publicano.

Escrito esta. Lucas 18.9-14 dice: …Dijo también esta parábola a unos que confiaban en sí mismos como que eran justos y menospreciaban a los demás: “Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era fariseo; y el otro, publicano. El fariseo, de pié, oraba consigo mismo de esta manera: “Dios, te doy gracias que no soy como los demás hombres: ladrones, injustos, adúlteros, ni aún como este publicano. Ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que poseo. Pero el publicano, de pie a cierta distancia, no quería ni alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: ‘Dios, sé propicio a mí, que soy pecador. Os digo que éste descendió a casa justificado en lugar del primero. Porque cualquiera que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”

La Bibliadice que el publicano regresó a su casa justificado. Muchas personas como el publicano, no se dieron cuenta del cambio de los tiempos, o del cambio del sacerdocio y de cambio de la ley (He 7.12, Lc 16.16) y a pesar de que ya no se encontraban totalmente dentro del tiempo de la ley mosaica, muchos seguían visitando el templo de forma religiosa, supuestamente para adorar a Dios y otros como el publicano para reconocerse pecadores delante de Dios y para pedirle perdón por sus pecados. Digo que ya no se encontraban totalmente dentro del tiempo de la ley, porque el mismo señor dijo que la ley y los profetas eran hasta Juan (Lc 16.16) y a esas alturas, Juan ya no vivía. A pesar de esto el mismo señor, cumpliendo con el plan del Padre siguió cumpliendo con lo que la ley demandaba, por ejemplo: el mismo señor Jesucristo iba al templo a adorar a Dios y a predicar en él, también podemos ver enla Bibliaque Jesucristo reprendió enérgicamente a los que hacían negocios turbios en el templo, al extremo que los azotó, y muchos creyeron en Dios por las enseñanzas que predicó en el templo; otra cosa muy importante es que el señor no se opuso a que se celebraba la pascua judía, cosa que la ley exigía que se celebrara (Lv 23.5, Nm 9.2, 5) y hasta él mismo la celebró, aunque de forma diferente a como acostumbraban los demás, esto da a entender que de alguna forma, el sistema religioso seguía funcionando, y que el Hijo de Dios lo toleró, hasta cuando él hizo el sacrificio único y completo que la ley demandaba, para perdonar los pecados de las personas de una vez  y para siempre.

De esto podemos sacar la siguiente conclusión:

Que el publicano fue justificado por Dios, no por medio de la ley, ni por las obras de la ley, sino por su sinceridad al reconocerse pecador y de su necesidad de perdón y de tener comunión con Dios, en pocas palabras podemos decir, que el publicano creía en Dios, por eso manifestó fe, mientras que el fariseo no, aunque proclamaba que creía en Dios.

La pregunta que surge es: ¿el publicano sabía que los tiempos habían cambiado? La respuesta es no. ¿Entonces, porque fue justiciado, si se acercó al templo en el tiempo de la ley? A pesar que se encontraba dentro del tiempo de la ley, el publicano fue justificado, por su fe en Dios y su amor a Él, esto nos muestra el modelo que deben seguir los cristianos hoy en día, para alcanzar la justificación, ya que nosotros también tenemosla Toráreformada por Dios, y si queremos ser justificados por Dios, debemos de reconocernos como pecadores necesitados del perdón y misericordia de Dios.

La Biblia dice que la sangre de los toros y machos cabríos no quitaban el pecado (He 10.4-5) pero cuando alguien se acercaba a Dios en la forma que lo hizo el publicano, alcanzaba justificación o perdón ya que Dios lo miraba de allí en adelante como inocente, si después volvía de la misma forma Dios lo volvía a atender y lo volvía a justificar.

Comparemos los dos ejemplos, más adelante ampliaremos lo de la justificación del publicano.

El Publicano:

El publicano tenía comunicación con Dios, él le oraba a Dios y él le oía.

El publicano alcanzó la justificación porque no confiaba en sí mismo.

El publicano no menospreciaba a nadie.

El publicano no se creía justo por las obras que pudo haber realizado.

Al publicano le gustaba ir al templo (se congregaba) con buenos propósitos.

Se reconoció como pecador.

El publicano se humilló ante Dios por eso Dios lo exaltó, aunque no hubiera cumplido con todo lo que aparentemente había cumplido el fariseo.

El Fariseo:

El fariseo oraba consigo mismo, él creía que él mismo era Dios.

El fariseo confiaba en sí mismo.

Menospreciaba a los demás, con esto demostraba que tenía mayor concepto de él mismo, que el que debía tener.

El fariseo se creía justo por sus obras; aunque al fariseo le gustaba el templo no halló justificación por que lo hacía para ir a juzgar a los demás, a contar chismes, y para burlarse de la condición de los demás.

El fariseo no se reconoció como pecador necesitado de perdón, sino que se vio como el prototipo de perfección que todos tenían que imitar.

No se humilló y por eso no salió justificado ni enaltecido.

Conclusión preliminar del tema, muy importante:

Alguien podía fallar, tal vez en, uno o dos puntos de la ley, pero sí se acercaba a Dios como lo hizo el publicano, salía justificado.

 B.18) El mismo apóstol Pablo.

Escrito está. (RVA 60)…en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. (Fl 3.6).

La Biblia (PDT) dice: …Estaba tan dedicado a la religión judía que perseguía a los creyentes, y nadie podía reprocharme nada porque siempre obedecía la ley.

La Biblia (Nuevo Mundo (Los TJ)) dice: …respecto a celo, perseguidor de la congregación; respecto a la justicia que es por medio de ley, uno que se probó exento de culpa.

En este verso el apóstol Pablo deja ver su plena obediencia a la ley Mosaica, usando la ley legítimamente, en la versión (Biblia CST-IBS) dice: …mientras trataba de cumplir las leyes judías hasta en sus menores detalles…

El apóstol Pablo, quien llevó el nombre de Saulo en algún tiempo, según la Bibliadice que fue instruido a los pies del doctor o maestro de la ley, llamado Gamaliel. Hechos 22.3 dice: …Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros…

Este maestro o doctor dela Bibliallamado Gamaliel, es un personaje que sobresalta en el contexto bíblico, debido a la intervención sabía y oportuna, en la que de una manera elocuente convence al concilio y al sumo sacerdote que estaba juzgando a los apóstoles, que se les debía dejar en libertad, ya que el pudo discernir por las señales que veía en medio de estos hombres, que era un movimiento levantado por Dios. Esta opinión y juicio de Gamaliel vino por el estudio y seguimiento de la vida de cada una de las personas que él mencionó, como la de Teudas y la de Judas el galileo. El se dio cuenta que estos dos movimientos se destruyeron, cuando desaparecieron los lideres que los promovieron, mientras que el movimiento de los apóstoles no, aunque su líder había muerto, y ellos andaban pregonando por las calles que había resucitado y estaba vivo, cosa que los otros no hacían. Para comprender esto lea (Hch 5.27-39).

Cuando el apóstol Pablo sostiene su defensa ante el tribuno, menciona su nacionalidad, y menciona que fue instruido por el doctor en la ley, llamado Gamaliel, esto quiere decir que Gamaliel formó parte importante en la vida de Saulo, ya que lo formó estrictamente conforme a la ley de sus padres, le enseñó el celo por la ley de Dios. Esto revela que a pesar de que Gamaliel era el experto en la ley, también amaba y era celoso de las cosas de Dios, por eso vemos que cuando el apóstol Pablo  le escribe a los Filipenses dice esto: …circuncidado al octavo día,  del linaje de Israel,  de la tribu de Benjamín,  hebreo de hebreos;  en cuanto a la ley,  fariseo… Pablo dijo en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible, la Biblia (PDT) dice: …y nadie podía reprocharme nada porque siempre obedecía la ley. No cabe duda que Gamaliel formó parte importante en la vida y formación de Pablo (Saulo). Agregamos estos datos sobre Gamaliel, para establecer que el [79]celo que Saulo (Pablo) demostró por la ley, procedía de su maestro en la ley. El apóstol Pablo tenía en mente las enseñanzas sabias de este maestro, pero también tenía en mente el ejemplo de la vida dedicada verdaderamente a Dios, y a la ley.

El significado del nombre Gamaliel en el idioma hebreo, da a entender que por alguna razón Dios permitió que este maestro de la ley formara a Saulo en una parte de su vida con la Torá. Por el nombre que llevó este hombre y por su forma de tratar de resolver algunos asuntos religiosos que su posición delante de la sociedad le demandaba, se ve que fue una persona madura, que había trabajado mucho para llegar al lugar donde se encontraba (maestro), la Biblia revela que fue in hombre productivo, que le gustaba hacer el bien, era equitativo y justo a la hora de juzgar ciertos casos de la religión. Lo que caracteriza a este hombre es su sabiduría para tratar asuntos espirituales delicados, y su precaución antes de tomar una decisión importante. Este personaje cuidaba el nombre de Dios, y no se metía en problemas con Él, por culpa de otros. Esto es lo que transmitió a Saulo, y este lo puso en práctica.

¿Quién sabe si este hombre (Gamaliel) llegó a ser un cristiano?

B.19) Zacarías y su esposa Elizabet.

Escrito está. …Ambos eran [80]justos delante de Dios, y andaban [81]irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor… (Lc 1.6)

Esta pareja de esposos eran servidores del templo. Zacarías descendía directamente de la familia del sacerdote Abías (1 Cr 24.10) y su mujer Elizabet descendía de la familia del sacerdote Aarón (Lc 1.5). Zacarías y Elisabeth fueron los padres de Juan al que se denominó el bautista (Lc 1.13). La Bibliadice que Elizabet era estéril y que ambos eran de edad avanzada (Lc 1.7). Las escrituras dicen que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios según el orden de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó en suerte ofrecer el incienso, entrando en el santuario del señor (Lc 1.8-9). ¿Por qué tocamos estos puntos concernientes a esta pareja de esposos? Esto se hace para establecer que Zacarías y su esposa no eran neófitos (nuevos, inexpertos, aprendices) en el servicio al Señor que realizaban en el templo. Esta pareja de esposos ya tenía muchos años sirviendo en el templo, y delante de Dios y de los hombres han de haber sido reconocidos por su fidelidad en el servicio, ya que la palabra de Dios dice en la cita de Lucas 1.6, que Zacarías y su esposa Elizabet eran justos delante de Dios, y si usted pone atención a esta parte, se dará cuenta que dice, que “ambos andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor” y no delante de los ojos humanos, que tienden a equivocarse.

¿Qué significa que eran justos e irreprensibles delante de Dios?

     Zacarías y Elizabet eran vistos por Dios, como inocentes de pecado, porque eran personas justas, derechas, rectas en su conducta, a pesar del tiempo en que vivían, que era el tiempo de la ley. Irreprensibles, significa que tanto a Zacarías como a Elizabet no se les podía culpar de algún pecado o falla personal, en cuanto a los mandamientos y a las ordenanzas. A Zacarías y a Elizabet no se les podía culpar de haber infringido alguna ley de tipo religioso o de haber fallado en alguna obra equitativa o en una decisión o fallo de tipo jurídico, siempre fueron equitativos en el juicio, no fueron parciales, no favorecieron al culpable, esto los hacía rectos y derechos delante de Dios, y por eso Dios los justificaba. Esta pareja de esposos alcanzó la justificación por medio del [82]servicio y de su vida personal, siendo justos y equitativos en el trato legal (juicio) hacia los demás.

Irreprensibles también significa sin defecto físico. También significa que Zacarías y Elizabet estaban desarrollando su ministerio de acuerdo a la ley de Moisés, y que ninguno de los dos tenía defecto físico o corporal. Levítico 21.17-21 dice: …Habla a Aarón y dile: Ninguno de tus descendientes por sus generaciones, que tenga algún defecto, se acercará para ofrecer el pan de su Dios. Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará;  varón ciego,  o cojo,  o mutilado,  o sobrado, o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano, o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado. Ningún varón de la descendencia del sacerdote Aarón, en el cual haya defecto,  se acercará para ofrecer las ofrendas encendidas para Jehová. Hay defecto en él;  no se acercará a ofrecer el pan de su Dios…

Zacarías y Elizabet son la clara representación de la justificación de los sacerdotes en el tiempo de la ley, ya que la misma Biblia dice que ambos eran “Irreprensibles” delante de Dios” o que Dios los miraba como santos, inocentes y justos. Por supuesto, esto no se refiere a todos los sacerdotes o levitas que servían dentro del templo, sino a aquellos que no seguían el sistema de justicia de los hombres, sino el sistema de justicia que Dios había determinado para esa época.

¿Por qué eran reconocidos  justos por Dios?

  • Ø Porque Zacarías y Elizabet tenían fe. Esta pareja de esposos antes de ir a un altar físico para adorar o para servir a Dios, se acercaban a Dios por medio de la oración y de una vida entregada a Él, siendo rectos, derechos, y equitativos en cualquier lugar donde andaban. Hebreos 11.6 dice: …Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan… La vida de esta pareja estaba dedicada para agradar a Dios, ya que la palabra de Dios dice que ellos eran de edad avanzada y aún seguían en el servicio en el templo.
  • Ø Zacarías y Elizabet tenían obras como resultado de su fe. (Stg 2.14-26).
  • Ø Zacarías y Elizabet, se humillaban delante de Dios y se reconocían como pecadores que necesitaban el perdón de Dios.
  • Ø Zacarías y Elizabet tenían buen testimonio delante de los hombres y de Dios.
  • Ø Zacarías y Elizabet, comenzaban a cumplir la ley por los dos primeros mandamientos de la ley, luego trataban de cumplir los otros 611 preceptos de la ley, y aunque no los podían cumplir todos, el amor de Dios hacia ellos y el amor de ellos hacía Dios, cubría ese  faltante y Dios los justificaba, ya que eso es lo que dice el texto de Lucas 1.6.La Bibliadice que el cumplimiento de la ley es el amor (Ro 13.10). A la conclusión que llegamos es que esta pareja de esposos más que ser justificados por un sin número de rituales que estaban obligados a realizar, eran justificados por Dios, por el amor mostrado hacia Él y hacia el prójimo y por llevar una vida recta y honesta delante de los hombres y de Dios.
  • Ø Zacarías y Elizabet, no olvidaban lo más importantes de la ley, la justicia, la misericordia y la fe; y no solo lo enseñaban, sino que lo vivían; tampoco olvidaban el diezmo y la ofrenda a Dios. (Mt 23.23). Vemos pues, cuán importante es llevar una forma de vida santa delante de Dios, en la que se pone como cimiento a Dios, y luego al rededor de Él, se construye con todo lo demás; con el amor al prójimo; con la justicia, la misericordia y la fe; con los otros 611 preceptos de la ley, que solo se pueden llenar con el amor, ya que por medio de él es que se cumple la ley; con el servicio genuino como lo hizo esta pareja de esposos, esto incluye las obras de la ley, como lo son, el sacrifico de los animales y el servicio en el templo; siendo ejemplo para los demás dentro de la sociedad donde vive uno. La vida de esta pareja de esposos, no se basaba en una religión, sino en relación y compromiso con Dios y, con los de su raza, ya que estos esposos eran Israelitas; de esto podemos deducir, que la ley actuaba a favor de las personas temerosas de Dios.

Novena  Parte

¿La ley justificaba al hombre o no?

 9.) ¿La ley justificaba al hombre o no?

Respondiendo a la pregunta anterior diremos que “SI” y “NO”.

A.) Veamos primero el “SÍ”.

Para comenzar diré, que este comentario se puede hacer solamente habiendo conocido el punto de vista de Dios que fue revelado al apóstol Pablo, en el que él tuvo el privilegio de observar las dos caras de la ley; la negativa y la positiva. Dios a través del apóstol Pablo, puso el equilibrio que se debe tener en cuanto a la función de la ley (Torá), ya que se podría caer en alguno de los extremos; por un lado se podría creer que la ley es mala porque tenía defecto (He 8.7) cuando la ley es santa, justa y buena (Ro 7.12). Por el otro lado se podría creer que la ley era la meta de los israelitas, el fin u objetivo, ya que los israelitas alteraron los factores, poniendo a la ley antes que a Cristo y trataron de imponer su propio sistema de justicia (Ro 10.3) y, como el orden de los factores si altera el producto, los israelitas que iban tras la justicia, no la alcanzaron, porque relegaron a Jesús (Jn 1.11). El apóstol Pablo dice que la ley era solo un ayo o tutor el paidagogós (Gá 3.24-25) y aunque Dios le otorgó el poder de restaurar al hombre (Sal 19.7) sí este quería, no lo podía vivificar (Gá 3.12) ya que el único que tiene ese poder y autoridad de parte de Dios es Jesucristo, ya que él es el espíritu vivificante (1 Co 15.45). Es importante destacar que el apóstol Pablo guiado por el Espíritu de Dios y no como una crítica propia de la ley, da sus dos puntos de vista en cuanto a este tema tan delicado.

Yo sé que muchos de los que leerán este comentario personal acerca de la ley, no estarán de acuerdo, ya que durante mucho tiempo han tenido en su mente la enseñanza de que por medio de la ley nadie se puede justificar delante de Dios. Esto se debe a que existen personas que piensan que la gente de ese tiempo no tenía acceso a la consagración personal, debido a que creen que la consagración de estas personas dependía del cumplimiento total y real de la ley, y eso no es así, ya que la palabra de Dios muestra a varias personas que si lo pudieron hacer, sin dejar de cumplir con las demandas del ministerio o función que desempeñaban en ese tiempo, El ejemplo preciso sobre este punto, es el de Zacarías y Elizabet (Lc 1.5-6). Anteriormente ya incluimos el comentario pertinente sobre esta pareja de esposos.

Espero que los textos y el comentario que daré a continuación llenen sus expectativas, porque no se trata de confundir a nadie, ni de pretender conocer cosas que otros no conocen, o de exhibir ostentosamente una revelación venida de Dios, sino de edificar al cuerpo de Cristo de acuerdo al don de enseñanza (doctrina).

Aclaración. Los siguientes ejemplos bíblicos que vamos a tocar a continuación, ya se escudriñaron en los puntos anteriores del libro. Lo siguiente es solo un resumen de todo lo anterior, para establecer claramente, el tema sobre la “Justificación”. Este es un resumen de los puntos anteriores:

Primer Punto.

La ley justiciaba al hombre cuando las cosas se hacían amando a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo.

Las citas que dimos como base son estas: (Marcos 12.28 al 31 y Mateo 22.37 al 40).

En síntesis diremos, que la ley justificaba al hombre, cuando este le agrega a su vida personal el elemento (parte, punto, principio, fundamento) más importante de toda la ley, que es el amor. El israelita tenía que demostrar que amaba a Dios verdaderamente y también a su prójimo. El mismo señor Jesucristo recordó este pasaje del antiguo testamento a los judíos de su tiempo, porque se dio cuenta que no lo estaban haciendo, y que solamente estaban tratando de cumplir con los otros 611 preceptos de la ley, dentro de los cuales el señor destaca, que solamente les importaban aquellos que tenían relación con las leyes de culto o de sacerdocio y los que se referían al sacrificio de animales.

Segundo Punto.

La justificación viene, cuando las cosas se hacen con fe.

La cita que tomamos como base fue: (Romanos 9.30 al 33).

El punto que tomamos como base de este fue este: …que los israelitas no alcanzaron la justicia. Porque no la buscaron mediante la fe sino mediante las obras

El error que cometieron los judíos es que se quisieron justificar ante Dios por medio de sus propios méritos, se quisieron justificar ante Dios por medio de las obras que la ley exigía sin adherirle, el amor a Dios, el amor al prójimo; sin la justicia, la misericordia y la fe; sin dar un buen testimonio, sin ser luz para los demás; sin el reconocimiento del pecado, sin la humillación, etc. Los israelitas no lograron alcanzar la justicia ya que a la palabra que escuchaban día con día, no le añadieron la fe necesaria. Hebreos 4.2 dice: (RV60)…Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron…

Alguien podría decir dentro del cuerpo de Cristo, es que la fe estaba reservada para nosotros (Gá 3.23) por lo tanto ellos no podían creer como nosotros. Esto es falso. Es cierto que estábamos reservados para la fe que iba a ser revelada, pero esto no quiere decir, que una persona en esa era no tuviera el derecho y la oportunidad de creer en Dios (de manifestar fe); es cierto la puerta es Cristo (Jn 10.7,9) y todo aquel que en esta era quiera entrar al reino de Dios, y a la presencia de Dios(He 10.19 al 21), lo tendrá que hacer por medio de su Hijo, pero en esa era de la ley, el trato era otro, y también habían personas que creían en Dios como su salvador, ya que esto era lo que se predicaba en el templo y en la sinagoga.

¿Sí la fe era solo para nosotros, como algunos lo mal interpretan? ¿Por qué en el libro de hebreos en el capítulo 11 se menciona a un grupo de personas que tenían fe? Y es más, muchas de ellos existieron antes de la era de la ley (Torá) y otros si participaron de ese tiempo tan estricto; allí tenemos a un Abel, a un Enoc, a un Noé, a un Abraham, todos ellos no conocieron la ley escrita yla Bibliadice que alcanzaron justificación con Dios (esto es parte de la adopción como hijos). También encontramos a una mujer llamada Rahab, que era ramera, la cual también alcanzó justicia de Dios, luego más adelante se menciona a un Moisés. De esto podemos decir lo siguiente: Dios no le negó la fe a los del tiempo de la ley (Israel nacional) y a los que los antecedieron cono Noé y otros, y aquel que quería tener fe y creer en Dios lo podía hacer. A nosotros que vivimos en la era de la gracia, Dios también nos da la misma oportunidad, solo quela Bibliasi marca una diferencia y, es que el llamado ahora para tener fe no se reduce a una nación en particular o a un grupo de personas especificas a las que Dios escogía para realizar ciertas tareas, como Moisés y Abraham, sino que el llamado para creer en Dios (tener fe) es mundial, y a aquellos que crean que Dios existe y que es su salvador personal y lo confiesen con sus labios (Ro 10.8-12), Dios les dará la oportunidad de que sean llamados hijos de Dios (Jn 1.11 al 13) y se les dará el título de “La iglesia novia del señor Jesucristo” (Ef 5.23 al 27, Ap 19.7 al 9).

La fe y las obras.

     Otro de los factores (principio, elemento, ingrediente, causa) importantes que se necesitaban para alcanzar la justificación dentro de la era de la ley, eran las obras, no de la ley, sino las obras de la fe, o aquellas cosas que se tenían que evidenciar naturalmente como consecuencia de haber manifestado fe o de haber creído que Dios existe (He 11.6). Este es un principio que viene desde los tiempos de Abraham y que pasó por el tiempo de la ley escrita, hasta el tiempo de hoy, en el que la ley se está escribiendo en los discípulos de Dios (Is 8.16).

En la carta de Santiago, encontramos este ejemplo. El señor a través de Santiago inicia diciendo en el capítulo número dos: …Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas… (Stg 2.1-4) dando a entender, que con nuestra fe podemos favorecer a algunos hermanos y a otras no, debido a su condición social o posición económica dentro de la iglesia. Más adelante, en este mismo capítulo, Santiago dice: …Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores… (Stg 2.8-9).  En estos versos, Santiago hace mención de la ley de Dios (G. Nómos – H. Torá) y la llama la “Ley Real”, y no se refiere solamente a que sea existente o verdadera, sino a que la “Ley viene de Dios el Rey de los universos”, y por eso es “Real” no perteneciente a este mundo. En esta parte Santiago, incluye el amar al prójimo como a sí mismo; este es uno de los dos mandamientos de los cuales depende la ley, y él la llama la “Ley real”. La “Ley Real” consiste en comenzar a vivir los dos primeros mandamientos de los cuales depende toda la ley, (por este camino corto se cumple toda la ley… Ro 13.8, 10) a estos hay que agregarles la fe y, a ésta fe, sino se le agregan las “obras”, es vana (inútil, ineficaz, nula, vacía, superficial, ligera, inoperante, estéril). Por lo tanto dice Santiago, sí alguien ama a Dios y a su prójimo, y tenga tal fe, al grado que cuando le diga al monte que se quite y este le obedezca, pero si no tiene obras, no le sirve de nada, ya que su fe es estéril, está inoperante, no está activa, por lo tanto es nula y no es eficaz y todo lo que hizo es insuficiente e inútil para alcanzar la justicia verdadera de Dios.

Santiago pone el ejemplo sencillo y claro acerca de lo que estamos hablando. En Santiago 2.14 al 16 dice: …Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?..

En estos textos Santiago dice, que para alcanzar la salvación, no basta solamente con tener fe, sino también son necesarias las obras. De esto surge la pregunta: ¿Por qué las obras son tan necesarias y que misterio encierran? Santiago nos da la respuesta con estas palabras. Santiago 2.17 y 18 dice: …Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras…

Más adelante dice que la fe debe de actuar juntamente con las obras (pone el ejemplo de Abraham) y que la fe se perfecciona por medio de las obras; Santiago también añade, que el hombre es justificado por las obras y no solamente por la fe… Lea (stg 2.22, 24). Santiago termina diciendo: …Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta… (Stg 2.26). El misterio de las obras es este. Santiago compara a las obras con el factor vivificante (agente, causa) que permite la existencia real de la fe; las obras son comparadas con el espíritu que le da vida al cuerpo, si el espíritu (humano) no está vivo (salvo) en el cuerpo de un creyente, el cuerpo está muerto, y está siendo gobernado por el alma. Las obras son entonces, las que hacen posible que la fe tenga vida, y si la fe tiene vida, entonces impactara a aquellos que la ven, o aquellas personas que desarrollan su vida entorno a un cristiano, que este dejando que su fe se perfeccione y tome vida por las obras. Si no hay obras la fe está muerta, y la persona se convierte en convicto de la ley como trasgresor (Stg 2.9 al 11).

Tercer Punto.

El hombre era justiciado cuando no omitía las tres cosas más importantes de la ley.

La cita que tomamos como base fue: (Mateo 23.23).

En este punto establecimos a la luz de la palabra que las tres cosas más importantes para Dios son: la justicia, la misericordia y la fe.

En este punto el Señor agrega algo más a los dos mandamientos más grandes. En este texto el Señor no omite la ley (Torá) sino que la toma en cuenta y la respalda.  El señor le dijo a este grupo de personas que estaban olvidando y evadiendo lo más importante y, que era más importante que la aplicación de la ley. El señor les dice que en el cumplimiento de la ley lo más importante, no era lo externo, lo que se veía públicamente, como el sacrificios de los animales, el ayuno, el servicio en el templo; lo más importante dice el señor, es lo interno, o con que corazón se acerquen a Dios; si se van a acercar a Dios primero sean equitativos, practiquen la justicia con su prójimo y no beneficien al culpable cuando este sea juzgado; si se acercan a Dios tengan misericordia con el prójimo y no se olviden de la viuda y del huérfano; si se quieren acercar a Dios tengan fe y, entren por la puerta de salvación, que es la puerta de las ovejas y dejen ya las leyes del culto por un lado y adoren a Dios en espíritu y en verdad.

Cuarto Punto.

El ejemplo de la justificación es Ananías.

La cita que tomamos como base fue: (Hechos 22.12).

A continuación incluiremos el texto bíblico, de la siguiente versión:

(Biblia lenguaje sencillo) dice así: …Allí había un hombre llamado Ananías, que amaba a Dios y obedecía la ley de Moisés. La gente de Damasco hablaba muy bien de él…

En esta versión dela Biblia, esta descrita la secuencia de cómo se debía observar la ley de forma correcta. Primero se comenzaba por amar a Dios y esto por supuesto incluía al prójimo, ya quela Bibliadice que la gente de damasco hablaba muy bien de Ananías. En segundo lugar, Ananías tenía el cumplimiento de la ley. ¿Qué es lo que deja ver este texto? Que Ananías tenía una relación y contacto continuo con Dios por medio de la oración y de una vida que era una forma de adoración a Dios.

Ananías alcanzó la justificación por estas tres cosas, en las que vemos una secuencia  lógica:

1.) Ananías amaba a Dios, tenía comunión con Él y no con los líderes de la secta de los fariseos.

2.) Obedecía la ley de Moisés y cumplía su ministerio.

3.) Ananías tenía buen testimonio al punto que era bien considerado por los judíos de Damasco.

Otra conclusión:

* Muchos cristianos creen que la ley anula la fe y eso no es así *.

Esto lo vemos claro en este hombre llamado Ananías, el cual vivía en un tiempo difícil debido a las demandas que la ley imponía sobre las personas de esa época, y él descubrió el secreto de llevar una vida agradable delante de Dios y de los hombres, dándole el primer lugar a Dios, amándolo sobre todas las cosas, y en segundo lugar dejaba a la ley de Moisés que no era mala, pero que tampoco era más importante que su Dios.  Esto lo llevó  a ser un hombre de ejemplo ante los que lo rodeaban, al punto de que la gente de Damasco hablaba bien de él.La Bibliamuestra claramente que la fe no es solo para algunos tiempos o épocas, la fe es un regalo de Dios al hombre, y por medio de ella podemos alcanzar muchas y grandes cosas, como lo hizo este hombre Ananías, que sobre todas las cosas usó su fe, para contagiar a otras personas, por medio de una vida consagrada a Dios. Hoy vemos que mucha gente usa le fe para alcanzar metas personales, que no son malas, y hoy en día vemos muy pocos cristianos que la usan para ganar almas. La fe es una de las vías que Dios nos dejó para ganar almas.

Quinto Punto.

El Publicano.

La cita que tomamos como base fue: (RV60… Lucas 18.9 al 14).

En este ejemplo, destacamos que el hombre era justificado con Dios, cuando se reconocía necesitado de la misericordia y perdón de Dios, como el publicano (Lc 18.9-14).

A través de las actitudes que manifestó el publicano, hacia Dios, el Señor nos revela las claves para alcanzar la justificación. Estas son:

1.) El publicano tenía comunicación con Dios, él le oraba a Dios y él le oía.

2.) El publicano no confiaba en sí mismo.

3.) El publicano no menospreciaba a nadie.

4.) El publicano no se creía justo por las obras que pudo haber realizado.

5.) Al publicano le gustaba ir al templo (se congregaba) con buenos propósitos.

6.) Se reconoció como pecador.

7.) El publicano se humilló ante Dios por eso Dios lo exaltó, aunque no hubiera cumplido con todo lo que aparentemente había cumplido el fariseo.

Nota: Alguien podía fallar tal vez en uno o dos puntos de la ley, pero sí se acercaba a Dios de esta manera, lograba su propósito, salía justificado.

Sexto Punto.

El ejemplo del apóstol Pablo.

La cita que tomamos como base fue: (Filipenses 3.6).

El punto que destacamos en este tema, es que el apóstol Pablo, se ubicó dentro del grupo de los fariseos temerosos de Dios, que se deleitaban en cumplir con amor la ley de Dios, y se excluía de los otros 6 tipos de fariseos a los que el señor denomina, “Hipócritas”. (Esto es Lo que dicela Biblia, y lo que dice el apóstol Pablo respecto a su persona).

Recordemos que el apóstol Pablo en este verso, está hablando de las cosas que hizo en el pasado, cuando llevaba el nombre de Saulo. Aunque en ese tiempo Saulo (Pablo) no conocía a Cristo como su salvador, guardaba la ley de acuerdo a la época que estaba viviendo, la estaba usando legítimamente, amando a Dios y a su prójimo, y en este caso la ley demandaba que amara a los de su nación. En estas cosas el apóstol reconoce, que por haber guardado la ley como un verdadero israelita, se hacía acreedor de la justificación divina, ya que la ley no lo mandaba a los tribunales para acusarlo de alguna infracción de la ley, sino que lo encontraba inocente, justo y santo.

Séptimo Punto.

Cuando las personas llevaban una vida como la de Zacarías y Elizabet.

La cita que tomamos como base fue: (Lc 1.5-6).

Zacarías y Elizabet son el ejemplo indiscutible de cómo el hombre podía alcanzar la justificación, en un tiempo que demandaba la entrega absoluta de parte de la persona, ha muchas cosas que se tenían que cumplir de acuerdo a como estaba establecido en la ley de Moisés. La clave o secreto que encontró esta pareja de esposos para ser justificados, fue el establecer y mantener una relación estrecha con Dios, por medio de la oración y, decimos de la oración porque sí el publicano lo pudo hacer (Lc 18.10) cuanto más Zacarías y su esposa. A esta relación le añadieron el amor a Dios y al prójimo, el temor, la  reverencia hacía Dios, y el respeto hacia su prójimo y de esta forma cumplían de una manera practica, sencilla y acertada lo que demandaba verdaderamente la “Ley Real” (stg 2.8… RV60) que consistía en amar a Dios y al prójimo como así mismo (Mt 22.37 al 40).

Para Zacarías y Elizabet el tener contacto con Dios por medio de la oración y el servicio eran la  base de su vida espiritual, ya que un hijo de Dios no puede vivir bien si se aleja de Él, y la persona de alguna forma tenía contacto con Dios por medio del servicio que Dios había estipulado para que se desarrollara en el templo, si no para que servía la ley de tipo cúltico. Esta pareja tuvo equilibrio en estas dos cosas, en el amar a Dios y en el servirle a Dios de todo corazón. El error que cometieron muchos personas de ese tiempo, consiste en que no tuvieron ese equilibrio en sus propias vidas y se dedicaron más al servicio en el templo, como los sacerdotes, y los civiles se preocuparon más por cumplir con los requerimientos que la ley les demandaba y no se dedicaron a buscar personalmente a Dios. Su fe estaba puesta en un sacrificio y en un servicio de alta calidad para Dios, y no en una relación real y constante con Dios, que evidenciaba su fe y devoción solo a Él.

La justicia (justificación) que alcanzó esta pareja, no se debió al privilegio que desempeñaban en el templo, tampoco se debió a los sacrificios que ellos ofrecían por sus propias faltas, tampoco se debió a su buena conducta, tampoco se debió a las obras justas, ya quela Bibliadice, que como trapo de inmundicia, son todas nuestras obras justas (Is 64.6). La justificación que esta pareja alcanzó fue por su fe en Dios (Ro 4.5) sin la cual era imposible que lo pudieran agradar, y si se acercaban a Dios era porque ellos creían en su corazón que Él existía. Su fe los justificó, antes de cualquier otra cosa y eso segúnla Bibliaes lo que cuenta para justicia (Ro 4.20 al 22).

Síntesis de este tema: En este punto vimos como 4 tipos diferentes de personas alcanzaron la justificación delante de Dios, estos son:

 (1) Saulo quien fue llamado Pablo, representa al fariseo temeroso de Dios, justificado por haber usado la ley legítimamente.

(2) Zacarías y Elizabet, representan a los servidores del templo (Levitas) que alcanzaron justificación por medio de todos los mandamiento y ordenadazas del señor.

(3) Ananías, representa a un civil que alcanzó la justificación por medio del amor a Dios y el cumplimento de la ley. (4) El publicano, representa a un civil con un cargo público, el cual alcanzo la justificación por medio de la humillación y el reconocimiento de sus pecados.

(4) El publicano, quien alcanzó la justicia de Dios por medio de la humillación y reconocimiento de su pecado.

B.) Veamos el “NO”.

El no es más sencillo.

Esto es fácil de entender.  La ley no justificaba al hombre, cuando los israelitas o judíos no le añadían a lo que hacían (cumplir solo 611 preceptos de la ley): el amar a Dios sobre todas las cosas; el amar a su prójimo como a sí mismos; cuando se olvidaban de las cosas mas importantes de la ley, a saber la justicia, la misericordia y la fe; cuando no mantenían una relación estrecha con Dios por medio de la oración; cuando no daban un buen testimonio publico de sus vidas; cuando no se humillaban delante de Dios y se reconocían como pecadores que necesitaban ser perdonados; cuando se olvidaban de usar la ley legítimamente como verdaderos israelitas.

Décima Parte

“El apóstol Pablo reconoce tres cosas importantes en cuanto a la ley”

 10.) El apóstol Pablo reconoce tres cosas importantes en cuanto a la ley.

A.) La justificación viene cuando se anda en el Espíritu y no en la carne.

 Cita bíblica: Romanos 8.4. Leamos varias versiones dela Biblia:

(Al día)…a fin de que las justas demandas de la ley se cumplieran en nosotros, que no vivimos según la naturaleza pecaminosa sino según el Espíritu…

(RV89)…para que la justa exigencia de la ley fuese cumplida en nosotros que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu…

(N-C) …para que la justicia de la Ley se cumpliese en nosotros, los que no andamos según la carne, sino según el espíritu…

(PDT) …Todo esto lo hizo Dios para que pudiéramos ser aprobados tal como exige la ley. Ahora no seguimos los deseos naturales, seguimos al Espíritu.

En este versículo el apóstol Pablo dice que las demandas de la ley son justas. ¿A qué se refiere con justas?

La ley mostraba su equidad en varias formas:

 Uno de los significados de la palabra justas es, equitativa.

La palabra equidad significa: es la cualidad que consiste en dar a cada uno lo que merece por méritos o condiciones propias. También es la cualidad que consiste en no favorecer en el trato a uno perjudicando a otro.

Una característica de la ley, era que a la hora de tratar un asunto no favorecía a alguien, perjudicando a otro o a otros. En este caso la ley es imparcial, la ley no mira clases sociales, no mira la condición económica, no mira el color de la piel, sino que mira el color y tamaño del pecado, y según era el pecado que se cometía así era el castigo que se aplicaba.

La ley se tenía que aplicar tal y como lo mandaba Dios.

Otra característica de la equidad de la ley, consistía en dar a cada cual lo que se merecía según sus méritos. Sí la persona quebrantaba la ley, se hacía merecedora de un castigo. Sí la persona usaba la ley legítimamente (1 Ti 1.8) y se dedicaba a cumplir la ley como estaba establecido de parte de Dios, le iba a ir bien y se iba a evitar muchos problemas, como ejemplo tenemos el matrimonio de Zacarías y Elizabet, el de el apóstol Pablo, y el de Ananías, a los cuales la ley los encontraba justos (Fl 3.6, Lc 1.6, Hch 22.12).

El apóstol Pablo reconoce que el poder judicial de la ley (equidad) se extendería al tiempo de la gracia, y que a ellos también se les iba a juzgar de acuerdo a la ley de Dios. La equidad de la ley también haría su efecto en esta era, a los que la violaran los iba a juzgar según sus propias faltas y a los que no la violaran los iba a juzgar y a premiar según sus propios meritos.

Veamos el otro perfil de las justas demandas de la ley.

Las justas demandas de la ley se llevarían a cabo en aquellos que ya no iban a vivir en la carne sino que en el Espíritu, cuando se cumpliera el tiempo establecido por Dios del fin o término de la ley, para dar lugar a Cristo Jesús y al Espíritu Santo. Cuando se cumpliera el tiempo de la venida de Cristo a la tierra, entonces se llevaría cabo la obra total en el hombre. La palabra de Dios dice: que lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del espíritu, espíritu es (Jn 3.6). Incluimos este verso para establecer lo siguiente: que todos aquellos que han recibido al hijo de Dios como salvador, estos son nacidos del espíritu (Jn 3.8, Jn 1.11-13), haciendo una clara diferencia con aquellos que no lo han hecho. Otra cosa importante, que se debe subrayar es que los israelitas no nacieron del espíritu. Con esta aclaración, podemos comprender que las justas demandas de la ley no se pudieron cumplir en los israelitas y ahora en aquellos que no han nacido del espíritu, dentro de ellos están comprendidos hombres y mujeres de todas las nacionalidades, incluso los de la nación israelita que no han querido aceptar el plan de salvación para las almas, a través del hijo de Dios (Jn 1.29, Jn 14.6).

Ahora bien. Esto no hay que confundirlo, ya que alguien podría pensar que las justas demandas de la ley, que se cumplirían en los de la era del Espíritu Santo, consistía en castigar más rigurosamente a los que iban a vivir en la era de la gracia, que a los que vivieron en la era del padre o de la ley. Es cierto que al que más se le da, más se le demanda, y a los de la era del Espíritu, se nos dio más que a los de la era de la ley, solo basta con mencionar que Dios nos dio a “Cristo como el Cordero Salvador que quita nuestro pecado”. A lo que se refiere la palabra de Dios, es que las justas demandas de la ley no las pudieron cumplir los de ese tiempo, porque vivieron en la carne, sin la ayuda del Espíritu Santo, pero que nosotros los de la era del Espíritu, sí lo íbamos a lograr, ya que Espíritu Santo nos daría la fuerza para apartarnos del pecado.

Lo que demandaba la ley para Israel era la santidad a Jehová. Esta era la principal demanda de la ley, los demás pueblos y naciones no tenían esta clase de ley, debido a que su vida era puramente terrenal, pero las leyes de Dios eran diferentes a las de los demás pueblos, debido a que sus leyes pretendían llevar a un pueblo escogido por Dios a vivir en los cielos, y por eso tenían que practicar la santidad, antes de querer o pretender entrar en él.La Bibliadice que una de las justas de mandas de la ley, era por ejemplo: “NO cometerás adulterio” (Éx 20.14). Según el texto que leímos de Romanos 8.4 dice, que estas demandas se tenían que cumplir en aquellos que vivían conforme al Espíritu, y no en la carne, y recordemos que los de la era de la ley no tuvieron el privilegio que tenemos nosotros, que es el de tener al Espíritu Santo, en nosotros (1 Co 3.16). Esto quiere decir, que a las personas a las que se está refiriendola Biblia, somos nosotros, los que estamos viviendo en la era de la gracia. Las preguntas que surgen son: ¿Cómo lograremos cumplir con las justas demandas de la ley? Y ¿Porque los israelitas no lo pudieron lograr?  La respuesta clara y convincente nos la da la misma palabra de Dios.La Bibliadice que los israelitas, recibieron la ley de parte de Dios, por medio de intervención o mediación angélica, la cual fue dada a Moisés, escrita en tablas de piedra.La Bibliadice que esa ley también nos fue dada y que forma parte del pacto que Dios hizo con nosotros. La diferencia que existe entre nosotros y los israelitas en cuanto a la ley, es que a ellos se les dio en forma externa, solo la podían leer y retener en la mente; pero a nosotros dicela Biblia, que Dios está sellando la ley en nuestras mentes y las está escribiendo en nuestros corazones. Esto quiere decir que la ley forma parte de nosotros, “está en nosotros” y en los israelitas la ley “estaba con ellos”, junto a ellos, y no en ellos. Es por eso que las justas demandas de la ley se cumplirían en aquellos (nosotros) que íbamos a vivir en el Espíritu, ya que Él nos daría la fuerza y el poder para poder dejar de cometer el adulterio y otros pecados más. Los de la era de la ley no tenían este poder. Cumplir con las justas demandas de la ley, consistía en que las personas se iban a apartar del pecado, no con sus propias fuerzas o por tener en su memoria la ley de no cometer el adulterio y de andarlo repitiendo por todas partes, sino que lo iban a dejar de cometer porque Dios iba a sellar la ley en sus mentes y en sus corazones (Heb 10.15-18) y cuando la persona se arrepintiera de corazón y decidiera apartarse del pecado, el Espíritu Santo le iba a dar el poder y la fuerza para ya no caer en ese pecado, y de esa forma se cumpliría el texto donde dice, que las justas demandas de la ley se cumplirán en aquellos que andan en el “Espíritu”.

B.) Cuando se sirve a la ley de Dios con la mente.

Escrito está. Romanos 7.25 dice: …¡Gracias a Dios, por medio de Jesucristo nuestro Señor! En conclusión, con la mente yo mismo me someto a la ley de Dios, pero mi naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado…

La (Biblia RV60) dice: …Gracias doy a Dios,  por Jesucristo Señor nuestro.  Así que,  yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios,  mas con la carne a la ley del pecado…

Jesucristo mismo dijo: …Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente,la Vulgata lo traduce como entendimiento… (Mt 22.37).

Para Dios es muy importante, qué es lo que introducimos a nuestra mente, por eso hay que tener cuidado a quien escuchamos, especialmente en lo que se refiere a la palabra de Dios. Enla Bibliaen el libro de Levítico 19.19 dice: …no siembres tu campo con dos tipos de semillas… Enla Biblia(RV60) dice: …no sembrarás con mezcla de semillas… La semilla representa a la palabra de Dios (Lc 8.11).  En este caso el Señor se refiere a que no es bueno que un cristiano esté escuchando o asistiendo a dos o más congregaciones a la vez, para escuchar la palabra de Dios. Lo mejor que un cristiano puede hacer es, establecerse en una sola congregación donde él se pueda desarrollar y servirle a Dios para que no corra el riesgo de que le den leche (la palabra – 1 Pe 2.2) adulterada, en los lugares donde supuestamente están hablando la sana doctrina y para que no lo arrastren los vientos de doctrina (Ef 4.14).

La mente es como una computadora que almacena y calcula la información que recibe. Una mente puede estar recibiendo información desde que tiene la capacidad para entender, hasta que muere. ¿Pero qué información le vamos a introducir? Eso depende de cada quién. Y eso es lo que el apóstol Pablo está diciendo, cuando dice: con la mente me someto (sirvo) a la ley de Dios. El apóstol Pablo dijo, bueno ahora que ya conozco a Cristo como mi salvador, de aquí en adelante le voy a entregar mi mente para que en ella se selle (almacene) toda la información del cielo, en Isaías 8.16 dice: …Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos.

Mente también implica rendir la voluntad y los sentimientos, esto significa que ya no voy a ser más una persona almática sino que voy a pedirle a Dios que me convierta en una persona espiritual y solo se logrará renovando la información que se almacene en ella y por supuesto cambiando de actitud.

Hay que notar también que el apóstol Pablo incluye a la ley Nómos que significa, ley mediante el uso prescriptivo (escrita), regulación, especialmente la ley de Moisés, un principio, ley, Torá. Torá significa en el idioma hebreo, precepto o estatuto, especialmente decálogo o Pentateuco:- derecho, dirección, enseñanza, legal, ley.La Torá consistía en la instrucción de las leyes de Dios (Éx 24.12).  Uno de los ejemplos es la ley de cómo debía de realizarse el holocausto (Lv 6.8-13).La Torá tenía cosas muy buenas y una de ellas era que servía para dirigir a las personas, y les enseñaba como debían de hacer las cosas para agradar a Dios, les decía cómo tenían que hacer los sacrificios, cómo debía de entrar vestido el sumo sacerdote en el día de la expiación del pecado cada año, con qué tenía que entrar al santuario y muchas cosas más, por eso el apóstol Pablo dijo que la ley era el ayo, tutor, el paidagogós, o el maestro que se encargaba de instruir al pueblo de Israel mientras Cristo hacia su aparición en la tierra.  Esto es, cómo cuando un niño llega parvulitos, antes de enseñarle a escribir le tienen que enseñar como se debe de agarrar el lápiz (ésta etapa previa a la escritura se le denomina aprestamiento con puntitos, rayitas, etc.) después aprenderá a escribir y después aprenderá a sumar, a restar, a multiplicar, a dividir hasta que él sepa hacer muchísimas cosas; eso es lo que Dios pretendía conla Torá, que el niño Israel (Os 11.1) aprendiera de su maestro llamado Torá, para que llegara al conocimiento de las cosas de Dios, pero Israel rechazó el conocimiento, en (Os 4.6) dice: …Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.  Por cuanto desechaste el conocimiento,  yo te echaré del sacerdocio;  y porque olvidaste la ley de tu Dios,  también yo me olvidaré de tus hijos…

El conocimiento es básico y no se debe de menospreciar ni rechazar, debido a que Dios lo está viendo desde los cielos. ¿Qué va ir a enseñar alguien a otro lugar o país sí nunca se ha sentado en una silla de una congregación para oír a un pastor?

Para el apóstol Pablo era necesario tener conocimiento, siempre y cuando se tuviera equilibrio; ya que hay quienes se preocupan solo por aprender y no se dedican a ponerlo en práctica, pero para el apóstol era más importante rendirle a Dios su mente, sus sentimientos, voluntad, y sus pensamientos, en pocas palabras, para el apóstol, era más importante, rendirle el alma al Señor todos los días para que Él lo instruyera, que cualquier otra cosa.

En nuestros días experimentamos la introducción de nuevas leyes, debido al cambio de época o de era, ya que el hijo de Dios vino a reformar la ley (Torá). Estas leyes o nuevas instrucciones son:

1.) La ley del Espíritu. …porque la ley (Nómos o Torá: instrucción) del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte… (Ro 8.2).

 2.) La ley de la fe. …¿Dónde, pues, está la jactancia? Está excluida. ¿Por qué clase de ley? ¿Por la de las obras? ¡Jamás! Más bien, por la ley (Nómos o Torá: instrucción) de la fe… (Ro 3.27).

 3.) La ley de la libertad. …Pero el que presta atención a la perfecta ley (Nómos o Torá: instrucción) de la libertad y que persevera en ella, sin ser oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace… (Stg 1.25).

 4.) La ley de Cristo. …A los que están sin la ley, me hice como si yo estuviera sin la ley (no estando yo sin la ley de Dios, sino en la ley (Nómos o Torá: instrucción) de Cristo), a fin de ganar a los que no están bajo la ley… (1 Co 9.21).

C.) El apóstol Pablo añade que el hombre interior se deleita en la ley de Dios.

Escrito está. …“Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios”… (Ro 7.22).

Con este texto el apóstol deja en claro que el hombre interior que todos tenemos, se deleita y le gusta la ley de Dios, se deleita en ella, Con este texto el apóstol parte nuestro ser en dos; uno es el hombre interior y el otro es el viejo hombre dominado por la carne, que es el músculo más el alma y éste último es el que no quiere saber nada de la ley de Dios; pero el hombre interior se muere sin la ley de su Dios, dice el apóstol.

Una de las cosas que denotan el cambio verdadero de un hijo de Dios, es que se le ve a leguas que se deleita en la palabra y en las cosas de Dios, hasta el punto que él quiere vivir diariamente solamente para su Dios. Lo normal en un cristiano, es que le guste estar inmiscuido en las cosas de Dios, pero cuando se encuentra uno con personas que no les gusta, es porque algo está pasando en ellos.

La pregunta que surge es: ¿Cómo llegó a este nivel el apóstol? El apóstol llegó a este nivel, porque él había nacido de nuevo y había sufrido un cambio real, y había entrado a una nueva vida, por lo tanto él sabía que perdía su tiempo, entregándole su alma a otro (sentimientos, pensamientos, voluntad) llámese profesión, pasatiempo, deporte, etc., con esto no quiero decir que no hay que trabajar, ni buscar superación y que el deporte sea malo, no, sino que el apóstol Pablo llegó a comprender que ya no le quedaba otro camino más que el de Dios, y que su prerrogativa era de allí en adelante, seguir a Cristo Jesús.

En los Salmos quedó escrito esto: Salmo 119.174 dice: …He deseado tu salvación, oh Jehová, Y tu ley es mi delicia

 Décima Primera Parte

“Conclusión a la que llegó el apóstol Pablo”

 11.) Conclusión a la que llega el apóstol Pablo.

Esta conclusión viene de los dos puntos anteriores, donde vimos las cosas en contra de la ley y las cosas a favor de la ley.

Durante mucho tiempo la ley Dios ha llevado una mancha o estigma indeleble, que el mismo hombre le ha impuesto, ya que muchos cristianos miran mal a la ley venida del mismo corazón y pensamiento de nuestro Dios. Yo no soy judaizante, tampoco pretendo regresar a la ley ni hacer que alguien lo haga, mi trabajo como siervo de Dios (maestro de la palabra) es hablar bien de las cosas de mi Padre que está en los cielos, por eso Dios puso en mi corazón este tema, para que el pueblo cristiano entienda algunos supuestos paradojas que contiene “La Ley de Dios o Torá”.

Muchos cristianos miran a la ley como el patito feo que desentona en medio de los demás. Lo que pasa es que no hemos entendido a cabalidad, lo que el apóstol Pablo quiso transmitir a los hijos de Dios, en el Nuevo Testamento. Todos nosotros nos hemos dedicado a contemplar detenidamente el lado negativo o las cosas en contra de la ley, donde se dice que por medio de la ley y de las obras de la ley nadie se justifica delante de Dios; esto se toma de ésta forma, tal vez porque hasta cierto punto nos conviene, ya que esto nos podría dar anuencia para evadir el cumplimiento de las normas de Dios, por amor, respeto y reverencia hacia Él. Recordemos, que el hombre interior que menciona el apóstol Pablo, se deleita en la ley de su creador (Ro 7.22), también recordemos que la ley es santa y el mandamiento santo, justo y bueno (Ro 7.12) y Dios creó la ley con una buena motivación que era la de convertir el alma de los pecadores(Sal 19.7).

Como lo hemos venido comentando, el apóstol Pablo inspirado por Dios, dio una doble opinión acerca de la ley en el nuevo testamento; por un lado muestra el lado sublime de la ley (Torá), ya que él sabía que había venido de la esfera divina y dijo: …la ley es santa, el mandamiento santo, justo y bueno… (Ro 7.12) y por otro lado, la muestra como un juez inflexible que no perdona (Mishppát – 2 Co 3.7, He 10.28). El apóstol dice que la ley presentaba defecto, y que en lugar de ayudar al acusado (pecador) lo sentenciaba a una muerte brutal y sin misericordia, por ejemplo, está la muerte por lapidación. El defecto a los ojos humanos era que la ley daba sentencia de muerte, cuando dos o tres testigos que habían presenciado la falta del pecador se atrevían a acusarlo públicamente, esto lo digo, por que a veces se presentan falsos testigos, para acusar a una persona sin razón o motivo alguno.

El punto que se destaca, es que Dios en su sola soberanía decidió dar pena de muerte en el primer pacto y en el segundo también, solo que en el segundo pacto es para aquellos que no aceptan el plan de salvación a través de su Hijo Jesucristo, para los hijos de Dios que caen en la blasfemia contra el Espíritu Santo y a los que caen en la apostasía y se apartan de la fe para siempre.

En el nuevo pacto hay misericordia (tenemos un abogado que los de la ley no tuvieron) pero también hay muerte, ya quela Bibliadice que el alma que pecare esa morirá (Ez 18.4) y los cristianos aunque ya sean salvos aún tienen un alma que puede pecar.  El apóstol escribe en la carta a los romanos en el capítulo 6 y versículo 23,…que la paga del pecado es la muerte… y esto no se aplica unilateralmente (a los perdidos) sino que es bilateral, y allí también entran los salvos y nacidos de nuevo; en 1 Juan 2.1 dice también: …hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Más si alguno peca,  tenemos a Jesucristo, el justo, por abogado ante el Padre…

Muchos creen que en el antiguo pacto y antes de él, no existieron personas que alcanzaron la justicia de Dios; allí tenemos el ejemplo de un Abraham, de un Noé, de un Enoc, que existieron antes de quela Toráfuera escrita en tablas de piedra; también está un Elías que fue llevado vivo al cielo, David y otros más que vivieron dentro del período de la ley. En síntesis se puede decir, que lo que se trata de enseñar, es que lo que el apóstol Pablo nos transmitió en cuanto a la ley, es simple y sencillo de comprender. Lo que el apóstol enseñó fue lo siguiente: nosotros somos terrenales, alejados y ajenos de las cosas divinas, como humanos perdidos y muertos en nuestros delitos y pecados, no teníamos nada de Dios (doctrina, Torá… instrucción) en nuestro ser, por eso no estábamos a la altura de la ley de Dios para comprenderla y cumplirla. La ley en primer lugar es espiritual dice el apóstol Pablo (santa = o venida del cielo… Ro 7.14) y tú y yo somos carnales (vendidos como esclavos al pecado) y para cumplir la ley espiritual, teníamos que ser transformados a seres espirituales, nacidos del Espíritu, porque solamente así podríamos renovar nuestra mente, para dejar de ser carnales.

El hombre no tenía las cualidades de mente y corazón, para cumplir la ley, debido a su condición, de muerto, separado de Dios.  El Hijo de Dios y el Espíritu Santo, ahora nos están ayudando a ponernos a la altura de la ley, el carnal no puede, solamente el espiritual. El hijo de Dios que se ocupa de su vida cristiana para llegar a ser un hombre espiritual, dejará que el Espíritu Santo accione y haga la obra en él para que día con día lo perfeccione hasta dar la estatura que Dios quiere para él.

La ley le dio su lugar a Cristo, Cristo le cedió su lugar al Espíritu Santo, y el Espíritu Santo le daría el poder a las personas para que pudieran obedecer a la ley de Dios si se dejaban guiar por Él. Por ejemplo, uno de los 10 mandamientos que Dios prescribió, es…no hablarás contra tu prójimo falso testimonio… (Éx 20. 16). Este mandato es una de las justas demandas de la ley o lo que la ley decía que se tenía que dejar de practicar. La pregunta siguiente es ¿Cómo podría dejar de dar una persona falso testimonio contra su prójimo? La respuesta que da Pablo es, por medio de la acción del Espíritu Santo en la vida del creyente, y con esto los que no podíamos cumplir la ley así como los israelitas, de un momento a otro lo hicimos, ya que el trabajo del Espíritu Santo es que cumplamos con las justas demandas de la ley.

A continuación se incluyen tres textos bíblicos que nos hablan de de que Dios está sellando la ley en sus discípulos:

Escrito está. …Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos… (Is 8.16).

Escrito está. …Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días,” dice el Señor; “pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las inscribiré… (Heb 10.16).

Escrito está. …Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días,  dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo… (Jr 31.33).

Décima Segunda Parte

“La prerrogativa del apóstol Pablo”

12.) La prerrogativa del apóstol Pablo.

Filipenses 3.9. Varias versiones dela Biblia:

(Biblia Las Américas)…y ser hallado en El, no teniendo mi propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe…

(Biblia RV60)…y ser hallado en él,  no teniendo mi propia justicia,  que es por la ley,  sino la que es por la fe de Cristo,  la justicia que es de Dios por la fe…

El apóstol Pablo llega al conocimiento de los dos tipos de justificación. El apóstol Pablo reconoce que sí se puede hallar justificación en la ley de Dios. El apóstol reconoce que amaba la ley y la respetaba porque él sabía muy bien que había salido del corazón y pensamiento divino. El apóstol llegó a comprender que de Dios no sale nada malo y que las intenciones que Él tenía para con su pueblo eran buenas, y por eso les había dado la ley. Imaginémonos a nosotros mismos por un momento, viviendo en este mundo sin ley, nuestra vida sería un caos. El apóstol Pablo ha de haber llegado a pensar, yo me preocupo por cumplir las leyes de mi país y sé que cuando dejo de cumplir una de ellas me va mal, pero cuando las cumplo me va bien y tengo paz, y ahora, cuanto más, me esforzaré por guardar las leyes del Dios del cielo.

Lo que marcaba la diferencia para el apóstol Pablo, consistía en lo siguiente: cuando él guardaba la ley de Dios, él tenía que hacer un esfuerzo personal, corporal, moral, y espiritual (una obra personal) para cumplir con las leyes de Dios, esto implicaba que la justicia que él alcanzaba y que no era mala, según el tiempo en que él estaba viendo (de la ley), se debida a sus propios méritos y esfuerzos humanos, mientras que la justicia que le daba Jesucristo era por los sufrimientos y padecimientos que él experimentó en la cruz del calvario, y para Pablo sus propios méritos personales comparados a los de Cristo se quedaban muy atrás, es por eso que en la Biblia(NVI) en Filipenses 3.8 encontramos esto: …Es más, todo lo considero como pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor.  Por él lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol, a fin de ganar a Cristo…

Esta es la prerrogativa del apóstol Pablo.

 “El apóstol Pablo que era conocedor de la ley, encontró una y más sublime manera de justificarse ante Dios Padre, y esta fue a través de la justificación por medio del Hijo de Dios, que es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”… Filipenses 3.9 dice: …Y ser hallado en él, no teniendo mi justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe… (RV1909).

Décima Tercera Parte

“Los factores que influyeron para que los israelitas no alcanzaran la justicia de Dios”.

13.) Los factores que influyeron para que los israelitas no alcanzaran la justicia de Dios.

Hay cuatro factores fundamentales que influyeron en esto; veamos cuales son:

A.) Los israelitas no tenían pleno conocimiento.

 Romanos 10.2 dice: En varias versiones dela Biblia.

 (RV60)Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios,  pero no conforme a [83]ciencia

(RV89)Porque yo les doy testimonio de que tienen celo por Dios, pero no de acuerdo con un conocimiento pleno

(Jerusalén)Testifico en su favor que tienen celo de Dios, pero no conforme a un pleno conocimiento

La Biblia Americanade San Jerónimo dice: …Pues yo doy testimonio de que ellos tienen celo de Dios (o que actúan de buena voluntad) pero no según la ciencia (pero con ignorancia)…

El texto se lee así: …“Pues yo doy testimonio de que ellos actúan de buena voluntad, pero con ignorancia”…

En primer lugar podemos decir que los israelitas, no tenían pleno conocimiento de las cosas de Dios por falta de información, o en este caso de una doctrina sana que los guiara hacia la verdad. Ellos actuaban con celo, pero con ignorancia dice el apóstol Pablo. Un ejemplo son los fariseos (que eran 7 tipos de fariseos) que hacían lo que los maestros de la ley o escribas les decían, pero lo hacían sobre la base de una mala enseñanza, que se basaba en la creación o invención humana de miles y miles de reglamentos, es por eso que el apóstol Pablo, al reconocerse como un fariseo temeroso de Dios, lo está haciendo como alguien que se dedicó por sí mismo a conocer e informarse correctamente de lo que decían las escrituras.

En el nuevo testamento encontramos no menos de 15 llenuras, y dentro de ellas encontramos que tenemos que ser llenos de todo conocimiento:

  1. Llenos de todo conocimiento (Ro 15.14).
  2. Llenos de la plenitud de Dios (Ef 3.19).
  3. Llenos del Espíritu Santo (Hch 2.4, Hch 6.3, Hch 7.55, Ef 5.18).
  4. Llenos de gracia (Jn 1.14).
  5. Llenos de verdad (Jn 1.14).
  6. Llenos de sabiduría (Hch 6.3).
  7. Llenos de fe (Hch 6.5).
  8. Llenos de poder (Hch 6.8).
  9. Llenos de gozo (Hch 13.52).

10. Llenos de bondad (Ro 15.14).

11. Llenos de consolación (2 Co 7.4).

12. Llenos de frutos de justicia (Fl 1.11).

13. Llenos de misericordia (Stg 3.17).

14. Llenos de buenos frutos (Stg 3.17).

15. Llenos del conocimiento de su voluntad (Col 1.9).

 La palabra de Dios dice “llenos” de todo conocimiento, dentro de este todo encontramos al menos 7 cosas de las que tenemos que ser llenos y que debemos conocer, dentro de ellas estas:

1.)  El conocimiento de su voluntad (Col 1.9, Ef 1.9).

2.)  El conocimiento de la verdad (Ti 1.1).

3.)  El conocimiento del Hijo de Dios (Ef 4.13).

4.)  El conocimiento de la salvación (Lc 1.77).

5.)  El conocimiento de la gloria de Dios (2 Co 4.6).

6.)  El conocimiento de Dios (Col 1.10). Estos 6 tipos de conocimiento nos llevarán al último, que es el conocimiento pleno.

7.)  El conocimiento pleno (Col 3.10).

Nota: cada una de las llenuras es un tema a desarrollar. El número 7 significa: perfección.

 La pregunta que surge a estas alturas es ¿Qué tiene que ver la llenura del conocimiento con el tema que estamos viendo? Tiene que ver mucho, ya que Dios determinó para este tiempo, que al que buscara estas llenuras, no se le iban a negar, sino que se las iban a dar, un ejemplo claro de esto, aparte  de nuestro Señor, es Esteban, que al menos tenía 4 llenuras, estas son: lleno de fe y del Espíritu Santo, lleno de gracia y de poder (Hch 6.5, Hch 7.55, y Hch 6.8).

La llenura de todo conocimiento nos va a llevar al conocimiento pleno (plena… ciencia) de las cosas de Dios, para este tiempo mientras estemos en la tierra, ya que no tenemos la capacidad para conocer todo lo que Dios conoce. Esto era para el pueblo de Israel, pero no lo alcanzaron debido a que rechazaron al Hijo de Dios, como el cordero salvador del mundo. Los 7 conocimientos que vimos con anterioridad, llevaran al cristiano en estos días al conocimiento pleno que Dios quiere para nosotros, y si los buscamos, el Señor nos los dará.

Todas estas palabras nos dan la idea que hay un espacio libre, que se tiene que llenar con algo, y si ese espacio no lo llenamos con las cosas de Dios, ¿con qué lo vamos a llenar? Todo cristiano tiene una gran capacidad para almacenar y guardar las cosas de Dios (doctrina y muchas cosas más), solo basta a que se disponga y que lo pida para que Dios se lo dé.

A continuación veremos un listado de las cosas que no debemos ignorar:

1. Las escrituras y el poder de Dios (Mt 22.29).

2. Su benignidad que guía al arrepentimiento (Ro 2.4).

3. La justicia de Dios (Ro 10.3).

4. El misterio del endurecimiento de Israel en parte (Ro 11.25).

5. Que nuestros padres estuvieron bajo la nube, y todos cruzaron el mar (1 Co 10.1).

6. Que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo (1 Co 6.19).

7. Los dones (1 Co 12.1).

8. Las maquinaciones del diablo (2 Co 2.11).

9. Acerca de los que duermen (1 Ts 4.13).

10. Que un día para el Señor es como mil años (2 Pe 3.8).

11. La tribulación de Pablo (2 Co 1.8).

12. Las cosas que pasaron en tiempo antiguo (2 Pe 3.5).

13. El apóstol Pablo dice que muchos participaron en la muerte de Cristo por pura ignorancia (Hch 3.12-21).

14. Los que endurecen su corazón caen en la ignorancia (Ef 4.18).

15. Los deseos que antes teníamos estando en la ignorancia (1 Pe 1.14).

16. Dios pasó por alto los tiempos de ignorancia (Hch 17.29-31).

B.) Los israelitas quisieron imponer su propia justicia.

Escrito está. …Pues, [84]ignorando la justicia de Dios y procurando establecer su propia justicia, no se han sujetado a la justicia de Dios… (Ro 10.3).

En este versículo notamos algo muy importante. Este verso dice que ellos ignoraban la justicia de Dios y por eso procuraron establecer su propio sistema de  justicia. La ignorancia es mortal y en estos tiempos Dios quiere que su pueblo conozca muchas cosas que antaño quedaron vedadas a los hijos de Dios y, Dios en su gran misericordia se las está revelando a los niños, y las escondió a los sabios y entendidos. Mateo 11.25 dice: …En aquel tiempo Jesús respondió y dijo: “Te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños…

Lo que pasó con los israelitas es que ellos eran ignorantes de muchas cosas que los podían favorecer, tenían buenas intenciones dice el apóstol Pablo, pero actuaban con ignorancia, yla Bibliadice que hay cosas que no debemos ignorar. La palabra ignorar significa, cosa ignorada, debilidad, flaqueza. La gente de ese entonces sin querer caía en pecado cuando rechazaban la enseñanza de Dios. El que es ignorante de las cosas de Dios es débil, muestra flaqueza espiritual; el débil no puede defenderse ante el ataque o agresión de un enemigo o adversario, no tiene las suficientes fuerzas para poder responder.

La pregunta que surge es ¿Por qué ellos teniendo el antiguo testamento en sus manos ignoraban la justicia de Dios? La respuesta es, porque no tenían pleno conocimiento (ciencia = epígnosis) de las cosas de Dios, pero ahora en nuestros tiempos Dios nos está llevando al pleno conocimiento (Col 3.10) por medio de los 5 ministerios, donde el apóstol juega un papel muy importante, porque en él está depositando Dios, la revelación de estas cosas.

Los israelitas cayeron en la ignorancia debido a que ellos con su forma de creer y actuar le dieron la espalda a Dios y a las bendiciones (conocimiento pleno) que él quería darle a su pueblo, recordemos que Israel rechazó el conocimiento de Dios y por eso Dios los rechazó (Ós 4.6).

En este verso Dios nos dice que el sacerdocio le fue quitado al pueblo de Israel, porque no quisieron conocer las cosas de Dios, y olvidaron la ley de Dios, o sea que la ley es muy importante para Dios, nótelo porque esto es parte del tema. Para Dios es muy importante que sus hijos tengan presente la ley de Dios que es su Padre. Óseas 6.6 dice: …Porque misericordia quiero, y no-sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos…

Lo que le agrada a Dios más que los holocaustos, es que sus hijos sepan qué piensa su Padre de las cosas practicas de la vida para ponerlas por obra, más que estarse dedicando día con día al sacrificio de animalitos que no tienen la culpa de lo malo que la gente hace, y que no los justificaban ante Dios. Óseas 4.1 dice: …Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra…

Ese conocimiento (pleno… lleno, repleto, completo, íntegro) lo está revelando Dios en estos tiempos, a aquellos que no rechazamos a su Hijo. Según este texto, el conocimiento no es malo, y Dios está de acuerdo con que sus hijos no sean unos ignorantes, de las cosas que ellos como hijos tienen acceso y derecho a saber.

El apóstol Pablo dice que el conocimiento envanece (1 Co 8.1) (no estoy en contra de las palabras del apóstol) pero él lo está diciendo para que tengamos equilibrio y no nos dediquemos solamente a almacenar datos como se hace en una computadora, sino que lo aprendido lo enseñemos y lo vivamos, para bendecir a otros.

Uno de los significados que llama la atención de ésta palabra es la falta de información, por no inclinarse individualmente a saber y conocer algo de suma importancia. Uno de los errores de los israelitas es que ellos no se preocuparon en buscar ellos mismos la información que Dios les quería dar y se conformaron con lo poco que les daban sus líderes; hoy en día eso no cambia, recordemos que es necesario escudriñar las escrituras todos los días para comprobar si las cosas son así (Hch 17.11). Hoy nuestros líderes no nos dan poco, sino que mucho, pero eso no quiere decir que usted y yo no busquemos por nuestra propia cuenta la información de las cosas de Dios enla Biblia, y eso va a traer grandes beneficios para uno, ya que Dios nos revelará los secretos que tiene escondidos en la palabra y que por derecho inalienable (que no se puede enajenar) son nuestros.

La Bibliadice que los israelitas quisieron imponer su propia justicia, y dejaron de sujetarse a la justicia de Dios. La justicia de Dios recaía en su propio Hijo, ya que Él vino a mundo para salvar a los pecadores, pero los israelitas lo rechazaron y en lugar de entregarse a Cristo se entregaron a la ley, que ellos mismos habían inventado y dejaron por un lado la verdadera ley venida de Dios.

El único que los podía presentar como santos, justos e inocentes era  Cristo Jesús, pero como todos ellos lo rechazaron (Jn 1.11-13) se entregaron a la práctica de su propio sistema de justicia, que consistía en cumplir con miles de reglamentos que ellos mismos fueron sacando de la ley original de Dios; por otro lado se dedicaron al sacrificio de animales que no quitaban el pecado (He 10.4-5) y de esa forma pretendían justificarse ante Dios, pero la Bibliadice que por medio de las obras de la ley nadie es justificado ante Dios. Gálatas 2.16 dice: …sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado…

C.) Los israelitas iban tras la justicia por medio de las obras y no por la fe.

Escrito está. …¿Por qué? Porque no era por fe, sino por obras. Tropezaron en la piedra de tropiezo… (Ro  9.32). Romanos 11.20 agrega algo más sobre la falta de fe de los judíos: …De acuerdo. Pero ellas fueron desgajadas por su falta de fe, y tú por la fe te mantienes firme. Así que no seas arrogante sino temeroso…

¿Por qué no tuvieron fe los israelitas?

La Bibliadice que antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada (Gá 3.23).

De este pasaje bíblico surgen algunas cosas muy interesantes. La pregunta que surge  en torno al tema, es ¿Dios le quitó el acceso a la fe, a los israelitas de aquel tiempo? Yo diría que no. Por ejemplo Ananías fue un varón que vivió en el tiempo de la ley y,la Bibliadice que amaba a Dios y que cumplía la ley, y que además tenía buen testimonio de los judíos de Damasco al punto que ellos hablaban bien de él. Anteriormente ya hablé de Ananías, y no quiero mencionar las mismas cosas, pero tocando los puntos más importantes, diré que Ananías demostró fe, ya que nadie puede intentar amar a Dios y agradarlo si antes no cree que Él existe, y que es galardonador de los que le buscan (He 11.6).

Yo sé muy bien que la fe iba a ser revelada en este tiempo, y que iba a ser regalada a grupos grandes de personas, pero eso no quiere decir, que Dios no le respondiera a alguien que estaba creyendo en él legítimamente, en la era de la ley, como Ananías y otros más de ese tiempo, pero que no los mencionala Biblia.  Yocreó y me han enseñado que nosotros tenemos un Dios, al cual, cuando se le toca la puerta, Él va y la abre y atiende al que lo está buscando.

Decir que en ese tiempo, no había fe, es incorrecto, ya que Abraham y otros más creyeron en Dios, antes del período de la ley, en hebreos capítulo 11, aparecen un grupo de hombres que fueron justificados por Dios, por su fe patente (real). Muchos creen que la ley anulaba la fe de las personas, eso no es así, la ley había sido creada para instruir a la persona y para informarla de las cosas de Dios, es más, las personas muchas veces escuchaban en las sinagogas que Dios era el único salvador,  por ejemplo, en uno de los salmos dice lo siguiente: Salmo 71.3 dice: …Sé para mí una roca de refugio, a la cual pueda ir continuamente; tú has dado mandamiento para salvarme, porque tú eres mi roca y mi fortaleza… El Salmo 140:7 dice: …Jehová Señor, potente salvador mío, Tú pusiste a cubierto mi cabeza en el día de batalla…

Estos eran Salmos que se escuchaban en las sinagogas y la enseñanza básica que se transmitía era que Jehová Dios era salvador. Esa palabra ha de haber producido fe en alguno de los que oían la palabra de Dios, ya quela Bibliadice que la fe viene por oír la palabra de Dios (Ro 10.17). Con esto se quiere establecer, que dentro de los que estaban escuchando el mensaje, había personas que eran tocadas por la palabra y creían en Dios, como Salvador, sino ¿Cómo se salvaba la gente de ese tiempo?

D.) Los israelitas tenían que seguir el ejemplo de Abraham.

¿Por qué se incluye el ejemplo de Abraham, si Abraham vivió antes del período de la ley?

Escrito está. …Luego, ¿es esta felicidad solamente para los de la circuncisión, o también es para los de la incircuncisión? Pues decimos: a Abraham le fue contada su fe por [85]justicia… (Ro 4.9).

La fe de Abraham lo llevó a la justificación ante Dios, a pesar que Abraham no vivió en el tiempo de la ley escrita, ya que esta vino 430 años después de él (Gá 3-17). Dios veía a Abraham santo, justo o inocente por la fe y no por la ley ni por las obras de la ley. Génesis 26.5 dice: …porque Abraham obedeció mi voz y guardó mi ordenanza, mis mandamientos, mis estatutos y mis instrucciones La (RV60) dice: …por cuanto oyó Abraham mi voz,  y guardó mi precepto,  mis mandamientos,  mis estatutos y mis leyes En este texto del libro de Génesis dice que Abraham guardó 4 cosas, y dentro de ellas están las instrucciones o leyes o Torá (Hebreo – 8451).

Incluimos este punto acerca de Abraham, porque lo que les hizo falta a los judíos (israelitas) fue emular las obras de su Padre Abraham. Recordemos las palabras que Jesucristo les dice a los judíos. Juan 8.38 dice: …Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fuerais hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais…  Una de las obras del padre de la fe, Abraham, fue el creer en Dios para ser justificado por la fe; otra es, que Abraham tenía obras como resultado de su fe, y no obras de la ley. Las obras de la ley eran solamente un requisito que tenían que llenar los judíos, esto era lo que la ley exigía; pero lo que los iba a ayudar a alcanzar la justificación delante de Dios, en parte, era el de seguir las huellas o el ejemplo de Abraham, ya que la fe se perfecciona por las obras venidas de la fe y no por las obras de la ley. Santiago 2.22 dice: … ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras y que la fe se perfeccionó por las obras?… El apóstol Pablo añade lo siguiente: Santiago 2.24 dice: …Vosotros veis,  pues,  que el hombre es justificado por las obras y no solamente por la fe…

En el evangelio de Juan capítulo 8 y verso 38 y 39 encontramos algo muy importante acerca de la fe. En ese verso el Señor les dice a los judíos que si en realidad eran hijos de Abraham, las obras de Abraham harían. Según este verso, nos podemos dar cuenta que Dios no privó a los israelitas de la fe, ya que el mismo Señor se los sugirió. Los judíos (fariseos, escribas, sacerdotes, maestros de la ley, publícanos.) que oyeron hablar a Jesucristo, simplemente no quisieron creer en él; ellos oyeron la palabra de Dios que produce fe, directamente de la boca del mismo Señor, yla Bibliadice que la fe viene por el oír, y el oír la palabra de Dios (Ro 10.17). Con esto podemos concluir que los judíos no tuvieron fe, y no tuvieron obras venidas de la fe, simplemente porque ellos decidieron cerrar su corazón y su mente para recibir la palabra de Dios, con fe, en Mateo 23.23 (RVA 1989) dice, que los israelitas “omitieron” la fe, se la saltaron, la evadieron, la vieron y no la quisieron tomar.

Los judíos complicaron las cosas y tomaron el camino equivocado para encontrar la justificación. Los judíos se entregaron a la ley y a las obras de la ley y dejaron por un lado el ejemplo de su padre Abraham. Lo que tenían que hacer los judíos era tener fe, tener obras venidas de esa fe, para ser reconocidos como hijos de Abraham. En síntesis podemos repetir lo que dicela Biblia: que la fe tiene que actuar juntamente con las obras (St 2.22). El apóstol Pablo dice que si los de la circuncisión quieren alcanzar la justicia como los gentiles, entonces tendrán que seguir las huellas de su padre en la fe, Abraham.

Escrito está: Romanos 4.11-14 dice: … Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia; y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado. Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe. Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa…

Las obras de la fe.

La Bibliadice que las obras no son malas, refiriéndose a las obras de que proceden de la fe, sino que benefician a aquellos que las practican. (Santiago 2.14-26).

Algo que se destaca en estos versículos de la palabra, es que en el verso 24 del capítulo 2 de Santiago, dice: …Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe… Afirmando que la justificación, ya no es solo por la justicia que hay en la ley, sino también por la fe y añade que el hombre se justifica ante de Dios por medio de “LAS OBRAS”. El apóstol Pablo en el libro de Santiago hace la siguiente comparación de las obras con el espíritu humano. Santiago 2.26 dice así: …Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta… Aquí el apóstol Pablo, da a entender, que así como el espíritu humano le da vida al cuerpo humano, así las obras (espíritu – aliento, vida, animo) le dan vida a la fe (cuerpo), dando a entender que las obras le dan vida real a la fe; en este punto el apóstol se refiere a los cristianos que están siendo gobernados por un espíritu vivo, ya que los inconversos, tienen su espíritu muerto y están gobernados por el alma. Nadie puede presumir que tiene fe, sino tiene obras, ya que estas son las que le dan vida y actividad a la fe del hombre, y el apóstol pone el ejemplo de Rahab la ramera y dice esto: (Biblia al día)…De igual manera, ¿no fue declarada justa por las obras aún la prostituta Rahab, cuando hospedó a los espías y les ayudó a huir por otro camino?… (St 2.25). Y en el libro de hebreos encontramos esto acerca de Rahab: …Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes,  habiendo recibido a los espías en paz… (He 11.31). A pesar de que esta mujer era una ramera, vemos que tenía fe en Dios, y esa fe en Dios fue la que la llevó a actuar de esa forma, y vemos que las obras que ella realizó fueron las que le ayudaron a preservar la vida, yla Biblia dice en hebreos que no pereció con los desobedientes y de esta forma alcanzó la justificación delante de Dios. En el nuevo testamento vemos que el Hijo de Dios, salva de la muerte a una prostituta, que iba a morir lapidada, en manos de los judíos.

En el verso 32 del capítulo 9 a los romanos encontramos algo muy importante acerca de la fe. Leamos: … ¿Por qué?  Porque iban tras ella no por fe,  sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo…  En este verso el apóstol Pablo dice que los israelitas como nación entera tuvieron acceso a la fe, pero no la quisieron tomar, sino que se quisieron acercar a Dios por medio de las obras de la ley, y a causa de esto fue que se hundieron espiritualmente, ya que cayeron en la maldición de la ley (Gá 3.10) que consistía en el acercamiento a la justicia divina que llevaba al encuentro con la ley (Torá) y estaban obligados a guardar toda la ley (Gá 5.3) y si ellos habían infringido alguno de los mandamientos, la ley les daba la pena de muerte, en caso de que se presentaran dos o tres testigos. Hebreos 10.28 dice: …El que viola la ley de Moisés,  por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente…

¿Por qué se hace énfasis en que los israelitas como nación tuvieron acceso a la fe?  

Porque hay muchos hijos de Dios que han mal interpretado la cita de Gálatas 3:23 donde dice: …Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley,  encerrados para aquella fe que iba a ser revelada… Esta cita a simple vista da a entender que la fe estaba escondida y reservada para un gran grupo de personas escogidas y especiales, y que ellos quisieran o no de todos modos iban a tener acceso libre a esa fe, pero si la comparamos con la cita de romanos 9.32 podemos notar que no es así. Muchos creen que en el tiempo antiguo (el de la ley) solamente un grupo de personas súper espirituales como Moisés, Abraham y otros tuvieron acceso a ella, pero eso no es así, porque enla Bibliaencontramos que una prostituta llamada Rahab, manifestó fe y eso que era una prostituta y por eso alcanzó la justificación delante de Dios. Lo que el apóstol Pablo transmitió es que no erráramos al pensar que la fe era solamente para nosotros, ya que estábamos reservados para esa fe que iba a ser revelada, y que en el pasado solo una minoría tuvo acceso a ella.

Lo que el apóstol Pablo trató de enseñar es que la fe, le fue dada a la nación y pueblo de Israel, pero que al mismo tiempo la  rechazaron y dentro del plan de Dios estaba contemplado que esa fe, iba a ser revelada a otro grupo de personas u ovejas de Cristo, ya que Cristo dijo: …También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor… (Jn 10.16). Este grupo de personas no eran reconocidos como pueblo de Dios, pero con el sacrificio de Cristo en la cruz del calvario, fueron redimidas para Dios. Romanos 9.25-26 dice: …Como también en Óseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo Y a la no amada, amada. Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo mío, Allí serán llamados hijos del Dios viviente…

El mismo Señor Jesucristo dijo que los israelitas habían dejado por un lado las tres cosas más importantes de la ley, y dentro de ellas estaba la fe. Mateo 23.23 dice: … ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino,  y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer,  sin dejar de hacer aquello…

Décima Cuarta Parte

“Una cosa era la ley dentro del periodo de la ley y otra la ley dentro del periodo de la gracia”

14.) Una cosa era la ley dentro del período de la ley y otra la ley dentro de la gracia.

¿Por qué digo esto? Porque muchos cristianos creen que, como ya pasó la era de la ley, la ley ya terminó o que ya no se tiene que vivir, pero eso a la luz de palabra de Dios no es así; es cierto que la ley para el pueblo de Israel ya tuvo un fin en Cristo, eso ya se explicó; pero la ley para la iglesia (cristianos del día de hoy) aún sigue vigente, (Mt 5.17, Ro 3.30-31 leer varias versiones) ya que Cristo reformó la ley (Torá), la vino a terminar o a completarla, agregándole a la ley los puntos que le faltaban (Mt 5.21-26).

En hebreos capítulo 7 y verso 12 dice: …porque cambiado el sacerdocio (transferencia) necesario es que haya también cambio de ley… Esto quiere decir que el nuevo sacerdocio avalado y respaldado por Dios fue equipado con nuevas leyes, no suprimiendo la base de la ley (o sea la ley Real, del Reino – Stg 2.8, Mt 22.36-40) de los cuales depende la ley y los profetas.

Veamos las diferencias y similitudes dela Torá, en los periodos de la ley y de la gracia.

La Torá en el período de la ley. (La antigua Torá).

 Formaba parte del antiguo pacto.

Escrito está. …Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho,  y obedeceremos… (Ex 24.7).

  • Fue dada a través del sacerdocio Aaronico, encabezado por Moisés.

Escrito está. …cuando viniere todo Israel a presentarse delante de Jehová tú Dios en el lugar que él escogiere, leerás esta ley delante de todo Israel a oídos de ellos… (Dt 31.11).

  • Fue escrita en tablas de piedra.

Escrito está. …Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles… (Ex 24.12).

  • Era una sola ley, pero que contenía tres tipos de mandamientos; los de tipo moral, los de tipo civil y los de tipo religioso.

ü    Los de tipo moral: los 10 mandamientos. Estos mandamientos eran tanto para los civiles como para los sacerdotes y levitas que servían en el templo.

ü    Los de tipo civil: estaban prescritos para regir la conducta del ciudadano.

ü    Los de tipo religioso: estaban prescritos para regir a los sacerdotes, y enseñaban a la gente como se debía servir y adorar a Dios en el templo.

Nota: estos tres tipos de mandamientos están explicados en el punto llamado: la ley vista desde la óptica judía.

  • Se fundamentaba en el amor a Dios y al prójimo.

Escrito está. …Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas… (Dt 6.5).

Escrito está. …No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo.  Yo Jehová… (Lv 19.18).

  • Era tanto para el israelita como para el extranjero.

Escrito está. …La misma ley será para el natural, y para el extranjero que habitare entre vosotros… (Ex 12.49). 

  • Beneficiaba al pobre, a la viuda y al huérfano, en especial, ya que fue introducida para el bien común.

Escrito está. …Y no desampararás al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo. Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren… (Dt 14.27-29).

  • Era equitativa y no culpaba al inocente.

Escrito está. …Y este es el caso del homicida que huirá allí, y vivirá: aquel que hiriere a su prójimo sin intención y sin haber tenido enemistad con él anteriormente… (Dt 19.4). 

  • Normaba a los sacerdotes.

Escrito está. …Y el sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el aceite de la unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras, no descubrirá su cabeza, ni rasgará sus vestidos, ni entrará donde haya alguna persona muerta;  ni por su padre ni por su madre se contaminará. Ni saldrá del santuario, ni profanará el santuario de su Dios; porque la consagración por el aceite de la unción de su Dios está sobre él. Yo Jehová. Tomará por esposa a una mujer virgen. No tomará viuda, ni repudiada, ni infame ni ramera, sino tomará de su pueblo una virgen por mujer, para que no profane su descendencia en sus pueblos;  porque yo Jehová soy el que los santifico… (Lv 21.10-15).

La Torá en el período de la gracia. (La nueva Torá, la Torá reformada). 

  • Forma parte del nuevo pacto.

Escrito está. …Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré… (Heb 10.16).

  • Dada por el sacerdocio de Melquisedec, y los 5 ministerios primarios.

Escrito está. …y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec… (He 5.10).

  • Es escrita en el corazón de las personas.

Escrito está. …Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré,… (He 10.16).

  • Es una sola ley, fundamentada en la ley Real. (Stg 2.8). 
  • Es una sola ley, pero ahora es solamente para los hijos de Dios nacidos de nuevo.

El profeta Isaías predijo que la ley se iba a sellar en un grupo de personas y no en todas. Escrito está. …Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos… (Is 8.16).

El profeta Jeremías añade que esta ley se iba a sellar en las mentes y corazones de los discípulos. Escrito está. …Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo… (Jr 31.33).

En el nuevo testamento vemos cumplida esta profecía, yla Bibliadice que el que sella la ley es el Espíritu Santo. Escrito está. …Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros,  escrita no con tinta,  sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón… (2 Co 3.2-3). Escrito está. …nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado… (He 10.15-18).

  • Sigue siendo equitativa.

Escrito está.  …Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti,  deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel. De cierto te digo que no saldrás de allí, hasta que pagues el último cuadrante… (Mt 5.21-26).

  • Se sigue basando en el amor a Dios y al prójimo.

Escrito está. …Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas… (Mt 22.37-40).

  • Norma a los ministros o sacerdotes del nuevo pacto.

Escrito está. …Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas… (Ti 1.7).

 El cambio de ley significaba la adición de nuevas leyes a las existentes, y dentro de ellas tenemos:

1.)  La ley de Cristo (Gá 6.29).

2.)  La ley de la fe (Ro 3.27).

3.)  La ley de la libertad (St 1.25, 2.12).

4.)  La ley del Espíritu de vida (Ro 8.2).

Nota: al grupo de leyes que Cristo no anuló sino que les adhirió la parte que le faltaba, añadámosle estas 4 leyes que son para la era de la gracia.

Entre la era de la ley y la era de la gracia hay diferencias bien marcadas que nos ayudarán a comprender este tema de la justificación de la ley, pero la que sobresale dentro de todas es que en la era del Padre, la ley quedó escrita en tablas de piedra, escritas con el dedo de Dios, y en la era del Espíritu Santo o de la gracia, Dios está escribiendo las leyes en las mentes y en los corazones por medio de los 5 ministerios.

A.) La ley en la era del Padre.

La ley en la era del padre, es conocida con el nombre dela Torá. Enel tema de la ley vista desde la óptica judía vimos que la ley de Dios para los judíos está dividida en cuatro grandes grupos. Estos son:

A.1) Los diez mandamientos o la ley llamada moral (Éx 20.1-17).

A.2) Los cinco primeros libros de la Bibliao del antiguo testamento, que también son conocidos con el nombre de Pentateuco. (Comprenden: Desde el libro de Génesis, Éxodo, Levítico, Números, hasta el libro de Deuteronomio). Para los judíos esta era la ley por excelencia y la parte más importante de las escrituras. En el Pentateuco están comprendidas la ley de tipo: (B.1) civil o para el pueblo en general. (B.2) Y las de carácter cultico.

A.3) La ley y los profetas.

A.4) La ley oral, o de los escribas.

B.) La ley en la era del Hijo.

En esta era, la ley fue reformada, fue renovada, evolucionó. La venida del Hijo de Dios al mundo, no tenía el propósito de hacer desaparecer totalmente la ley de Dios o como se llama literalmente en hebreo,la Torá. Elmotivo de la aparición del Hijo de Dios en esta tierra, fue para completar la ley, para perfeccionarla, para terminar lo que se había comenzado en el tiempo de Moisés; la primera parte de la legislación se llevó a cabo en los días de Moisés, y la segunda parte de la legislación se dio en el tiempo de Cristo.

A continuación incluiremos algunos textos bíblicos donde se dice que la ley no desapareció y que sigue vigente. ¿Sí el amor está vigente, quiere decir que la ley lo está? Ya que los dos primeros mandamientos de los que está colgada la ley, siguen vigentes o en uso, siguen teniendo vigor, aún reinan, están actualizados y son efectivos. Los textos son estos:

Escrito está. …No penséis que he venido para abrogarla Leyo los Profetas. No he venido para abrogar, sino para cumplir. De cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni siquiera una jota ni una tilde pasará de la ley hasta que todo haya sido cumplido. Por lo tanto, cualquiera que quebranta el más pequeño de estos mandamientos y así enseña a los hombres, será considerado el más pequeño en el reino de los cielos. Pero cualquiera que los cumple y los enseña, éste será considerado grande en el reino de los cielos… (Mt 5.17-19).

Escrito está. (SRV)… ¿Luego deshacemos la ley por la fe? En ninguna manera; antes establecemos la ley… (Ro 3.31). La versión (RV89) dice: …Luego, ¿invalidamos la ley por la fe? ¡De ninguna manera! Más bien, confirmamos la ley…

Uno de los significados de cumplir la ley, es completar la ley, o agregarle lo que le hacía falta, en sí es perfeccionarla, darle su estado acabado, darle su terminación. La pregunta es ¿con qué autoridad hizo esto Jesús? Recordemos que en el antiguo testamento el que les dio las leyes al pueblo de Israel fue el Yo soy, o “Yo Soy El Que Soy”. Éxodo 3.14 dice: …Dios dijo a Moisés: —YO SOY EL QUE SOY. —Y añadió—: Así dirás a los hijos de Israel: “YO SOY me ha enviado a vosotros… Ahora, en el nuevo testamento, el que completo la ley fue el mismo Hijo de Dios, bajo el nombre del “Yo soy”; en síntesis el que completó las leyes en la era de la gracia fue Jesucristo, “el Yo Soy”, en la persona del Hijo de Dios, Dios mismo. Mateo 14.27 dice: …enseguida Jesús les habló diciendo: — ¡Tened ánimo! ¡Yo Soy! ¡No temáis!… Juan 18.5 dice: …Le contestaron: —A Jesús de Nazaret. Les dijo Jesús: —Yo Soy. Estaba también con ellos Judas, el que le entregaba… Juan 18:6 dice: …Cuando les dijo, “Yo Soy,” volvieron atrás y cayeron a tierra…

 A continuación un ejemplo de cómo el Hijo de Dios completo la ley:

Mateo 5.43-48 dice: …Habéis oído que fue dicho: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen; de modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen eso mismo los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto…

¿Qué hizo el Hijo de Dios, en este texto para completar la ley? Notemos que en el texto dice, “habéis oído que fue dicho”, y pone el ejemplo de amar al prójimo y aborrecer al enemigo; luego más adelante dice, “pero yo os digo” y el señor Jesucristo agrega a la ley ya existente algo que le hacía falta, y dice amen a su enemigos, y que oremos por los que nos persiguen, etc. Quita el “aborrecerás a tu enemigo” que ya no va a funcionar en la era de la gracia, y así vemos que el Señor Jesús termina o completa la ley…

C.) La ley en la era del Espíritu Santo.

La palabra de Dios dice que en la era del Espíritu Santo, Dios esta escribiendo (sellando dice el profeta… Isaías 8.16) las leyes en la mente y corazón de las personas, a diferencia del primer pacto donde las leyes fueron escritas en tablas de piedra. Eso nos une íntimamente a la ley de Dios o nos hace formar parte de ella.  Leamos esto dos textos bíblicos que amparan lo que estamos diciendo:

Escrito está. …Porque éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor. Pondré mis leyes en la mente de ellos y en sus corazones las inscribiré. Y yo seré para ellos Dios, y para mí ellos serán pueblo… (Heb 8.10).

Escrito está. …Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor; pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las inscribiré… (Heb 10.16).

El que la ley esté siendo escrita en nuestras mentes y corazones, nos hace personas diferentes a los israelitas y, esto causó en nosotros un efecto diferente o colateral (secundario, subsiguiente) que en ellos, ya que la ley en ellos era externa, es por eso que los israelitas cumplían la ley sin amor a Dios por ser un mandato externo. Los que estamos participando de la era de la gracia, podemos vivir los mandamientos con amor porque es un mandato interno que se convierte en un principio interno, el cual toma vida rápidamente debido a la intervención (acción) del Espíritu Santo que causa un cambio en la persona.

En la era de la gracia, el Espíritu Santo nos ayuda a cumplir la palabra de Dios, evidencia de esto es nuestra forma de vida, por ejemplo una persona que mentía y ya no lo hace, está evidenciando un cambio en su conducta debido al principio interno (ley escrita en el corazón y la mente) que recibió vida gracias a la intervención (acción) del Espíritu Santo para darle fin (muerte) a un pecado interno.

Recordemos que lo que sale del corazón del hombre, eso contamina al hombre, porque del corazón del hombre salen los malos pensamientos, las inmoralidades sexuales, los robos, los homicidios, etc. En esto podemos notar lo siguiente, que el campo de acción del pecado, o donde el enemigo aprovecha para hacer de las suyas, son la mente y el corazón, y es allí precisamente a donde el Señor está enviando su palabra, (ley) o sea que la guerra más grande que un cristiano está librando, está en su mente o corazón.  En su corazón se está llevando la pelea entre la luz y las tinieblas, entre el bien y el mal y nadie se da cuenta, sólo la persona y su Señor.

A Satanás no le gusta que los cristianos asistan a la iglesia porque él sabe muy bien que cuando un hijo de Dios se sienta en una congregación para escuchar la palabra de Dios con atención, este recibe los principios divinos (en su mente y corazón) y permite que ese principio penetre en su corazón y allí es cuando Satanás se ve en problemas, porque contra las palabras de vida no puede hacer nada, y tiene que ceder parte del territorio que él tiene tomado en el alma (corazón y mente) del hijo de Dios.  Es por eso que el apóstol Pedro le dijo al señor, a donde iremos si solo tú tienes palabras de vida eterna. El trabajo del enemigo es hacer que el hijo de Dios se aleje de su congregación, porque él sabe que alejando al cristiano de la fuente de la palabra, logró su objetivo, que es el de impedir que el Señor por medio de los ministros primarios siembre (selle la ley: instrucción) la semilla en el corazón de sus hijos, que los hará cambiar, y que les dará vida y vida en abundancia.

Satanás tratará por todos los medios de impedir que Dios escriba su palabra (ley) en la mente y en el corazón de sus hijos, y el trabajo de los pastores es impedir que esto se lleve a cabo, por medio de la oración y de la predicación del evangelio. El mensaje del pastor debe estar dirigido a mantener la unidad del rebaño y de ahuyentar al enemigo, por medio de la palabra de Dios predicada con poder y unción.

¿Qué ley es la que está escribiendo (sellando) el Espíritu Santo en nuestras mentes y corazones?

La ley que el Espíritu está escribiendo en nosotros es básicamentela Toráreformada, o la ley que el Hijo de Dios vino a completar con su ministerio. Además de esta ley (Torá reformada) el Espíritu también está escribiendo estas otras cuatro leyes:

1.)     La ley de Cristo (Gá 6.29).

2.)     La ley de la fe (Ro 3.27).

3.)     La ley de la libertad (St 1.25, 2.12).

4.)     La ley del Espíritu de vida (Ro 8.2).

El comentario sobre estos puntos de la ley, ya se mencionaron anteriormente, pero se vuelven a incluir para que sepamos que leyes son las que Dios está sellando en los corazones de sus discípulos…

Décima Quinta Parte

“La Torá en 5 tiempos diferentes”

 15.)La Toráen cinco tiempos diferentes.

 

En este punto, nos daremos cuenta quela Ley(Torá) entregada a Moisés de parte de Dios, no tuvo vigencia solamente en ese tiempo, sino que estuvo vigente antes de él y después de él.

Estos son los siguientes puntos a tratar:

 A.)La Toráen el tiempo de Abraham.

Escrito está. …por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis [86]leyes… (Gn 26.5).

En este texto bíblico la palabra “leyes” se origina en la palabra hebrea Torá, que es la instrucción de la enseñanza de los mandamientos de Dios para su pueblo. En este verso, el mismo Señor está diciendo que Abraham guardóla Torá; con esto se puede decir de forma explicita y convincente quela Toráexistía antes del tiempo de Moisés, y que algunos como Abraham, la guardaron. En el tiempo de Abrahamla Toráno estaba escrita en tablas de piedra ni mucho menos se había promulgado, esto vino después en el tiempo de Moisés, precisamente 430 años después de Abraham. Gálatas 3.17 dice: …Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa… O cuatrocientos años después de la esclavitud del pueblo israelita en manos de faraón. Esta cita se puede cotejar no comparar con Génesis 15.13 donde dice: …Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años…

 B.)La Toráen el tiempo de Moisés.

Escrito está. Éxodo 24.12 dice: …Entonces Jehová dijo a Moisés: —Sube a mí, al monte, y espera allí. Yo te daré las tablas de piedra con la “ley“y los mandamientos que he escrito para enseñarles…

En este caso la palabra ley también viene de la palabra hebrea Torá. En este versículo el Señor deja en claro, que Él escribió la ley en tablas de piedra, y añade que ésta ley contenía los mandamientos, que en si son 10. Deuteronomio 4.13 dice: …Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra…

En el nuevo testamento encontramos que el mismo Señor Jesucristo dice, que de los dos primeros mandamientos (de la Torá… Ley) depende o está colgada toda la Torá, que en el idioma griego se conoce con el nombre Nómos. Mateo 22.37-40 dice: …Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el grande y el primer mandamiento. Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos “dependen” toda la “Ley” y los Profetas…

A continuación incluiremos otra vez la clasificación de la ley en los tiempos de Moisés, ya que es necesario que se vuelva a incluir, para que algunos que no lo entiendan, lo puedan hacer.

Esta es la clasificación:

B.1) Los diez mandamientos o la ley llamada moral (Éx 20.1-17).

B.2) Los cinco primeros libros de la Bibliao del antiguo testamento, que también son conocidos con el nombre de Pentateuco. (Comprenden: Desde el libro de Génesis, Éxodo, Levítico, Números, hasta el libro de Deuteronomio). Para los judíos esta era la ley por excelencia y la parte más importante de las escrituras. En el Pentateuco están comprendidas la ley de tipo: (B.1) civil o para el pueblo en general. (B.2) Y las de carácter cultico.

B.3) La ley y los profetas.

B.4) La ley oral, o de los escribas.

C.)La Toráen el tiempo de Cristo. (Antes que el Espíritu Santo descendiera).

Escrito está. Mateo 5.17-19 dice: …No penséis que he venido para abrogar la Ley o los Profetas. “No he venido para abrogar”, sino para cumplir…

En este texto bíblico, el mismo Señor Jesucristo dijo que él no venía a abrogar la ley, en este caso también corresponde a la palabra griega Nómos, y en hebreo Torá.  Esto quiere decir que a los hijos de Dios nacidos de nuevo, a los que el apóstol Pablo llama los verdaderos judíos, e iglesia del señor Jesucristo, Dios también les ha dado la ley llamada Torá, solamente que se las transfirió reformada o adaptada para que fuera implementada en la era que estamos viviendo, quitándole la parte de la ley expresada en mandamientos de orden religioso, para servir dentro del templo, pero siempre dejando la base de la ley, que es la ley Real, la cual incluye  10 mandamientos.

Nota: este versículo en particular es motivo de controversia y de polémica dentro del ámbito cristiano, ya que hay un gran grupo de hijos de Dios que dicen que la ley o Torá ya no se tiene que guardar y otro pequeño grupo, aunque sabe que la ley no fue abolida o derogada en su totalidad, le da miedo a hablar del tema, porque piensa que lo van a confundir con un judaizante. Pero gracias a Dios tenemos este verso de Mateo 5:17-19 donde encontramos que los que hemos aceptado a Cristo como nuestro salvador personal, tenemos una ley que nos protege y nos corrige si la infringimos. 1 Timoteo 1:8 dice: …Pero sabemos que la ley es buena,  si uno la usa legítimamente…

 D.)La Toráen el tiempo de la iglesia. (Era del Espíritu Santo).

Escrito está. Hebreos 7.12 dice: …Porque de haber cambio de sacerdocio, es necesario que también se haga “cambio de ley”…

En este caso, el cambio de la ley no es más que la transferencia de la ley, de un ministerio, a otro; del ministerio de la muerte o de la condenación que se desarrolló en la era de la ley, al ministerio del Espíritu o de la justificación que se está desarrollando en la de la gracia. Leamos esto textos bíblicos: 2 Corintios 3.7-9 dice: …Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación…

La palabra ley que aparece en el texto de hebreos 7.12, también procede de la palabra griega Nómos, que tiene su origen en el idioma hebreo, y procede de la palabra hebrea Torá. Usted se preguntará, ¿por qué se repite tanto la palabra Torá y la palabra Nómos? Porque lo que se trata de establecer claramente, es que la ley (Torá) está pasando de una era a otra. La primera vez que se menciona claramente esta ley Torá, es en el tiempo de Abraham, luego pasó al tiempo de Moisés, luego al tiempo de Cristo, luego al tiempo de la iglesia y luego terminará en Sión, que también es la iglesia del Señor Jesucristo.

E.)La Toráen el tiempo de Sión.

Escrito está. Miqueas 4.2 dice: …Muchas naciones vendrán y dirán: “Venid, subamos al monte de Jehová y a la casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos, y nosotros caminemos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová… 

En este versículo encontramos que la ley (Torá o Nómos) saldrá de Sión. Esto es sumamente importante entenderlo. En Isaías 1.8 dice, que la ley se está [87]sellando” en los discípulos de Cristo. Esta palabra (sellando) tiene dos significados, estos son: 1.) El primero es cerrar algo sellándolo, o encerrándolo para que no salga de ese lugar. 2.) El otro significado es firmar una cosa con un sello personal.

En la cita de Isaías el Señor está diciendo dos cosas; la primera es sella, firma, señala mi ley en sus corazones, escribe mis leyes en sus corazones, no con tinta sino con el Espíritu del Dios vivo, no en tablas de piedra, sino en las tablas de carne del corazón; la otra es, sella, cierra, encierra mi ley en sus corazones para que no salga de ellos.  Esta es la gran bendición para nosotros, los que queremos ser discípulos de Jesucristo, que Dios está introduciendo la ley (Torá o Nómos) en nosotros y él mismo dio la orden, de que cuando una ley entre en nuestro corazón, no se le permita salir de él. A aquellos que pasen de discípulos a siervos y de siervos a amigos de Dios, se les concederá que sean llamados, “el monte de Sión” y de ellos saldrá esa ley en la eternidad venidera, que fue sellada en ellos.

La pregunta es ¿a quiénes impartirá esas leyes Sión? Estas leyes serán enseñadas en los lugares celestiales a las creaturas de Dios por medio de la iglesia. Efesios 3.10 dice: …Todo esto es para que ahora sea dada a conocer, por medio de la iglesia, la multiforme sabiduría de Dios a los principados y las autoridades en los lugares celestiales…

 Décima Sexta Parte

“Las 20 razones bíblicas por las que ya no se debe vivir la ley nuevamente”

A.) Las 20 razones bíblicas por las que ya no se debe vivir la ley nuevamente.

     Antes de saber que es el judaísmo, daremos 20 razones bíblicas que anulan y destruyen su doctrina, y por las cuales el judaísmo, no debe de existir. Estas son las 20 razones bíblicas que derogan (anular, cancelar) legalmente la existencia del judaísmo en el mundo moderno:

1.) El judaísmo no debe existir, porque Jesucristo, el Hijo de Dios (y Dios mismo); con un solo sacrificio por los pecados, alcanzó la salvación de aquella parte de la humanidad, que lo acepte como su salvador personal. (Jn 3.16 – 18, He 10.12, He 9.26, Jn 1.29, He 7.26, He 9.14, 1 Pe 1.19, 1 Pe 2.22).

2.) La palabra de Dios dice que ya no estamos bajo el período de la ley, sino bajo el período de la gracia. (Ro 6.14).

3.) Enla Bibliaestá escrito, que el fin de la ley es Cristo. (Ro 10.4).

4.) Porque la ley y los profetas eran hasta Juan. (Lc 16.16).

5.)La Bibliadice que por medio de la ley nadie se justifica delante de Dios. (Gá 3.11).

6.) También dicela Biblia, que por medio de las obras de la ley ningún ser humano se justifica delante de Dios. (Ro 3.20, Gá 2.16).

7.) Otra cosa que mencionala Bibliaes que los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición. (Gá 3.10).

8.) La palabra de Dios dice que los que se quieren justificar por medio de la ley, de la gracia han caído. (Gá 5.4).

9.) En la palabra de Dios encontramos que hubo un cambio de sacerdocio y también en cambio de la ley. (He 7.12).

10.) Al decirla Biblianuevo pacto, ha dado por viejo al primero, y tarde o temprano tenía que desaparecer y con el primer pacto también desaparecería la ley de tipo sacerdotal. (He 8.13).

11.) La ley no puede llevar a la perfección al hombre. (He 7.19).

12.) La ley no puede vivificar al hombre. (Gá 3.21).

13.) La ley era solamente un ayo o tutor. (Gá 3.24).

14.) La ley tenía defecto. (He 8.7).

15.) La ley contenía figura y sombra de las cosas celestiales. (He 8.4-5).

16.) La ley no es de fe. (Gá 3.12).

17.) La ley solamente da a conocer el pecado, pero no saca al pecador de su pecado. (Ro 3.20, Ro 7.7-8).

18.) La ley hizo abundar el pecado. (Ro 5.20).

19.) La ley solo produce ira. (Ro 4.15).

20.) La ley produce codicia. (Ro 7.8).

Nota: Si usted encuentra otras razones bíblicas que no avalen la existencia del judaísmo, agréguelas a este tema.

B.) ¿Qué es el judaísmo?

     Religión monoteísta. Una de las grandes religiones de la historia. Conjunto de instituciones religiosas de Israel. Se trata de la raza, la fe, la cultura y la historia del pueblo judío.

     El término judaísmo se deriva del nombre de una de las doce tribus de Israel, la de Judá. El judaísmo dela Bibliase extiende hasta el año 70 d. C. El rabínico se inicia a partir de ese año y la destrucción de Jerusalén por los romanos. En este período surgen las academias y los maestros como Gamaliel II de Yabné. La reflexión sobrela Toráo Ley, es decir, el Pentateuco, se convierte en centro de la vida religiosa al ser destruido el templo y desaparecer definitivamente el sacerdocio. Se codifica el Talmud y surge la literatura interpretativa como la «midrash» y la «mishná».

     El judaísmo medieval heredó al babilónico y florece en varias disciplinas académicas instigado por el avance musulmán. El judaísmo moderno, es decir, el de los últimos cinco siglos, culmina con el regreso a Israel.

     La doctrina judía es monoteísta y antitrinitaria. Su énfasis principal en el judaísmo normativo descansa enla Torá. Eljudaísmo estuvo dividido desde antes de la venida de Cristo. Entre esas divisiones estuvieron los fariseos, los saduceos y los ® ESENIOS. Un sector nacionalista llevaba el nombre de celotes. Enla Edad Mediano pudieron absorber a los ® CARAÍTAS, pero en fechas más recientes surgieron grupos liberales, conservadores y reformados que hacen concesiones al medio y los cambios históricos. Los ortodoxos se mantienen lo más cerca posible del judaísmo de épocas anteriores. Estos últimos disfrutan de grandes privilegios en Israel. Además de la observancia dela Leyy de la práctica de la circuncisión, los judíos mantienen su esperanza mesiánica, es decir, que Dios establecerá su gobierno perfecto sobre la tierra por medio del Mesías.

     En el proceso del desarrollo de su pensamiento, un enorme sector judío se ha identificado con el liberalismo e incluso con el secularismo más rampante. Un alto número de judíos contrae matrimonio con gentiles. En realidad, solo una minoría practica su religión. Los lugares de culto son llamados sinagogas, generalmente dirigidas por rabinos, maestros de religión.

C.) ¿Cuantos tipos de judaísmo existen?

     Según el estudio hecho en el diccionario de religiones, muestra 6 tipos de judaísmo, estos son los siguientes:

C.1) Judaísmo Conservador.

     Movimiento judío. Como movimiento histórico, el judaísmo conservador fue dirigido por Zacarías Frankel (1801–1875) e intentó limitar la influencia de las nuevas ideas de la era dela Ilustraciónque se infiltraban en la comunidad judía. Trataron de reconciliar sus tradiciones con las nuevas investigaciones y métodos históricos, pero siempre buscando mantener la identidad judía. El judaísmo conservador tenía pues como objetivo conservar la tradición, pero sin rechazar la modernidad. Por ejemplo, sus seguidores afirman quela Ley Mosaicasigue vigente, pero que los líderes rabínicos establecidos pueden introducir ciertos cambios.

     Entre las instituciones educativas que tienen vínculos con el movimiento están el Seminario Teológico Judío de América, en Nueva York; el Seminario Rabínico Latinoamericano de Buenos Aires;la Universidaddel Judaísmo, en Los Ángeles; y el Beit Midrash de Jerusalén. El ala izquierda del movimiento dio origen al reconstruccionismo (® JUDAÍSMO RECONSTRUCCIONISTA), pero los del ala derecha se opusieron a la decisión del judaísmo conservador de ordenar mujeres como rabinos, y formaron más tardela Uniónpara el Judaísmo Tradicional.

C.2.)  Judaísmo Esotérico.

     Interpretación esotérica del judaísmo. Se trata más bien del estudio de elementos de esoterismo en el desarrollo de la religión entre los judíos y especialmente en grupos como los ® ESENIOS, los ® CARAÍTAS, la cábala judía (® KÁBBALA), la religiosidad sincrética en el judaísmo, el ® GNOSTICISMO entre los judíos, el mandeísmo (® MANDEÍSTA), etc.

C.3.)  Judaísmo Liberal.

Véase JUDAÍSMO REFORMADO.

C.4.)  Judaísmo Ortodoxo.

     Movimiento judío. Judíos tradicionalistas que insisten en la interpretación literal dela Toráy aceptan un estilo de vida basado en las exigencias legales dela Halajá, o tradición rabínica. No aceptan la autoridad de los rabinos de otras creencias más liberales en cuanto a la recepción de conversos y en asuntos como el divorcio. Tampoco utilizan la música del órgano, se oponen a utilizar propaganda para el proselitismo y exigen que mujeres y hombres se sienten en lugares separados en la sinagoga. En Israel, la mayoría de los ortodoxos apoyan a los partidos religiosos, pero son una minoría entre los judíos israelíes. En Estados Unidos tienen varios centros importantes donde están establecidos, como en Los Ángeles, Cleveland, Chicago, el sur dela Floriday el nordeste del país. También tienen grandes comunidades en Toronto y Montreal (Canadá), Melbourne (Australia), Antwerp (Bélgica) y en la antigua Unión Soviética.

C.5.)  Judaísmo Reconstruccionista.

     Movimiento judío. Judíos que han realizado tareas pioneras en la lucha por la igualdad de hombres y mujeres dentro del contexto judío. Bajo la dirección de Mardoqueo Menahem Kaplan,la Sociedadpara el Avance del Judaísmo se fundó en 1922 con la intención de integrar los valores democráticos y científicos, así como la erudición en una «reconstrucción del judaísmo». Entre sus instituciones figura el Colegio Rabínico Reconstruccionista de Wyncote, Pensilvania, cuyo fundador fue R. Ira Eisenstein.

     En el movimiento se considera como superada la era dela Halajá, o tradición rabínica. Para ellos, el ® JUDAÍSMO es la civilización religiosa del pueblo judío y, por lo tanto, debe evolucionar y adaptar sus creencias y prácticas a las necesidades del mundo. Entre sus peculiaridades resalta su rechazo de la creencia en un Dios sobrenatural que interviene en los asuntos de los hombres.

     Desde su fundación han incorporado a las muchachas a la ceremonia judía de iniciación o bar Mitsvá. En 1968 decidieron ordenar a las mujeres en rabinos y han permitido que las damas puedan tomar la iniciativa en el divorcio religioso o gittin. Su institución más conocida es el Colegio Rabínico Reconstruccionista de Wyncote, Pensilvania. Los reconstruccionistas apoyan firmemente al Estado de Israel.

C.6.)  Judaísmo Reformado.

     Movimiento judío. Las diferencias entre el ® JUDAÍSMO ORTODOXO y los reformados o reformistas, considerados como más liberales o progresistas, tienen relación con la autoridad dela Halajá, o tradición rabínica, en aspectos bíblicos y jurídicos. Aunque los reformistas aceptan la autoridad dela Torá, hacen una distinción entre elementos eternos y formas legales o tradiciones producto de una era.

     Los reformados pusieron a un lado su creencia en un Mesías personal. Generalmente, son más flexibles que otros judíos, sobre todo que los ortodoxos. Por ejemplo, aceptan que el ® JUDAÍSMO se hereda no solo por parte de la madre sino por el padre. Fueron los primeros judíos en ordenar mujeres como rabinos. El movimiento tiene sus raíces en una escuela progresiva judía y en una sinagoga organizadas por Israel Jacobson en Seesen. Jacobson se mudó después para Berlín y organizó servicios religiosos en hogares particulares. Los judíos de Hamburgo construyeron una sinagoga en 1818 y la llamaron «templo». En Estados Unidos se organizóla Sociedad Reformadade Israelitas en Charlestón, Carolina del Sur, en el período 1825–1833. Con el tiempo el movimiento reformado norteamericano se convirtió en una denominación cuando Isaac Mayer Wise fundó una organización compuesta por sinagogas,la Uniónde Congregaciones Hebreas Americanas en 1873, y también el Colegio Hebreo dela Uniónen 1875.

D.) ¿Quiénes son los judaizantes?

Judaizantes.

     Movimiento judeocristiano. Un buen número de gentiles, en iglesias como la de Galacia, se sometió a ciertas prácticas de la ley judía. En términos de la iglesia primitiva, judaizantes eran los que consideraban esa observancia como necesaria o conveniente para la vida cristiana. Enla Iglesiahan aparecido tendencias judaizantes en diversas épocas.

Judeo-Cristianismo.

     Cristianos judíos de la antigüedad. Entre los primeros cristianos prevalecían los judíos. Independientemente de aceptar a Jesús como el Mesías o como el Hijo de Dios, muchos de ellos continuaron practicando el judaísmo. El Concilio de Jerusalén decidió que a los gentiles no se les obligara a guardarla Leyde Moisés; pero hasta la destrucción del templo (año 70) y aún después, las prácticas judías siguieron influyendo a un sector de hebreos cristianos.

Entre los principales grupos judeo-cristianos están los ® EBIONITAS, considerados en círculos ortodoxos como herejes.

Judíos Etíopes.

(También se les conoce como «judíos negros», «felajas», «felashas» o «falashas».)

     Comunidad judía etíope. Conversos etíopes al judaísmo desde la antigüedad. Los judíos etíopes o judíos negros han insistido sobre todo en su fe en el Antiguo Testamento, pero no utilizan el Talmud.

Un buen número de ellos se han convertido ala Iglesia Coptao al protestantismo; otros han emigrado a Israel y un sector ha permanecido en Etiopía.

A.)              El judaísmo hoy en día.

Este movimiento anticristiano y antitrinitario, se está divulgando alrededor del mundo. Su fin, es hacer que las personas (no judías y judías) practiquen lo que su religión demanda. Una de las leyes de esa religión dice: que es necesario volver a sacrificar corderos u otro tipo de animales que la ley judía (muerta, caducada) pide, para que los pecados sean perdonados. Estos demandantes son antibíblicos, y pretenden esclavizar a las personas nuevamente a la ley judía. La Bibliadice, que con el sacrifico expiatorio del Hijo de Dios (el cordero de Dios que quita los pecados del mundo… Jn 1.29) fueron quitados nuestros pecados; y esos sacrificios que la ley judía pide, ya no son necesarios y quedaron anulados totalmente, con el único sacrificio realizado por el Señor Jesucristo. La Bibliadice: …pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios… (He 10.12).La Biblia dice: que la sangre de esos animalitos es insuficiente para quitar y anular los pecados de cualquier hombre. Hebreos 10.4 dice: …porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados…

Décima Séptima Parte

“Conclusiones Generales”

 17.) Conclusiones fundamentales del tema.

Este es un resumen de las conclusiones más importantes, junto a la conclusión máxima que aporta el apóstol Pablo; esto lo veremos en el punto siguiente. En esta conclusión tocaremos el punto que habla de “La justificación por medio de la ley”. La ley justificaba al hombre, en la era del Padre o la era de la ley como también se conoce, cuando el hombre seguía los siguientes pasos:

“Cómo se alcanzaba la justificación en la era del Padre o la era de la ley (Torá)”

1.) Cuando la persona empezaba por cumplir los dos primeros mandamientos, de los cuales dependía toda la ley, la Biblia dice: …El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos… (Mr 12.28-31) y las escrituras dicen, que de estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas (Mt 22.35-40). El israelita que cumplía la ley de esta forma (Amando… Gá 5.14,Ro 13.8-10) demostraba tener temor a Dios (Pr 9.10, Pr 15.33).

2.) Cuando la persona no dejaba de cumplir con lo más importante de la ley, la justicia, la misericordia y la fe (Mt 23.23).

3.) Cuando la persona amaba primero a Dios, como lo hizo Ananías y luego cumplía la ley y daba buen testimonio; la (Biblia al día) dice: …hombre devoto que observaba la ley y a quien respetaban mucho los judíos que allí vivían… y la (Biblia lenguaje sencillo) dice: …que amaba a Dios y obedecía la ley de Moisés. La gente de Damasco hablaba muy bien de él… (Hch 22.12).

 4.) Cuando se seguían los pasos (obras de la fe) de Abraham. Juan 8.39 dice: …Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais… A Abraham le fue contada su fe por Justicia. (Ro 4.9).La Bibliadice que el hombre no se justifica solamente por la fe, sino también por las obras (Stg 2.24). Las escrituras ponen el ejemplo de Abraham y Rahab la ramera (Stg 2.17-26).

5.) Cuando las personas eran justas delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del señor, como Zacarías y Elizabet. Lucas 1.5-6 dice. …Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elizabet. Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor…  Otro personaje quela Bibliadice que era irreprensible en cuanto a la justicia que hay en la ley, es Saulo (Pablo). Filipenses 3.6 dice: …en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible…

6.) Cuando la persona se presentaba delante de Dios en el templo como lo hizo el publicano. El publicano se humillo delante de Dios, se reconoció pecador, se reconoció necesitado de Dios, no era altivo, prepotente, no menospreciaba a nadie, no iba al templo a juzgar a las personas, oraba sinceramente delante de Dios, le abría su corazón y por esto él fue justificado. (Lc 18.10).

7.) Cuando las personas usaban la ley legítimamente como lo hizo Saulo (apóstol Pablo), ya que él mismo se reconoce (Fl 3.6, 1 Ti 1.8).

Otras cosas importantes en cuanto a la ley.

1.)  El Hijo de Dios, no abrogó la ley, por tal razón la ley aún está vigente (Mt 5.17). De esto podemos decir, que si todavía está vigente el amor, también está vigente la ley, ya que el amor a Dios y al prójimo, es la base o pilar del cual depende toda la ley… y los profetas. El que ama ha cumplido la ley.

2.)  En la ley hay justicia (equidad) dice el apóstol Pablo (Fl 3.6).

3.)  Cristo nos dio la nueva Torá (reformada) (Mt 5.17-48).

4.)  La ley pasó de una era a otra (Heb 7.12). Hubo una transferencia real de la ley, de la era de la ley a la era de la gracia. Hubo transferencia de del sacerdocio, del sacerdocio de Aarón al de Melquisedec.

5.)  La fe no invalida o anula la ley, sino que se confirma la ley (Ro 3.31).

6.)  La ley se redactó en dos tiempos diferentes y distantes; la primea parte se redactó en el tiempo del antiguo testamento y la otra parte en el tiempo del nuevo testamento; en el primer pacto se escribió en tablas de piedra y fue dada a Moisés; y en el segundo pacto se está escribiendo en las mentes y corazones de los hijos de Dios y el que la reformó fue el mismo Hijo de Dios, “El Yo Soy”.

7.)  La ley y Cristo forman parte de un mismo equipo, en el que los dos dependen uno del otro; la ley no podía anunciar que Cristo venía al mundo sí Cristo no existía, y Cristo no podía venir a este mundo si no existía alguien que anunciara su venida.

8.)  Cristo cumplió la ley en cinco formas diferentes y, no como algunos creen, que Él cumplió solamente con los 613 preceptos bíblicos de la Torá.

9.)  Dios permitió que interviniera un ministerio angélico, en la promulgación de la ley que recibió Moisés en tablas de piedra (Hch 7.53).

10.) La ley (Torá) reformada se está sellando en los discípulos (Is 8.16, Jr 31.33, Heb 8.8-12).

11.) La ley Torá no mataba, la ley Torá era básicamente la instrucción de los mandamientos de Dios, la parte de la ley que daba el veredicto o sentencia en contra del infractor, era la otra sección de la ley llamada Mishppát; el verdugo muchas era el mismo pueblo, ejemplo: LA MUERTE POR LAPIDACIÓN.

12.) La ley Mishppát funcionaba solamente cuando se presentaban testigos (Heb 10.28).

13.) La ley producía ira o aborrecimiento justificable contra el pecador. La lapidación aunque parezca brutal, era permitida por Dios; lo que Dios no aprobaba y repudiaba era que los líderes religiosos de Israel, movieran los sentimientos de las personas, usando falsos testigos para infligir la pena de muerte por lapidación a un inocente, como en el caso de esteban y otros más.

14.) La Biblia dice: que el fin de la ley es Cristo, no con la idea de darle terminación o muerte completamente a la ley, sino con la idea de reforma o renovación, dándole fin a una sección de la ley (Torá y Mishppát), a la llamada Mishppát. Cristo perfeccionó la ley, le quitó el defecto (Heb 8.7) que tenía y, ahora en lugar de acusarlo para condenarlo a muerte, lo presenta delante del trono del Padre, donde Cristo aparece como su abogado defensor y el pecador que antes no encontraba misericordia la haya a través de la sangre del cordero.

15.) Los israelitas no encontraron la justicia de Dios, porque omitieron la fe (justicia y misericordia… Mt 23.23) implantando su propio método de justicia, haciendo a un lado la justicia verdadera de Dios (Ro 10.1-4).

16.) El hombre interior se deleita en la ley de Dios. (Ro 7.22).

17.) En la era venidera, en el futuro eterno la lay saldrá de Sion (Isaías 2.3, Miqueas 4.2) o de la iglesia y se impartirá en los cielos (Ef 3.10).

18.) Hoy en día la ley reformada o la nueva Torá, está en manos de los verdaderos judíos, los verdaderos israelitas, la iglesia de Cristo (Ro 2.23-29, Ro 9.1-11, Ro 8.15, Gá 4.5).

CONCLUSION SUPERLATIVA, SUPREMA, MÁXIMA:

LA PRERROGATIVA DEL APOSTOL PABLO.

Filipenses 3.9 dice: Varias versiones: 

&      (Biblia Las Américas) dice: …y ser hallado en Él, no teniendo mi propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe…

&      (Biblia RV60) dice: …y ser hallado en Él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe…

 “El apóstol Pablo que era conocedor de la ley encontró una y más sublime manera de justificarse ante Dios Padre y ésta fue a través de la justificación por medio del Hijo de Dios, que es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”… (Biblia Jerusalén) dice así: …y ser hallado en él, no con la justicia mía, la que viene de la Ley, sino la que viene por la fe de Cristo, la justicia que viene de Dios, apoyada en la fe… (Filipenses 3.9). Es por eso que enla Biblia (NVI) dice en Filipenses 3.8: …Es más, todo lo considero pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol, a fin de ganar a Cristo…

LOS 613 PRECEPTOS BIBLICOS.

248 PRECEPTOS POSITIVOS

RELACION CON YAHWEH (Jehová).

1. Creer en YHWH. Ex 20.2

2. Creer en la unidad de YHWH. Dt 6.4

3. Amar a YHWH. Dt.6.5

4. Temer a YHWH. Dt 6.13

5. Servir a YHWH. Ex 23.25

6. Apegarse a YHWH. Dt 10.20

7. Jurar con el nombre de YHWH. Dt 10.20

8. Emular a YHWH. Dt 28.9

9. Santificar el nombre de YHWH. Lv 22.32

TORAH

10. Lectura diaria del “Shemá” (la palabra o Dabár (1697) ordenada por YHWH. Dt 6.7

11. Enseñar y estudiarla Toráh.Dt6.7

12. Los Tefilín de la cabeza (palabras escritas. Dt 6.8

13. Los Tefilín de la mano (palabras escritas). Dt 6.8

14. El “Tzitzit” (franjas de los bordes del vestido con un cordón azul). Nm 15.38

15. El “Mezuzá” (escritura en los postes y puertas de la casa). Dt 6.9

16. Reunión Del pueblo en el santuario, en Sukkot. Dt 31.12. (Fiesta de los tabernáculos).

17. Que el rey escriba un rollo dela Toráhpara sí. Dt 17.18

18. Que cada varón tenga un rollo dela Toráhpropio. Dt 31.19

19. Bendición después de la comida. Dt 8.10

TEMPLO Y SACERDOTES

20. Construcción de un Santuario. Ex 25.8

21. Temor del Santuario. Lv 19.30

22. Exaltar y guardar el Santuario. Nm 18.4

23. Que los levitas cumplan ciertas labores específicas en el Templo. Nm 18.23

24. Lavado de los sacerdotes antes de su ingreso al Santuario. Ex 30.19

25. Encendido de la “Menoráh”, (candelero de 7 brazos ubicado en el lugar santo). Ex 27.21

26. La bendición sacerdotal. Nm 6.23

27. El pan de la proposición. Ex 25.30

28. Poner el incienso diariamente sobre el altar de oro. Ex 30.7

29. El fuego perpetuo del altar. Lv 6.6

30. Quitar las cenizas del altar. Lv 6.3

31. Sacar del santuario a los impuros. Nm 5.2

32. Honrar a los descendientes de Aarón Hakohén. Lv 21.8

33. Las vestimentas sacerdotales. Ex 28.2

34. Que los sacerdotes transporten el arca sobre sus hombros. Nm 7.9

35. Elaborar óleo para ungir al sumo sacerdote. Ex 30.31

36. Turnos sacerdotales. Dt 10.6 al 8

37. Que los sacerdotes se impurifiquen (contaminen) por determinados parientes fallecidos. Lv 21.2 al 3

38. Que el sumo sacerdote se case con una mujer virgen. Lv 21.13

SACRIFICIOS

39. El sacrificio perpetuo. Nm 28.3

40. La ofrenda “Minjá” del sumo sacerdote. Lv 6.13 (En si es el holocausto. Pero aquí está relacionada con la leña para el holocausto).

41. Ofenda adicional del “Shabbat”. Nm 28.9 (Día de reposo o sábado).

42. Ofrenda adicional al inicio del nuevo mes hebreo. Nm 28.11

43. Ofenda especial de “Pesach”. Lv 23.36 (La ofrenda encendida a Jehová, día de fiesta, nada se hacia ese Día. La pascua).

44. La ofrenda del “Omer”. Lv 23.10. (Se le llevaba al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega).

45. El sacrificio adicional de “Shavout”. Nm 28.26. (El día de las primicias, cuando presentéis ofrenda nueva a Jehová en vuestras semanas).

46. Los panes de “Shavuot”. Lv 23.17

47. El sacrificio adicional de “Rosh Hashaná”. Nm 29.1 al 2. (Santa convocación, se sonaban las trompetas y se realizaba un holocausto en olor grato a YHWH).

48. El sacrificio adicional del “Yom Kipur”. Nm 29.7 al 8. (Día de expiación por el pecado en reconciliación con Dios. Día que se afligían las almas, y se ofrecían holocaustos en olor grato a Jehová).

49. Servicio de “Yom Kipur” en el santuario. Lv 16. (Leyes acerca del holocausto y del día de la expiación).

50. La ofrenda adicional de Jag Ha – sukkot. Nm 29.13. (Holocausto en ofrenda encendida en olor grato a Jehová).

51. La ofrenda adicional de “Shminí Atzeret”. Nm 29.36. (Holocausto en ofrenda encendida en olor grato a Jehová).

52. Las tres peregrinaciones anuales. Ex 23.14

53. Traer la ofrenda “Reia” en los festivales de peregrinación. Ex 34.23. (Tres veces al año se presentaba todo varón delante de YHWH).

54. Alegría en los festivales de peregrinación. Dt 16.14

55. Sacrificar el cordero pascual el 14 de Nisán. Ex 12.6

56. Comer el cordero pascual en la noche del 15 de Nisán. Ex 12.8

57. Sacrificio del segundo cordero pascual. Nm 9.11

58. Comer el segundo cordero pascual con Matas y Maror. Nm 9.11

59. Sonar las trompetas en el santuario. Nm 10.9 al 10

60. Que todo sacrificio de animal sea mayor de ocho días de vida. Lv 22.27

61. Que los sacrificios sean físicamente perfectos. Lv 22.21

62. Ofrendar sal con cada sacrificio. Lv 2.13

63. El sacrificio “Olá”. Lv 1.2. (Las ofrendas para el holocausto, sin defecto).

64. El sacrificio “Jatat”. Lv 6.17. (Holocausto en ofrenda encendida de olor grato a Jehová).

65. El sacrificio “Asma”. Lv 7.1. (Sacrificio por la culpa).

66. El sacrificio “Shlamín”. Lv 3.1. (Sacrificio de paz).

67. La ofrenda “Minjá”. Lv 2.1. (Oblación a Jehová).

68. Sacrificio del tribunal, si erró en determinados veredictos. Lv 4.13

69. Que ciertos pecadores ofrenden un sacrificio “Jatat”. Lv 4.27

70. Que ante la duda, ciertos pecadores ofrenden un sacrificio “Asma Talúi”. Lv 5.17. (Ofenda expiatoria – Sacrificio por el yerro cometido en ignorancia).

71. Que determinados pecadores ofrenden un sacrificio “Asma”. Lv 5.15. (Ofrenda expiatoria, por yerro en las cosas santas de Jehová.

72. Que ciertos pecadores ofenden un sacrificio “OLé velored”. Lv 5. 1 al 11.

73. La confesión. Nm 5. 6 al 7

74. El sacrificio del “Zav” hombre con flujo. Lv 15.13.

75. El sacrificio “Zavá” mujer con flujo. Lv 15.28

76. El sacrificio de la parturienta. Lv 12.6

77. El sacrificio del “Metzorá”. Lv 14.10. (Purificación del leproso).

78. separar el diezmo del ganado que nació este año. Lv 27.32

79. Consagración de los primogénitos. Ex 13.2

80. Rescatar al primogénito humano. Ex 22.28

81. Redimir al burro primogénito. Ex 34.20

82. Decapitar al burro primogenito si no lo rescata. Ex 13.13

83. Traer el primer festival de peregrinación las ofrendas adeudadas. Dt 12.5 al 6

84. Que todos los sacrificios se ofrenden solo en el santuario. Dt 12.14

85. Traer todos los sacrificios adeudados desde fuera de la tierra de Israel, al santuario. Dt 12.36

86. Redimir las santidades que han contraído defecto. Dt 12.15

87. Santidad del animal sustituido. Lv 27.33

88. Que los sacerdotes coman el remanente de la “Minjá”. Lv 6.9. (Oblación a Jehová).

89. Que los sacerdotes coman de los sacrificios. Ex 29.33

90. Incinerar las santidades que se impurificaron. Lv 7.19

91. Incinerar las santidades cuyo lapso de consumación caducó. Lv 7.17

VOTOS

92. Que el “Nazir” deje crecer el pelo de su cabeza. Nm 6.5. (Los nazareos).

93. Obligaciones del “Nazir” al finalizar su “Nezirut”. Nm 6.18

94. Cumplir lo que se dijo. Dt 23.24

95. Anulación de las promesas. Nm 30.3

PUREZA DEL RITUAL

96. Pureza de la “Nevelá”. Lv 11.8. (Animales inmundos, no se permitía tocar el cuerpo del animal muerto).

97. Impureza de los ocho tipos de seres que se arrastran. Lv 11.29

98. Impureza de alimentos y líquidos. Lv 11.34

99. Impureza de la “Nidá”. Lv 15.19. (La mujer del flujo de sangre se apartaba siete días, el que la tocaba quedaba inmundo hasta la noche).

100. Impureza de la parturienta. Lv 12.2

101. Impureza del “Metzorá”. Lv 13.3. (Del leproso).

102. impureza de la ofrenda afectada con “Tzaráat”. Lv 13.51. (La plaga de la lepra).

103. Impureza de la casa afectada con “Tzaráat”. Lv 14.44

104. Impureza del “Zav”. Lv 15.2. (Por flujo seminal).

105. Impureza del semen. Lv 16.6

106. Impureza de la “Zavá”. Lv 15.19. (Flujo de la mujer).

107. impureza por el muerto. Nm 19.14

108. “Mei nidá”. Nm 19.13. (El que tocaba cadáver de cualquier persona, y osaba entrar al tabernáculo para contaminarlo, era muerto).

109. Purificación mediante inversión en la “Mikvé”. Lv 15.16. (Hombre con emisión de semen tenía que lavar con agua su cuerpo entero y quedaba inmundo hasta la noche).

110. Proceso de purificación del “Metzorá”. Lv 14.2. (Leproso).

111. Rasurado del “Metzorá”. Lv 14.9

112. Distinción del “Metzorá”. Lv 13.45

DONACIONES AL TEMPLO

113. La vaca roja. Nm 19.2 al 9

114. Imposición de donaciones según el valor de hombres. Lv 27.2 al 8

115. Imposición de donaciones según el valor de animales impuros. Lv 27.11

116. Imposición de donaciones según el valor de las viviendas. Lv 27.14

117. imposición de donaciones según el valor de los campos. Lv 27.16

118. Pago de un quinto adicional al comer santidades sin querer. Lv 5.16

119. Los frutos del cuarto año. Lv 19.24

120. Dejar las puntas del campo a los pobres y extranjeros. Lv 19.9

121. “Léket”. Lv 19.9. (Ofenda para el pobre y extranjero).

122. Dejar para el extranjero, la viuda y el huérfano, las gavillas olvidadas. Dt 24.19

123. dejar el remanente de la vendimia a los pobres. Lv 19.19

124. Dejar a los pobres las uvas que caen durante la vendimia. Lv 19.10

125. Separa las primicias. Ex 23.19

126. Separar la “Gran Terumá”. Dt 18.4. (Los sacerdotes tenían acceso a las primicias de los que se ofrecía en el tabernáculo, para su alimento).

127. Separar el primer diezmo de los productos vegetales. Lv 27.30

128. separar el segundo diezmo. Dt 14.22

129. Separar, los levitas, el diezmo del diezmo. Nm 18.26

130. El diezmo de los pobres. Dt 14.28

131. Verbalización del cumplimiento de los deberes. Dt 26.13

132. Narrar las bondades divinas al traer los “Bikutim”. Dt 26.5. (Las primicias y los diezmos).

133. Separar y entregar “Jalá” al sacerdote. Nm 15.20. (Ofrenda comestible para el sacerdote).

EL SHABBAT ANNUAL

134. Enajenarse de lo que hace crecer la tierra en el año de “Semita”. Ex 23.11. (Relacionado con el jubileo, liberación o rescate).

135. Cesar el trabajo de la tierra en el año sabático. Ex 34.21

136. Consagración del año 50. Lv 25.10

137. Preceptos del año de jubileo. Lv 25.9

138. Regreso de las tierras vendidas, en el año de jubileo, a sus dueños originales. Lv 25.24

139. Lapso de rescate para campos vendidos que se encuentran dentro de la muralla. Lv 25.24

140. Contar los años de la “semita”. Lv 25.24

141. Perdonar las deudas en el año de la remisión. Dt 15.3

142. Exigir los pagos de las deudas de gentiles. Dt 15.3

LA CONSUNCIONDEANIMALES

143. Entregar al sacerdote ciertas partes de todo animal puro que se faena. Dt 18.3

144. separar y entregar al sacerdote lo primero de la esquila. Dt 18.4

145. Consagración auto impuesta a bienes nuestros. Lv 27.21

146. Degollado ritual de los seres vivos. Dt 12.21

147. Cubrir la sangre durante la “Shejitá”. Lv 17.13. (La caza de animales).

148. Liberar a la madre cuando se toma su nido. Dt 22.7

149. Señales de “Kashrut” en los animales. Lv 11.2. (Leyes acerca de los animales que se podían comer).

150. Señales de “Kashrut” en los seres voladores. Dt 14.11

151. Señales “Kashrut” en las langostas. Lv 11.21

152. Señales “Kashrut” en los seres acuáticos. Lv 11.9

FIESTAS

153. Calcular Meses y años. Ex 12.2

154. Descanso sabático. Ex 23.12

155. Santificación del Shabbat. Ex 20.8. (Día de reposo o sábado).

156. Erradicar el “Jametz”. Ex 12.15. (El Jametz es la levadura).

157. Narrar el éxodo de Egipto. Ex 13.8

158. Comer “Matzá”. Ex 12.18. (Era comer los panes sin levadura).

159. Descanso en el primer día de “Pesach”. Ex 12.16. (El día de la santa convocación, o día de la pascua).

160. Descanso en el séptimo día de “Pesach”. Ex 12.16

161. La cuenta del “Omer”. Lv 23.35

162. Descanso en “Atzeret – Shavout”. Lv 23. (Las fiestas solemnes).

163. descanso en el primero de “Tishrei, Rosh Hashaná”. Lv 23.24. (En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de reposo, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación).

164. Ayuno de “Yom Kipur”. Lv 16.29. (En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros).

165. Descanso de “lom Kipur”. Lv 16.29. (En el día que se afligían las almas).

166. Descanso en el primer día de “Sukkot”. Lv 23.35. (Fiesta de los tabernáculos o tiendas).

167. Descanso en el octavo día de “Sukkot”. Lv 23.36

168. Morar en la “Sucá”. Lv 23.42. (Cada uno habita en tabernáculo o tienda).

169. Tomar el “Lulav”. Lv 23.40. (Y tomaréis el primer día ramas con fruto de árbol hermoso, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos, y sauces de los arroyos, y os regocijaréis delante de Jehová vuestro Dios por siete días).

170. Oír el “Shofar”. Nm 29.1

COMUNIDAD

171. Entregar el medio “Shekel”. Ex 30.12. (Medio siclo).

172. Acatar las ordenanzas de todo profeta. Dt 18.15

173. Nombrar un rey. Dt 17.15

174. Acatar las ordenanzas del gran tribunal. Dt 17.11

175. Que en caso de discusión entre sabios, se siga a la mayoría. Ex 23.2

176. nombrar jueces. Dt 16.18

177. Tratar con igualdad a los litigantes. Lv 19.15

178. Obligación prestar testimonio. Lv 5.1

179. Indagación de los testigos. Dt 13.15

180. Castigar a los falsos testigos con la pena que pretendieron para el acusado. Dt 19.19

181. Decapitado de la ternera. Dt 21.4

182. Separación de las ciudades de refugio. Dt 19.3

183. Dar a los levitas ciudades de resistencia. Nm 35.2

184. Quitar los escollos y obstáculos de los lugares de resistencia. Dt 22.8

IDOLATRÍA

185. Destruir todo lo relacionado con la idolatría. Dt 12.2

186. Destrucción de la ciudad apostata. Dt 13.17

187. Destrucción de los 7 pueblos cananeos. Dt 20.17

188. Destruir la simiente de Amalec. Dt 25.19

189. Recordar lo que nos hizo Amalec. Dt 25.17

GUERRAS

190. Leyes de la guerra optativa. Dt 20.11.

191. Nombrar a un sacerdote para la batalla. Dt 20.2

192. Disponer de un lugar fuera del campamento. Dt 23.14

193. Llevar herramientas para cavar junto con las armas. Dt 23.25

SOCIALIDAD

194. Devolución de lo robado. Lv 5.23

195. Caridad. Dt 15.8, Lv 25.35 al 36

196. Bonificar al esclavo hebreo y ayudarle cuando recobra su libertad. Dt 15.14

197. Prestar al pobre. Ex 22.24

198. Prestar al gentil con interés. Dt 23.21

199. Devolver a su dueño la prenda de garantía cuando éste la necesite. Dt 24.13

200. Pagar al jornalero en el mismo día. Dt 24.15

201. Que el obrero pueda comer de aquello con lo que trabaja. Dt 23.25

202. Descargar al animal que sucumbió debido a su carga. Ex 23.5

203. Ayudar a cargar sobre el animal o sobre la persona. Dt 22.4

204. devolver a su dueño lo extraviado. Dt 22.1

205. Reprender al pecador. Lv 19.17

206. Amar al prójimo. Lv 19.18

207. Amar al prosélito. Dt 10.19

FAMILIA

208. Exactitud de pesas, balanzas y medidas. Lv 19.36

209. Honrar a los sabios. Lv 19.32

210. Honrar a los padres. Ex 20.12

211. Temer a los padres. Lv 19.3

ü212. Procrear. Gn 1.28

213. El matrimonio. Dt 24.1

214. Que el marido se consagre a su mujer en el primer año de matrimonio. Dt 24.5

ü215. Circuncidar a los hijos. Gn 17.10, Lv 12.3

216. Ley del levirato. Dt 25.5

217. “Jalitzá”. Dt 25.9

218. Que el violador se case con la mujer violada. Dt 22.29

219. Ley del difamador. Dt 22.18

220. Ley del que seduce. Ex 22.15

221. Ley de la mujer cautiva. Dt 21.11

222. Ley del divorcio. Dt 24.1

223. Ley de la sospecha del adulterio. Nm 5.15

JUDICIAL

224. Aplicar La pena de azotes. Dt 25.2

225. Destierro del asesino involuntario. Nm 35.25

226. Aplicar a ciertos transgresores la pena de muerte con la espada. Ex 21.20

227. Aplicar a ciertos transgresores la pena de muerte por asfixia. Ex 21.16

228. Aplicar a ciertos transgresores la pena de muerte con el fuego. Lv 20.14

229. Aplicar a ciertos transgresores la pena de muerte con lapidación. Dt 22.24

230. colgar a ciertos ejecutados luego de cumplida la sentencia. Dt 21.22

231. Enterrar a los ejecutados por el tribunal. Dt 21.23

ESCLAVITUD

232. La ley del siervo hebreo. Ex 21.2

233. Casarse con la sierva hebrea. Ex 21.8

234. Rescate de la sierva hebrea. Ex 21.8

235. La ley del esclavo cananeo. Lv 25.46

TOTURA

236. Leyes de multas indemnizatorias por lesiones. Ex 21.18

237. Ley de daños ocasionados por el toro. Ex 21.28

238. Ley de daños ocasionados por un pozo. Ex 21.33

239. Aplicación de castigos al ladrón. Ex 21.37

240. Ley de daños ocasionados por el pastoreo de ganado propio en campo ajeno. Ex 22.4

241. Ley de daños ocasionados por el fuego. Ex 22.5

242. Ley del cuidador gratuito. Ex 22.6

243. Ley del cuidador a sueldo y el obrero. Ex 22.9

244. Ley del prestatario. Ex 22.13

245. Ley de compra venta. Lv 25.14

246. Ley de los litigantes. Ex 22.8

247. Salvar la vida al perseguido. Dt 25.12

248. Leyes de las herencias. Nm 27.8

365 PRECEPTOS NEGATIVOS

 

IDOLATRIA

1. No creer en otro que en YHWH. Ex 20.3

2. No hacer ídolos para el culto. Ex 20.4

3. No hacer ídolos para el culto de otro. Lv 19.4

4. No hacer figuras humanas en estatuas. Ex 20.23

5. No arrodiallarse frente a un idolo. Ex 20.5

6. No rendir culto alguno a los ídolos. Ex 20.5

7. no entregar nuestros hijos al “Moloc”. Lv 18.21

8. No practicar la adivinación del “O”. Lv 19.31. (Consultar a encantadores).

9. No practicar la adivinación del “lona”. Lv 19.31. (Consultar a los adivinos).

10. No estudiar los cultos idolatras. Lv 19.4

11. No hacer un pedestal. Dt 16.22

12. No hacer piedras para arrodillarse sobre ellas. Lv 20.2

13. No plantar árboles en el santuario. Dt 16.21

14. No jurar por un ídolo. Ex 23.13

15. No convocar a la gente a la idolatría. Ex 23.13

16. No instigar a un israelita a la idolatría. Dt 13.12 al 13

17. No amar, el instigado, al instigador. Dt 13. 6 al 10.

18. No acallar, el instigado, su rencor al instigador. Dt 13. 6 al 10

19. No salvar, el instigado, al instigador. Dt 13 6 al 10

20. No abogar, el instigado, a favor del instigador. Dt 13. 6 al 10

21. no callar, el instigado, acusación del instigador. Dt 13. 6 al 10

22. no tener provecho de ornamentos usados en idolatría. Dt 7.25

23. No reconstruir la “Ciudad apostata”. Dt 13.17

24. No usar ni sacar provecho de los bienes de una “Ciudad apostata”. Dt 13.12 al 18

25. No incrementar nuestra fortuna con la idolatría. Dt 7.26

26. No profetizar en nombre de un ídolo. Dt 18.20

27. No profetizar falsamente. Dt 18.20

28. no prestar atención al que profetiza en nombre de un ídolo. Dt 13.1 al 4

29. no temer al falso profeta. Dt 18.22

30. No emular las costumbres de los gentiles. Lv 20.23

31. no practicar la adivinación. Lv 19.26

32. No regular nuestras acciones según las estrellas. Dt 18. 10 al 11

33. No adivinar por presagios. Dt 18. 10 al 11

34. No practicar la brujería. Dt 18. 10 al 11

35. No practicar sortilegios. Dt 18. 10 al 11

36. No preguntar al “O”. Dt 18. 10 al 11. (Hechicero).

37. No consultar al “lona”. Dt 18. 10 al 11. (Adivino).

38. No requerir información de los muertos. Dt 18. 10 al 11

39. No vestir, las mujeres, prendas de los hombres. Dt 22.5

40. No vestir, los hombres, prendas de las mujeres. Dt 22.5

41. Prohibición de tatuaje. Lv 19.28

42. No vestir mezcla de lana y lino. Dt 22.11

43. No rasurar las sienes. Lv 19.27

44. no rasurar la barba. Lv 19.27

45. No hacerse cortes en el cuerpo. Lv 19.28

PROHIBICION RESULTANDO DE EVENTOS DE HISTORIA

46. No vivir en Egipto. Dt 1716.

47. No aceptar opciones contrarias ala   Toráh.Nm15.39

48. No concertar pactos con los 7 pueblos cananeos. Ex 23.32, Dt 7.2

49. no dejar con vida a un integrante de los 7 pueblos. Dt 20.16

50. No sentir compasión por los idolatras. Dt 7.2

51. Que no moren idolatras en nuestra tierra- Ex 23.33

52. Prohibición de matrimonios mixtos. Dt 7.3

53. Prohibición de matrimonio con los varones de Amón y Moab. Dt 23.3

54. No despechar al edomita. Dt 23.7

55. No despechar al egipcio. Dt 23.7

56. No hacer paz con Amón y Moab. Dt 23.6

57. No talar árboles frutales durante el sitio. Dt 27.19

58. No temer a los herejes, en la guerra. Dt 7.21

59. no olvidar lo que nos hizo Amalec. Dt 25.19

BLASFEMIA

60. No blasfemar. Lv 24.16

61. No violar un pacto “Shevuat Bitúi” en el nombre de YHWH. Lv 19.12. (No jurar falsamente).

62. No jurar en vano “Shevuas Shav”. Ex 20.7. (No tomar el nombre de Jehová Dios en vano).

63. No profanar el nombre de YHWH. Lv 22.32

64. No poner a YHWH a prueba. Dt 6.16

65. No destruir casa de servicios a YHWH, escrituras sagradas o nombres de YHWH. Dt 12.4

66. No dejar al ejecutado durante la noche. Dt 21.23

TEMPLO

67. No interrumpir la guardia del templo. Nm 18.5

68. Que el sumo sacerdote “Cohen haGadol” no ingrese indiscriminadamente al santuario. Lv 16.2. (El sumo Sacerdote).

69. Que un sacerdote defectuoso no entre al santuario. Lv 21.23

70. Que un sacerdote defectuoso no preste servicio en el santuario. Lv 21.17

71. Que un sacerdote temporalmente defectuoso no preste servicio en el santuario. Lv 21.18

72. No intercambiar entre sí, sacerdotes y levitas, las labores que les han sido designadas. Nm 18.3

73. No ingresar al santuario ni emitir juicio en estado de ebriedad. Lv 10.9

74. Que un ajeno al sacerdocio no haga el servicio. Nm 18.4

75. Que el sacerdote impuro, no rinda servicio en ese estado. Lv 22.2

76. Que el sacerdote “Tevul lom” no rinda servicio antes de caer la noche. Lv 21.6. (Los sacerdotes en general).

77. Que ningún impuro ingrese al santuario. Nm 5.3

78. Que ningún impuro ingrese al Monte del Templo. Dt 23.11

79. No construir el altar con piedras labradas. Ex 20.25

80. No ascender con escalones al altar. Ex 20.26

81. No apagar el fuego del altar. Lv 6.9

82. no traer ofrendas sobre el altar de oro. Ex 30.9

83. No hacer oleo como el oleo de la unción. Ex 30.32

84. No ungir con oleo elaborado por Moisés a otros que no sean sumos sacerdotes o reyes. Ex 30.32

85. no imitar el incienso para lograr su aroma. Ex 30.37

86. No retirar las varas de las argollas del arca. Ex 25.15

87. No desmontar el “Joshen” de sobre el efod. Ex 28.28. (Pectoral del juicio).

SACRIFICIOS

89. No ofrendar sacrificio fuera del santuario. Dt 12.13

90. No faenar sacrificios fuera del templo. Lv 17.3

91. No consagrar defectuosos al altar. Lv 22.20

92. No faenar defectuosos como sacrificios. Lv 22.22

93. No verter la sangre de los defectuosos sobre el altar. Lv 22.24

94. No incinerar las partes de los defectuosos. Lv 22.22

95. No ofrendar defectuosos pasajeros. Dt 17.1

96. No ofrendar sacrificios de gentiles si tienen defectos. Lv 22.25

97. No poner defectos en los sacrificios. Lv 22.21

98. No ofrendar levadura o miel sobre el altar. Lv 2.11

99. No ofrendar sacrificios sin sal. Lv 2.13

100. No ofrendar paga de prostituta o costo de perro sobre el altar. Dt 23.18. (NBLH)  “No traerás la paga de una ramera ni el sueldo de un perro (de un sodomita) a la casa del SEÑOR tu Dios para cualquier ofrenda votiva (de voto), porque los dos son abominación para el SEÑOR tu Dios.

101. No sacrificar al animal y a su cría el mismo día. Lv 22.28

102. No poner aceite en la ofrenda cerealada del pecador. Lv 5.11

103. No poner incienso en la ofrenda cerealada del pecador. Lv 5.11

104. No embeber en aceite la ofrenda de la “Sotá”. Nm 5.15. (Es ofrenda de celos, ofrenda recordativa, que trae a la memoria el pecado).

105. No poner incienso en la ofrenda de la “Sotá”. Nm 5.15

106. No trocar (cambiar, un animal sagrado por otro que no lo es. Lv 27.10

107. No alterar el destino de los sacrificios. Lv 27.26

108. No rescatar el primogénito del animal puro. Nm 18.17

109. No vender el diezmo de los animales. Lv 27.33

110. No vender bienes consagrados por propia imposición. Lv 27.28

111. No rescatar el “Jérem” de las tierras. Lv 27.28. (Cosa consagrada a Jehová, incluía a hombres, animales, y de las tierras de su posesión).

112. No separar la cabeza del cuerpo de un ave “Jatat” durante la “Meliká”. Lv 5.8. (Jatat: se llevaba a Jehová para expiación del pecado, dos tórtolas o dos palominos, el uno para expiación y el otro para el holocausto).

113. No hacer trabajo con “las santidades” Dt 15.19. (Eran los primogénitos de los animales).

114. No esquilar las santidades. Dt 15.19

115. No sacrificar el cordero pascual teniendo “Jametz”. Ex 35.25. (O levadura).

116. No dejar que las partes del cordero pascual a sacrificar pasen la noche. Ex 23.10

117. No dejar de la carne del sacrificio pascual para el día siguiente. Ex 12.10

118. No dejar de la carne del sacrificio “Jaguigá” más de dos días. Dt 16.4. (Carne que se comía el día de la pascua).

119. No dejar de la carne del sacrificio del segundo “Pesach” para el día siguiente. Nm 9.13. (El día de la santa convocación, o día de la pascua).

120. No dejar del sacrificio “Todá” para el día siguiente. Lv 22.30. (Sacrificio de acción de gracias).

121. No quebrantar ningún hueso del sacrificio pascual. Ex 12.46

122. No quebrantar ningún hueso del segundo sacrificio pascual. Nm 9.12

123. No sacar de la carne del sacrificio pascual del lugar donde será comido. Ex 12.46

124. No hornear los remanentes de la “Minjá” como “Jametz”. Lv 6.10. (Minjá: Holocausto. Jametz: o levadura).

125. No comer el sacrificio pascual hervido o crudo. Ex 12.9

126. No dar a comer el sacrificio pascual al “Guer Toshav”. Ex 12.45. (Al extranjero y al jornalero).

127. Que el incircunciso no coma del sacrificio pascual. Ex 12.48

128. No dar de comer del sacrificio pascual a un judío apostata. Ex 12.43

129. Que el impuro no coma de las santidades. Lv 12.4. (El primogénito de los animales).

130. No comer de las santidades que se impurifican. Lv 7.19

131. No comer las santidades cuyo lapso de consumición caducó. Lv 19. 6 al 8

132. No comer santidades invalidadas por el pensamiento. Lv 7.18

133. Que ningún ajeno al sacerdocio coma “Terumá”. Lv 22.10. (Comer cosas sagradas).

134. Que quien reside con un “Kohén” o fue contratado por el no coma de la “Terumá”. Lv 22.10. (El kohén es un sacerdote a diferencia del “Cohen haGadol” o sumo Sacerdote).

135. Que el incircunciso no coma de la “Terumá”. Lv 22.10

136. Que el sacerdote impuro no coma “Terumá”. Lv 22.4

137. Que la “Jalalá” no coma de las santidades. Lv 22.12. (La hija del sacerdote).

138. No comer de la “Minjá” ed un sacerdote. Lv 6.16. (La parte de la ofrenda del holocausto que le correspondía al sacerdote).

139. Que el sacerdote no coma de los “Jatat” que se hacen en el interior del santuario. Lv 6.23. (Para expiación del pecado, dos tórtolas o dos palominos, el uno para expiación y el otro para el holocausto).

140. No comer de los sacrificios invalidados para el altar. Dt 14.3

141. No comer “Maaser Sheni” del cereal, fuera de Jerusalén. Dt 12.17. (Este era: Ni comerás en tus poblaciones el diezmo de tu grano, de tu vino o de tu aceite, ni las primicias de tus vacas, ni de tus ovejas, ni los votos que prometieres, ni las ofrendas voluntarias, ni las ofrendas elevadas de tus manos).

142. No consumir el “Maaser sheni” del vino fuera de Jerusalén. Dt 12.17

143. No consumir el “Maaser sheni” del aceite fuera de Jerusalén. Dt 12.17

144. No comer del primogénito fuera de Jerusalén. Dt 12.17

145. No comer “jatat” NI “Asma” fuera del santuario. Dt 12.17. (Jatat: Holocausto en ofrenda encendida de olor grato a Jehová. Asma: Sacrificio por la culpa).

146. No comer de la ofrenda “Olá”. Dt 12.17. (Olá: Las ofrendas para el holocausto, sin defecto).

147. No comer de las ofrendas de santidad menor antes del vertido de su sangre sobre el altar. Dt 12.17. (Pueden ser las ofrendas voluntarias).

148. Que el “Kohén” no las primicias fuera de Jerusalén. Dt 12.17

149. que el ajeno al sacerdocio no coma de las ofrendas de santidad mayor. Ex 29.33. (Incluía: Y Aarón y sus hijos comerán la carne del carnero, y el pan que estará en el canastillo, a la puerta del tabernáculo de reunión – Versículo 32).

150. No comer “Maaser Sheni” en estado de impureza. Dt 26.14

151. No comer “Maaser Sheni” estando de duelo. Dt 26.14

152. No gastar el dinero correspondiente al “Maaser Sheni” salvo en comida y bebida. Dt 26.14

153. No comer “Tevel”. Lv 22.15. (No profanarán, pues, las cosas santas de los hijos de Israel, las cuales apartan para Jehová).

154. No alterar el orden en las ofrendas vegetales. Ex 22.28

155. No retrazar las promesas adeudadas. Dt 23.22

156. Que la peregrinación no sea sin traer ofrenda. Ex 23.15

157. No violar lo que nos hemos auto impuesto. Nm 30.3

SACERDOTES

158. Que el sacerdote no se case con una “Zoná”. Lv 21.7. (Mujer ramera o infame, porque el sacerdote es santo a su Dios).

159. Que el sacerdote no se case con una “Jalalá”. Lv 21.7. (Mujer repudiada por su marido).

160. Que el sacerdote no se case con una divorciada. Lv 21.7

161. Que el sumo sacerdote no se case con una viuda. Lv 21.14

162. que el sumo sacerdote no tenga relación íntima con una mujer divorciada. Lv 21.15

163. que los sacerdotes no ingresen al santuario con el cabello desgreñado. Lv 10.6

164. Que los sacerdotes no ingresen al santuario con vestimentas rasgadas. Lv 10.6

165. Prohibición, para los sacerdotes, de abandonar el santuario durante el servicio. Lv 10.7

166. Prohibición, para el sacerdote, de impurificarse por muertos no parientes. Lv 22.1

167. Prohibición, para el sumo sacerdote, de estar bajo un mismo techo con un muerto. Lv 21.11

168. Prohibición, para el sumo sacerdote, de impurificarse por muerto alguno. Lv 21.11

169. Prohibición, para los levitas, de tomar parte de la tierra de Israel. Dt 18.1

170. Prohibición, para los levitas, de tomar parte del botín de guerra. Dt 18.1

171. No arrancarse el cabello de la cabeza por un muerto. Dt 14.1

LEYES DE DIETA

172. No comer animales o bestias impuras. Dt 14.7

173. No comer seres acuáticos impuros. Lv 11.11

174. No comer seres voladores impuros. Lv 11.13

175. No comer insectos voladores. Dt 14.9

176. No comer insectos terrestres. Lv 11.41

177. No comer insectos que surgen de la podredumbre. Lv 11.44

178. No comer seres vivos que surgen de los vegetales. Lv 11.42

179. Prohibición, global de comer insectos. Lv 11.43

180. No comer “Nevelá”. Dt 14.21. (Cosa mortecina).

181. No comer “Treifá”. Ex 22.30. (La primicia del buey y de la oveja).

182. No comer un miembro de un animal vivo. Dt 12.23

ü 183. No comer el nervio ciático. Gn 32.33

184. No ingerir sangre. Lv 7.24

185. No comer grasas prohibidas. Lv 7.23

186. No cocinar carne en leche. Ex 23.19

187. No comer carne con leche. Ex 34.26

188. No comer del toro lapidado. Ex 21.28

189. No comer pan de la nueva cosecha. Lv 23.14

190. no comer grano tostado de la nueva cosecha. Lv 23.14

191. No comer grano fresco de la nueva cosecha. Lv 23.14

192. No comer “Orlá”. Lv 19.23. (Y cuando entréis en la tierra, y plantéis toda clase de árboles frutales, consideraréis como incircunciso lo primero de su fruto; tres años os será incircunciso; su fruto no se comerá).

193. No comer de mezclas del viñedo. Dt 22.9

194. No beber “láin Nésej”. Dt 32.38. (El vino de las libaciones).

195. Prohibición de gula. Lv 19.26

196. No comer en “lom kipur”. Lv 23.29. (En el día que se afligían las almas).

197. No comer jametz en pesach. Ex 13.3. (Jametz: levadura. Pesach: la pascua).

198. No comer mezcla de Jametz. Ex 13.7. (No se comía nada leudado).

199. No comer jametz luego del medio día del 14 de Nisán. Dt 16.3

200. que en pesach no sea visto jametz. Ex 13.7

201. que no haya jametz. Ex 12.19

NAZAREO

202. Prohibición, para el “Nazir”, de beber vino. Nm 6.3. (Voto de nazareo).

203. Prohibición para el nazir, de comer uvas. Nm 6.3

204. Prohibición para el nazir, de comer pasas de uvas. Nm 6.3

205. Prohibición par el nazir, de comer pepitas de uvas. Nm 6.4

206. Prohibición par el nazir, de comer cáscara de uva. Nm 6.4

207. Prohibición par el nazir, de tener contacto directo con un muerto. Nm 6.7

208. Prohibición par el nazir, de impurificarse con un muerto estando bajo el mismo techo. Lv 21.11

209. Prohibición par el nazir, de cortar el cabello de su cabeza. Nm 6.5

AGRICULTURA

210. No cosechar todo lo sembrado. Lv 23.22

211. No recoger todas las espigas que caen durante la cosecha. Lv 19.9

212. No recolectar todas las uvas del viñedo. Lv 19.10

213. No recolectar todas las uvas caídas. Lv 19.10

214. No tomar la gavilla olvidada. Dt 24.19

215. No sembrar mezcla de semillas. Lv 19.19

216. No sembrar cereales o legumbres en el viñedo. Dt 22.9

217. No aparear animales de distinta especie. Lv 19.19

218. No yuntar animales de diferente especie. Dt 22.10

219. no impedir que el animal coma del producto con que está trabajando. Dt 25.4

220. No trabajar la tierra en el séptimo año. Lv 25.4

221. No trabajar los árboles en el séptimo año. Lv 25.4

222. No cosechar lo que crece por sí mismo en el séptimo año. Lv 25.5

223. No recolectar el fruto del árbol del séptimo año. Lv 25.5

224. No trabajar la tierra en el año del jubileo. Lv 25.11

225. No cosechar lo que crece por sí mismo en el año de jubileo. Lv 25.11

226. No recolectar los frutos del árbol en el año del jubileo. Lv 25.11

227. Prohibición de venta eterna de las tierras de canaán. Lv 25.23

228. Prohibición de venta de las áreas destinadas a los levitas. Lv 25.33

229. No abandonar al levita. Dt 12.19

PRÉSTAMOS Y NEGOCIOS

230. No exigir el pago de deudas en el año de la remisión. Dt 15.2

231. No negar un préstamo a causa del año de remisión. Dt 15.9

232. No negar caridad. Dt 15.7

233. no dejar en libertad al siervo hebreo con las manos vacías. Dt 15.13

234. no exigir pago a quien pidió préstamo, si sabemos que no tiene con que pagar. Ex 22.24

235. No prestar con interés. Lv 25.37

236. no pagar con interés. Dt 23.20

237. No ser partícipe de un préstamo con interés. Ex 22.24

238. No retrasar la paga de un jornalero. Lv 19.13

239. No tomar prenda de garantía del deudor por propia mano. Dt 24.10

240. No retener prenda cuando su dueño la necesite. Dt 24.12

241. no tomar prenda de garantía de una viuda. Dt 24.17

242. no tomar como prenda de garantía elementos con que se preparan alimentos. Dt 24.6

243. prohibición de secuestro. Ex 20.13

244. no hurtar valores monetarios. Lv 19.11

245. Prohibición de robo. Lv 19.13

246. No robar tierras corriendo sus límites. Dt 19.14

247. No retener el pago de deudas. Lv 19.13

248. No negar deudas. Lv 19.11

249. No jurar en falso. Lv 19.11

250. No causar aflicción en el comercio. Lv 25.14

251. No causar aflicción con palabra. Lv 25.17

252. No afligir con palabras al converso. Ex 22.20

253. No afligir al converso. Ex 22.20

254. No devolver a su dueño al esclavo que huyó de la tierra de Israel. Dt 23.16

255. No afligir al esclavo que escapó de la tierra de Israel. Dt 23.17

256. No afligir viudas y huérfanos. Ex 22.21

257. No encomendar al siervo hebreo tareas vergonzosas. Lv 25.39

258. No vender al siervo hebreo en subasta pública. Lv 25.42

259. No atarear al siervo hebreo en faenas innecesarias. Lv 25.43

260. no permitir al gentil el maltrato de un siervo hebreo. Lv 25.53

261. Prohibición de reventa de la sierva hebrea. Ex 21.8

262. No oprimir a la sierva hebrea. Ex 21.10

263. No vender a la “lefat Toar”. Dt 21.14. (Era una mujer no hebrea tomada como esposa por un hombre hebreo – versos 10 al 11).

264. No esclavizar a la “lefat Toar”. Dt 21.14

265. Prohibición de adquisición por codicia. Ex 20.17

266. No ansiar el patrimonio ajeno. Dt 5.18

267. No comer de aquello con que trabaja, si no es conclusión del trabajo. Dt 23.26

268. No tomar del patrón más de lo que come. Dt 23.24

269. No desentenderse de un objeto extraviado. Dt 22.3

270. No abandonar a quien está atrapado bajo su carga. Ex 23.5

271. No engañar en las medidas de longitud, peso y volumen. Lv 19.35

272. No poseer medidas inexactas. Dt 25.13

JUSTICIA

273. Prohibición, para el juez, de tergiversar el juicio. Lv 19.15

274. Prohibición, para el juez, de aceptar soborno. Ex 23.8

275. Prohibición, para el juez, de favorecer a uno de los litigantes. Lv 19.15

276. Prohibición, para el juez, de dejarse amedrentar en un juicio. Dt 1.17

277. Prohibición, para el juez, de apiadarse del pobre en su juicio. Lv 19.15

278. Prohibición, para el juez, de torcer el juicio en contra de un pecador. Ex 23.6

279. Prohibición, para el juez, de ser compasivo con ciertos delincuentes. Dt 19.13

280. Prohibición, para el juez, de torcer el juicio de prosélitos y huérfanos. Dt 24.17

281. Prohibición, para el juez, de oír a uno de los litigantes en ausencia del otro. Ex 23.1

282. No sentenciar a muerte con mayoría de un solo juez. Ex 23.2

283. Prohibición, para el juez, de basar su dictamen en el criterio de otro juez. Ex 23.2

284. No nombrar como juez a quien no es experto en la sabiduría de la “Toráh”. Dt 1.17

285. Prohibición de falso testimonio. Ex 20.16

286. No aceptar el testimonio de un pecador. Ex 23.1

287. No aceptar el testimonio de parientes. Dt 24.16

288. no aplicar pena con el testimonio de un solo testigo. Dt 19.15

289. Prohibición de asesinato. Ex 20.13

290. No castigar con base a conjeturas. Ex 23.7

291. Prohibición de que el testigo omita opinión. Nm 35.30

292. No matar a un asesino sin un juicio previo. Nm 35.12

293. No apiadarse del perseguidor. Dt 25.12

294. No castigar a quien transgredió por fuerza mayor. Dt 22.26

295. No aceptar rescate de un homicida premeditado. Nm 35.31

296. No aceptar rescate de un asesino involuntario. Nm 35.32

297. No eludir salvar a otro judío. Lv 19.16

298. No dejar obstáculos peligrosos. Dt 22.8

299. no engañar a otro con una opinión. Lv 19.14

300. Prohibición, para el juez, de azotar con dureza. Dt 25. 2 al 3

301. No contar chismes. Lv 19.16

302. No odiar. Lv 19.17

303. No avergonzar. Lv 19.17

304. No vengarse. Lv 19.18

305. No guardar rencor. Lv 19.18

306. No tomar un nido completo. Dt 22.6

307. No rasurar los cabellos del “Nétek”. Lv 13.33. (Una persona enferma con tiña).

308. No destruir las señales de “Tzaráat”. Dt 24.8. (Es la lepra).

309. No sembrar y trabajar la tierra en “Nájal Eitán”. Dt 21.4. (Un valle escabroso, que nunca fue arado y sembrado).

310. No dejar con vida al que comete brujerías. Ex 22.17

311. No sustraer al marido a su hogar, en el primer año de matrimonio. Dt 24.5

312. No apartarse de lo que ordenan los sabios. Dt 17.11

313. No agregar a la “Toráh”. Dt 13.1

314. No restar a la “Toráh”. Dt 13.1

315. No maldecir al juez “Ex”. Ex 22.28. (No injuriarlos).

316. No maldecir al líder. Ex 22.28

317. No maldecir a cualquier judío. Lv 19.14

318. No maldecir a los padres. Ex 21.17

319. No golpear a los padres. Ex 21.15

320. No hacer trabajos en “Shabbat”. Ex 20.10. (Día de reposo o sábado).

321. No salir del perímetro sabático. Ex 16.29

322. No aplicar la pena de muerte en “Shabbat”. Ex 35.3. (Día de reposo o sábado).

323. No hacer trabajo en el primer día de “Pesach”. Ex 12.16. (El primer día de la pascua).

324. No hacer trabajo en el séptimo día de “Pesach”. Ex 12.16

325. No hacer trabajo en “Shavuot”. Lv 23.21. (El día de las primicias, cuando presentéis ofrenda nueva a Jehová en vuestras semanas).

326. No hacer trabajo en “Rosh Hashaná”. Lv 23.25. (Santa convocación, se sonaban las trompetas y se realizaba un holocausto en olor grato a YHWH).

327. No hacer trabajo en el primer día de “Sukkot”. Lv 23.25

328. No hacer trabajo en “Sheminí Atzeret”. Lv 23.36. (Parte de las fiestas solemnes a Jehová. El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis. Siete días ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; el octavo día tendréis santa convocación, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; es fiesta, ningún trabajo de siervos haréis.

329. No hacer trabajo en “lom Kipur”. Lv 23.28. (Día de expiación del pecado para reconciliarse con Dios. Día que se afligían las almas, y se ofrecían holocaustos en olor grato a Jehová).

INCESTO Y OTRAS INMORALIDADES

330. No mantener relación íntima con su madre. Lv 18.7

331. No mantener relación íntima con su madrastra. Lv 18.8

332. No mantener relación íntima con su hermana. Lv 18.9

333. No mantener relación íntima con la hija de la esposa de su padre. Lv 18.11

334. No mantener relación íntima con la hija de su hijo. Lv 18.10

335. No mantener relación íntima con la hija de su hija. Lv 18.10

336. No mantener relación íntima con su hija. Lv 18.10

337. No mantener relación íntima con la hijastra. Lv 18.17

338. No mantener relación íntima con la hija de su hijastro. Lv 18.17

339. No mantener relación íntima con la hija de su hijastra. Lv 18.17

340. No mantener relación íntima con la tía paterna. Lv 18.12

341. No mantener relación íntima con la tía materna. Lv 18.13

342. No mantener relación íntima con la tía política. Lv 18.14

343. No mantener relación íntima con la nuera. Lv 18.15

344. No mantener relación íntima con la esposa de su hermano. Lv 18.16

345. No mantener relación íntima con la hermana de su esposa. Lv 18.18

346. No mantener relación íntima con la mujer menstruante. Lv 18.19

347. Prohibición del adulterio. Lv 18.20

348. Prohibición, para el hombre, de relación intima con animales. Lv 18.23

349. Prohibición, para la mujer, de tener relación intima con animales. Lv 18.23

350. Prohibición de relación íntima con hombres. Lv 18.22

351. No mantener relación íntima con su padre. Lv 18.7

352. No mantener relación íntima con el hermano de su padre. Lv 18.14

353. Prohibición de contacto físico con alguna de las mujeres prohibidas. Lv 18.6

354. Prohibición, de relación íntima entre un “Mamzer” y una mujer judía. Dt 23.3. (Al parecer se refiere a los moabitas y amonitas, según el verso 2, parece ser que les llamaban bastardo).

355. No mantener relación íntima sin (con) “Ketuváh” ni “Kidushín”. Dt 23.18. (Al parecer la palabra sin, quiere decir “con”, debido a la interpretación de los textos 17 y 18). (Entonces se leería: No mantener relación íntima con  “ramera” ni “sodomita”.

356. No retomar a la propia mujer divorciada si se casó con otro. Dt 24.4

357. Que la “lebamá” no se case con otro hombre. Dt 25.5. (La mujer que enviudo, sin haber tenido hijos con su esposo. Según la ley del levirato, a ella le tenía que levantar descendencia su cuñado, y no un hombre extraño, el requisito era que los hermanos hubieran vivido juntos).

358. Que el violador no divorcie a la mujer violada. Dt 22.29

359. que el difamador no divorcie a la mujer que difamó. Dt 22.19

360. Prohibición del matrimonio para el hombre castrado. Dt 23.1

361. Prohibición de castración. Lv 22.24

REYES

362. No nombrar un rey que no sea de simiente judía. Dt 17.15

363. Prohibición, para el rey, de tener muchos caballos. Dt 17.16

364. Prohibición, para el rey, de tener muchas esposas. Dt 17.17

365. Prohibición, para el rey, de tener demasiado dinero personal. Dt 17.17


[1] Inicuo. En el idioma griego se escribe: Ánomos. Procede de la palabra (Griega 459). Su significado es: sin ley. (Neg.) no sujeto a la ley (judía). Un gentil. o impío, malo, transgresor de la ley, Inicuo.

[2]  Salvarme. En el idioma hebreo se escribe: Yasha. Procede de la palabra (Hebrea – 3467). Su significado es: estar abierto, ancho o libre, es decir (por impl.) estar seguro; liberar o socorrer: – libertador, amparar, ayudar, conservar, defender, rescatar, salvación, salvador, vengar, victoria.

[3] Justicia. En el idioma griego se escribe Dikaiosúnh. Procede de la palabra (Griega – 1343). Su significado es: justificación. Y esta palabra a su vez procede de la palabra Díkaios, palabra (Griega – 1342). Su significado es: inocente, santo, justo.

[4] Perpetua. Significa: fija, eterna, perdurable, constante, permanente, interminable, infinita.

[5] Leyes de un país. Este es una referencia o información extraída del diccionario Encarta 2,001.

[6] Disposición. En el idioma griego se escribe: Diatagé. Procede de la palabra (griega – 1296). Su significado es: Arreglo, es decir institución. Establecer. Disposición.  Esta palabra Diatagé, procede de la palabra (Griega – 1299). Diatásso. Su significado es: Arreglar completamente, es decir (Espec) instituir, prescribir. Ordenar. Dar (instrucciones). Mandar.

[7] Primores. En el idioma hebreo se escribe: Melaká. Procede de la palabra (Hebrea –  4399). Su significado es: Prop. Delegación, es decir ministerio. Gen. Empleo (nunca servil) o trabajo. Obra, oficio, tarea, trabajo, Negocio. La palabra Melaká viene de la palabra (Hebrea – 4397) Malák. Su significado es: Despachar como delegado. Mensajero; Espec. De Dios, embajador, enviado, mediador.

[8]  Lucero dela Mañana. En el idioma hebreo se escribe: Jeilél. Procede de la palabra (Hebrea – 1966). Su significado es: en sentido de brillantez; lucero de la mañana. Esta palabra Jeilél procede de la palabra (Hebrea – 1984). Jalál. Su significado es: loco, arrogante, enfurecer, enloquecer, entontecer, gloriarse, infatuar, insensato, jactarse, precipitar. Otros significados de esta palabra son: aclamar, alabanza, alabar, aleluya, encender, glorificar, júbilo, nupcial, loar.

[9]  Leyes. En el idioma hebreo se escribe: Torá. Procede de la palabra (Hebrea – 8451). Su significado es: Enseñanza. Ley. Dirección. Derecho. Precepto o estatuto. Espec. El decálogo o Pentateuco.

[10] “Cambiar” el sacerdocio: En el idioma griego se escribe: Metatídshmi. Procede de la palabra (Griega – 3346). Su significado es: Transferir. Transportar. Cambio.  Trasladar. Trasponer.

[11] “Cambiar” la ley. En el idioma griego se escribe: Metádsesis. Procede de la palabra (Griega – 3331). Su significado es: Trasponer. Transferencia. Desestablecimiento de una ley. Remoción. Cambio.

[12] Abrogar. En el idioma griego se escribe: Katalúo. Procede de la palabra (Griega – 2647). Su significado es: Soltar. Desintegrar. Demoler. Espec. (Comparado con la palabra (griega – 2646). Katáluma. Su significado es: Abrogar. Derribar. Deshacer.  Destruir. Desvanecer.

[13] Codiciar. En el idioma griego se escribe: Epidsuméo. Procede de la palabra (Griega – 1937). Su significado es: Codiciar. Desear. Ansiar. Poner el corazón sobre es decir, anhelar por (con derecho o de otra manera).

[14] Cumplir. En el idioma griego se escribe: Pleroo. Procede de la palabra (Griega – 4137). Su significado es: completar (mejorar, terminar, acabar, concluir) hay otros significados que se explicaran más adelante.

[15] Heterogéneo. Significa: distinto, diferente, contrario, opuesto.

[16] Erróneamente. Significa: inexactamente, incorrectamente, faliblemente, engañosamente, falsamente.

[17] Los Escribas: El siguiente comentario acerca de los escribas fue sacado del libro de Marcos, volumen 3, del nuevo testamento comentado por William Barclay.

[18] Shafát: es la palabra (Hebrea – 8199). Su significado es: juzgar, es decir pronunciar sentencia (por o contra); por implicación, vindicar o castigar; por extensión, gobernar; pasivamente litigar:- jefe, juez, juicio, causa.

[19] Litigar. Significa: denunciar, demandar, apelar, discutir, debatir) en medio del juicio.     

[20] Temer. En el idioma Hebreo se escribe: Yaré. Procede de la palabra (Hebrea – 3372). Su significado es: Proviene de una raíz primitiva; temer; moralmente para reverenciar; causativamente para asustar: amedrentar, atemorizar, temeroso, terrible.

[21] Enigmático. Significa: misterioso, incomprensible, oscuro, turbio, complicado, secreto.

[22] Condenación. En el idioma griego se escribe: Katákrisis. Procede de la palabra (Griega – 2633). Su significado es: Sentenciar adversamente (o el acto). Condenación, condenar. Esta viene de la palabra (Griega – 2632). Katakríno. Su significado es: Juzgar contra. Acusar. Declarar.

[23] Defecto. En el idioma griego se escribe: Ámemptos. Procede de la palabra (Griega – 273). Su significado es: Irreprochable, Irreprensible, Sin defecto. Y Esta la palabra viene de la palabra (Griega – 3201). Ménfomai. Su significado es: Echar la culpa. Inculpar. Culpar. Condenar.

[24] Figura. En el idioma griego se escribe: Jupódeigma. Procede de la palabra (Griega – 5262). Su significado es: Exhibición para imitación o advertencia. (Fig.) Espécimen, ejemplo. Figura, modelo.  Y esta palabra viene de la palabra (Griega – 5263). Jupodeíknumi. Su significado es: Exhibir bajo los ojos. (Fig.) Ejemplificar (instruir, amonestar). Enseñar.   Indicar. Mostrar.

[25] Sombra. En el idioma griego se escribe: Skía. Procede de la palabra (Griega – 4639). Su significado es: Tinieblas de error, presagio. Sombra.

  • Ø Definiciones de la concordancia Thayer sobre la palabra Skía:

1) La sombra.

1a) Sombra causada por la interceptación de luz.

1b) Una imagen lanzada por un objeto y representando la forma de ese objeto.

1c) Un boceto, perfil.

[26]  Cumplir. En el idioma griego se escribe: Pleroo. Procede de la palabra (Griega – 4137). Su significado es: Hacer repleto. (Lit.) Atiborrar (una red). Rellenar (un hueco). (Fig.) Proveer  (O imbuir, difundir, influencia). Ejercer (un oficio). Terminar (un período o tarea). Verificar  (o coincidir con una predicción). Rellenar, suplir, terminar, atestar, completar, cumplir.

[27] La palabra oficio significa: ministerio, destino, trabajo, labor, función, ocupación, empleo, cargo, puesto.

[28] Sumo Sacerdote. En el idioma griego se escribe: Arjiereús. Procede de la palabra (Griega – 749). Su significado es: sumo sacerdote, (lit. de los judíos, tipo de Cristo). Principal. Jefe.

[29] “Lógos”: (Juan 1.1…viene de la palabra griega número 3056). Nota: ¿Por qué escribimos el nombre “Lógos” de Dios? Si usted busca el significado de la palabra “Verbo” en la concordancia Strong, se dará cuenta, que la palabra “Verbo” es solamente una de las traducciones de la palabra lógos.

[30] Jesús: como sumo sacerdote: Heb 4.14, 6.20, 13.12; Cristo: como sumo sacerdote: Heb  5.5-10, 9.11-12.

[31]  Verificar: realizar, hacer, ejecutar, efectuar o cumplir, llevar a cabo, comprobar, confirmar.

[32] Profeta. En el idioma griego se escribe: Profétes. Procede de la palabra (Griega – 4396). Su significado es: uno que predice, “profeta”; por analogía orador inspirado, profeta, poeta.

[33] Fin. En el idioma griego se escribe: Télos. Procede de la palabra (griega – 5056). Su significado es: Fijar fuera por un punto definido o meta. Prop. El punto al que se apunta como límite. Por imp. La conclusión de un acto o estado (terminación). Resultado (inmediato, último o profético, propósito. Extremo, fin. Propósito.

Sinónimos de la palabra fin: Fin: propósito, objeto, finalidad. Fin: final, conclusión, consumación, terminación, liquidación, abandono, acabamiento, ocaso, muerte. Fin: término, límite, frontera, orilla, margen, punta, extremidad.

[34] Sinónimos de la palabra extremo: final, fin, término o demarcación, último, extremidad, punta, límite, frontera, tope.

[35] Terminación. Sinónimos: final, conclusión, consumación, terminación, liquidación, abandono. También están estos otros: acabamiento, ocaso, muerte.

[36] Cambiar. En el idioma griego se escribe: Metatídshmi. Procede de la palabra (Griega – 3346). Su significado es: transferir,  transportar, cambio, trasladar, trasponer, convertir, alejar.

[37] “Caer”. En el idioma griego se escribe: Ekpipto. Procede de la palabra (Griega – 1601). Su significado es: Caer. Espec. Ser sacado del curso de uno. Fig. Perder. Llegar a ser ineficiente. Dejar (de ser). Fallar. Derrumbar.

[38] Cambio. En el idioma griego se escribe: Metádsesis. Procede de la palabra (Griega – 3331). Su significado es: Trasponer. Transferencia. Desestablecimiento de una ley, remoción, cambio. Esta palabra viene de la palabra (Griega – 3346). Metatídshmi. Su significado es: transferir, transportar, cambio, trasladar. Otro de los significados es: Convertir.

Convertir. Significa: reformar, modificar, regenerar, corregir, enmendar, rectificar.

[39] Dentro de los significados de la palabra Metádsesis encontramos la palabra “Transponer”. Esta palabra significa: trasladar, reubicar, introducir, “reubicar”, traspasar, transportar, transferir, pasar.

[40] Santiago 2.8: …Si en verdad cumplís la ley real,  conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo,  bien hacéis… La Ley Real: De estos dos mandamientos depende toda la ley (Mateo 22.40,… Mateo 22.36-40).

[41] “Remoción”. Significa: eliminación, destitución, exclusión, separación, extracción, desplazar, quitar, reemplazar, sustituir, desencajar, remover.

[42] ”Transposición”. Significa: traducción, superposición, intercalación, permutación.

“Traducción”. Significa: versión, traslación, transcripción, redacción, composición, escrito, copia, versión, reproducción, interpretación, paráfrasis.

[43] “Superposición”. Significa: añadido, incorporado, intercalación, aplicación y colocación.

[44] “Permutación”. Significa: cambio, conmutación, sustitución, renovación, transferencia, modificar.

[45] Abrogar. En el idioma griego se escribe: katalúo. Procede de la palabra (griega- 2647). Su significado es: abrogar,  desintegrar, demoler, derribar, deshacer, destruir, desvanecer.

[46] “Confirmar”. En el idioma griego se escribe: Episthrízo. Procede de la palabra (Griega – 1991, y 4741). Su significado es: respaldo adicional, es decir, restablecer, confirmar, fijar firmemente, es decir, volverse resueltamente en cierta dirección, o (fig) confirmar, establecer, afirmar.

[47] Ley. En el idioma griego se escribe: Nómos. Procede de la palabra (Griega – 3551). Su significado es: Ley (mediante el uso prescriptivo). Gen. Regulación, espec. (De Moisés, Inc. El volumen, principio, el evangelio), fig. Un principio,  pleito.

[48] Obra. En el idioma griego se escribe: Ergon. Procede de la palabra (Griega – 2041). Su significado es: Trabajar, laborar (como esfuerzo u ocupación), el acto, acción, hecho, obra.

[49] Añadida. En el idioma griego se escribe: Prostídsemi. Procede de la palabra (Griega – 4369). Su significado es: Colocar adicionalmente, es decir poner al lado, anexo, repetir, añadir, agregar. Esta palabra procede de la palabra (Griega – 5087)- Tídsemi. Su significado es: destinar, servir, penetrar bien, guardar.

[50] La palabra adicional significa: agregada, añadida, anexa, adjunta, sobrepuesta, auxiliar. La palabra auxiliar significa: subalterno, subordinado, ayudador, socorrer, favorecer, apoyar, proteger, asistir o ministrar, cooperar. Y la palabra anexa significa: asociar, acoplar, enlazar, vincular, junta, adherida.

[51] Perfeccionar. En el idioma griego se escribe: Teleióo. Procede de la palabra (Griega – 5048). Su significado es: Completar, lograr, consumar (en carácter), acabar, cumplir, perfeccionar.  Esta palabra proviene de la palabra (Griega – 5046). Téleios. Su significado es: completo (En varias aplicaciones de trabajo, crecimiento mental, y carácter). Cualidad de completo. Alcanzar Madurez. Perfecto.

[52] Codicia. En el idioma griego se escribe: Epidusmía. Procede de la palabra (Griega – 1939). Su significado es: (espec, por lo prohibido), codicia, concupiscencia, deseo, pasión. Viene de la palabra (Griega – 1937). Epidsuméo. Su significado es: poner el corazón sobre, es decir anhelar (con derecho o de otra manera), anhelar, ansiar, desear, pasión.

[53] Poder. En el idioma griego se escribe: Dúnamis. Procede de la palabra (Griega – 1411). Su significado es: potencia, potestad, fuerza, eficacia, capacidad, poder, poderosamente.

[54] Vivificar. En el idioma griego se escribe: Zoopoiéo. Procede de la palabra (Griega – 2227). Su significado es: (Re) vitalizar, dar vida, vivificante.

[55] Ira. En el idioma griego se escribe: Orgé. Procede de la palabra (Griega – 3709). Su significado es: Deseo (como extendiéndose hacia o excitación de la mente). (Por anal) pasión violenta, ira, aborrecimiento, justificable, castigo, enojo.

[56] Abrogar. En el idioma griego se escribe: Katalúo. Procede de la palabra (Griega – 2647). Su significado es: Soltar. Desintegrar. Demoler. Deshacer. Abrogar. Derribar. Deshacer.  Destruir. Desvanecer.

[57] Real. En el idioma griego se escribe: Basilikós. Procede de la palabra (Griega – 937). Su significado es: real en relación, es decir lit., perteneciente al (o apropiado) el soberano.

[58] Depender. En el idioma griego se escribe: Kremánnumi. Procede de la palabra (Griega – 2910). Su significado es: Colgar, ahorcar, depender.

[59] Justicia. En el idioma griego se escribe: Krísis. Procede de la palabra (Griega – 2920). Su significado es: Decisión (por o contra). Tribunal, justicia (espec. Ley divina), juicio,  condenación.

[60] Misericordia. En el idioma griego se escribe: Eleeo. Procede de la palabra (Griega – 1653). Su significado es: Espec. Gracia divina. Alcanzar misericordia. Recibir misericordia. Compasivo en palabra u obra (acción). Tener compasión.

[61] Fe. En el idioma griego se escribe: Pístis. Procede de la palabra (Griega – 4102). Su significado es: Confianza en Cristo para salvación. Persuasión, es decir credibilidad. Convicción (de verdad religiosa, o la veracidad de Dios o de un maestro). Constancia en tal profesión. Evangelio en sí mismo. Fe, fidelidad. Gracia.

[62] Omitir. Significa: descartar, apartar, separar, quitar, dejar de hacer algo, silenciaron, suprimieron, borrar, pasar por alto, saltar.

[63] Santa. En el idioma griego se escribe: Jágios. Procede de la palabra (Griega – 40). Su significado es: Sagrado. Puro. Sin culpa. Consagrado. Santo. Santísimo.

[64] Justo. En el idioma griego se escribe: Díkaios. Procede de la palabra (Griega – 1342). Su significado es: Equitativo (en carácter o acto). Inocente. santo. justo.

[65] Bueno. En el idioma griego se escribe: Agadsó. Procede de la palabra (Griega – 18). Su significado es: bueno, buenas cosas, favor, bien.

[66] Primores. En el idioma hebreo se escribe: Melaká. Procede de la palabra (Hebrea – 4399). Su significado es: Prop. Delegación, es decir üministerio. Gen. Empleo (nunca servil) o trabajo. Obra, oficio, tarea, trabajo. Negocio. Hacienda. Primor.  Esta palabra procede de la palabra (Hebrea – 4397). Malák. Su significado es: Despachar como delegado. Mensajero; Espec. De Dios, es decir ángel (también profeta, sacerdote o maestro). Embajador.  Enviado. Mediador.

[67] Disposición. En el idioma griego se escribe: Diatagé. Procede de la palabra (Griega – 1296). Su significado es: Arreglo, es decir institución. Establecer. Disposición.  Viene de la palabra (Griega – 1299). Diatásso. Su significado es: Arreglar completamente, es decir (Espec) instituir, prescribir. Ordenar. Dar (instrucciones). Mandar.

[68] Inicuo. En el idioma griego se escribe: Ánomos. Procede de la palabra (Griega – 459). Su significado es: sin ley. (Neg.) no sujeto a la ley (judía). Un gentil. o impío, malo, transgresor de la ley, Inicuo.

[69] Justicia. En el idioma griego se escribe: Dikaiosúnh. Procede de la palabra (Griega – 1343). Su significado es: Equidad (de carácter o acto). Justicia. Viene de la palabra (Griega – 1342). Dikaiosúnh. Su significado es: Equitativo (en carácter o acto), inocente, santo, justo.

[70] En el comentario del nuevo testamento de William Barclay acerca del libro de Mateo II en la página290 a la 291, él menciona a 7 tipos de fariseos, veamos cuales son:

[71] Hacedores. En el idioma griego se escribe: Poités. Procede de la palabra (Griega – 4163, 4160). Cumplir. Practicar, ejecutar, ejercer, establecer.

[72] Legítimamente. En el idioma griego se escribe: Nomínos. Procede de la palabra (Griega – 3545). Su significado es: Espec. De acuerdo a las reglas de las listas.  Legítimamente. Procede de la palabra (Griega – 3551) Nómos: que es en sí la ley Torá.

[73] Invalidar. En el idioma griego se escribe: Katargéo. Procede de la palabra (Griega – 2673). Su significado es: Estar (dejar) enteramente inmóvil, inútil. Inutilizar. Abolir. Desligar. Destruir. Suprimir.

[74] Introducir. En el idioma griego se escribe: Pareisérjomai. Procede de la palabra (Griega – 3922). Su significado es: Venir al lado, es decir, entremeterse adicionalmente o clandestinamente, entrar, escondidas, introducir.

[75] Abundar. En el idioma griego se escribe: Pleonázo. Procede de las palabras (Griegas – 4121 – 4119). Su significado es: Hacer o ser más, es decir abundar. Superabundar. Crecer. Más en cantidad, número, la porción mayor, mayoría.

[76] Adicional. Significa: agregada, añadida, anexa, adjunta, sobrepuesta, auxiliar. La palabra “auxiliar” significa: subalterno, subordinado, ayudador, socorrer, favorecer, apoyar, proteger, asistir o ministrar, cooperar. Y la palabra anexa significa: asociar, acoplar, enlazar, vincular, junta, adherida.

[77] Confinar. En el idioma griego se escribe: Sugkleío. Procede de la palabra (Griega – 4788). Su significado es: cerrar juntos, es decir, incluir. (fig.) Abrazar en sujeción común a. sujetar, confinar, encerrar.

[78] Ayo. En el idioma griego se escribe: Paidagogós. Procede de la palabra (Griega – 3807). Su significado es: líder de muchacho, es decir siervo cuyo oficio era llevar a los niños a la escuela; figuradamente tutor (pedagogo), ayo.

[79] Gamaliel. En el idioma Hebreo se escribe: Gameliel. Procede de las palabras (Hebreas  – 1583, 1580). Su significado es: premio de Dios. tratar a una persona bien, es decir beneficio o merecimiento, por impl., de trabajo pesado, madurar es decir destetar, hacer bien, producir, propicio.

[80] Justo. En el idioma griego se escribe: Díkaios. Procede de las palabras (Griegas – 1342, 1349). Su significado es: Equitativo (en carácter o acto), inocente, santo, justo. derecho, recto como auto – evidente, es decir justicia, el principio, la decisión, o su ejecución, castigo, condenación, justicia.

[81] Irreprensible. En el idioma griego se escribe: Ámemptos. Procede de las palabras (Griegas – 273, 3201). Su significado es: Irreprochable, Irreprensible, Sin defecto. Echar la culpa. Inculpar. Culpar. Condenar.

[82] Esta pareja de esposos tenían una buena vida delante de Dios (carrera personal) y desarrollaron bien su servicio a Dios (Ministerio, buena batalla de la fe). (2 Timoteo 4.7, Hechos 20.24).

[83] Ciencia. En el idioma griego se escribe: Epígnosis. Procede de la palabra (Griega – 1922). Su significado es: Conocimiento. Reconocimiento. Pleno discernimiento. Ciencia.

[84] Ignorar. En el idioma griego se escribe: Agnóema. Viene de las palabras (Griegas – 51, 50). Su significado es: Cosa ignorada. Debilidad. Flaqueza.  Pecado de ignorancia. No saber (por falta de información o inteligencia).  Desconocer (por desagrado). No conocer. Sin conocer. Sin entender. Ignorar. Sin saber.

[85] Justicia. En el idioma griego se escribe: Dikaiosúnh. Procede de la palabra (Griega – 1343). Su significado es: justificación, justicia.

[86] Ley. En el idioma hebreo se escribe: Torá. Procede de la palabra (Hebrea – 8451). Su significado es: Enseñanza. Ley. Dirección. Derecho. Precepto o estatuto. Espec. El decálogo o Pentateuco.

[87] Sellar. En el idioma hebreo se escribe: Kjatám. Procede de la palabra (Hebrea – 2856). Su significado es: encerrar, cerrar, espec., sellar, sellado, sello, señalar, fin, firmar.

Single Post Navigation

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: